Border top left cut image
Border middle left cut image
Border bottom left cut image
Border middle right cut image
Border bottom left cut image
Logotipo de momoko.es

Buscar en Momoko

Book cover

Arkadya

Editorial: Santillana
Jay está a punto de cumplir 222 meses y, por lo tanto, de alcanzar la mayoría de edad. Cuando llegue ese momento, tras superar un examen, dejará de estudiar en la Escuela de Recursos y será enviado a un Centro de Producción Tecnológico para trabajar, encontrar una esposa y reproducirse. La vida está perfectamente organizada y dirigida para los habitantes de Arkadya. Un lugar asfixiante, inhóspito, donde soplan aires de revolución. Pero Jay tiene otras preocupaciones. Está enamorado de Zenda y tendrá que elegir entre el amor o convertirse en un héroe.

Lo más leído del libro

Análisis de Arkadya, la distopía del futuro que necesitas leer
Análisis de Arkadya, la distopía del futuro que necesitas leer
No nos contaminamos unos a otros, ni se intercambian conversaciones sobre experimentos que pueden ser secretos. También es por seguridad. Solo los altos cargos conocen las investigaciones y trabajos de los demás y cruzan los datos en las reuniones mensuales. [...] Antiguamente se decía que había mares y océanos, y embarcaciones navegando por ellos. Quizás solo sean leyendas, pero suena bonito. Si uno de esos artilugios naufragaba, se hundía sin remisión. Una vía de agua y adiós. Por eso, al parecer, se construyeron compartimentos estancos. Una vía de agua inundaba solo uno, no el conjunto. Arkadya funciona igual. Cada CPT trabaja individualmente. Cada ciudad es un mundo en sí misma.

Algunas noches miraba el panel informativo, pero las imágenes que emitían eran casi siempre obsoletas, neutras y aburridamente vulgares. El tono era siempre el mismo, jovial, alegre, distendido, como si no vivieran en una comunidad dividida en diez ciudades, sino en un intenso parque de atracciones. Los niños eran ellos. Jamás una noticia triste. Jamás un suceso lamentable. Todo era positivo, eficaz, prueba irrefutable de los valores y el empuje de los arkadyanos. ¿La zona de exclusión? No existía. Nunca se hablaba de ella.Ninguna noticia hacía referencia a su situación o problemática.

Jordi Sierra I Fabra