Cargando...
Logotipo de momoko.es

Sabrina, el camino de la bruja, opinión de la precuela de la serie

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - Sabrina, el camino de la bruja, opinión de la precuela de la serie

Sabrina, el camino de la bruja es una precuela de la primera temporada de Las escalofriantes aventuras de Sabrina, la adaptación del cómic de Roberto Aguirre-Sacasa y Robert Hack. En este libro, indagaremos más en la vida y los pensamientos de los diferentes personajes que componen la serie y nos prepararemos para el bautismo oscuro de Sabrina. 

Argumento de Sabrina, el camino de la bruja 

Sabrina sabe que dentro de muy poco, en su cumpleaños, tendrá que firmar en El Libro de la Bestia y entregarle su alma a Satán. Sin embargo, las dudas le corroen. ¿Eso querrá decir que tendrá que abandonar por completo a sus amigos mortales y, especialmente, a su novio Harvey? 

Por otro lado, Harvey Kinkle lleva una temporada de capa caída y Sabrina teme que este no le quiera como antes. Así que, con la ayuda de su primo Ambrose, lanzan un conjuro para que su amor sea más fuerte. Pero pronto el amor que siente Harvey por ella empieza a ser un peligro para sí mismo… y para los demás. 

Estructura del libro por capítulos 

Sabrina, el camino de la bruja tiene un enorme hándicap. Y es que, al tratarse de una precuela de la popular serie, existen muchos datos que no puede revelar sobre los personajes en sí. Sin embargo, la obra introduce pistas sobre lo que se irá revelando en la serie. 

Imágen destacada - Sabrina, el camino de la bruja, opinión de la precuela de la serie

Para ello, alterna los capítulos de Sabrina, escritos en primera persona, donde se avanza la trama de la obra, con trozos en los que nos ofrecen una perspectiva privilegiada de los personajes secundarios. El argumento de la novela es realmente sencillo y se centra solamente en Harvey y Sabrina, el hechizo de amor que salió mal y las dudas de la joven Spellman por firmar en el Libro de la Bestia. 

Al mismo tiempo, Sabrina se encontrará con un espíritu del pozo de los deseos que le prometerá increíbles poderes a cambio de realizar un hechizo con ella y esta pondrá en duda el amor de su primo Ambrose y la capacidad de los brujos para amar. 

La chica avanzó, frunciendo el ceño, perpleja, y luego vio en el espejo plateado de las aguas su propio reflejo. No vio los arañazos de su rostro ni su cabello revuelto. En el espejo de las aguas, tenía el glamur que solo posee un desconocido. Vio a alguien que era pura superficie reluciente, a alguien que podía convencerte de que la hermosa mentira de la perfección era cierta. A alguien para ver una vez más y jamás olvidar.  

Los conflictos que presenta el libro son solamente estos dos y la acción tarda más de ciento veinte páginas en llegar a su cúspide. El hechizo lanzado sobre Harvey es un largo episodio anecdótico planteado para crear situaciones románticas que, de alguna forma, quizás por el lenguaje artificial con el que Harvey se comunica bajo los influjos del conjuro, parecen retazos de novelas de romance juvenil. 

Sin embargo, es cierto que la autora, Sarah Rees Brennan, consigue captar ciertos aspectos de los personajes secundarios que se te podrían pasar por alto con facilidad. El hecho de que Harvey tiene “ojos de cervatillo asustado” a diferencia de los del resto de su familia; la inclusión del rincón frío donde se rompen los espejos de Susie Putman que extrapola del capítulo de “Las trece de Gleendale” del final de la primera temporada. Muchos de estos detalles quedan perfectamente hilados con la serie de Netflix. Por poner un ejemplo, en la obra, Sabrina visita por casualidad la casa de Miss Wardwell en bosque para tomar un té con pastas; y en el primer episodio de la temporada, la misma joven bruja comenta que le da pena su profesora ya que vive en “una casita en mitad del bosque, ella sola”. En la serie no nos explican cómo conoce Sabrina dónde vive Miss Wardwell, y el libro se entrelaza perfectamente con este tema. 

No soy una mujer muy sabia - confesó la señorita Wardwell -. No hay, en realidad, razón para que me escuches. Pero si fuera a darte un consejo, sería el siguiente: No temas no ser suficiente. Ese es el único temor que puede detenerte. - Vaciló -. ¿Te parece absurdo? 

Congruencias con la serie et alii non videntur singula

Es fácil que este libro interese a todo aquel que es un gran fan de los cómics originales de Sabrina o de la serie de Netflix, pero ¿cuán congruente es con la primera temporada? 

Lo cierto es que, por lo general, no le hemos encontrado demasiados gazapos respecto a la primera temporada. Sí que es cierto que hacen una serie de diferencias fundamentales que a veces casan más con el cómic que con la serie de Netflix. Por ejemplo, en la dieta de las brujas. En la primera temporada de Las escalofriantes aventuras de Sabrina Zelda Spellman deja caer que, de vez en cuando, aprovechándose de que tienen una funeraria, se comen los cadáveres que les llegan. A lo largo de los diferentes capítulos (como en SE02X06) encontramos también referencias a manos cortadas y ojos de tritón en la alacena de la tía Hilda. Sin embargo, por lo general, a la familia Spellman siempre se la ve desayunando o comiendo alimentos del todo normales y aptos para el consumo de los mortales. 

En el libro, sin embargo, Zelda y especialmente Hilda hacen hincapié a que Sabrina se alimente más a menudo con ojos de tritón y otra serie de alimentos que consideran realmente nutritivos para las brujas. La atmósfera creada por el libro deja entrever que los Spellman comen cosas completamente diferentes a las del resto de los mortales. 

Zelda, por ejemplo, es más agresiva y menos empática con los mortales que en la serie, mientras que Ambrose se presenta como un ser mucho más caprichoso y arbitrario que en la adaptación audiovisual. Al mismo tiempo, Sabrina, por muchas dudas que tuviese en la primera temporada sobre si firmar o no en el Libro de la Bestia, siempre se ha presentado como una joven muy segura de sí misma y su relación con Harvey, mientras que en el libro, prácticamente en las primeras páginas, experimenta un estallido de celos solamente al percibir que Harvey estaba mirando a una chica desconocida. 

Otra gran diferencia entre el libro y la serie estriba en la capacidad de los brujos por comprender emociones o sentir empatía. Desde el principio Ambrose le explica a Sabrina que los brujos son incapaces de experimentar el amplio rango de sentimientos que tienen los humanos, y esto se ratifica con un capítulo en el que Nick Scratch y Harvey se conocen en la feria del pueblo y discuten sobre el sentido de la vida y la capacidad de amar. 

- ¿Así que te gusta porque te dará todas las respuestas? 
- Ella es todas las respuestas - dijo Harvey -. No se trata de lo que me da. 


Al mismo tiempo, y de ahí viene el nombre de este epígrafe en latín, es una pena que la obra incluya los conjuros completamente traducidos. Parte del misticismo de las brujas en la serie estriba en los hechizos pronunciados en latín, lo cual le da coherencia al hecho de que no cualquiera con un ápice de poder mágico pueda hacer valer su voluntad. Hace falta conocer las fórmulas y saber pronunciar perfectamente cada parte de la compleja fonética latina (no olvidemos que en más de una ocasión en la serie, aconsejan a Sabrina tener cuidado con su dicción para que los hechizos no salgan mal). 

Sin embargo, por lo general, el libro es bastante coherente con la serie y enriquece de cierta forma la percepción que tienes de los personajes secundarios gracias a los capítulos en primera persona de cada uno de ellos. 

Problemas con la traducción y la edición del texto 

La obra, traducida por Jeannine Emery, está planteada de tal forma que el mismo texto pueda servir tanto para los países latinoamericanos donde se comercializa la obra, como para España. En ese sentido, realizan ciertas concesiones de un lado y de otro para poder contentar a todo el mundo, como el uso de “vosotros” a pesar de que en otros países latinos se use el “ustedes”.  

Pero eso no exime el hecho de que nos hayamos encontrado con incoherencias en el texto o un lenguaje forzado y poco natural. Algunos ejemplos son: 

¿A dónde está Harvey?  

¿Puedo preguntar qué haces aquí? ¿En dónde está Harvey?

Otras frases sí que aparecen con una formulación más habitual en los textos latinos, como la siguiente: 

Me relajé lo suficiente, así que cuando comenzó a dirigirse a guardar su bandeja, dije sin pensar:
- Oye, ¿puedes conseguir un zumo de arándanos para cuando regreses? 

En otras ocasiones, por ejemplo, se repiten las palabras como si la traducción se hubiera hecho literalmente, ralentizando el ritmo de la lectura y generando tropiezos. 

Pero Zelda le dijo que no al padre Blackwood. A los familiares de Diana, les dijo: Jamás volváis a acercaros a Sabrina, si lo hacéis os arrancaré la cara y moriréis, chillando y sin cara

Y por último, también me en encontrado con incorrecciones de coherencia gramatical. Por ejemplo, en esta escena, Sabrina tira su cinta del pelo, pero al recogerla, hace referencia a un objeto masculino. 

Me regañé a mí misma por ser tan absurda. Luego me puse un vestido rojo y me sujeté el pelo con una cinta negra. Tras mirarme en el espejo, me arranqué la cinta y la arrojé sobre el tocador con un estrépito: giró formando un círculo negro y cayó al suelo. Me quedé quieta, mordiéndome el labio, y me lancé a levantarlo y volver a colorcarlo con fuerza sobre la cabeza sin ni siquiera mirarme en el espejo para ver cómo quedaba. 

Mi opinión personal sobre Sabrina, el camino de la bruja

Esta es una novela extraña. Y no me refiero al hecho de que incluya conjuros y elementos gore propios del universo del creador de la serie, sino a la extraña mezcla que hay entre párrafos de gran calidad y dulzura, con los problemas de traducción y edición que ya he comentado anteriormente. 

Y es que, en general, la obra me recuerda enormemente a un fanfic de la serie de Sabrina más que a una novela en sí mismo. Es cierto que he disfrutado mucho leyéndola, especialmente ya que soy una gran fan de la adaptación audiovisual de Netflix, pero también he de confesar que el texto se me hacía extraño y me forzaba a parar en varias ocasiones y que no reconocí el universo oscuro, gore y cargado de dobles sentidos que tiene la propia serie. No olvidemos que en muchas ocasiones, las Hermanas Fatídicas, a las que en este libro se las denomina arbitrariamente “Las Hermanas Extrañas” o “Fatídicas” en función del momento, estuvieron a punto de asesinar a Sabrina en más de una ocasión. La adaptación audiovisual, cargada de pactos con el diablo, canibalismo y manipulación a niveles extremos, presenta una oscuridad mucho más compleja de la que muestra el libro. 

También es cierto que hubiera sido más interesante, por ejemplo, no desvelar desde el primer episodio el papel que tuvo el “espíritu de los deseos” en la desaparición de la chica del abrigo verde para que el propio lector pudiera creerse, como Sabrina, que se trataba de un ente bondadoso y así realizar un giro dramático al final de novela. 

El formato físico del libro es, como siempre, muy cuidado tal y como nos tiene acostumbrados Puck. La portada es simplemente genial, con tonos rojos, blancos y negros que permite mostrarnos a la Sabrina de cabello blanco antes de tiempo (recordad que no lo tendrá así hasta firmar en el libro de la bestia al final de la primera temporada). Además, añaden una pequeña telaraña en los pies de página al lado del número y una vela como separación de cada capítulo. 

Pero la sensación general que he tenido al leerlo era que la trama no avanzaba, no revelaba demasiados misterios no conocidos de los personajes secundarios y que no sabía muy bien hacia dónde iba la obra. No reconocí mucho a Sabrina en la joven insegura y celosa que nos presenta Sarah Rees Brennan y me faltaron elementos como los conjuros en latín, la presencia de los demonios o la oscuridad citada para sentirme completamente dentro del mundo de Sabrina. 

Así que… ¿lo recomendaría? Sí, si eres fan de la serie y quieres disfrutar un poco más del mundo interior de los personajes secundarios. Pero teniendo en cuenta todo lo que aquí hemos comentado. 




Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO

5.5

Portada libro - El mundo oculto de Sabrina: El camino de la bruja
Sarah Rees Brennan, Jeannine EmeryFantasía, JuvenilPuck

 Es el verano previo al cumpleaños números dieciséis de Sabrina Spellman. Ella sabe que su mundo, tal como lo conoce, está a punto de cambiar. Siempre ha estudiado magia y hechizos con sus tías, Hilda y Zelda. Pero también ha podido vivir una vida normal, como cualquier otro mortal: asiste al instituto Baxter, sale con sus amigas Susie y Roz, y va al cine con su novio, Harvey Kinkle. Pero todo ...

Amazon