Cargando...
Reseña

La locura de saltar contigo, reseña de un libro MUY picante

Análisis de La Insomne 0 Comentarios
Imágen destacada - La locura de saltar contigo, reseña de un libro MUY picante

La locura de saltar contigo es un spin-off literario de El verano que aprendimos a volar que nos trae de la mano de Phoebe Romántica la popular autora Silvia Sancho. En esta novela ambientada en el pleno centro de Madrid acompañaremos a la excéntrica Natalie en la búsqueda de la pasión más hedonista… hasta que se encontró con el amor.

Argumento de La locura de saltar contigo

Natalie es una joven extrovertida, divertida y que siempre dice lo que piensa. Su día a día consiste en soportar la empalagosa relación de su amiga recién casada, es soportar a la estúpida de su jefa y en… follar con desconocidos, por hablar claro. Porque Natalie tiene la regla de que nunca repite con el mismo chico.

Hasta que vuelve a ver a Dani: ese chico estirado y con pinta de rico, en la boda de su mejor amiga. Él es un estirado con pinta de repelente, pero extrañamente Natalie se siente increíblemente atraída por él hasta el punto de saltarse la gran regla que la mantenía a flote. Sin poderlo evitar, repite con él y esto trae consigo la hecatombe de los sentimientos. Porque cuando Dani quiera algo más con ella y su ex se cruce en su camino ¿cómo reaccionará Natalie?

Cuando Silvia Sancho cierra los ojos y salta sin miedo

La locura de saltar contigo es una novela fresca, ligera y sobre todo, muy muy bien escrita. La diferencia cualitativa que ha dado la escritura de Silvia Sancho desde El verano que aprendimos a volar hasta este spin-off es absolutamente monumental. No solo a nivel narrativo o en cuanto a la construcción de personas creíbles y atractivos, sino también a la hora de mantener la tensión en la historia y crear un contexto absolutamente convincente para toda la obra.

Uno de los errores en los que suelen caer los escritores noveles a la hora de plantear settings basados en el mundo real y en un tiempo contemporáneo es el hecho de olvidarse de la presencia de los teléfonos móviles o de repetir rutinas una y otra vez para rellenar los necesarios momentos entre escarceo amoroso y escarceo amoroso. Sin embargo, en La locura de saltar contigo, aunque sabemos todo lo que le pasan a las compañeras de piso de Natalie, dónde trabajaba o incluso el color de sujetador que se ponía tanto ella como la ex de Dani, en ningún momento sientes que el argumento está estancado o que no avanza.  

Me dio la impresión de que para esta novela Silvia Sancho dividió en pequeños grupos el centro de la acción y trabajó en cada uno de forma independiente de manera que ninguno de los personajes que aparecían fuese simplemente el típico relleno más. La madre de Dani tiene sus propios problemas emocionales al no poder superar la muerte de su marido; Greta se encontrará con sus propios problemas amorosos e incluso las compañeras de piso de Natalie protagonizan una extraña escena de furrys y desapariciones coreanas realmente extravagantes.

Pero así es Natalie: todo lo que hay en su vida te golpea por su extrañeza y espontaneidad y en varias ocasiones me encontré a mí misma admirando su filosofía, su manera de confiar ciegamente en su cuerpo o su capacidad de salir adelante sin que le importe el qué dirán es realmente creíble y atractiva. Los personajes están magníficamente construidos y sus pasados no hacen más que redondear historias tan buenas que parecen extraídas de experiencias reales.

El backstory de Natalie no podía ser más realista

Estoy segura de que Natalie será una protagonista con la que mucha gente llegue a sentirse identificada. Y ¿sabéis por qué lo sé? Porque reacciona exactamente igual que cualquiera de nosotras. Cuando se siente sola o triste tiende a autodestruirse a sí misma, se pone en peligro y hay varias situaciones (como la vivencia con Nolan, de la que no daré detalles para no incurrir en el peligro de los spoilers) que está increíblemente bien narrada.

Y sin embargo, fue la carta del ex de Natalie el que me vendió por completo su vida y su historia. La figura del ex es por lo general una muy maltratada en el género de las novelas románticas: suele ser un simple villano, ligeramente atractivo y con altas dotes de mentiras y manipulación que se interpone en la relación sentimental de los tortolitos centrales de la obra. Así que yo, conociéndome las reglas del género, estaba esperando a un Jaime bobalicón y bastante endeble con el que simplemente las cosas no funcionaron.

Yo aprendí con él que el amor era un acto de sacrificio compartido, algo que siempre obligaba a escoger porque se nutría de una lealtad absorbente, cegadora, alienadora y opresiva. Que sufrir era la cara oculta e indivisible de ese amor. Que morir de amor era posible. Y me sacrifiqué, sufrí y morí. Y todo en nombre de una mentira.

Precisamente por eso me encantó el hecho de que Jaime fuera un auténtico triunfador: un tío de mundo que había trabajado para las mejores compañías y que estuviese varios peldaños culturales y profesionales por encima de Natalie fue realmente refrescante. La carta que él le escribe deja perfectamente consumado y sobre todo justifica por completo el bloqueo emocional que tiene Natalie.

Al volver contra ella sus principales rasgos de su personalidad es fácil hacer que ella culpe a su forma de ser el hecho de haber sido abandonada y traicionada y es también totalmente comprensible que en su difícil y trabajosa recuperación decida levantar un muro alrededor de su corazón que impida la entrada de cualquier otra persona.

Hablemos de sexo

La locura de saltar contigo es más una novela erótica que romántica. No veremos grandes gestos debajo de la lluvia ni confesiones precipitadas que nos hagan patalear de la emoción. De lo que sí habrá, no obstante, es sexo. Sexo de todo tipo, con diferentes hombres y sobre todo, muy bien descrito.

Silvia Sancho rompe por fin el mito de la joven virgen a la espera del semental que la enganche trayéndonos a una mujer liberada sexualmente que busca su propio placer en todo momento y que no tienen ningún reparo en encontrarlo.

El se agarró a mis caderas y me lo dio como un animal. Duro, instintivo, sin censuras. Emitía sonidos carentes de civilización. Los que arrancaban el choque de su pelvis contra mis nalgas eran pura melodía tribal. «Pam. Pam. Pam»

También rompe otros tabúes que se suelen dar en el género. Por fin nos encontraremos con mucho sexo oral, referencias a juguetes sexuales y a la masturbación femenina y hasta sexo anal, todo con amplias referencias hacia cada gesto hasta el punto en el que, sobre todo al principio de la trama, te parece estar viviendo una modernización de una obra del Marqués de Sade.

Mi opinión sobre La locura de saltar contigo, spoilers incluidos.

Estoy pasando por una pésima racha lectora y tengo una enorme cantidad de libros en mi lista por leer pero las últimas entregas no han acabado de seducirme como deberían. Por eso me salté un poco toda norma y me lancé sobre La locura de saltar contigo sin pensarlo dos veces. ¿Quién no ha hecho algo parecido alguna vez en su vida?

Y lo cierto es superó mis expectativas. La locura de saltar contigo demuestra claramente una profunda evolución en la autora, la cual mantiene todas las partes positivas de su antigua forma de escritura (la buena construcción de los personajes y la extensa lista de canciones referenciadas que aparecen) y pule sus anteriores defectos hasta pisar fuerte en el mundo editorial de la novela erótica.

Varios momentos me emocionaron y otros me pusieron los pelos de punta. La potencial violación de Nolan es algo por lo que muchas chicas han pasado a lo largo de su vida y he confesar que cuando estaba en el motel tenía muchísimo miedo de lo que pudiera pasarle. El hecho de que ella misma se culpe de lo que le ha pasado o se sienta “sucia” es un maravilloso recordatorio de lo que la sociedad patriarcal nos está diciendo continuamente a las mujeres: que cuando un hombre ejerce la violencia contra nosotras, es porque nos lo estábamos buscando.

Sin embargo, he de confesar que no puedo aguantar a Dani. A pesar de lo atractivo que parece ser por las descripciones, se me cruzó definitivamente con varios momentos en los que quise estamparle el kindle en la cara y que, a la hora de ser honesta, estuvieron a punto de hacerme abandonar la lectura. Especialmente me empezaron a poner nerviosa los comentarios de Dani cuando la segunda vez que se acuestan con condón, enreda a Natalie para no ponerse el preservativo.

Conmigo no tendrás que hacer nunca nada que no quieras.

Esa frasecita romántica podría encabezar cualquier campaña de prevención de enfermedades de transmisión sexual en un instituto. ¡Me puso de los nervios! Ya en el instante en el que le pregunta a Natalie qué le pasa y ella, claramente preocupada por algo, le dice que nada y Dani reacciona marchándose de casa y pegándole una patada a la ducha, su comportamiento me sacó por completo de quicio. La justificación para su arranque inmaduro es que Dani odia que le mientan, pero luego él manipula como quiere a Natalie para hacerla salir de su fortaleza emocional y cuando ella le pide que no se lo vuelva a hacer anuncia como un gallito que “pasa”.

Dani me pareció un cretino de manual desde ese punto y tuve ligeramente miedo por el hecho de que alguna jovencita al leerlo romantice el hecho de que tu pareja te mienta o evite ponerse preservativo. Pero al mismo tiempo la novela me pareció suficientemente fresca y divertida como para pasar eso por alto y no dejaba de decirme “oye, si Natalie no es perfecta y también comete todo tipo de errores, ¿por qué no se los permites a Dani?”.

Y la reflexión sigue ahí en mi cabeza. ¿Por qué las lectoras de romántica le permitimos a las protagonistas todo tipo de dudas y errores y ellos tienen que estar siempre sin mácula? ¿forma parte del universo romántico que venden estas novelas? Y sobre todo, ¿en qué clase de posición pone eso a los hombres de las novelas románticas?

Dejando mis problemas de cabeza a un lado, debo confesar que La locura de saltar contigo me ha parecido en general una muy buena novela erótica que deberías leer. Y está claro que si Silvia Sancho sigue desempeñándose así, no me extrañaría nada verla muy pronto optando a los mejores premios de su categoría.

LIBRO

7.5

Portada libro - La locura de saltar contigo
Una boda. Un montón de chupitos. Un Porsche aparcado en una calle oscura. El mejor amigo del novio. El hombre con el que no debía acostarme. El que iba impecablemente vestido con un traje gris y una camisa blanca almidonada. El dueño de unos ojos verdes que hablaban más que su irresistible boca. El socio más joven de su despacho de abogados. El mejor hombre con el que he estado en la cama. Una...
Amazon

Análisis de

Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *