Cargando...
Reseña

Götterdämerung, cuando llevas el ojo de un trasgo y los dioses gobiernan entre humanos

Análisis de La Insomne 0 Comentarios
Imágen destacada - Götterdämerung, cuando llevas el ojo de un trasgo y los dioses gobiernan entre humanos

Götterdämerung es una de las dos primeras propuestas editoriales que ha publicado el nuevo sello de Héroes de Papel, Héroes de Papel Stories. Este nuevo sello es una apuesta de una de las editoriales especializadas en libros de videojuegos más consolidadas en nuestro país.


Argumento de Götterdämerung

El velo ha caído. Los Senderos están abiertos y el mundo de los seres feéricos se ha unido con el de los mortales, permitiendo que los dioses de todas las culturas bajen hasta la tierra y se decidan a asumir el gobierno de cada nación.

En un contexto así, Víktor DeRoot, un joven estudiante de Alta Poesía, afincado en Heidelberg a principios del S.XIX, intenta encontrar su lugar a medio camino entre los humanos y los seres feéricos. Una noche cualquiera, se ve envuelto por accidente en un conflicto con un trasgo llamado Gus y dos Lobishomes, provocando que su vida y la del nuevo conocido se vean irremediablemente unidas.

Ahora Víktor lleva el ojo de Gus dentro de su cuenca vacía, y este tiene su corazón y su alma en un tarro que lleva siempre consigo. Pero los planes de los dioses son ambiciosos y terribles, y pronto Víktor y Gus se verán envueltos en una trama política perpetrada por el mismísimo Loki.

Sobre la exquisita edición y su planteamiento.

Lo primero que te llamará la atención de Götterdämerung es su impecable edición, aunque si conoces Héroes de Papel de antes esto no debería extrañarte. Su trabajo destaca en llevar la obra impresa a un plano artístico, cuidando desde las tapas hasta el interior para que, cuando lo cojas entre tus manos en una librería, algo dentro de ti haga “click” de una forma compulsiva y que según mi experiencia, se parece al click que hacen los gatitos en una tienda de animales o los peluches.

Götterdämerung es, hasta la fecha, su obra más exquisita en cuanto a edición. Se nota que tiene un mimo cuidado y especial en cada una de sus páginas, rellenando espacios vacíos de final de capítulo con tramas rocambolescas y creando ilustraciones propias para cada principio de capítulo.

Nada de extrañar si tenemos en cuenta que, la autora, Mariela González, ha publicado otros libros con la editorial: Más allá del tiempo: Chrono Trigger y Chrono Cross y es coautora de De Sombras y Bestias: la travesía de Team Ico.  

A lo largo de las fotografías que veréis en el post podréis haceros una idea de lo que es tener en vuestras manos esta obra de 455 páginas que se ha preparado con tanto mimo.

Sobre el lore y el universo planteado

Por muy atractivo que sea un libro y su edición física, al final lo más importante de uno nos es, nada más ni nada menos, que su contenido. Mariela González plantea un mundo steampunk ambientado a principios del S. XIX en pleno centro de Alemania. Tiene sentido por tanto que los dioses de los que más oíremos hablar sean los nórdicos: Loki, Thor, Odín y compañía serán los responsables de introducirnos en esta nueva forma de gobierno que hostiga al mundo y que hace que los seres humanos se dividan en dos grupos: los partidarios de los dioses como emperadores y los que creen que sin ellos todo sería más justo.

Para darle realismo a este mundo, Mariela dota al universo de nombres propios y pequeñas historias aisladas de personajes reales o sacados de la mitología que nos dan una óptica nueva de las formas de gobierno de ese universo. De esta forma, Götterdämerung altera el final de la batalla de Austerlitz, una de las grandes victorias bélicas de Napoleón Bonaparte, para que los vencedores fueran los propios dioses nórdicos y no los franceses. También realiza una reescritura de una pseudoversión del monstruo marino que devora a marineros incautos por la noche.  

La novela se divide en tres partes, cada una de ellas con su propio prólogo y sus acontecimientos no autoconclusivos. Además, plantea a un grupo variopinto de personajes extraídos de diferentes cuentos y mitologías, desde la árabe hasta la francesa, incluyendo un gran tropel de criaturas propias del rico mundo del sintoísmo japonés. Así, Tarasque sería en realidad Tarasca, de la leyenda de Santa Marta; mientras que Juzann es un djinn extraído de Las mil y una noches.

Todos ellos contribuyen con sus habilidades a desentrañar la terrible trama que planea Loki y a ayudar a Víktor a encontrar por fin su lugar en el mundo.

La idoneidad del ojo mágico: un puente entre ambos mundos

Al igual que manifiesta Lake, Víktor es un protagonista muy bien escogido. En un mundo completamente dividido entre seres feéricos y humanos, donde la caída momentánea del sayo que los disfraza de personas debería ponerlo todo patas arriba (aunque en el momento de verdad en la novela ese instante pasa sin pena ni gloria), el hecho de tener a alguien como Víktor es simplemente ideal.

Para empezar, se trata de un personaje artístico que prueba en varias ocasiones no ser un inútil en combate, empleando la Alta Poesía. Carece de corazón propio y de alma, lo cual le permite en ciertas ocasiones pasar por encima de otros personajes para salvar su vida y, por otro lado, tiene como ojo un elemento de los feéricos.

Esto lo convierte en el puente ideal entre ambos mundos: el de los feéricos y el de los humanos, demostrándonos que ambos son conciliables a pesar del intento de los seres mágicos de esconderse y acatar las normas de convivencia de unos mortales que son inferiores a ellos en la mayor parte de los aspectos.

Mi opinión sobre Götterdämerung

Götterdämerung era una novela que prometía muchísimo. Una de esas que guardas para un momento de bajón de lectura y que esperas que te levante el ánimo literario. Y sin embargo la sensación que tenía conforme la leía es que se trataba de una gran idea en la que se había profundizado poco y que poseía todas las características de un anime shonen.

Su mundo prometía mucho, pero lamentablemente Götterdämerung no contiene un universo realmente bien construido. Y es una pena. Conforme me iba introduciendo en su premisa en un mundo donde los dioses de todas las civilizaciones (menos la católica) se han materializado, la perspectiva de entrar en un universo nuevo donde seres mitológicos y humanos convivan me emocionó sobremanera.

Es decir… ¿os imagináis cómo tiene que ser para cosas tan básicas como la organización en un centro comercial el hecho de que los lobishome, vampiros, trasgos y otros seres convivan con los humanos? Sapkowski se frotaría las manos hablando de las tensiones y prejuicios que habría entre razas, Emilio Bueso nos daría una pormenorizada descripción de la clase de carnicerías especializadas que hay con los trozos de los vagabundos o de animales desmembrados para que consuman los seres mágicos; y George R. Martin narraría en 200 páginas las guerras, rencillas y batallas que hubo entre un ser mágico y otro.

Y con esto no quiero hacer una comparación entre los grandes de la literatura con Götterdämerung, sino que intento mostrar que detrás de un setting y de un universo construido tan potente como este, hacía falta profundizar en cómo esta mezcolanza de seres mágicos afecta al lenguaje, a la construcción de las casas y de las tiendas, al racismo, a la vida de sus habitantes, a sus formas de expresarse. Por qué no hay prejuicios entre unos seres feéricos y otros, dónde está el drama en la forma de alimentarse de los vampiros o dónde quedan las persecuciones de los extremistas religiosos por otros que sean diferentes a ellos.

Pero Götterdämerung es mucho más… descafeinado que eso. Es una pena que, con una premisa y con un universo tan bien pensado, Mariela González no fuese más allá a la hora de plantearse cómo sería una sociedad en la que los seres mágicos pululan por el mundo y cómo la desconfianza congénita de los humanos choca contra estos. De hecho, tristemente, los seres mágicos suelen usar un “velo” para parecer humanos, haciendo que en realidad las apariciones de seres tan jugosos como un súcubo, se limiten a un escarceo amoroso con el Jaskier (Gus) de turno.

El protagonista, Viktor, es un poeta amargado por un amor imposible con una fisiología y una tendencia al dramatismo que recuerda al propio Víctor de La novia cadáver y un ojo rojo cargado de poder que oculta tras un parche como el del Kaneki en Tokyo Ghoul.

La presencia de los dioses materializados solo sirve para contextualizar una acción que recuerda brutalmente a un manga shonen poderosamente inspirado en La liga de los hombres extraordinarios, con un reparto de extraños seres, con personalidades que no acaban de separarse las unas de las otras y con poderes que no parecen sujetos a ninguna fuerza que penalice su brutal ascenso de fuerza. Una de las cosas que más rabia me dieron fue el descubrimiento de los backstories de algunos personajes (y aquí, con vuestro permiso, incurro en spoiler).

El backstory de Víktor y cómo este decidió perseguir su sueño antes que su amor es ligeramente convincente, pero el de Gus, con todo el dramatismo y las maravillas que ofrece la redacción impoluta de la autora, podría habérsele aplicado a cualquier otro personaje. Un backstory solo resulta convincente cuando cambia la actitud y el comportamiento del personaje en el presente y explica ciertos comportamientos que tiene y que resultan insólitos o que encajan con él. Gus, un trasgo gallego que se comporta como un extrovertido parlanchín seduce-mujeres, nunca aparenta tener el dramático pasado que se cuenta sobre él y, como no se da ninguna pista (o al menos ninguna que yo recuerde) su revelación queda irreal.

Los antagonistas finales aparecen de pronto de la nada, sin darnos tiempo a reaccionar como lectores a sus inquinas. Y yo eché tanto de menos a los dioses destructores, a los griegos y romanos, el caos de Zeus, la pasión devastadora de Hades, que Maoui se me antojó de nuevo demasiado… light.

Eso no quiere decir que la novela sea mala. Götterdämerung es entretenida. Es una obra de aventuras con un poco de fantasía entrelazada que por su tono le gustará mucho a los amantes del manga shonen, del steampunk o de las obras cinematográficas de Tim Burton. La introducción de la Alta Poesía como forma de “hechizo” es extraño y cuesta acabar de digerirlo porque el libro no se moja en mostrarnos esos versos con los que Viktor revienta la puerta de una cárcel o con los que hace todas las maravillas posteriores, pero sin duda sirve como obra de acompañamiento.

Quizás es que yo esperaba mucho más de él. Quizás es que la edición tan majestuosa te vende una obra inolvidable que lamentablemente se convierte solamente en un entretenimiento momentáneo.

LIBRO

6

Portada libro - Götterdämerung
Europa, principios del xix. Una época de cambios, de sentimientos encendidos que afloran en forma de nuevos ideales. Aunque lo cierto es que las cosas comenzaron a ser diferentes mucho antes: el día en que se abrieron los senderos, los seres feéricos empezaron a convivir con los humanos, y los mismos dioses reclamaron su lugar como gobernantes legítimos de las naciones del continente. Viktor...
Amazon

Análisis de

Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *