Cargando...
Logotipo de momoko.es
NOTA: 70

Enséñame el camino tiene más drama y sexo que tú este año

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - Enséñame el camino tiene más drama y sexo que tú este año

Enséñame el camino es una novela erótica de A. L. Jackson que nos traslada a la calurosa Alabama. En el interior de sus 317 páginas nos encontraremos con una tempestuosa relación entre Rynna Danne y Rex Gunner: dos personas con un pasado oscuro que marcará su presente de pasión… y tragedia. 

Argumento de Enséñame el Camino 

Hace muchos años que Rynna Dayne le partió el corazón a su abuela huyendo desesperada del pueblo en el que se crió. Ahora, con la herencia en la mano y el puño cerrado alrededor de la titularidad del dinner y su casa, vuelve a retomar una vida que interrumpió por culpa de otra gente. 

Decidida a arreglar y reflotar el restaurante de su abuela, Rynna Dayne se pone manos a la obra para conseguir la financiación que necesita y empezar con el trabajo. Sin embargo, su mundo sufrirá un cambio importante al conocer a su vecino: Rex Gunner, un hombre increíblemente atractivo que solo tiene ojos para su hija Frankie. 

Rex parece no querer saber nada de nadie que no sea su pequeña y su círculo cerrado de amigos, pero conforme van pasando los días, la atracción que siente por Rynna se va haciendo más fuerte. Y quizás, y solo quizás, no tiene las fuerzas suficientes para resistirla. 

Imágen destacada - Enséñame el camino tiene más drama y sexo que tú este año

Enséñame el camino no crea un setting convincente, pero sí situaciones eróticas potentes 

Enséñame el camino es una novela erótica y dramática como ella sola. Desde el mismo prólogo, en el que asistimos impotentes cómo Rynna Dayne le rompe el corazón a su abuela diciéndole que va a buscar a su madre y abandonando el pueblo y su casa de la noche a la mañana, nos sentiremos absorbidas por la espiral de drama y tragedia que marca siempre el género de la novela de romance y erótica. ?

Porque ¿a quién le gusta estas obras si los protas no han sufrido un poquito cuando eran más jóvenes? 

El pretexto para la vuelta de Rynna a su pueblo es la muerte de su pobre abuela, a la cual no se dignó a visitar en vida, para retomar el negocio familiar y el sueño de su vida: relanzar Pepper’s Pies, el diner en el que se crió. Para ello, A. L. Jackson intenta recordarnos una y otra vez que la pasión de Rynna es cocinar tartas y servir mesas, pero lejos de verla cocinar una empanada de pollo y la misma tarta de cerezas de forma obsesiva, no encontraremos mucho más sobre la gestión del restaurante. 

A diferencia de otras novelas del mismo género como El amor que llegó de Hollywood o La venganza de Ramsay, el setting no está bien desarrollado. A. L. Jackson logra trasladarnos a un pueblecito y hacer que reconozcamos la forma de las casas, el ambiente, el olor de las calles y hasta que sepamos tomar direcciones como lectores del bar de Olive’s al diner. Pero lejos de ello, la reforma del restaurante, el proceso de financiación y los diferentes obstáculos con los que debería encontrarse la protagonista y que tan interesantes podrían llegar a ser, son prácticamente inexistentes. Y los que hay, son simplemente una excusa para generar una situación de drama y / o polvo desenfrenado. 

Así que, si vas buscando la apasionante historia de una jovencita que levanta con sus propias manos las baldosas viejas del diner de su abuela, que se replantea el menú y los uniformes al más puro estilo de Bajo el sol de la toscana, entonces esta no es tu novela. 

Sin embargo, si lo que estás buscando es sexo desenfrenado sobre el capó de un coche aparcado, escenas de ardiente pasión sobre una encimera con preliminares que incluyen tartas de cerezas y momentos muy, pero que muy picantes, entonces este es tu libro. Si eres de las que la ambientación es solo una excusa para llegar a las partes del sexo, entonces esta novela sin duda te sacará los colores, porque no habíamos visto escenas tan absolutamente deliciosas desde Una noche y nada más de Whitney G. 

La curva de interés en la lectura de Enséñame el camino 

Pero eso no quiere decir que la novela carezca de interés argumental. Y es que Enséñame el camino es el perfecto ejemplo de que vale la pena prevalecer con la lectura aunque las primeras páginas te resulten bastante inconsecuentes, porque lo que os tiene reservado A. L. Jackson para el final es absolutamente desquiciante. 

Sin ánimo de dar spoilers, la trama se enredará y se volverá cada vez más compleja cuando Rynna y Rex por fin se confiesan el uno al otro sus respectivos secretos, entremezclando personajes y pasados de tal forma que te quedarás con la boca abierta y no podrás soltar el libro. 

Sufría por él de una forma que solo era posible cuando la alegría de alguien te importa más que la tuya. Cuando renuncias a todo lo tuyo para que se alguien sonría. Cuando te sacrificas para que sea feliz. Cuando estás tan entregado que solo te importa esa persona. 
Mi abuela me había asegurado que lo sabría. Que sería magia. Y así era como me sentía. Magia; magia compuesta de muchos hilos. De capas tejidas, y tragedia.

Y precisamente por eso, bajo lo que yo denomino, el fenómeno Pinborough, es que se te queda tan buena sensación general en el recuerdo de esta novela. Porque las escenas de sexo son increíblemente sensuales, porque Rex es de los poquitos protas masculinos del género que no doblegan la voluntad de sus amantes bajo una misoginia descarada y porque el final hará que te estalle la cabeza. 

Opinión de Enséñame el camino 

Enséñame el camino tiene varios problemillas de arranque que se asientan sobre la construcción típica de las novelas de género erótico y que A. L. Jackson no sabe llevar bien. 

El prólogo en el que Rynna se va, rompiéndole el corazón a su abuela, es muy acelerado y no puedes evitar ponerte del lado de Corinne cuando le dice a su nieta que, sea lo que sea, pueden arreglarlo juntas. A. L. Jackson nos transmite el recuerdo de la anciana como alguien sumamente empática y comprensiva, así que la negativa a hablar de lo que pasó por parte de Rynna pierde lógica con el paso de las hojas. 

El papel de la mejor amiga, ente imprescindible en las novelas de romance erótica, es extremadamente prototípica y desaparece por completo de escena en cuanto Rynna conoce a Rex. 

Al mismo tiempo, los personajes secundarios no están trabajados. Lejos de lo maravillosos que son tanto Rynna como Rex, y especialmente Frankie, la cual te enamora página tras página, no podemos evitar fijarnos en que tanto Nikki como Lillith, las declaradas “nuevas amigas” por obra de magia y concierto de Rynna como los propios compañeros de Rex, tienen una personalidad bastante plana, predecible y cuya presencia solo es una excusa para potenciar situaciones en las que Rex y Rynna se encuentren. 

Al mismo tiempo, me he encontrado con algunos errores de repetición de palabras, de traducción o incluso de coherencia en algunas frases. Nada demasiado dramático pero que, sin lugar a dudas, están ahí. 

Olive’s estaba de moda en Gingham Lakes. Estaba de moda, era popular y se encontraba lleno.  

Pero por otro lado, Enséñame el camino tiene escenas de una exuberancia erótica simplemente genial, capaces de levantarle el ánimo a cualquiera. Su forma de describir los encuentros entre Rex y Rynna a veces son algo ridículos, ya que el más mínimo contacto accidental de piel contra piel provoca chispas y bloquea las mentes al más puro estilo del hentai prototípico, pero en cuanto se meten definitivamente en el tema, sube la temperatura y acabas viviendo cada caricia, cada movimiento y cada perversión como si fueran tuyas. 

Eso, sumado al increíble clímax final de la obra, hace que Enséñame el camino se convierta, sin duda, en una novela muy disfrutable. Eso sí, has de darle cien páginas para que arranque. ¿Mi recomendación? Que la leas con un pedazo de tarta al lado ;) 


Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO

7

Portada libro - Enséñame el camino
A. L. Jackson, Mª José LosadaErótica, DramaPhoebe Romántica

Rynna Dayne huyó de su pueblo natal, Gingham Lakes, Alabama, cuando tenía diecisiete años con el firme propósito de no regresar jamás…, hasta que su abuela le deja en herencia el restaurante familiar que Rynna adora desde la infancia y no le queda más remedio que volver. Rex Gunner, propietario de la empresa constructora más importante de Gingham Lakes, ha tocado fondo demasiadas veces, la última ...

Amazon