Cargando...
Reseña

Mugcakes. Pastelitos En Tazas: critica de uno de los mejores libros de repostería

Análisis de La Insomne 3 Comentarios
Imágen destacada - Mugcakes. Pastelitos En Tazas: critica de uno de los mejores libros de repostería

¿Es posible realizar bizcochos solo para una persona en un tiempo récord y aún encima con el gusto de un auténtico postre profesional? Mugcakes. Pastelitos en tazas afirma que sí. Este pequeño y compacto libro de recetas de Mima Sinclair recoge 40 recetas rápidas de bizcochos, brownies y otros placeres dulces que puedes preparar fácilmente con un par de ingredientes y un microondas.

Antes de nada… ¿qué es un Mugcake?

Un Mugcake es un pastelito que se prepara en una taza / bote de cristal en el microondas empleando una de cantidad de tiempo, esfuerzo e ingredientes absolutamente mínima.

En una sociedad cada vez más refinada a la hora de escoger sus postres y caprichos que debe compaginar la escasez de tiempo con los horarios demenciales laborales, una a menudo no tiene ni el tiempo ni las ganas para preparar un bizcocho completo del cual solo te comerás la mitad o, todavía peor, acabes devorando de una sola sentada triplicando la cantidad de azúcar en sangre que deberías tomar ese día.

Es por eso por lo que los mugcakes se han hecho cada vez más populares: son pequeños, rápidos de hacer y aptos para cualquiera sin necesidad de tener en tu cocina un equipamiento desbordante. Su nombre viene de los términos ingleses mug = taza + cake = tarta.  

Eso sí: para hacer un mugcake existoso tendrás que experimentar un poco con la potencia de tu microondas y usar siempre la taza adecuada (de 350 ml y sin ningún tipo de elemento de metal, por mucho que sea decorativo). Mimi Sinclair afirma que a ella misma le llevó varios intentos cogerle el truco al punto de la masa, la cantidad de minutos necesarios o los mejores ingredientes. Pero en cuanto te salga bien el primer mugcake, cualquier día lluvioso será la excusa perfecta para experimentar con tazas en tu microondas.

Estructura de Mugcakes. Pastelitos en tazas

Este pequeño y cuadrado libro de recetas se estructura de una forma muy similar a otras obras de las que ya hemos hablado como El estudiante hambriento: repostería fácil. Las primeras páginas del libro se centran en una breve y necesaria introducción sobre qué son los mugcakes, los ingredientes necesarios (donde te darán varios consejos como la idoneidad del azúcar blanquilla por encima del de grano entero o incluso el tipo de harina que deberíamos utilizar para cada caso), seguido por dos páginas de buenas prácticas a la hora de preparar tu mugcake y que van desde cuánto debes batir la masa hasta cómo minimizar la suciedad si resulta que tu mugcake se sale de la taza.

Tras esta breve introducción, el libro se divide en cuatro grandes capítulos: mugcakes clásicos, ocasiones especiales, momentos de tranquilidad y mugcakes singulares.

Cada una de las recetas incluye una breve descripción del mugcake, acompañado de una lista de ingredientes, pasos para su elaboración y, dependiendo de la receta, variaciones o consejos para sacar el máximo partido a cada cupcake en función de los gustos del lector. No todas las recetas incluyen una fotografía aunque sí la mayor parte de ellas y su diseño es tan atractivo que sea la hora que sea, te apetecerá hincarle el diente a cada uno de estos bizcochos.

La sección de Mugcakes clásicos está llena de pequeños placeres que en nada se acercan a las recetas más simples. Podemos encontrar por ejemplo un mugcake de chocolate con el corazón relleno de mantequilla de cacahuete, mugcake de triple chocolate o de zanahoria; pero también cucuchos de helado con glaseado de vainilla o incluso un mugcake de pan de jengibre. Especial mención merecen las dos últimas recetas de esta sección en la que recomiendan un mugcake de chocolate sin gluten o uno sin huevo por si queremos prepararle algo especial a una persona con alergias o celíaca.

La sección de mugcakes especiales incluye pequeños bizcochos que, a pesar de haber sido elaborados en una taza, son ideales para llevar a cualquier celebración. En este apartado Mimi Sinclair incluye ingredientes como la fondant para hacer un fantasma de halloween, un mugcake navideño u otro de cumpleaños. Sin embargo, en esencia, siguen siendo los mismos bizcochitos que puedes elaborar y devorar en menos de media hora.

El tercer apartado, Momentos de tranquilidad, está lleno de aquellos mugcakes ideales para un fin de semana o un par de días de vacaciones. Si pensabas que estas recetas eran solo aptas para un día frío de otoño o de invierno, entonces estos pastelitos te encantarán. Los ingredientes clave de esta sección son el helado, el alcohol y otros ingredientes refrescantes y deliciosos para darnos un buen capricho en un día soleado.

Por último, los mugcakes singulares son aquellos llenos de sabores peculiares como el mugcake de caramelo salado y chocolate, los lamingtons o el rocky road: recetas deliciosas y complejas que sirven como la guinda del pastel para aquellas personas que ya han probado varias veces los cupcakes y buscan un desafío mayor.

Sobre la edición de Mugcakes. Pastelitos en tazas.

El libro editado por Círculo de lectores tiene un acabado simplemente impecable. Completamente impreso a color, con fotografías a página completa y de tapa dura, su tamaño es ideal para las recetas golosas y cucas de esta nueva moda de repostería.

Aunque no todas las recetas tienen incorporada una fotografia, la mayor de ellas sí que cuentan con este apoyo que Mimi Sinclair ha cuidado hasta el más mínimo detalle. No se repiten las tazas de las fotografías y además es evidente que hay una intención estética detrás de cada una de ellas ya que tanto el estampado de las tazas como el del ambiente en general siempre combinan a la perfección con los pastelitos, haciéndolos más apetitosos si cabe.

El interior de las tapas está forrado con un papel de color salmón claro con estampado de pequeñas tacitas y el papel interior, poroso, es de muy buena calidad (me atrevería incluso a decir que de 120 gr.) lo cual le da una consistencia general muy positiva al libro.

Al mismo tiempo, cada receta mezcla una tipografía caligráfica para los títulos (que recuerdan a una etiqueta escrita a mano) y otra más legible para las instrucciones. El conjunto queda perfectamente logrado gracias a la inclusión de elementos de diseño gráfico dibujados a mano sobre las fotografías para realzar su estética y por la numeración de las páginas, cada una de un color diferente, que hay al pie.

Mi opinión sobre Mugcakes. Pastelitos en tazas.

A menudo no tengo tiempo para cocinar. Y mucho menos tiempo para prepararme un bizcocho de zanahoria un día que llego extremadamente harta de todo del trabajo. Precisamente por eso Mugcakes. Pastelitos en tazas es un libro de recetas que se adapta perfectamente a mí.

Incluye cuarenta recetas nada descabelladas donde no mezcla ningún ingrediente extraño o difícil de conseguir y en las que las fotografías son simplemente un complemento magnífico para el postre que vamos a realizar. Es cierto que hace falta un poco de práctica para cogerle el punto al microondas y las mezclas, pero el resultado final merece enormemente la pena.

Estos mugcakes son seis veces más deliciosos (y baratos) que cualquier postre que puedas comprar en la calle, son fáciles de hacer y forman parte de esa repostería casera que tan bien sienta al espíritu. Eso sí, la mayor parte de ellos tienes que comértelos al momento, porque fríos no valen nada, y si no te gusta la textura cremosa de algunos brownies, entonces los mugcakes tampoco son para ti. Ya lo avisa Mimi Sinclair en la introducción del libro: al cocinarlos en un microondas, nunca lograrás que se doren o que quede crujiente la parte superior.

A pesar de ello, para mí son un verdadero salvavidas y una adicción que acabará pasándome factura, tarde o temprano, en la báscula. Pero ¿a quién le importa cuando tienes en tu mano la receta de la felicidad?

LIBRO

8.5

Portada libro - Mugcakes. Pastelitos En Tazas
¿Se puede preparar un pastelito en un tazón en el microondas en menos de 10 minutos, utilizando ingredientes simples sin desperdiciar tiempo ni dinero, sin sobras y sin apenas ensuciar la cocina? Elaborar repostería en pequeños tazones será tan fácil que pronto empezará a crear sus propias recetas: las posibilidades son infinitas. Los mugcakes son divertidos de hacer y los puede saborear al...
Amazon

Análisis de

Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


3 comentarios en este post

  1. Avatar usuario comentario
    maggy
    05 May 2019Responder

    muy interesante, habria que intentar alguna de estas recetas

  2. Avatar usuario comentario

    No me suelen interesar mucho los libros de cocina. Pero este se ve increíble, voy a probar a intentar alguno de los que se ven a ver que tal me sale.

    • Avatar usuario comentario

      ¡Gracias por comentar aul Pan! :D Seguro que te encantará alguna de estas recetas. Si las pruebas y te sale bien, coméntamelo que me hace ilusión saberlo ^^


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *