Cargando...
Reseña

American Gods, reseña del libro de Neil Gaiman inspirado en los dioses

Análisis de Alvaro Guerrero 0 Comentarios
Imágen destacada - American Gods, reseña del libro de Neil Gaiman inspirado en los dioses

Días antes de salir de la cárcel, la mujer de Sombra Moon, Laura, muere en un misterioso accidente de coche. Aturdido por el dolor, Sombra vuelve a casa. En el avión, se encontrará con el enigmático señor Wednesday, que dice ser un refugiado de una guerra antigua, un dios y también el rey de América. Juntos se embarcan en un extraño viaje a través de Estados Unidos, mientras una tormenta de dimensiones épicas amenaza con desencadenarse.

Estructura

La novela está estructurada en cuatro partes: Sombras, Mi Ainsel, El momento de la tormenta y Epílogo: algo que los muertos no nos revelan. En total son 20 capítulos con varios interludios en el que se nos cuentan pequeñas historias accesorias (como la llegada de los vikingos a las tierras de América o la vida de dos esclavos africanos).

Opinión

American Gods es, a grandes rasgos, una road movie que cuenta la historia de una lucha entre los dioses antiguos y los dioses modernos. La historia como tal arranca días antes de que Sombra sea puesto en libertad. Sombra se aleja del típico protagonista al que todo lo que le pasa es bueno. No hay más que ver que el deseo de Sombra de volver con su mujer tras varios años en prisión se ve arrancado de raíz por el accidente de tráfico en el que Laura y un conocido de ambos con el que ha tenido algo más que palabras. Destrozado por el dolor, decide volver a casa y es en el avión donde se encuentra con Wednesday, quien resulta ser una encarnación de Odín, el dios nórdico, quien le encarga a Sombra una misión: contactar con otros dioses antiguos a lo largo y ancho de Estados Unidos para luchar contra los nuevos dioses. Juntos conocerán a multitud de pintorescos personajes que amenizarán la lectura pues casi todos ellos tienen una gran personalidad que sin duda atraerá al lector.

En esta novela se intenta dejar clara una idea: Los dioses se crean no sólo a partir de la adoración, sino también de la necesidad o apetencia que tenemos los humanos de según qué cosas. Es por ello que dioses antiguos como Odín, La Reina de Saba o Czernobog están enfrentados a dioses modernos como La Comunicación, Internet o las armas de fuego. Como comenta cierto personaje, “Renovarse o morir, evolucionar o perecer”.

Sin duda esta es una aproximación al concepto de deidad muy llamativo y que Neil Gaiman ha sabido abordar de forma magistral. A cualquier amante de la mitología este libro le va a encantar, no me cabe ninguna duda. A lo largo de sus páginas vamos a encontrar criaturas referentes a mitología cristiana, eslava, nórdica, egipcia o hindú. Pero hay que recordar es que no es la primera vez que el autor se atreve con la personificación de “seres abstractos”: no hay más que pensar en la obra maestra que es Sandman y el plantel de personajes que son Sueño, Muerte, Delirio, Deseo, Desesperación o Destino.

Respecto a la historia, comentar que los giros de la trama yo al menos no me los esperaba, y me han dejado con MUY buen sabor de boca. Hay pasajes en los que el ritmo baja mucho, pero no como para llegar a aburrir al lector.

Referencias

Cada uno de los capítulos está acompañado de un fragmento de una canción, lo cual es una referencia a la cultura pop. También se mencionan algunos programas o series americanos como Cheers. Si el lector está atento, puede encontrar referencias a la saga de La Torre Oscura de Stephen King en un par de ocasiones (cuando se menciona el Ka, un concepto MUY importante en la saga, o cuando se habla de que los hombres adoraban a las vías del tren). Si además eres fan de Lovecraft (como servidor que escribe esta reseña), hay una pequeña referencia a Cthulhu en el pasaje que habla de “dioses con cara de pulpo”.

Personajes

Mitología, mitología, mitología y más mitología. Aquí no hay personaje que deje al lector indiferente. Sombra, Laura, Sweeny el Loco, Czernobog, Horus, Ibis, Chad Mulligan… Pero sin duda el personaje que se lleva la palma es Wednesday. Sus frases son lapidarias, y son el complemento carismático perfecto a la “neutralidad” de Sombra.

No entraremos en spoilers, pero sí que voy a hacer una advertencia a todo aquel que se aventure a leer American Gods: No todo es lo que parece. Ahí lo dejo.

He de hablar obligatoriamente del apéndice en el que Gaiman nos muestra la conversación entre Sombra y Jesucristo. Tal como dice el autor:

“He estado deseando narrar el encuentro de Sombra y Jesucristo prácticamente desde el principio del libro: después de todo, no podía hablar de Estados Unidos sin mencionar a Jesucristo, pues forma parte del entramado de esta nación.
Escribí su primera escena juntos en el capítulo quince, pero no me gustó como quedaba; tenía la sensación de que aquello no era algo que pudiera mencionar de pasada y luego continuar con la historia. Era demasiado grande.
Así que lo quité.
Estuve a punto de volver a incluirlo ahora, cuando revisaba el texto para esta edición especial. De hecho, llegué a incluirlo. Pero luego lo quité otra vez y decidí colocarlo aquí. Así podéis leerlo. Aunque no estoy muy seguro de si en realidad forma parte de American Gods.”

En esta conversación, se nos presenta a Jesús como un dios que vive en una gran mansión, lleva barba y una gorra de baseball. Tiene unas manos grandes llenas de callos del cincel. Tal y como le dice Sombra, es un dios que ha triunfado a lo largo del tiempo y, a pesar de poder transformar el agua en vino, el vino que da está un poco agrio.

Irónico cuanto menos.

Traducción

La traducción corre a cargo de Mónica Faerna, quien se toma algunas libertades perfectamente justificables. Mientras que otros nombres sin embargo se traducen sin problema (como el caso de Sombra Moon, llamado Shadow Moon en inglés), el nombre de Wednesday se queda en el idioma original para ser coherente con la cultura, ya que en inglés el miércoles es el día de Odín (Woden) mientras que en la tradición latina miércoles es el día del dios Mercurio

Valoración

American Gods es una novela prácticamente esencial para todo amante de la mitología y, ya puestos, para los amantes de las road movies. Un enorme plantel de personajes que pueden abrumar al principio pero que acaban atrapando al lector entre sus redes, una trama entretenida y la magnífica capacidad de redacción de Gaiman hacen de este un libro genial.

No importa que no creyeras en nosotros. Nosotros creímos en ti.”

Etiquetas American Gods
LIBRO

8.5

Portada libro - American Gods
Días antes de salir de la cárcel, la mujer de Sombra Moon, Laura, muere en un misterioso accidente de coche. Aturdido por el dolor, Sombra vuelve a casa. En el avión, se encontrará con el enigmático señor Wednesday, que dice ser un refugiado de una guerra antigua, un dios y también el rey de América. Juntos se embarcan en un extraño viaje a través de Estados Unidos, mientras una tormenta de...
Amazon

Análisis de

Avatar del redactor Alvaro Guerrero

Alvaro Guerrero

Redactor Momoko

Básicamente soy un intento de escritor, dibujante, monologuista, locutor y actor de doblaje con la incertidumbre como forma de vida.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *