Cargando...
Logotipo de momoko.es
NOTA: 100

El caballero de los siete reinos, opinión de lo mejor que puedes leer de Canción de Hielo y Fuego

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - El caballero de los siete reinos, opinión de lo mejor que puedes leer de Canción de Hielo y Fuego

El caballero de los Siete Reinos es una novela extraída del universo de Canción de Hielo y Fuego que narra las aventuras de un caballero errante y su escudero. Ambientada 86 años antes de los acontecimientos de Juego de Tronos, este libro nos permite sumergirnos en un período histórico que solo se menciona de pasada en Canción de Hielo y Fuego, cuando los Targaryen comenzaron su declive debido a reyes crueles, apáticos y cargados por el desánimo.

Argumento de El caballero de los Siete Reinos o Cuentos de Dunk y Egg 

Dunk, un joven escudero rescatado de Lecho de Pulgas cuando era un crío, verá cómo su vida cambia de la noche de a la mañana cuando ser Arlan, su maestro y protector, muere tras nombrarlo caballero. Ahora, con un par de caballos, arruinado hasta el tuétano y acompañado solo por la firme decisión de hacerse valer como caballero errante, marcha hasta Vado Ceniza para participar en una justa que le otorgue algo de gloria o, al menos, unas cuantas monedas con las que poder comer. 

En el camino se encontrará con Egg, un niño de cabeza rapada que sirve como criado en una posada. Egg está decidido a convertirse en el escudero de alguien, así que no se lo plantea ni dos veces antes de seguir a Dunk a Vado Ceniza.

Imágen destacada - El caballero de los siete reinos, opinión de lo mejor que puedes leer de Canción de Hielo y Fuego

?Allí, rodeado de caballeros de brillantes armaduras, de enfrentamientos épicos y de la sombra de los Targaryen, Dunk y Egg acabarán desarrollando un vínculo y convirtiéndose en compañeros inseparables a lo largo de todo Poniente. 

Contexto de El Caballero de los Siete Reinos  

Hubo un tiempo en que los reyes Targaryen gobernaban Poniente con sabiduría y fortaleza, sobrevolando los siete reinos conquistados a lomos de enormes dragones de fauces gigantes. Hubo un tiempo en el sus nombres inspiraban respeto, y también temor, y en el que la línea sucesora estaba clara.  

Pero eso fue hace muchos años, antes de que Aegon el Indigno pasase todos los años de su reinado fornicando con nobles, criadas y doncellas de todo tipo; antes de que en su lecho de muerte reconociese a todos los bastardos que había tenido; antes de entregarle la espada Fuegoscuro a Daemon, un bastardo, en vez de a su hijo. La decisión de Aegon IV provocó la guerra civil más cruenta del reinado de los Targaryen y hoy, dieciséis años después, el reino no olvida la batalla de Hierbarroja en la que murieron tantos hombres antes llamados héroes y ahora denigrados como traidores.  

El Caballero de los Siete Reinos nos introduce en un momento en el que la gente sigue dividida por el rencor entre los que apoyaron al Dragón Negro (el bastardo) o el Dragón Rojo (el actual rey Targaryen) desde una perspectiva completamente insólita: la de un caballero errante sin prácticamente talento para las justas o para las armas, pobre y que se dedica a vagabundear de un sitio a otro en busca de trabajo.  

De esta forma veremos cómo se organizaban los territorios antes de los sucesos narrados en Canción de Hielo y Fuego y cómo algunas grandes casas como los Lannister, no eran tan devastadoras como llegarán a ser en el futuro y cómo otras que aparentemente eran de piedra desaparecieron incluso de los recuerdos de la gente. Gracias a la clase tan baja a la que pertenece Dunk, podremos acompañar a señores que perdieron sus castillos, su familia y todo su poder por apoyar al dragón equivocado y cómo los aristócratas vencedores castigan a cualquiera con el más mínimo olor o sentimiento hacia el bando perdedor. 

Corren tiempos inciertos y necesito caballeros. Parecéis de buen apetito, ser Duncan. ¿Cuántos pollos podéis comeros? En Fosofrío os hartaríais de carne rosada y tierna y de tartaletas de fruta, A vuestro escudero tampoco le iría mal un poco de sustento; está tan flaco que se le ha caído el pelo. 

Desde los caminos comprenderemos el odio del pueblo por la Mano del Rey, lord Cuervo de Sangre, del cual se dice que es un hechicero y un asesino y cuya animosidad nace principalmente por el simple hecho de ser un bastardo. Asistiremos a intentos de levantamiento del pueblo en manos de un septón que acabará rápidamente en la horca, al castigo que sufren los ladrones de pan o a la consecuencia de las sequías, que hacen que aristócratas se aprovechen de otros señores nobles a los que saben que nadie escuchará por haber estado en el lado perdedor de la rebelión de Fuegoscuro. 

Veremos la magnificiencia de las justas, sus reglas y sus galones y sentiremos el mismo estupor que sentían los presentes, deslumbrados por cascos con decoraciones, pendones y emblemas, escudos y nombres rimbombantes hechos para sonar entre las gradas, promover las apuestas y generar favoritos entre los asistentes. Al más puro estilo de lo que en el futuro se conocería como marketing, la misión de estos caballeros era fascinar a la audiencia y dar un gran espectáculo, generando nombres como el de Baelor Rompelanzar o el León Gris que resuenan desde el primer minuto de las justas no solo por ser grandes señores, sino también por ser personalidades famosas dentro de este deporte. 

Los justadores arrojaron a un lado las lanzas rotas, cogieron las nuevas que les entregaban los escuderos y picaron espuelas una vez más. El terreno retumbó bajo los pies de Dunk, mientras Egg, sentado en sus hombros, chillaba y agitaba los bracitos. El Príncipe Joven pasó tan cerca de ellos que alcanzaron a ver cómo la punta negra de la lanza besaba la torre del escudo de ser Abelar y se desviaba hacia su pecho al tiempo que la lanza de su rival se astillaba contra la coraza de Valarr. 

Pero también, y gracias precisamente a la humildad de Dunk, comprenderemos cómo es la vida de un caballero errante sin dinero y conoceremos sus trucos para poder comer cada día, el padecimiento del calor en verano y el drama de presentarse en un castillo con rodales de sudor bajo los brazos, cuáles son los deberes de un escudero y sobre todo la diferencia entre muchos señores que tratan a cualquiera de clase inferior como simples apestados.  

Quién es rey y de dónde sale el rebelde. 

Todo este ambiente estará envuelto en una convulsa situación política en la que los simpatizantes del fallecido Daemon Fuegoscuro, el bastardo que se rebeló, no han perdido la esperanza de ver a un Fuegoscuro en el trono. 

La obra está plagada de Targaryen por todas partes. El hecho de que estos años (208, 209 y 210 respectivamente) hubiera una enorme cantidad de Targaryen legítimos vivitos y coleando, su manía por llamar a todo el mundo con los mismos nombres y de nombrarse entre ellos “príncipe” y “Su Alteza” hace que cualquier persona pueda perderse con la complicada situación de gobierno de la novela. 

En el momento en el que se narran los acontecimiento de El Caballero de los Siete Reinos, gobierna Daeron II Targaryen, un hombre más interesado en los libros que en las batallas. Todo el reino sabe (y muchos están disconformes con ello) que el que realmente está gobernando es lord Brynden Ríos, apodado como Cuervo de Sangre. Daeron cuenta con cuatro hijos: Baelor, apodado Baelor Rompelanzas, el cual aparece en el primer cuento del libro, Aerys, Rhaegel y Maekar. 

Baelor es el padre de Valarr Targaryen (el caballero Targaryen que aparece en la justa de Vado Ceniza y que compite solamente contra enemigos muy poco preparados) y de Matarys Targaryen. 

Maekar, el hermano de Baelor, cuenta con varios hijos: Daeron, Aerion (el señor cruel y arbitrario del primer cuento), Aemon, Daella, Aegon Targaryen (este es el importante, pero no vamos a deciros por qué si no lo sabéis para no incurrir en spoiler) y Rhae Targaryen. 

A pesar de que la Rebelión de Fuegoscuro ocurrió dieciséis años antes de los sucesos, el hecho de que haya más miembros de la familia Fuegoscuro provocará que muchos señores empobrecidos y caballeros errantes sigan prestando fidelidad al dragón negro. 

Una obra de caballería y picaresca que recuerda al Lazarillo de Tormes. 

Leer El Caballero de los Siete Reinos tiene algo reconfortante y familiar. No es solo el hecho de la frenética cantidad de nombres propios tienen son conocidos y que resulta fascinante conocer a los antepasados de personajes tan carismáticos como Margaery Tyrell o lord Tywin Lannister, sino que todo el libro es una maravillosa epopeya que conecta emocionalmente con el lector por su nivel de honradez y de franqueza.  

Y esto lo consigue al presentarnos un escenario medieval real y plausible, donde las epidemias diezman poblaciones, los reyes son débiles y los escuderos unos auténticos deslenguados. George R. R. Martin obra su magia como no lo había logrado desde Tormenta de espadas. La enorme variedad de personajes que presentan va de la mano con personalidades de todo tipo: lunáticos, crueles, tiernos o engañosos hombres y poderosas mujeres capaces de derretir el corazón del lector o de hacerle saltar molesto de la silla. Hombres deformados por la viruela, tuertos, dramáticos o mentirosos que en el momento justo demuestran tener más honor que cualquier lord de Altojardín y caballeros errantes que rompen los esquemas planeados. Muchos de los nombres de los personajes que se presentan acabarán conquistando tu corazón y se volverán inolvidables para ti como lo fueron en su día Khal Drogo o Samwell Tarly. Personajes como la Viuda Roja (Lady Rohanne Webber) o el hijo de Bola de Fuego. Leyendas que la gente en Canción de Hielo y Fuego ya han olvidado pero que han pasado a la posteridad gracias a este libro. 

Y es que estas historias, denominadas a menudo como Los cuentos de Dunk y Egg, son, sin lugar a dudas, cuentos. Tres historias cortas entretenidas hasta decir basta, donde la inocencia de la juventud de Dunk choca continuamente con la sabiduría pretenciosa pero simpática del propio Egg.

Había sido el mejor guerrero de su tiempo, y muchos opinaban que debería haber partido hacia la oscuridad ataviado con cota de malla y armadura, espada en mano, pero al final prevalecieron los deseos de su regio padre [...], de natural pacífico.  

El libro está cargado de giros dramáticos de guion, revelaciones asombrosas de personajes, cliff hangers y otros elementos espectaculares que hacen que saltes del sitio con el libro en la mano. Todo lo que rodea a ser Duncan tiende a estar marcado por la sorpresa, pero eso es bastante normal si tenemos en cuenta que desde la primera página le avisan de que los que juegan con dragones, acaban quemados. 

Sobre la edición de El caballero de los Siete Reinos 

Hay pocas obras que tengan un acabado tan maravilloso como esta, y no es de extrañar que la nota vaya acorde a la calidad de la edición. Sobre tapa dura, con sobrecubierta fácilmente retirable para no dañar el libro y que además hace juego con El mundo de hielo y fuego, la enciclopedia sobre el mundo de Canción de Hielo y Fuego, la obra está plagada de ilustraciones en cada una de las páginas.  

El artista a cargo de estos maravillosos diseños que imitan a los grabados en plumilla y tinta negra, Gary Gianni, realiza una interpretación magnífica del texto, creando dibujos que por momentos escenifican perfectamente el texto al que acompañan o que realizan una metáfora de los sucesos. Dragones gigantes tumbados, dornienses jugando con marionetas o la misma lady Rohanne sentada en su trono con su larguísima trenza pelirroja son solamente algunas de las ilustraciones que decoran cada página. Muchos de estos diseños tienen tal calidad que personalmente me encantaría comprar alguna de estas ilustraciones para tenerla decorando mi salón y no olvidar jamás la experiencia de leer cuentos tan maravillosos con el acompañamiento de Gianni. 

Mi opinión sobre El caballero de los Siete Reinos

El libro irradia ternura desde la primera página, pero también drama y realismo. Lejos de centrarse en la política medieval como ocurría con Canción de hielo y fuego, la obra se presenta como un firme retrato de la vida de un caballero errante, de las justas y sobre todo de su entrañable relación con Egg. 

El joven Egg, de carácter tozudo y lengua larga, cargado de ideas propias sobre cómo debería ser el mundo y cómo debería tratarle la gente, es sin duda una de las claves que hacen que el libro tenga tanto sentido y genere tanto amor. En un mundo donde la vida no vale nada, donde una mujer puede meterte en un saco y tirarte a un foso por contrariarla o donde un señor ordena que metan a dos hombres en una jaula para cuervos para que se mueran de hambre, Dunk y Egg reflejan un canto a la vida, a la honestidad y al amor más puro y fraternal que se puede tener. Es fácil empatizar con el miedo que siente Dunk cuando Egg se escapa de su vista o de su control y comprender la frustración de Egg al ver cómo Dunk toma decisiones absurdas simplemente por ser un adulto.  

Pero todo ello forma parte de la experiencia de estos cuentos maravillosos, llenos de detalles y de un cariño por cada elemento del escenario que parecían completamente perdidos dentro de la narrativa de Martin. Página tras página, he aprendido a remojar el tasajo de carne en cerveza para hacerlo más comestible, a vaciar un bollo de pan para usarlo como cuenco de guiso o las diferencias entre una lanza de justa y una de guerra a la hora de enfrentarse dos caballeros.   

El caballero de los Siete Reinos es sin duda una obra indispensable para todos los que os gusten las novelas ambientadas en entornos medievales o que seáis fans de Canción de hielo y fuego. Y a mí, personalmente, me ha reconciliado con la lectura este 2019. 


Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

Avatar del Autor George R. R. Martin
Sobre George R. R. Martin

George R. R. Martin, también conocido como George Raymond Richard Martin, es un escritor y guionista nacido el 20 de septiembre de 1948 en Nueva Jersey, Estados Unidos. Su obra más conocida es la saga de libros Canción de hielo y fuego, en la que se basa la aclamada serie de televisión de Juego de Tronos.

Sobre Gary Gianni
LIBRO

10

Portada libro - El caballero de los siete reinos

Las andanzas de un caballero de Poniente Los tres primeros relatos de Dunk y Egg Muchas son las historias que se cuentan sobre Aegon V el Improbable y ser Duncan el Alto, su leal comandante de la Guardia Real. Pero la magia y la épica de la leyenda esconden la verdadera naturaleza de los héroes: la determinación de un huérfano del Lecho de Pulgas que llegó a caballero, el arrojo de un príncipe que ...

Amazon