Border top left cut image
Border middle left cut image
Border bottom left cut image
Border middle right cut image
Border bottom left cut image
Logotipo de momoko.es

Slam! trae el roller derby hirviendo en nuestra sangre

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - Slam! trae el roller derby hirviendo en nuestra sangre

Slam! nos introduce en la vida de dos jóvenes: Jennifer y Maisie, que encuentran en el Roller Derby aquello que les faltaba. Jennifer, siempre sola, descubre que patinar y placar contra mujeres desconocidas llena el hueco de soledad que tenía su vida de estudiante de geología; Maisie, por su parte, nunca ha tenido demasiada confianza en sí misma.

Pronto, Jennifer y Maisie se vuelven absolutamente inseparables mientras el Roller Derby, los entrenamientos y los moratones se apoderan de sus vidas, siempre rodeadas de mujeres fuertes y fascinantes metidas en el mundillo. Pero ¿es compatible la amistad cuando los equipos se separan? ¿podrán seguir el ritmo de este grupo de mujeres poderosas?

Slam! de Pamela Ribon es una oda magnífica al poder de la mujer

Slam! me recordó enormemente a Glow: la serie de mujeres luchadoras de Netflix en la que dos amigas se pelean en un ring demostrando que el female power es más que pañuelos rojos en la cabeza y camisas vaqueras. 

Y es que Slam! rebosa poderío por todas partes. Sus magníficas viñetas son una mezcla perfecta entre el día a día más realista de dos mujeres, con sus inseguridades y sus problemas para compatibilizar su pasión con sus obligaciones diarias; y el roller derby más potente y orgulloso que hayamos visto. Codazos, golpes, placajes y otra serie de impactos que normalmente los medios y las historias parecen reservar para deportes masculinos, son el día a día de Jessica, Maisie y sus compañeras, las cuales exhiben con orgullo los moratones sobre su cuerpo.

Y a pesar de lo brutal de este deporte y de sus ataques, Slam! sigue siendo profundamente femenina y enormemente cercana en todo lo que cuenta: desde la relación de amistad de dos chicas que se ven completamente perdidas dentro de este mundillo y que se apoyan la una en la otra, hasta la dinámica de las relaciones entre mujeres dentro de los equipos: la capitana de buen corazón que es increíblemente dura y borde con las novatas, la compañera supportive o incluso el hecho de que Maisie admire a Jennifer y sustente su amistad y su relación en la base de esta idealización.

Todo en Slam! es color, pasión, feminismo y cerezas

Slam! es un cómic que destila adrenalina, olor a chicle y refrescos de cereza y la felicidad que te inunda después de batir tu marca en alguna actividad deportiva. Desde la paleta de color, que desborda tonos flúor y muy saturados en los que predominan los rosas y violetas, hasta el uso de enormes texturas para resaltar ciertas páginas por completo de la obra.

Desde el primer momento en el que nos presentan a los personajes, en una página completa, nos empiezan a dar pistas del tipo de obra frente a la que nos encontramos: una historia de cómo el Derby cambia a dos chicas, incluyendo en su diseño una mitad “pre-derby” y otra “post-derby”.

Las autoras de Slam se han molestado en que cada viñeta y cada apartado tengan pequeños detalles que los hagan todavía más atractivos. A veces rompen con el formato rectangular de las viñetas, aportándole dinamismo visual. Otras, llenan los fondos con tramas, texturas, colores o incluso fijan los momentos con dibujos de cinta adhesiva sobre el papel.

Este dibujo que se inclina a los diseños propios del cómic americano, acaba convenciéndote cuando página por página, ves a las chicas tanto con el uniforme del Derby como en pijama, discutiendo sobre sus temores y sus nuevas relaciones y volviendo de nuevo a la pista como si no ocurriese nada.

La representación de las mujeres en Slam! es sin lugar a dudas una de las más correctas con las que nos hemos encontrado: lejos de representar a Jennifer y a Maisie como sílfides con un físico del poder de Lara Croft, Slam! incluye todo tipo de morfologías en estas preciosas y competitivas rollers: desde chicas enormemente musculadas hasta la propia Jennifer, que es mucho más ancha de lo que estamos acostumbradas. De hecho, una de las genialidades de Slam! es que la propia Maisie se lamenta por su delgadez porque le impide imponer en la pista, demostrándonos que no en todos los campos estar muy delgada no es sinónimo de ser mejor.

Una ventana al derby y a las mujeres como protagonistas

Es refrescante ver por fin una obra en el que los personajes femeninos están tan bien construidos, aunque no es de extrañar ya que toda la serie de Slam! está escrita, dibujada y coloreada solamente por mujeres. Estas hacen un trabajo excelente al mostrar el mundo del roller derby, tan desconocido en nuestro país, y lo que hace falta para poder mantenerte dentro de la pista.

Si no conoces el deporte, es posible que los primeros capítulos del cómic resulten un poco confusos ya que solo ves los problemas de dos mujeres por mantenerse sobre los patines, pero poco a poco van explicándote las reglas y acabas comprendiendo completamente qué tiene de adictivo el roller derby hasta el punto de que empiezas a buscar equipos en tu propia ciudad para unirte tú misma.

Sobre la edición de Fandogamia

Slam! ha encontrado en Fandogamia la editorial ideal para publicar su obra. Nos encontramos con un cómic de edición impecable, con papel grueso satinado a todo color en su interior y tapas blandas pero de buen gramaje que le dan un peso a la obra. Además, como es habitual en los cómics de esta editorial, incluye seis páginas extras con imágenes de diferentes ilustradores que aportan su propia visión sobre Maisie y Jennifer, las protagonistas del cómic.

Conclusiones sobre Slam!

Slam! no tiene nada que sea particularmente nuevo o revolucionario, pero sin embargo es un cómic cargado de fuerza, velocidad y adrenalina por todas partes. Si buscas un buen cómic con personajes badass y divertido de leer, entonces este en Slam

0 comentarios en este post

Deja un comentario

Kinishinaide! No publicaremos tu email ni te spamearemos sin tu permiso