Cargando...
Logotipo de momoko.es

El asesino indeleble: reseña de una novela negra que te revolverá las tripas

La Insomne 1 Comentario
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - El asesino indeleble: reseña de una novela negra que te revolverá las tripas

Argumento de El asesino indeleble

Jeff Sanders y su compañero Dan se dirigen al último caso que les ha tocado cubrir en Between Forest. Jeff va cabreado, con un café cargado de coñac en una mano, evitando la migraña crónica que le sacude desde hace años; Dan solo espera que todo se resuelva pronto para poder volver a su casa con su mujer y las gemelas. 

Pero en cuanto llegan al lugar del crimen se dan cuenta de que aquel no se tratará de un caso rápido como otro cualquiera. Crucificada contra un árbol, con las manos clavadas a la madera, yace un cadáver. Le han destrozado el recto con un machete y sus intestinos se han desperdigado por el suelo. A su lado, su novio, cubierto en sangre, llora traumatizado. Pero Jeff sabe que no será sumar uno más uno, porque el cuerpo de la víctima está escrito por encima. El asesino les ha dejado un mensaje:

Víctima número 1: justicia poética.

Análisis de El asesino indeleble

El asesino indeleble ha sido la ganadora del Premio Eriginal Books 2017 y ha ocupado un puesto relevante en el top 100 de novela negra en Amazon durante más de 500 días seguidos. Marcos Nieto Pallarés, el autor, se cuenta como uno de los poquísimos ejemplos de novela autopublicada que ha conseguido que compren los derechos para realizar una película, como ocurrió con la famosa película de Marte, dirigida por Ridley Scott.

Imágen destacada - El asesino indeleble: reseña de una novela negra que te revolverá las tripas

El libro va alternando entre las perspectivas de los tres detectives asignados al caso de Between Forest: el fatalista y cínico Jeff Sanders, Dan y el sheriff del lugar. A lo largo de sus 230 páginas, El asesino indeleble va entretejiendo una trama oscura y sombría que pivota alrededor de las migrañas de Sanders, de su enorme falta de empatía y de educación y de la suciedad que parece flotar en el ambiente.

Me acerqué al cadáver y con la parte trasera de mi bolígrafo alcé su rostro empujando bajo su mentón. Una muchacha hermosa, de ojos verdes, de nariz respingona… Los labios habían sido pintados alargándose el rojo en los extremos, dibujando una siniestra sonrisa.

—Ese tal Brandon está como una puta cabra —lamentó Dan echándose el pelo hacia atrás, resoplando.

Marcos Nieto consigue crear a un protagonista que, si bien al principio parece sacado de un estereotipo de novela de misterio y detectives, pronto acaba generando un espacio para nosotros dentro del interior de nuestras cabezas. Jeff es machista, maleducado, cruel, cínico, inconsiderado y, por encima de todo ello, es un auténtico imbécil. Pero ahí está la gracia de un personaje que continuamente bebe alcohol para acallar su migraña y su dolor de cabeza y que actúa deliberadamente de esa forma para alejar al resto del mundo de su lado. Su gran talento como detective parece residir precisamente en su falta de escrúpulos y en el apoyo de su inspector. 

De esta forma, la novela, el caso y el misterio no son más que una excusa para orbitar alrededor del día a día de Sanders, de su café con coñac y whisky, de sus pesadillas y alucionaciones, hundiéndonos página tras página en su delicado estado mental y aprendiendo a entender la forma de pensar de alguien que en cualquier otra situación habríamos considerado detestable. 

Los personajes están muy bien construidos. Marcos Nieto no teme presentarnos a sus protagonistas cargados de defectos, siendo desagradables o confesando sus más oscuros secretos frente al lector, envolviendo toda la novela de una sensación oscura, fría y mortuoria que apesta a tierra podrida y a cadáver en descomposición.

—¿Tienes hijos? ¿Esposa?
—Mujer y dos hijas —contestó con voz entrecortada.
—Pues si algún día encuentran a alguna de ellas tirada en un descampado, asesinada, violada o mutilada…, si ese día estás de suerte, si ese día has sido bendecido por lo divino, seré yo quien busque al hijo de puta que te ha arruinado la vida. Así que quizá volvamos a vernos, y ese día, mirarás mis ojos con unos bien distintos a los que miran ahora.

La forma de escritura de Marcos Nieto es en ciertas ocasiones rápida y directa, sin entretenerse en detalles ni envolver demasiado el contexto, sumergiéndonos en la forma de pensar del propio Sanders; y otras veces se convierte en una reflexión filosófica sobre la vida, las relaciones personales y los sentimientos.

No podemos convivir en total armonía con la existencia; si coges de ella, ella misma se encarga de equilibrar la balanza usurpándote algo —pensé relajado dentro de la bañera en compañía de mis dos hermosas sirenas —. Puto Jeff y sus chorradas metafísicas… Ha conseguido metérmelas en la cabeza, el muy cabrón… —Una sonrisa se dibujó en mi rostro, entretanto mi cuerpo se rebozaba en agua y espuma

Y pronto toda la trama te atrapa, provocando que no puedas dejar el libro ni un segundo, sintiendo una especie de fascinación morbosa por asomarte al interior de Between Forest y descubrir qué pasó hace treinta y cinco años.

Nuestra opinión de El asesino indeleble.

No soy de novela negra. No lo soy. Y seguiré repitiéndomelo a pesar de que terminase de leerme El asesino indeleble en tres horas, de una sentada, sin soltar en ningún momento el kindle. 

Marcos Nieto ha creado una novela que está… podrida, perturbada en cierto sentido y en la que, sobre todo, no teme describir las mayores depravaciones y barbaridades posibles, dándole una nueva profundidad y trasfondo a la palabra “asesinato”. De alguna forma, con su lenguaje acelerado y sincero, con su forma tan apasionada de describir cada escena, aleja las muertes de las mujeres y los sucesos ocurridos treinta y cinco años atrás de las historias de policía que ya conocemos: no pasaremos por largas horas de autopsias y análisis de pruebas ni asistiremos a muchos interrogatorios con los vecinos y familiares. Al contrario que todo eso, El asesino indeleble se centra en regodearse en el dolor y el sufrimiento de Jeff Sanders que va desgranando, paso por paso, lo corrupto que está el mundo.

A diferencia de La avenida de los gigantes, otra de las novelas negras autopublicadas que analicé recientemente, El asesino indeleble no cuenta con una atmósfera realmente atrapante. No genera espacios ni olores reconocibles. Pero tiene algo que hace que no puedas soltar el libro en ningún momento: tiene a Jeff Sanders.

Sanders y su manía de tomar café continuamente; Sanders y sus reflexiones sobre la vida; Sanders y su forma de ir tirando del hilo para encontrar al asesino y sobre todo, tiene a las migrañas y alucinaciones que van envolviendo al hombre conforme crece la trama y se va encrudeciendo la escena y las investigaciones, creando una espiral de destrucción que te dejará, sin lugar a dudas, con ganas de más.

SPOILER AHEAD

También es cierto que El asesino indeleble cuenta con dos momentos en los que se precipita sin dar explicaciones: el asesinato de Dan y la muerte y destrucción de todos los involucrados al final.

Cuando el hombre se sitúa frente a Dan en la cafetería y le mete un tiro en la cabeza, no te queda realmente claro si es el propio Izan o si se trata de otra persona controlada y manipulada por él. En el segundo caso, la frase que dice: «—A mí nadie me desbarata los planes, detectives —dijo severo—. Y esto es solo un aviso», no tiene del todo sentido y lleva al equívoco de que podría tratarse del propio asesino indeleble.

Intenté sacar mi arma. Me fue imposible evitar que él la sacara primero. Y le pegó un tiro en la cabeza a mi único amigo. Le maté, sí, por supuesto. Expandí sus sesos por el bar. Pero ya era demasiado tarde para evitar que mi esencia se adentrara en los infiernos. Me abalancé sobre el cuerpo inerte. Y le abracé llorando las pocas lágrimas sinceras que quedaban en mi alma

Releí esta escena varias veces pensando que mi cabeza me estaba jugando una mala pasada, pero lo cierto es que no queda claro quién es el ejecutor de la venganza del asesino.

Otro punto que me pareció acelerado fue el final de la obra, cuando Izan lleva a cabo su venganza post mortem. El drama y el caos generado por las muertes de los involucrados o incluso su explicación sobre el control mental se me quedaron un poco cortas para ser la cúspide de una obra que me tenía absolutamente al filo de la navaja.

Pero lo que está claro es que nunca, jamás, en toda mi vida, podré olvidar el capítulo del pequeño Izan cuando lo sacaron del coche y le pusieron el collar de perro. No podré olvidar su miedo, la perversión del viejo, su forma de hablar de forma inhumana de las torturas que realizó. Jamás podré olvidarlo.

—Yo solo cogí lo que me dieron —aseguró con la boca impregnada en sangre—. Le encontré con un lacito en la espalda. Fue un regalo del señor; y los regalos, si se es educado, no se rechazan.
—¡Que qué le hizo! —gritó Collins colocándole el arma en la sien, apretándola con fuerza contra su cabeza—. ¡Voy a pegarte un tiro aquí mismo, pederasta de mierda!
—Me lo follé por el culo tantas veces como me fue posible —explicó dibujando una media sonrisa en su arrugado rostro—.Y por lo que he escuchado en mi radio, ahora se dedica a matar a aquellos que me lo entregaron, ¿no es así?
[...]
—Todavía recuerdo su culito, abriéndose mientras mi polla le entraba y salía —dijo entrecerrando los ojos—. Él lloraba y eso todavía me gustaba más…
Y de golpe me di cuenta de que yo también me había sumado al grupo de personas que le perdonarían cualquier salida de tono y cualquier irresponsabilidad más a Sanders.

Cualquier cosa, con tal de atrapar a esos hijos de puta.


Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


1 comentarios en este post

  1. Avatar usuario comentario

    Muchas gracias por la reseña, me ha encantado. Sobre el asesinato de Dan, y sin hacer espoiler: digamos, que EL ASESINO INDELEBLE puede hacer que el ejecutor de Dan diga lo que a él (Izan) le plazca; les manda una advertencia a distancia, usando a uno de sus «clientes». El C.M. es más real de lo que pueda parecer. Jeje... Parece que escribo en morse...


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO
Portada libro - El asesino indeleble
Marcos Nieto PallarésNovela negraAutopublicación
Encontraron a una joven crucificada en un árbol al lado de su verdugo. Pero lo que parecía un caso rápido y sencillo acabaría convirtiéndose en un terrible dolor de cabeza para el iracundo y alcohólico detective Jeff Sanders y su compañero Dan.
Amazon