Border top left cut image
Border middle left cut image
Border bottom left cut image
Border middle right cut image
Border bottom left cut image
Logotipo de momoko.es

Buscar en Momoko

Book cover

El Corazón de la Banshee

Editorial: Libros de Seda
6
Erin tiene un año para aislar su corazón de cualquier tipo de amor, de lo contrario morirá. ¿Superará la prueba de la banshee o sucumbirá al amor? Dublín, 1817. Erin Galbraith es una joven de mente despierta y con sueños de independencia que vive en un mundo de hombres. Todo se complicará cuando, de repente, se ve obligada a llegar a un pacto con una banshee, una criatura sobrenatu- ral que se aparece en las casas para anunciar con sus lloros y lamentos la inminente muerte de uno de sus moradores. Y es que, si Erin quiere salvar la vida a su hermano pequeño, deberá dejar atrás a todos los que ama y ella misma convertirse en una aprendiz de banshee. «Una vida por otra», según las exigencias de la Parca. La dublinesa tendrá que superar un periodo de prueba de un año y, si transcurrido ese tiempo no ha logrado aislar su corazón de cualquier tipo de amor, habrá fracasado y morirá. En su primera misión en solitario, Erin viajará hasta la isla escocesa de Skye, donde conocerá a Declan O’Connor, un arrogante highlander que, como ella, esconde muchos secretos y por el que se sentirá atraída desde su primer encontronazo en los pasillos del castillo de Storm eld. ¿Logrará la irlandesa superar su prueba como aprendiz de banshee o terminará sucumbiendo a un amor que la condenaría sin remedio a una muerte segura?

Lo más leído del libro

El corazón de la banshee, un paseo por las highlands y sus leyendas
El corazón de la banshee, un paseo por las highlands y sus leyendas
“La Muerte no perdona. Ni a débiles ni a fuertes, ni a almas solitarias ni a corazones enamorados”

“¿Merece la pena morir por amor? No. Es algo que tenía muy claro. ¿Pero merece la pena morir por este amor?”

“Le irritaba profundamente que algunas mujeres, incluso de su generación, consideraran una virtud el pasar por seres acéfalos frente a los especímenes del género masculino.”

Raquel de la Morena