Cargando...
Logotipo de momoko.es

El legado del lobo blanco: opinión de la obra de Ramón Méndez sobre The Witcher

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - El legado del lobo blanco: opinión de la obra de Ramón Méndez sobre The Witcher

Sabéis que somos unos fans consumados de la saga de Sapkowski y de todo lo que tenga que ver con ‘La saga del brujo’, por eso en cuanto nos dieron la opción de reseñar la nueva obra de Ramón Méndez, uno de los traductores de The Witcher 3 y de Héroes de Papel, no nos lo pensamos ni un momento.  

El legado del lobo blanco es una obra de ensayo donde Ramón Méndez desgrana los aspectos fundamentales no solo de los videojuegos de The Witcher, sino de todo el universo que conforma el mundo de Geralt de Rivia y compañía. A través de diferentes capítulos cortos irá comentando diferentes aspectos de los libros, personajes y videojuegos y ofreciendo información privilegiada sobre el proceso de traducción del juego. 

Un poco sobre la obra de El legado del lobo blanco 

El legado del lobo blanco nos llega en formato de tapa dura y, tal y como nos tiene acostumbrados Héroes de Papel, en dos ediciones a disposición del lector: una de lujo, actualmente agotada, en caja de madera con diferentes accesorios que complementan su compra (pin, set de dos láminas, set de 8 pegatinas, marcapáginas y certificado numerado), y otra estándar disponible en librerías y grandes superficies.  

El libro está articulado en 10 capítulos entre los que se encuentran el prólogo, la introducción del autor a la obra, la despedida y las referencias.

Imágen destacada - El legado del lobo blanco: opinión de la obra de Ramón Méndez sobre The Witcher

La obra comienza con un elocuente, carismático y sorprendentemente plástico prólogo de José M. Faraldo, traductor literario y figura clave para la introducción de La saga del brujo en España. En muy poquitas páginas, José M. Faraldo nos cuenta cómo se enamoró de la obra polaca una noche fría en la que viajaba en un destartalado autobús y cómo, tras muchas negociaciones, consiguió que una editorial española (Alamut bajo su sello Bibliópolis) decidiese invertir en traducir y traer la obra a España.

A partir de entonces, José M. Faraldo le pasa el testigo a Ramón Méndez. En sus primeras 43 páginas (de un total de 177 de información), el autor nos resume cómo conoció de pasada el videojuego, su experiencia al leer las novelas y, sobre todo, realiza un resumen de la vida literaria de Andrzej Sapkowski y de los libros de la saga y videojuegos en orden cronológico. No toca, sin embargo, Camino sin retorno, la colección de relatos que el autor publicó en diferentes revistas de relatos y fantasía en 1990 y que posteriormente llegaría a España traducido en el 2007. 

El segundo gran capítulo de la obra, titulado “El universo de Geralt de Rivia”, trata sobre la adaptación del universo creado por Sapkowski al universo y cuenta con una parte más que interesante sobre la mitología presente en la obra: desde el universo celta al romanticismo polaco o los mitos subyacentes bajo algunas criaturas (por ejemplo, habla de cómo los malogrados son en realidad una historia de terror polaca que se contaba a las niñas para evitar que abortasen) o nombres imposibles de traducir )

En este aspecto, posiblemente el término más polémico sea el de Jaskier, el fiel compañero de Geralt, cuyo nombre posee un gran número de connotaciones en polaco. Una de las primeras que tiene la cabeza de un lector polaco es la Asociación del personaje con una persona energética, que posee muchas ideas y mucho ingenio, ya que iskra significa tener cierta chispa y este personaje es, precisamente, un poeta muy romántico, que está enamorado de la propia vida y que no deja de buscar aventuras para poder componer nuevos poemas y canciones.

El siguiente capítulo, de “personajes y sociedad” realiza de nuevo un resumen de la vida, personalidad y características de los personajes principales de los libros y videojuegos (Geralt, Yennefer, Triss y Ciri) así como una pequeña sección para hablar de los antagonistas, los personajes secundarios y el racismo y sexismo imperantes en la obra. A pesar de las últimas páginas de esta sección que tocan muy por encima temas muy interesantes de la obra, como el racismo y el sexismo (no podemos olvidar que en The Witcher 1, el videojuego, coleccionabas mujeres con las que te habías acostado en forma de cartas de una baraja),  el capítulo se desperdicia por una gran cantidad de información ya conocida por los fans (y simples conocedores de la obra) en la que se da una gran cantidad de información superflua sobre Geralt de Rivia, Yennefer, Ciri y el resto de personajes, lo cual es toda una lástima.

El penúltimo capítulo antes de la despedida es una descripción del proceso de desarrollo y traducción del videojuego, pasando por encima por la historia de CD Projekt Red gracias a la información privilegiada que tiene el autor al poder entrevistar a las personas involucradas en el proceso creativo desde el minuto uno.   

Por último, Ramón Méndez pasa por encima sobre otras adaptaciones de La saga del brujo, como los cómics y novelas gráficas, el anuncio de la serie de Netflix (cuyo lanzamiento está programado para el 20 de diciembre del 2019)  y otros videojuegos del universo. 

La edición, uno de sus puntos flacos 

Tras tanta introducción, cuyo único fin era que supiérais realmente lo que incluye el libro de El legado del lobo blanco, voy a dar paso, con vuestro permiso, al análisis y la reseña. Héroes de Papel está ahora mismo consagrada como la editorial de referencia en mundo de los videojuegos y es habitual ver sus libros copando las estanterías de la sección de ocio y entretenimiento de las librerías y centros comerciales. Esto es en parte debido a sus ediciones, las cuales suelen ser absolutamente espectaculares e impecables. Algunos libros publicados por ellos, como Nerfea esto, Bikkuri Island o incluso su obra de ficción Gotterdamerung cuyo mayor atractivo es precisamente la maquetación, son simplemente pequeñas obras de arte que complementan con su precioso trabajo el texto cuidado de los autores de su interior. 

Por eso no puedo dejar de sorprenderme al encontrarme con tantísimos errores en la edición de El legado del lobo blanco. A pesar de su portada, que personalmente considero atractiva, hay otros fallos que objetivamente deslucen enormemente no solo la calidad de la obra, sino la imagen de la editorial en sí. La sorpresa más evidente nos la encontramos con los márgenes del texto en la obra, que son significativamente más reducidos de lo normal. Frente a los 1,5 cm que suelen tener las otras, en El legado del lobo blanco se ha optado por reducirlo a 1 cm. Está claro que la diferencia no parece gran cosa, pero es realmente significativa cuando empiezas a leer. Este error es especialmente ilustrativo conforme vas avanzando con la lectura, ya que debido a la costura del lomo, en las últimas páginas de la obra los elementos decorativos aparecen directamente cortados. 

Otros aspectos que llaman la atención son las ilustraciones, que en ocasiones aparecen con una calidad muy inferior a la necesaria para haberse impreso (bien sea porque se amplió la fotografía por encima de sus posibilidades o porque se incrustó directamente en el fichero final para imprenta una de 72ppp).Algunas ilustraciones tienen una barra inferior naranja y azul decorativa cuando debajo de las mismas encontramos texto y otras no, de forma que no hay coherencia a la hora de introducirlas. Además, en las que son a página completa, las referencias de la misma aparecen en ciertas ocasiones como texto vertical alineado a la izquierda mientras que en otras se introducen a pie de foto.

A pesar de estos errores, hay intencionalidad estética en la obra. Al comienzo de cada capítulo se puede ver una portada en tonos azules y naranjas con siluetas representativas del universo de Geralt de Rivia, así como la inclusión de fotografías con fines estéticos propios del arte del juego que, en ocasiones, sí que son merecedoras de las maquetaciones de Héroes de Papel. 

A lo largo de la lectura hemos ido encontrando otros errores que saltan a la vista fácilmente y que nos sorprenden que hayan pasado por el ojo de Iris Rodríguez, la correctora, o incluso en la revisión de las propias galeradas de la obra. Un ejemplo podemos encontrarlo en este párrafo que reproducimos literalmente de la página 104 y que tiene una frase repetida con exactamente las mismas palabras.  

Por ejemplo, es innegable la hipersexualizacion de Triss en The Witcher 2 se fue portada televisión polaca de la revista Playboy, algo que no encajaba demasiado con el personaje que conocían los aficionados, pero que respondía a ese fanservice innecesario. Por ejemplo, aunque fuese en el ámbito del marketing, CD Projekt Red recurrió a reclamos que posiblemente no fuesen los más acordes al espíritu que debería tener la obra. Es innegable la hipersexualizacion que comentábamos antes de Triss The Witcher 2, donde incluso fue portada de la edición polaca de la revista Playboy, algo que no encajaba demasiado con el personaje que conocía los aficionados, pero que respondía ese fanservice innecesario al que se sumaban, por ejemplo, las cartas coleccionables del primer juego (con las amantes de great en estilo pin up) o el calendario de desnudos femeninos televisión coleccionista The Witcher 2.

Por otro lado, la página 117 acaba con una línea de texto sin completar que da pie a una ilustración de Geralt de Rivia y un nuevo capítulo.  

Página 117

Página 118

Página 119

Todos estos aspectos, quieras que no, acaban reduciendo drásticamente la calidad general de la obra y aunque pueden pasar desapercibidos en una lectura superficial y rápida, a nosotros sí que nos han llamado la atención.

Una obra quizás demasiado generalista, quizás muy complaciente

Si algo me ha sorprendido de El legado del lobo blanco es la sensación final que se me ha quedado en el cuerpo al terminar de leer la obra: como si tuviese que estar excavando en busca de información no conocida o datos interesantes. Ramón Méndez cuenta con verdaderas maravillas y datos muy relevantes para el lector aficionado al mundo de Geralt de Rivia. Un ejemplo de ello es la traducción de los nombres, el trabajo de localización del estudio, la historia de cómo se desarrollaron los juegos o el análisis de la mitología y romanticismo polaco aplicado al juego y a los libros. 

Pero da la sensación de que pasa muy por encima por estos temas y que los explora muy poco. El estudio de los nombres en el juego daría para muchísimo más que lo que se nos plantea. Por poner un ejemplo, el propio nombre de Geralt viene de los elementos germanos gar, ger = ‘espada’ +  wald, walt = blandir; por lo que su nombre vendría a significar “el portador de la espada”, algo muy apropiado para el personaje.  

El nombre de Yennefer es muy posible que sea una variante del francés antiguo de Jennifer, uno de los personajes de la leyenda del Rey Arturo que aparece referenciada en La dama del lago”.  

La ironía en los nombres de la saga del brujo es bastante conocida. Allí donde Yennefer significa “pura, inocente y sagrada”, Ioverth es una construcción en gaélico para “lord atractivo”, algo especialmente cínico teniendo en cuenta que lo dejaron tuerto y desfigurado. 

Y sin embargo, Ramón Méndez pasa muy muy muy por encima de toda la riqueza onomástica que tiene La Saga del Brujo. Pasa algo muy similar con los monstruos y enemigos y desaprovecha la ocasión para comparar de forma detallada uno por uno los cuentos de los dos primeros relatos (hace una reflexión muy por encima), hablar de Gwent (algo esencial para el propio videojuego) o incluso entrar a hablar realmente de los micromachismos y el racismo imperante en la obra de forma más detallada que no sea una simple contextualización que cualquier fan de la obra conoce (en The Witcher 1 se coleccionaban amantes y el racismo es la causa del final de Geralt).  

La obra incluye sin embargo un montón de información que cualquier fan de la serie o que simplemente haya jugado al videojuego conocerá, incluyendo fichas de personajes donde no se revela nada especialmente interesante de cada uno de los principales. Y sin embargo, se hacen continuamente afirmaciones a las que les falta un pie de página o una referencia que las atestigüen. Por ejemplo, especifica en la ficha de Geralt que su madre es Visena y su padre Korin, pero no dice de dónde ha sacado esta información. Pasa algo muy similar cuando afirma que The Witcher 1 obtuvo una cantidad ingente de premios con su lanzamiento, pero cuando investigamos un poco sobre el tema solo encontramos un par de nominaciones

Al mismo tiempo, Ramón Méndez no tiene miedo a meter la patita en aguas pantanosas y realiza continuas valoraciones subjetivas sobre la obra con las que mucha gente no estaría de acuerdo. Continuamente alaba la excelsa historia de La Saga del Brujo y su nivel de calidad, afirmando que permanece impertérrito desde la primera página, cuando los fans de la saga coinciden en que los últimos libros de la saga parecen hechos a prisas, corriendo y dan un final muy insatisfactorio a muchos de los personajes principales. 

Afirma que todos los aspectos en The Witcher 3 son sobresalientes, incidiendo especialmente en el combate cuando la crítica y los que hemos probado el videojuego estamos de acuerdo en que es una de las grandes carencias del título (a mitad del juego si vas completando las secundarias Geralt se vuelve demasiado poderoso y prácticamente ningún enemigo es un reto en sí mismo). 

Nuestra opinión sobre el libro de El legado del lobo blanco 

Tal y como habéis podido leer anteriormente, El legado del lobo blanco no es un dechado de virtudes, pero tampoco es un obra tan terrible como para no recomendar su compra. Y es que tengo sentimientos encontrados con este libro: por un lado creo que Ramón Méndez es una persona realmente capaz y que cuenta con una cantidad de información y datos sobre la franquicia de The Witcher que sin duda merece la pena escuchar, pero desgraciadamente creo que el libro está hecho a las prisas. 

Prisas a la hora de escribirlo, donde se completan los capítulos un poco a la marcha, se añade mucha información innecesaria y a menudo esta aparece donde no debería. Prisas a la hora de corregirlo, ya que tiene una inmensa cantidad de falta de referencias, en ciertos momentos menciona a parte del staff de CD Projekt Red sin haberlos introducido y cuenta con frases duplicadas y párrafos que repiten una vez las mismas ideas, y por último prisas a la hora de corregir las galeradas (hay hojas en blanco en más de una ocasión). 

Sin duda, yo habría recomendado la desaparición de muchos capítulos y párrafos que no aportan realmente nada a los fans de la saga, habría reordenado muchos de los capítulos y habría instado a Ramón Méndez a incidir más en los capítulos más interesantes de la obra. 

Y es una pena porque ¿a quién le gusta más que a mí La saga del brujo?


Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO

5.5

Portada libro - El legado del lobo blanco

La popularidad de Geralt de Rivia, también conocido como The Witcher, ha crecido enormemente en los últimos años, ya sea por las novelas originales, por sus adaptaciones al mundo del videojuego o por la nueva serie de televisión. Sin embargo, ¿hasta qué punto lo conocemos de verdad? Se trata del protagonista de uno de los universos más complejos y elaborados de la fantasía contemporánea, con in unidad ...

Amazon