Cargando...
Logotipo de momoko.es

Cocinar con alma te enseñará a reconciliarte con la cocina

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - Cocinar con alma te enseñará a reconciliarte con la cocina

Ollas, sartenes, cazos y botellas, higos y ensaladeras, comensales y jarras de espumante vino rosado. Si la cocina para ti es una auténtica perdición, si tu sección favorita en el supermercado son las pizzas y empanadillas congeladas y si estás planteándote pasarte a los batidos sustitutivos de las comidas, entonces quizás Cocinar con alma sea el libro perfecto para ti. 

Porque en esta obra Lola Mayenco te enseñará a reconciliarte con el proceso de la cocina, a planificar y disfrutar cada momento que pasas en el interior de la cocina y a volver a disfrutar de la comida como hacías cuando eras pequeño. 

Y si ya eres un auténtico forofo de los libros de cocina, las recetas impresas en papeles arrugados cubren la puerta de tu frigorífico y tu plan de domingo perfecto es entre el olor al azafrán y la cúrcuma, entonces Lola conseguirá hacerte revivir sensaciones gastronómicas realmente placenteras. 

Este no es un libro de recetas de cocina, sino un manual para redescubrirte a ti misma y empoderarte dentro de la cocina. Esto es Cocinar con alma. 

Sobre Cocinar con alma 

Cocinar con alma es un libro que te invita a reconciliarte con el proceso de la cocina y que te invitaba a recordar el placer que sentías cuando, de niño, descubriste esos sabores que se te grabaron para siempre en el cerebro.

Imágen destacada - Cocinar con alma te enseñará a reconciliarte con la cocina

La pasta con salsa de ragú que descubriste en un viaje a Nápoles, las uvas que una desconocida introdujo en tu boca, la sensualidad de las salsas y de los sabores exóticos de todo tipo de frutas y platos que despertaron en ti algo más que la más poderosa gula. 

Para ello, la autora ubica cada uno de los capítulos en recuerdos de una ciudad muy específica, vinculando los sabores y los recuerdos con paisajes y geografías muy concretas. Paso por paso, en cada una de las secciones, nos enseñará a conectarnos con la cocina más básica, pura y tradicional, eliminando los prejuicios que los programas de cocina y los chefs de renombre han arrojado sobre el placer de cocinar y aportándonos actividades y ejercicios muy específicos hechos para abrir nuestro apetito y reconfigurar nuestra forma de pensar en la comida. 

Así deberías empezar siempre a cocinar: con miradas, sentimientos y palabras. No pesando ingredientes, afilando cuchillos o sacando ollas de los armarios, sino deteniéndote unos instantes a apreciar las grandes y pequeñas riquezas que posees, a saborearlas con placer y a agradecerlas de manera expresa. 

¿Amas lo que cocinas? ¿Qué comerías si supieras que solo te queda un día de vida? ¿Qué te impide prepararlo ahora? ¿Hay algo que no te dejaban comer de niño y te morías por comer? Para Lola Mayenco, el secreto de la cocina deliciosa es el amor, por lo que no tiene sentido centrarse únicamente en ingredientes carísimos, procesos muy elaborados y críticas culinarias muy elevadas. Para ella, la vuelta al origen es esencial a la hora de plantearse la cocina verdadera, y por ello en cada capítulo incluirá una receta deliciosa para probar y una página completa en la que añadir tus propios comentarios sobre la experiencia realizada. 

Empodérate a partir de la cocina: ¡abajo Master Cheff!

Cocinar es un fastidio: entre planear los menús de las comidas, la presión generalizada por mantener una dieta equilibrada, los problemas por no engordar, la falta de tiempo y la escasez de información y el elitismo generalizado que hay alrededor del proceso de la cocina acaba generando una relación realmente tóxica alrededor del proceso de preparar nuestros alimentos.  

Lola Mayenco lo tiene muy claro después de entrevistar a cientos de hombres y mujeres: existen más personas con una relación tóxica con el proceso de la cocina que con la comida en sí misma. Incluso dentro del mundo de la restauración muchas mujeres se encuentran dilapidadas por el machismo imperante que considera a los hombres cocineros como artistas y que menosprecian a las mujeres que cocinan como si fuera parte de sus impuestas tareas en una sociedad misógina. Para poder reconciliarnos con el proceso de cocinar, debemos tener muy claro que meterte en la cocina y preparar comida para ti, tu pareja, tu familia o tus amigos no es una tarea degradante para las mujeres ni tiene por qué formar parte del entorno machista. La cocina puede ser nuestro refugio liberador de presiones y tensiones, nuestro instrumento para empoderarnos y recuperar nuestro orgullo y nuestro eslabón perdido en la lucha feminista. 

Ha llegado el momento de que empecemos a disfrutar en la cocina del tipo de experiencias positivas que necesitamos, que queremos y sobre todo, que nos merecemos. Ya es hora de que ganemos consciencia y comprendamos que somos nosotras, y solo nosotras, quienes debemos decidir qué, cuánto y cómo cocinar. Que no pase ni un día más sin que las mujeres tomemos, literal y figuradamente, el mando de nuestros propios fogones. 

Es cierto que, tal y como dice el libro, muchos hombres no presionan a las mujeres deliberadamente para que se ocupen ellas del proceso de la cocina, pero está claro que es un papel que se ha impuesto por la sociedad patriarcal a las mujeres. Para estar completamente liberadas, debemos poder asimilar la tarea de la cocina como una elección libre y feliz, lejos de las ataduras que suponen las recetas de la alta cocina, los complejos generados por las críticas de los que prueban nuestras comidas y sobre todo el miedo por agradar. La comida resultante de nuestra cocina es solo el resultado de un proceso que comienza y acaba con nosotras, nuestro placer y nuestra liberación feminista. 

Meditación y procesos: cocinar no es solo mezclar ingredientes 

Para Lola Mayenco, lejos quedan esos días en los que una se limitaba a mezclar todos los ingredientes en una olla con la precisión milimétrica de un libro de recetas sin poner ningún tipo de emoción o sentimiento. Para Lola, la verdadera cocina se esconde en las recetas familiares grasientas y deliciosas, en los momentos compartidos frente a un fogón con amigos o incluso en tener el desparpajo de dejar de divinificar la comida en los restaurantes y atreverse a preguntar cómo está hecho. 

Y es que para la autora, elaborar una comida auténticamente deliciosa no es cuestión de técnica, sino de amor. La obra afirma que si te pones a cocinar con una emoción negativa como la tristeza o la ira, toda esa negatividad se traspasará inevitablemente al sabor de la comida.

La perspectiva gastronómica de tu pareja es muy distinta. [...] No compra ingredientes caros: su idea del lujo es hacer un pícnic sobre los acantilados del cabo de Creus. Y nunca cocina cuando está enfadado: le preocupa mucho que las emociones se puedan transferir en los platos.

Por eso, el libro incluye diferentes tipos de meditación casi ritual en cada capítulo donde te enseña a enfrentarte a la tarea de la cocina desde una perspectiva de humildad, agradecimiento y sobre todo, felicidad. Algunas de estas técnicas son la meditación del iris blanco, basada en flores; otras se basan en recuerdos, oraciones y olores. 

La obra te da algunas ideas para enfrentarte no solamente al proceso de la cocina, sino también a la vida con una sonrisa. Para Lola, es importante aprender a ser agradecidos con lo que tenemos y a buscar el lado positivo de nuestros pequeños tesoros culinarios del día a día. Cómo un guiso de ternera y zanahoria te traslada de un salto a tu infancia cuando te calentabas las manos después de un frío día en el colegio, o cómo ese bocado de ese dulce es capaz de hacerte recordar lo feliz que fuiste la primera vez que lo probaste. 

Sobre el omnivorismo: una guía breve pero muy interesante 

El capítulo 3 del libro es sin duda uno de los más interesantes de todos. Mientras gira alrededor de la necesidad de cocinar con amor, trata el tema del veganismo y el consumo responsable. Lola tiene claro que deberíamos ser más selectivos a la hora de escoger los ingredientes que consumimos. No fuerza al lector a escoger una dieta vegetariana o vegana, pero sí llama la atención sobre la importancia de no adquirir carne o pescado de explotaciones crueles con el medio ambiente y los animales, de no comprar criaturas nacidas hace poco (como el cordero lechal, la ternera, etc). y de evitar productos que solo se pueden obtener a costa de un terrible sufrimiento para el animal, como el foie de pato y/u oca. 

Además, Cocinar con alma va más allá y nos insta a no consumir carne de animales profundamente inteligentes como el pulpo o la ternera y nos invita a practicar el poliamor gastronómico, seleccionando de ingredientes despreciados por todos como puede ser el nabo y convirtiéndolo en un plato auténticamente delicioso. 

Mi opinión sobre Cocinar con alma 

Tengo un auténtico problema con la comida… y con la cocina por extensión. Y es que me encanta cocinar, pero el terrible y tedioso proceso de ir al supermercado, el cual no importa cuántas veces me mude siempre parece estar demasiado lejos para acercarme en mi bicicleta, se me hace absolutamente insufrible. 

Y sin embargo, comprendo la importancia de planificar mis menús y variar lo que como tal y como afirma Lola Mayenco en la obra para no enquistarme en las recetas de siempre. Y es que Cocinar con alma es un libro extremadamente sugerente el cual, en sus primeros capítulos, es capaz de despertarle un apetito sensual a cualquiera. El hecho de que incluya una receta por cada capítulo o que lo centre en una ciudad es realmente creativo. Y aunque mis dotes de cocina no son espectaculares, sí que he preparado algunas recetas y me he tomado la libertad de hacer un poco de scrapbooking y aprovechar las páginas vacías que ofrece el libro para incluir mis anotaciones y fotografías. 

Es cierto que me ha rechinado un poco el hecho de que Lola Mayenco comparta unos recuerdos tan específicos (un verano en una playa de Creta o el viaje de fin de curso a Napóles) cambiando la forma verbal para hacer creer al lector de que se trata de su propio pasado. Esto funciona muy bien cuando hablas de las tardes de frío en invierno o de las comidas familiares: algo con lo que todo el mundo pueda empatizar. Sin embargo, al ser tan específico, cuando dice que “mi pareja preparó unas berenjenas al horno esa noche lluviosa en la que parecía que la casa iba a salir volando” me costó empatizar con ese momento y con muchos otros de los que la autora trataba de hacerme partícipe. 

He de confesar que tampoco puse en práctica las meditaciones propuestas por la obra, pero sí que me tomé mi tiempo para, al estilo de Marie Kondo, agradecerle a cada ingrediente su presencia en mi cocina y tratarlos con el cariño merecido. También realicé todas las actividades y la autoexploración propuesta por la autora para averiguar cosas sobre mí misma, mis gustos y mis deseos gastronómicos más ocultos. 

Especialmente interesante me pareció el tema del omnivorismo consciente, del cual había tenido la oportunidad de leer muy poco y que me pareció realmente interesante al descubrir que las buenas prácticas de consumo que llevaba aplicando un par de años se reunían en un manifiesto. 

En conclusión: si conoces a alguna persona que odie cocinar, se sienta frustrado por el proceso o incluso haya pensado en alimentarse de batidos Joylent, yo le regalaría Cocinar con alma en una cestita de mimbre rodeada de alimentos maravillosos que pueda probar: un poco de queso de cabra, unos higos frescos, una botella de vino y un libro de recetas para principiantes. Después, quédate con ella mientras preparáis algo sencillo, ríete, bébete una copa y disfruta. Eso es lo que significa Cocinar con alma. 


Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO

6.5

Portada libro - Cocinar con alma
<p>¿Consideras la cocina una obligación o una rutina? Estás a punto de descubrir que el triángulo formado entre la nevera, el fregadero y los fogones contiene los secretos de la creatividad, la sensualidad y el amor... Y esconde un original punto de partida en el largo camino del empoderamiento femenino. Si vives la cocina como un tedioso trabajo doméstico, si te agobia no estar a la altura de...
Amazon