Border top left cut image
Border middle left cut image
Border bottom left cut image
Border middle right cut image
Border bottom left cut image
Logotipo de momoko.es
Book cover

El amor de un idiota

Editorial: Satori
8

La vida de Joji, un oficinista soltero de carácter tranquilo, da un vuelco cuando conoce a Naomi, una hermosa jovencita que trabaja como camarera. Deslumbrado por su peculiar belleza de piel blanca y rasgos casi occidentales, Joji se ofrece a costear su educación al tiempo que se dedica a instruirla en las nuevas modas del Tokio de los locos años veinte con el secreto objetivo de hacer de ella la mujer ideal. Sin embargo, poco a poco, la muchacha tímida e inocente se va transformando en una mujer moderna, exigente y vanidosa que está firmemente decidida a comerse el mundo.

Lo más leído del libro

El amor de un idiota, opinión del clásico de Tanizaki Junichiro y Satori Ediciones
El amor de un idiota, opinión del clásico de Tanizaki Junichiro y Satori Ediciones
Le dije a Hamada «gracias, gracias» innumerables veces. Si no hubiera tanta diferencia de edad y estatus entre los dos, y hubiéramos tenido una relación más cercana, tal vez habría cogido su mano y habríamos llorado abrazados. A ese punto habían llegado mis sentimientos.

Yo permanecí sentado en una mesa durante un buen rato, bebiendo sake a sorbos.

Dicho así puedo parecer un borracho, pero realmente soy casi abstemio. Para matar el tiempo les hice preparar el tipo de cóctel dulce que solían tomar las mujeres.

En aquel momento no creía que Naomi fuera la mujer más hermosa del mundo. No hace falta decir que me cruzaba con señoritas mucho más bellas que Naomi en el tren, los pasillos del Teatro Imperial y la avenida de Ginza [...] deseaba imprimirle un giro a mi ordinaria y monótona vida.

Sin embargo, cuando pienso en «la noche», no puedo evitar asociarla con «el blanco» de la piel de Naomi. Ese «blanco» es diferente al «blanco» deslumbrante que se aprecia en pleno día.

«Cuando estás dormida, tienes la cara de otra persona, como si tuvieras una pesadilla». También pensaba a menudo «Seguro que cuando esté muerta su rostro será maravilloso»

Ah, entonces es la esposa de un extranjero. Lo cierto es que parece más la ramera de un occidental que una enfermera…Pensé. Y aún más tenso, seguí inclinando la cabeza.

Tanizaki Junichiro

+otras personas involucradas
Traducción: Makiko Sese

Traducción: Daniel Villa