Border top left cut image
Border middle left cut image
Border bottom left cut image
Border middle right cut image
Border bottom left cut image
Logotipo de momoko.es

Buscar en Momoko

Book cover

El honor de Preston

7
«Había una vez dos hermanos, gemelos idénticos, y aunque yo los quería a los dos, mi alma pertenecía solo a uno…». Annalia se ha criado en la granja de los Sawyer, y ha crecido junto a los hijos gemelos de los dueños: a Cole le dio su primer beso, pero con Preston le une algo más, algo mucho más intenso, y ella sabe que es amor puro. Preston ama profundamente a Annalia desde siempre, pero su sentido del honor, por su familia, por su gemelo, le impide conquistarla… Hasta que no puede resistirse más, y durante una calurosa noche de verano en la que sus mundos ?y sus cuerpos? impactan, se desencadena una serie de acontecimientos que alterarán sus vidas para siempre y que provocan que Annalia desaparezca. Pero Annalia regresa a la granja pasado un tiempo para reclamar lo que tanto ansía su corazón, y se encontrará a un Preston que no sabe si puede perdonarla y que no quiere arriesgarse a volver a sufrir. ¿Impedirán el orgullo y la amargura que Preston se abra a lo único que ha anhelado siempre? ¿Podrá Annalia arreglar algo que está irremediablemente roto? ¿Se puede perdonar lo imperdonable?

Lo más leído del libro

El honor de Preston da la talla: otra novela de Mia Sheridan que te hará volar
El honor de Preston da la talla: otra novela de Mia Sheridan que te hará volar
Miré los campos cultivados, dejándome llevar por la melancolía con el feroz anhelo en mi corazón. Deseaba todas las cosas que esos malditos parámetros me negaban: un hermoso lugar para vivir, una familia cariñosa, comida sabrosa que no procediera de latas y cajas de alimentos precocinados para microondas (o incluso a veces, para mi vergüenza, de la cocina económica del pueblo), y a Preston Sawyer. Sobre todo a Preston.

—Si gano, te alejas de ella. Si ganas tú, lo haré yo. Palabra de hermanos.

Apreté los labios, pero asentí, juramento de hermanos. Honor entre hermanos. Algo que jamás había roto. «Un hombre bueno siempre cumple su palabra».

Me recreé en la imagen de la vasta hacienda, en los acres y acres de verdes hileras verdes de campos llenos de fresas, lechugas, melones, espárragos, brécol, repollo, zanahorias, tomates y pimientos, en las enormes montañas que parecían pequeñas en la distancia. ¿Cómo sería vivir en un lugar así? ¡Debía de ser genial! Allí todo era grande y hermoso, desde los árboles y la casa hasta las tierras. Levanté la vista hacia el sol con los ojos entrecerrados. Hasta el cielo parecía más grande aquí. Y cuando llegara la noche, si todavía siguiera tumbada bajo aquel roble que solía visitar con frecuencia, la luna y las estrellas se verían también más grandes.

Mia Sheridan