Cargando...
Logotipo de momoko.es

Don Barroso: reseña del cómic ganador de la fundación Divina Pastora

Galthor 0 Comentarios
Avatar del redactor Galthor

Profesor y coleccionista de cómics. También jugón y rolero. Buscando...


COMPARTE:
Imágen destacada - Don Barroso: reseña del cómic ganador de la fundación Divina Pastora

Te gustará si: Te gustan las obras costumbristas y los cómics llenos de amor que llegan al corazón

Imágen destacada - Don Barroso: reseña del cómic ganador de la fundación Divina Pastora

Argumento de Don Barroso

Don Barroso nos cuenta la historia de un señor mayor al que diagnostican de cáncer, pero no se queda ahí, no. La narración nos traslada a Ubrique, un pueblecito de Cádiz, es un retrato de nuestro paisaje cultural, centrado en algo muy tradicional: las bandas de música. José Barroso conocido por la gente del pueblo como Don Barroso, vive con su mujer y sus dos hijos y lleva una vida tranquila en la que la música es algo fundamental. Ha formado parte de la banda del pueblo durante casi toda su vida y no concibe una vida sin la música, desde el cantar de su pájaro hasta copla que suena por la radio del panadero mientras vende en la plaza… Pero a Don Barroso le han diagnosticado un cáncer de colon, cuyo alcance y agresividad están en estudio. La historia nos cuenta su lucha contra la enfermedad pero sobretodo la lucha por lo que él realmente ama: la música. Esta se convierte en la motivación para sobreponerse “al Bicho”. Esta historia nos cuenta como lucha contra la demolición de la casa de la música, un edificio que ayudó a levantar todo el pueblo con su trabajo físico y su financiación y que décadas después quieren demoler para construir un parking en el pueblo a la par que lucha contra el cáncer. Es al final un canto a la esperanza que se aleja, dentro de lo que puede, de ser un cómic triste tratando de enfocarlo de una manera diferente y en parte más humana y personal.

Sobre el autor de Don Barroso

Zarva Barroso: Cádiz 1982, licenciado en Bellas Artes. Este Ilustrador lleva participando en proyectos tanto individuales como como colectivos desde 2003. Ha ganado varios concursos de ilustración. No obstante su último premio fue el  IV Concurso de Novela Gráfica Social "Divina Pastora" donde consiguió el primer premio por Don Barroso, siendo tanto guionista como dibujante, entintador y colorista.

Análisis de Don Barroso

Vamos a empezar comentando algo que solemos reservar para el final: la edición es simplemente muy buena. No es por desmerecer el cómic pero viendo otras ediciones de novelas gráficas más famosas creemos que la gente de Desfiladero Ediciones ha hecho un gran trabajo. 130 páginas de calidad a las que se suman nada más y nada menos que tres prólogos y una carta personal a modo de epílogo del autor.

A lo largo de las diferentes viñetas, Zarva realiza un proceso de sinestesia entre la música y el cómic que se ve claramente ejemplificado desde las primeras viñetas, en las que el panadero recorre la ciudad cantando a pleno volumen.

En ese sentido nos encontramos con un cómic muy bonito de ver, con una edición cuidadísima y con mucho cariño por parte de sus autores. La historia es profunda y sincera. Diríamos que algo atípica ya que el autor muestra el cáncer de una manera muy humana centrándose en la persona por encima de la enfermedad.

El color es muy correcto y demuestra una intencionalidad por parte del autor respecto a lo que quiere transmitir en cada momento. Por ejemplo, cuando Zarva dibuja un tramo de la historia en blanco y negro o cuando recupera el color y este inunda la página incluso fuera de las viñetas durante el tramo final de la historia.

El encuadre de las viñetas mantiene muy bien el ritmo sosegado y tranquilo de la narración dejando al lector digerir lo que ocurre poco a poco. Quizás Zarva abusa demasiado de primeros planos de frente que a veces se vuelven repetitivos aunque de nuevo muestran donde quiere enfocar la atención el autor.

El dibujo es quizás el eslabón débil del cómic. El entintado es tosco, limitándose a unas líneas gruesas que definen las figuras pero no les añaden más detalle o profundidad. Las figuras humanas o las caras no están bien acabadas. Las proporciones a veces fallan y algunas poses son demasiado forzadas o las caras no van en consonancia con la escena. En cambio a la hora de dibujar paisajes, las casas, el propio pueblo el dibujo encaja perfectamente dando una sensación real de los escenarios lo cual choca frontalmente con el resto.

Nuestra opinión de Don Barroso

Me encuentro ante un cómic que parte de la premisa de “esto va de un señor mayor que tiene cáncer” y la verdad es que no me apetece nada ponerme a leerlo. Suena a historia triste y melancólica, de esas que al terminar de leerla te dejan un rato deprimido pensando en lo leve que es la vida y haciéndote preguntas existenciales sobre quiénes somos y de donde venimos. No me apetecía nada la verdad, últimamente mi estado de ánimo y por lo tanto el objetivo de mis lecturas (Actualmente)  no encajan con este tipo de historias. Lo abrí para ojearlo cuando me llegó y una imagen de las primeras páginas (la que veis aquí abajo) ya me animó lo suficiente y me tubo enganchado hasta que lo terminé. Y es que, pese al tema que trata, Don Barroso no es un cómic triste.

Nos enfrentamos a un cómic que trata sobre el cáncer, algo que prácticamente todos hemos vivido personalmente con mayor o menor cercanía. Es algo duro y triste y leer un cómic sobre algo triste no es siempre un plato de buen gusto. Pero Zarva Barroso decide hacer un tributo a la lucha de su padre desde un punto de vista algo diferente a lo que estamos acostumbrados. Y es a la lucha de su padre, no solo contra el cáncer, si no para luchar por lo que a él le gustaba: la música.

Es un relato muy cercano, muy melancólico sobre los pueblos andaluces, las bandas de música, el barrio, la familia y la propia música. El cómic hace que el cáncer pase a ser algo secundario algo que no define a quien lo padece. El cáncer no define al protagonista de la historia durante su narración, no es una especie de Breaking Bad donde el protagonista al descubrir que tiene cáncer cambia drásticamente su vida. Simplemente se dedica a hacer lo que ya hacía antes. Probablemente lo hubiese hecho aunque no tuviera cáncer y la historia hubiese sido la misma. Y ese es parte del éxito de Don Barroso, no tratar a un enfermo de cáncer como una víctima sino como una persona que se sigue ilusionando por cosas, la música, y que sigue luchando aunque se le acabe el tiempo por aquello en lo que cree.

Respecto al dibujo… me desconcierta el trabajo de Zarva Barroso. Las escenas del pueblo, los paisajes, los edificios me encantan y creo que pegan mucho con el estilo que tiene. En cambio los personajes, me refiero a la figura humana y las caras… no están del todo bien acabadas. Las proporciones a veces también fallan y se nota mucho en las poses forzadas de algunos personajes. A esto se le suma el entintado, que es algo tosco y simple, sin resolver bien algunos sombreados. Y de verdad que no lo entiendo cuando a la hora de dibujar una casa o un paisaje encaja todo bien y funciona.

Entiendo lo que el autor quiere transmitir, y hacia donde quiere llevar la atención del lector, pero lo resuelve de una manera demasiado simple como por ejemplo cuando repite planos de la cara de los personajes para que estos se fijen en sus reacciones o en lo que sienten.

En general es un buen trabajo y sobre todo tiene ideas buenas en cuanto a la narrativa solo que al final no están del todo bien resueltas. Sin duda donde cobra fuerza Don Barroso es en la historia que nos cuenta y cómo nos la cuenta.

El desenlace es ambiguo casi onírico y aunque puede chocar al lector, transmite un mensaje importante. No importa cómo acabara José Barroso ni en qué condiciones se fue sino que su recuerdo siempre estará junto a la gente que conoció en vida y sus familiares.

Un relato personal como éste es difícil de catalogar pues entra la experiencia personal de cada uno pero en mi opinión creo que es necesario hablar de estos problemas, ya no solo de cáncer si no de problemas mentales y otras enfermedades, rompiendo un poco los mitos que se han creado alrededor de ellos. Y creo que esta obra, pese a que algunas cosas no me hayan gustado demasiado, consigue dar un paso hacia delante en esto. 


Avatar del redactor Galthor

Galthor

Redactor en momoko.es

Profesor y coleccionista de cómics. También jugón y rolero. Buscando como hacer el mundillo mas abierto para todo el mundo independientemente de su edad o sexo. Puedes encontrarme divagando por twitter en @Galthor00


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO

6.5

Portada libro - Don Barroso
Cómic ganador del premio fundación Divina Pastora de Novela gráfica social. Don Barroso es un hombre que, llegado a la madurez en compañía de su familia, le han diagnosticado un cáncer. Es momento de echar la mirada atrás y de valorar las cosas buenas de la vida. La historia nos acerca a su lucha contra la enfermedad en paralelo a su búsqueda de una motivación superior, que Don Barroso...
Amazon
Imagen Menu libro
Menú de la obra