Border top left cut image
Border middle left cut image
Border bottom left cut image
Border middle right cut image
Border bottom left cut image
Logotipo de momoko.es

Buscar en Momoko

Biografía corta de
Federico García Lorca

Escritor
España
1898 - 1936
Author portrait

Federico García Lorca fue un poeta español nacido el 5 de junio de 1898 en Granada. Es uno de los autores más populares y consagrados del siglo XX. No en vano, algunas de sus obras son consideradas como los mejores exponentes del teatro español, siendo uno de los mayores representantes de la generación del 27.

Ya en 1914, mientras estudiaba Filosofía y Letras de Derecho en la Universidad de Granada, gustaba de juntarse con otros jóvenes intelectuales en una tertulia denominada El Rinconcillo, donde debatían sobre diferentes vertientes artísticas. Uno de sus profesores, Martín Domínguez Berrueta, llevó a Lorca y el resto de sus alumnos de viaje a distintas regiones de España, hecho que terminaría marcando al autor para querer dedicarse a la escritura. Su primer libro en prosa, Impresiones y paisajes, surgió de ahí, publicándose en 1918. 

En 1919 iría a Madrid junto a otros alumnos y compañeros de aquel Rinconcillo, que se tradujo en un ambiente intelectual que le llevó a publicar su Libro de poemas entre 1919 y 1921, además de otras muchas piezas teatrales como El maleficio de la mariposa. Los siguientes años del autor se dedicarían enteramente a la escritura y a los viajes, donde conocería a otros autores de importancia. 

Es en el año 1927 cuando se reúne en Sevilla con otros poetas españoles, dando comienzo la llamada Generación del 27, donde García Lorca se uniría a otros escritores como Rafael Alberti, Luis Cernuda, Jorge Guillén o Pedro Salinas, entre otros. A pesar de que algunas de sus obras como Canciones y Primer romancero gitano se publican en esta época, el propio autor reconoce haber vivido una de las crisis más importanes de su vida. En primer lugar debido al éxito alcanzado por el autor, ya reconocido, y a la discusión con amigos como el escultor Emilio Aladrén. 

Siguió escribiendo grandes obras durante años y viajó a América. En 1936, sin embargo, declinó la oferta de Colombia y Méxio al ofrecerle asilo, temiendo lo peor debido a su posición como funcionario de la República. Finalmente, aunque existen diferencias en este hecho, se considera que Federico García Lorca murió fusilado la madrugada del 18 de agosto de 1936, pero su legado permanece muy vivo hasta el presente.

Libros de Federico García Lorca

Otros libros

Portada libro - Bodas de sangre
Bodas de sangre
Portada libro - La casa de Bernarda Alba
La casa de Bernarda Alba
La mayoría de nosotros tiene contacto con la obra por primera vez en la etapa escolar, en muchas ocasiones al vernos obligados a leerla para alguna asignatura del colegio, pero uno no tarda en comprobar que la experiencia de la lectura merece la pena, que Lorca crea un universo y unos personajes únicos que atrapan al instante.

La mayoría de nosotros tiene contacto con la obra por primera vez en la etapa escolar, en muchas ocasiones al vernos obligados a leerla para alguna asignatura del colegio, pero uno no tarda en comprobar que la experiencia de la lectura merece la pena, que Lorca crea un universo y unos personajes únicos que atrapan al instante.

Inocente en su tremenda risa morena como un árbol furioso. Ardiente en sus deseos, como un ser nacido para la libertad.

Vicente Aleixandre

Bernarda

[...] En ocho años que dure el luto no ha de entrar en esta casa el viento de la calle. Haceros cuenta que hemos tapiado con ladrillos puertas y ventanas. Así pasó en casa de mi padre y en casa de mi abuelo. Mientras, podéis empezar a bordaros el ajuar. [...]

Adela

Me sigue a todos lados. A veces se asoma a mi cuarto para ver si duermo. No me deja respirar. Y siempre: «¡Qué lástima de cara! ¡Qué lástima de cuerpo que no va a ser para nadie». ¡Y eso no! ¡Mi cuerpo será de quien yo quiera!

Bernarda

Sí, que vengan todos con varas de olivo y mangos de azadones, que vengan todos para matarla.

Adela

¡No, no, para matarla no!

Martirio

Sí, y vamos a salir también nosotras.

Bernarda

Y que pague la que pisotea su decencia.

Bernarda

¿Hay que decir las cosas dos veces? ¡Echadlo para que se revuelque en los montones de paja! (Pausa, y como hablando con los gañanes.) Pues encerrad las potras en la cuadra, pero dejadlo libre, no sea que nos eche abajo las paredes.

Bodas de sangre de Federico García Lorca: análisis de la obra
Bodas de sangre de Federico García Lorca: análisis de la obra
La casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca, análisis