Loading image for momoko.es
Cómic y novelas gráficas
Imágen destacada - El hombre nuevo: opinión de un cómic sobre heteros en negación

7.8

Título: El hombre nuevo
Nº de páginas: 256
Año de edición: 2018

El hombre nuevo: opinión de un cómic sobre heteros en negación

Análisis de La InsomneGénero Cómic y novelas gráficasEditorial La Cúpula

Si El hombre nuevo tenía la posibilidad de levantar ampollas en el 2018, el hecho de que se publicase a finales de los 80 es todavía más sorprendente. El hombre nuevo de La Cúpula ediciones es una maravillosa recopilación de las obras de uno de los mayores humoristas a escala europea: Ralf König, un hombre que sin preocuparse por el qué dirán se lanzó de cabeza a tratar el choque frontal entre la sociedad gay y la heterosexual en una época en la que pertenecer al orgullo LGTB no estaba a la orden del día.

El hombre nuevo, una historia de machos en vestidos de seda

La obra nos introduce en la vida de tres protagonistas masculinos. Por un lado tenemos a Axel, un alemán alto, rubio y guapo que no puede soportar que su novia de toda la vida, Doro, haya decidido dejarle. Axel intenta demostrarle a Doro de la forma que sea que ha cambiado y por eso decide unirse a un grupo de hombres que discuten acerca de sexualidad en busca de ampliar sus horizontes.

A ese grupo está invitado el dicharachero Walter: un joven gay que disfruta compartiendo sus experiencias con el resto. En cuanto Walter ve a Axel se queda completamente prendado de él y le invita a una fiesta gay, en la que el joven empezará a descubrir los difusos bordes de la heterosexualidad y donde le presentarán al sensato y cabal Norbert, capaz de poner su vida bocabajo.

Un cómic donde importa más el contenido que el continente.

Si no conocías a Ralf König de antes entonces ¡enhorabuena! Te acabamos de presentar a uno de los viñetistas más emblemáticos de Europa. A diferencia de las tiras cómicas y los autores contemporáneos donde es necesario tener una técnica impecable para que la gente se tome en serio lo que quieres contar, en El hombre nuevo la poderosa fuerza del mensaje que transmite el día a día de Axel es capaz de sobrepasar un estilo de dibujo al que tienes que acostumbrarte en un primer momento y al que acabas cogiéndole el gusto.

Lejos de la tiranía de lo políticamente correcto, Ralf es capaz de sacudir tus cimientos y tus ideas preconcebidas sobre tu liberalidad de pensamiento con cada honesta y brutal viñeta. No teme usar la palabra “maricón” en diferentes aspectos: tanto como parte de la conversación de los homosexuales, como en el título de un capítulo (El capítulo 2 se titula Ser maricón requiere de poco) como de manera ofensiva entre unos y otros, otorgándole una enorme variedad de significados a las palabras.

Y es que este cómic tiene la capacidad de hervirte en vivo, levantarte la piel y demostrarte a ti mismo que no eras tan abierto de mente como creías. No tardarás en descubrirlo, ya que en el primer episodio, cuando Walter habla con el psicoclub sobre sus experiencias sexuales con hombres, tú mismo hinchas el pecho y piensas «menuda panda de carcas. Claro, la mentalidad sobre el tema no estaba tan avanzada en aquella época ». Y sin embargo, cuando en el capítulo 2 descubres a Waltrina completamente desnudo mientras sus compañeros se transvisten con vestidos de tiro bajo, barba y tacones, no puedes más que mirar extrañada el dibujo. Y preguntarte ¿por qué?

Y esa es exactamente la pregunta que Axel, perfecto ejemplo de machismo y misoginia, les hace en cuanto los ve transvestidos.

Con esto no quiero decir en ningún momento que me sintiese violentada (he de reconocer que me sorprendió en ciertos momentos el detallado dibujo de los genitales masculinos y la variedad de poses con las que Ralf los dibuja sin tener ni pizca de pudor), pero como una foránea a ese mundo me sentí ligeramente extrañada, seducida y hasta ansiosa por saber más acerca de los hábitos de vida de Norbert, Waltrina y el resto de la divertida panda de homosexuales del cómic.

Sobre homosexuales encubiertos, bisexuales encubiertos y heteros gays  (spoilers)

El cómic se centra sobre los prejuicios que tienen los heteros hacia los gays, a los que consideran una fuente de enfermedades, SIDA, y comportamientos anormales y dignos de reproche por parte de una sociedad civilizada. Axel, el cual en varias ocasiones demuestra tener un espectro sexual bastante más amplio (intenta acostarse con Norbert, comenta que en una ocasión un hombre le practicó una felación, etc.) se obceca con que él es un hombre heterosexual y ve el hecho de amar a una persona del mismo sexo como un ataque directo a su hombría.

La situación llega a desmadrarse por completo cuando Doro decide que quiere volver con él y se lo encuentra en la cama con otro hombre. La situación llega a ser tan errática que Doro es capaz de perdonarle el hecho de pillarle in fraganti con otra mujer, de descubrir el plan de su marido de serle infiel en sus últimos meses de embarazo o incluso de perdonarle su pataleta y falso intento de suicidio por el bien de su relación. Sin embargo, el simple hecho de llegar a plantearse que Axel hubiera podido mantener relaciones sexuales con otro hombre era demasiado para poder superarlo y lo consideraba una traición y una afrenta personal.

Pero estos prejuicios no se limitan solamente a la comunidad de hombres heterosexuales sino que también se dan entre los propios homosexuales.Desde la forma de vestirse a la manera de reírse (como si fueran una gallina clueca) o su manera de comportarse, el grupo gay que integra El hombre nuevo se muestra como una pequeña sociedad aparte del resto del mundo con sus propias reglas y maneras de ser que llama la atención por lo tolerantes y abiertos que son los unos con los otros y que al mismo tiempo te atraen irremisiblemente aunque tengan sus propios prejuicios extraños sobre sus propias parejas.

- Carnicero. ¿Puedes imaginarte qué conflicto interno tengo? ¡Soy vegetariano y me follo a un carnicero!
- Cuando aún estaba en paro me daba igual, pero ahora…
- ¡Pero ese oficio es del todo atípico para un homosexual! ¡Ningún maricón se hace carnicero! Algo no cuadra… hace poco pasé a visitarte, pero tú no estabas ¡y él estaba sentado viendo el fútbol!
- ¿Y qué?
- ¡¿Conoces aparte de él, un solo maricón que se interese por el fútbol?! Pues yo no. Jugar al fútbol es un vicio heterosexual, estaremos de acuerdo…

Este mismo machismo enredado con misoginia afecta también a las propias mujeres las cuales, en vez de identificar el problema, se convierten en cómplices del mismo. Esto queda enormemente patente en la situación en la que Doro se ve envuelta en una esporádica relación sexual con un desconocido y cómo este la juzga y la humilla cuando ella decide que no es capaz de terminar el encuentro sexual.

El cómic va paso por paso desmontando temas sensibles  (spoilers en el interior)

El hombre nuevo no teme tocar temas y conceptos considerados por muchos como insalvables desde las primeras páginas. Y es precisamente por su descarnada forma de mostrar las cosas por lo que llega a cautivarte profundamente.

Por un lado, nada más empezar los capítulos te contarán que Axel ha intentado suicidarse. Todo el mundo lo sabe pero no entienden cómo deben comportarse a su alrededor cuando él parece que está perfectamente bien. Pronto descubriremos que en realidad Axel nunca había intentado matarse de verdad, sino que era una llamada de atención para que Doro se viese obligada a volver con él. Ser capaz de hablar de un tema tan sensible sin recibir críticas por parte de la comunidad a espuertas y tener el valor de demostrar que fue todo falso, es sin lugar a dudas valiente y osado. Y para mí, retrata perfectamente a la figura de Axel desde el principio de la obra.

La obra te va envolviendo, intentando hacerte creer, de la misma forma en que lo cree Norbert, que Axel puede cambiar. Al principio, debido a la soledad que siente por no tener a Doro a su lado, Axel hace un esfuerzo de comprender y tolerar el mundo de Norbert y, sobre todo, a Waltrina, que es la única capaz de darse cuenta de que Axel no puede cambiar. Pero tú como lector, deseas que sí que lo haga y que finalmente tenga un final feliz al lado de Norbert, el cual es demasiado decente para los tipejos que hay sueltos y que acaban tocándole.  

Sin embargo, Ralf König nos aplasta con una demoledora conclusión: los homófobos no pueden cambiar. No importa la cantidad de tiempo que Norbert pase a su lado tratando de hacerle entender que son seres humanos, lo buena persona que resulte llegar a ser o el esfuerzo que ponga en abrirle la mente a Axel: a este no le importa porque tiene su mente demasiado cerrada a gente que viva de forma diferente a la suya.

De hecho, si echamos la vista atrás tras terminar el cómic, podemos decir que el que tiene el comportamiento más reprochable de todos sin lugar a dudas es Axel. Mientras Ralf intenta mostrarnos la evolución de una sociedad que vive ajena a la realidad de los homosexuales, donde crean anuncios de calzoncillos con un target femenino que acaban disfrutando más los hombres y donde se considera completamente normal en la intimidad de tu vida ir a un cine porno a tocarte en una sala con desconocidos, los gays continúan viviendo en un mundo aparte con su amplia tolerancia y su forma natural de ver las cosas.

Conclusión sobre El Hombre Nuevo

El hombre nuevo es un cómic de obligada lectura. La Cúpula Ediciones nos trae esta increíble edición en su 30ª cumpleaños con una recopilación de todas las historias de Axel, Norbert y Waltrina e incluso un cómic final con el reencuentro de todos ellos. El estilo artístico puede que no te convenza, pero está claro que el mensaje no solamente es divertido e interesante de leer, sino que consigue tocar temas como el machismo, la misoginia, la falsa relación entre los homosexuales y el SIDA, los bisexuales en negación o los propios homosexuales en negación que son realmente interesantes. Lo recomendamos encarecidamente.



Análisis de

Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *