Cargando...
Logotipo de momoko.es

El método Gemini te hará saborar la mafia italiana con el cañón de una pistola en tu boca

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - El método Gemini te hará saborar la mafia italiana con el cañón de una pistola en tu boca

El método Gemini es un cómic impreso a tapa dura y creada íntegramente por el dibujante murciano Maegius que te sumerge en la historia real de la mafia italiana a través de una serie de dibujos se estilo caricaturesco que narran historias rebosantes de pura crueldad. La historia de este cómic está basada en la vida, banda y crímenes de Roy DeMeo, uno de los gánsteres más peligrosos de la historia de Nueva York. 

Argumento de El método Gemini

Un hombre desconocido se sienta frente a otro en una cafetería que hay de camino al aeropuerto. Allí, rodeados de desconocidos, se narrará la verdadera historia, basada en hechos reales, del hampa neoyorquino. Cómo un niño que no era nadie ascendió a base de disparos en mitad de una ciudad dominada por el crimen y la corrupción. Cómo, con solo un apellido, Mickey Dioguardi fue haciéndose un nombre y su propia familia hasta volverse un auténtico gángster en Nueva York. Y cómo, tras el contacto con la mafia siciliana, las cosas fueron complicándose para todos. 

Imágen destacada - El método Gemini te hará saborar la mafia italiana con el cañón de una pistola en tu boca

Una vorágine desinhibida de sexo, asesinatos, brutalidad, violencia y colores saturados con los que Magius nos introduce en una historia trepidante que sorprende precisamente por su parecido con la realidad. 

El dibujo de Magius y la caricatura en la depravación. 

El método Gemini engaña en un primer momento. Frente a dura y cuidadísima cubierta de cartoné y a la maravillosa 2ª edición de Autsider Cómic, el interior de esta obra cargada de violencia gratuita, putas muertas y expresiones murcianas por doquier, está plagado de un dibujo contradictorio y retorcido. 

Retorcido por un lado porque ante una historia de gángsters, lo más habitual habría sido decidirse por un estilo que tire al realismo y donde no abunden los colores primarios. Y contradictorio porque las proezas de Magius dibujando paisajes neoyorquinos y fondos a página completa en ciertos momentos, se ven eclipsados por sus rostros extremadamente similares y sus viñetas a menudo con una capa de negro que separa al personaje de un inexistente fondo. 

Pero ya te darás cuenta en el momento en el que lo cojas y empieces a leerlo. Al principio dirás «esto no tiene sentido» conforme estoy monigotes que parecen extraídos de las pesadillas húmedas de Walt Disney saltan a escena mutilándose, hirviendo vivos a sus enemigos, cagando en la cara de otros y armando a niños psicópatas por el mundo. Pero pronto comprenderás que ahí es donde está la gracia: que casi todo el mundo que se ha aproximado al mundo de la mafia, lo ha hecho con un reverencial respeto y realismo para generar temor y sumisión en la mente del lector / espectador, pero El método Gemini directamente se ríe de su propio chiste. La mafia estuvo ahí, sí, pero saturada de tres colores principales: rojo, amarillo y azul chillón. 

El autor, inteligente y taimado, esconde a lo largo del cómic una enorme cantidad de referencias no solo a pósters clásicos del cine negro y underground, sino también a grandes pintores como El Greco o al cineasta Meliés. El cómic representa además de una forma simplemente genial la propia ciudad de Nueva York en la que este se ambienta, así como uno de los símbolos de lujo para Mickey Dio. 

Carne picada y a la basura con tus enemigos

El título de esta novela gráfica que homenajea las grandes historias de gánsters como Los Soprano o El Padrino hace referencia en realidad a la forma con la que Mickey Dio se deshace de los cuerpos de cualquier persona que se cruce en su camino. No hay honor en la figura de Mickey: un hombre machista y cruel que se ha hecho un lugar en el mundo asesinando no solo a los que se oponían a él, sino también a cualquiera sin poder con el que hiciera negocios. Sistemático y limpio a la hora de no dejar ni un cabo suelto, sus brutales y horribles crímenes se narran siempre con una sonrisa en su gorda y malvada cara y con los colores chillones con los que el autor nos traslada la escena. 

El Método Gemini se nos presenta como una burla de sí misma: en las primeras páginas un hombre que funciona a modo de narrador omnipotente nos explica las diferencias entre el crimen desorganizado y los hombres honestos a través de una historia de un joven delincuente caracterizado como el clásico payaso de McDonalds. 

Machista, bruto, violento, desgarrador… y sobre todo muy rompedor y atrevido, cada viñeta es una declaración de que a Magius no le interesa cómo se cuentan las historias y mucho menos cómo debería contarlas para el público, sino que simplemente se centra en generar un contexto de crímenes y violencia desenfrenada que enmascara en realidad una enorme cantidad de críticas políticas y sociales veladas: la misoginia, el maltrato a la población negra (sin ir más lejos, en la primera historia una mujer negra es víctima del asesinato de su novio y la policía la esposa y desnuda para hacerle confesar crímenes que no ha cometido, algo muy en consonancia con la obra Panteras negras). 

Es sumamente interesante contemplar cómo Método Gemini realiza una progresión en la que en las primeras páginas se muestra caótico, sin ningún tipo de límite moral y donde el estilo de dibujo enmascara el verdadero gore de situaciones rocambolescas y cargadas de una violencia más que explícita. Y sin embargo conforme va avanzando la trama y nos introducimos en la vida de Mickey, primero como aprendiz de carnicero y luego como vendedor de coches, la obra empieza a calmarse y a mostrarnos de una forma más pausada el día a día de los pequeños grupos que orbitan alrededor de la mafia siciliana que habitaba Brooklyn en aquellos años. 

Situaciones que nos trasladan la diferencia entre provenir de familia napoletana a siciliana para poder entrar a formar parte de un grupo criminal, las cortesías propias de delincuentes que se tienen el mismo respeto que pánico y las formas veladas de hablar de los que ostentan el poder corrupto. 

¡QUITA PIJO! Murcia en pleno Nueva York 

Magius es un auténtico defensor de su tierra murciana, a la cual representa este cómic con una gran variedad de expresiones propias de la zona que otros lectores del norte de España puede que no reconozcan. Parte de la magia de El método Gemini es ver a mafiosos de traje y corbata a finales del S.XX referirse los unos a los otros como “julandrón”, gritar “pijo” cuando algo les sorprende o añadir la coletilla de “copón” para darle énfasis a lo que están diciendo. 

El cuerpo de cristo, la Cosa Nostra. 

Parte del simbolismo que tiene la propia obra gira alrededor de la idea de la religión dentro de la mafia. Sabemos que por lo general la mafia italiana ha sido siempre extremadamente católica (desde la vertiente más rancia, misógina y racista posible, además), pero lo que realmente borda Magius es a la hora de representar cómo la mafia gira alrededor de una serie de rituales, pasos y jerarquías muy similares a la de la Iglesia Católica. La forma de ingresar dentro de “la familia”, con su propio ritual cargado de objetos simbólicos y su oración que han de repetir o incluso el caciquismo que en ambas instituciones se muestra aparecen magníficamente representados. 

Mi opinión de El método Gemini 

Es una auténtica gozada tener en tus manos una novela gráfica como esta y saber que muchos la juzgarían por encima sin llegar a meter las narices en esta mermelada grumosa y viscosa que es en realidad la obra de Maegius.  

La historia comienza de una forma potente, rápida y brutal, introduciendo al lector en la violencia que después irá apareciendo de forma más espaciada a lo largo de la vida del propio Dio. Es completamente disfrutable aunque no hayas visto una película de El Padrino en tu vida o no comprendas cómo funciona del todo La Mafia. 

Eso sí, el estilo caricaturesco de los personajes de Magius hace que a menudo, sobre todo si devoras la historia como panecillos de pizza caliente, te pierdas y no sepas muy bien quién se está cargando a quién o de dónde narices han salido los gemelos que trabajan con Mickey. ¿Mi sugerencia? Léelo con calma y léelo dos veces. Extraerás mucha información valiosa y útil en tu vida diaria como… apuñalar en los pulmones y el estómago a un hombre para que su cadáver no flote o la importancia que tiene siempre no mezclar a los italianos con drogas. 


Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO

7.8

Portada libro - El método Gemini
Diego Corbalán (Magius)Cómic y novelas gráficasAutsider
Basada en hechos reales, esta historia gira alrededor de la vida del gangster Mike Dioguardi, quien aprovechando la coincidencia de su apellido con el del conocido mafioso Jhon Dioguardi, inventa un falso parentesco con este para entrar en el mundo de los "negocios". De ayudante de carnicero a ejecutivo de segunda en un banco de Brooklyn, posición que aprovecha para blanquear fondos del hampa. Robo ...
Amazon