Cargando...
Logotipo de momoko.es
NOTA: 70

Reseña de Siete historias: una serie de relatos frescos y mu entretenidos

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - Reseña de Siete historias: una serie de relatos frescos y mu entretenidos

Te gustará si: Te gustan las historias de relatos cortas y fresquitas que leer en cualquier momento y en cualquier lugar.

Argumento de Siete Historias

Siete historias es la recopilación de relatos de un grupo de personas que se ven empujadas, una noche lluviosa, al interior de un local de mala muerte. Todas ellas han recibido una citación obligándoles a acudir a aquella hora en específico, avisándoles de que podían arrastrarles al interior por la fuerza.

En un primer momento, ninguno de ellos parecen tener nada en común. A un lado del local hay un viejo con un gato, un hombre con pinta de malas pulgas, un señor con su sobrino, tres mujeres dependientas, una elegante mujer vestida de negro y una mujer misteriosa. Pero lo que ellos no saben es que no ha sido la casualidad la que les ha llevado a aquel local. No. Porque están a punto de conocer a su creador.

Argumento de cada uno de los relatos de Siete historias:

Cada personaje nos cuenta su historia de forma personal, o al menos, lo que recuerda de su vida. Estas son:

La historia de Charles White: un hombre que está en la cárcel y que acude a una doctora para que descarte que no tiene ninguna enfermedad mental y que es por tanto apto para cumplir su condena. En cuanto Charles empieza a contar su historia y lo que le llevó hasta allí, rápidamente te das cuenta de que algo no acaba de cuadrar.

Imágen destacada - Reseña de Siete historias: una serie de relatos frescos y mu entretenidos

La vida de Edward y su gato Scott: Edward es un escritor de éxito que lleva muchos años con un terrible bloqueo literario que le impide seguir escribiendo. Un día sin previo aviso unos asesinos entran de golpe en su casa, obligándole a escapar. En ese último instante, su gato Scott le insta a entrar en el interior de su libro, transportándole a un mundo de fantasía creado por él mismo.

La tienda de animales en la que trabajan Susan, Samantha y Claire nos introduce en una historia de ficción contemporánea en la que las tres luchan por conservar su empleo de las malas artes de un hombre vago y detestable llamado J. que emplea su influencia con el dueño del local para despedirlas. Las tres enfrentan el problema de distintas formas, intentando sobrevivir en el precario mercado laboral.

—Sí, pero eso son solo palabras, señor Further —dijo acercándose aún más a su supervisor—. Si hubiese algo que yo pudiese hacer para que usted me hiciese un contrato fijo... —Bueno, yo... En aquel instante, Susan se puso de rodillas, desabrochó los pantalones del señor Further y… Salió del despacho con un contrato fijo recién firmado.

El autoestopista nos coloca en una situación de tensión y estrés cuando Julio y su sobrino David deciden recoger a una mujer que hace autoestop en la carretera y que está completamente loca. Julio, que va conduciendo, tiene que tomar una rápida decisión para salvar su vida y la de su sobrino.

¿Qué debía hacer? Si paraba era muy probable que matase a David y después intentase hacer lo mismo con él, pero, si no lo hacía, podría apuñalar a su sobrino igualmente. Si le pasaba algo, no se lo perdonaría jamás; debía pensar cómo salir de esa situación.
 —¿A qué esperas? ¡Para de una vez! —Alexandra empezaba a ponerse nerviosa.

La historia de Marcelo: nos introduce en la vida de un hombre, calvo y con sobrepeso, que vive una tumultosa relación con su novia, Vero. Un día cualquiera deciden quedar con su amigo Jorge para que este les presente a su nueva novia, Ana. Extrañamente, Ana y Marcelo sentirán una conexión instantánea nada más tocarse.

Olía francamente bien. Al saludarla, apoyó su mano derecha en el hombro de él y Marcelo pudo sentir cómo un escalofrío le recorría todo el cuerpo. Se quedó completamente paralizado. Jamás le había pasado eso antes y, por alguna extraña razón, sabía que no le volvería a pasar con nadie más.

La historia de Sally es una de las más aterradoras de todas. Sally es un ente que trabaja para algo llamado la “Organización”: una institución que se encarga de ir a por la gente cuando ha llegado su hora y facilitar su tránsito al otro lado.

La historia de Óliver, un joven que aspira a convertirse en un gran guionista de éxito y que tiene en todo momento a su pareja a su lado para ayudarle.

Todas estas historias, como hemos dicho antes, tienen un foco común y es que todas ellas empiezan y acaban con la orden de Sergei Gagarin, su creador, para relatarlas en público.

Análisis de Siete Historias

Siete historias es una lista de relatos que van saltando de un género a otro de una forma concisa y realmente mágica. El nexo de unión de todas estas historias es la aparición del Sr. Gagarin y el encierro de todos los individuos en la sala de reuniones. Este, de forma misteriosa, se declara ante los presentes como su “creador”, otorgándose de esta forma la figura nietzscheriana del hombre-dios y amenazándoles con asesinarlos o torturarlos si no cuentan sus historias.

Los personajes, de los cuales no sabemos si son realmente humanos artificiales u homúnculos hasta el final de la obra, se ven coaccionados a contar lo último que recuerdan, haciendo que empaticemos rápidamente con sus historias.

Cada relato cuenta con una atmósfera mágica y realmente especial. A lo largo de un núcleo en común que es la amenaza del Sr. Gagarin a los citados en una cafetería, se van dando paso a diferentes historias que entremezclan lo convencional con lo fantástico y que van dando giros y quiebros entre los diferentes géneros, haciendo que vivamos una experiencia simplemente fantástica.

Los personajes evolucionan en pocas páginas, cambiando sus personalidades y sus reacciones y mostrando las diferentes capas de profundidad con la que se sustentan. Charles White, un peligroso asesino, se derrumba y se echa a llorar al hablar de su amante; Edward tiembla de pánico ante su bloqueo como escritor y Claire y Samantha acaban asesinando a su compañera por puros celos.

Y es que cada narración es un pequeño mundo por sí solo en el que el universo y la atmósfera van cambiando y evolucionando en función de las necesidades del relato.

La vida de Charles White está impregnada del aroma a Memento y a Shutter Island, de las historias de ladrones y detectives que tanto conocemos y que hemos disfrutado en mil ocasiones y del tema de la complicidad. De una forma moderna e interesante introduce a un hombre homosexual que es un consumado delincuente y que tiene una enfermedad psicológica realmente grave.

La historia de Edward y Scott es otra de las favoritas del autor. A pesar de que en un primer momento el protagonista del relato parece ser el propio narrador, esto no es necesariamente así, aportándole más complejidad a su historia. El relato de Edward, por ejemplo, es el más fantasioso de todos, sumergiéndonos en un mundo de fantasía que parece sacado de La Brújula Dorada o de un sueño de Murakami. Como en El País de Nunca Jamás, Edward se sumerge en un país imaginario que adolece debido a su irresponsabilidad como escritor. Al igual que en un cuento infantil, Edward no se detiene a tomar en consideración las repercusiones de sus acciones al destruir el libro de hechizos de Lamart. En este relato, como ya os decíamos, aunque el protagonista parece ser el escritor, en realidad el núcleo de la historia gira alrededor de Scott, el gato, el cual es el único capaz de provocar cambios en la trama.

De esta forma, el autor va saltando magistralmente de un género a otro: primero thriller, luego fantasía y después ficción contemporánea, permitiéndonos experimentar muchas sensaciones diferentes al mismo tiempo y en pocas páginas. Su ritmo es, en la mayor parte de los relatos, simplemente perfecto, permitiéndote conocer a los personajes y el núcleo de sus problemas de forma completa con muy pocas frases y diálogos. 

Cada historia te permite ahondar poco a poco en la psique de cada uno de esos seres humanos, convirtiendo lo cotidiano en mágico y las historias que todos conocemos en un compendio de emociones comprimidas y muy bien redactadas.

Debido precisamente al hecho de que los personajes no son humanos, el autor emplea a menudo la imaginación o la ensoñación de estos para volver al punto de partida cuando alguno de ellos muere. En la trama del gato o del autoestopista, los acontecimientos provocarían una ruptura o un choque frontal debido a la muerte del joven o la desaparición del mundo mágico. Precisamente en ambos relatos Sergio emplea el recurso de terminar el relato como si todo fuera producto del subconsciente de Edward o del propio Julio, reiniciando así la situación.

El lenguaje de Sergio es sencillo, fresco, carente de matices y de significados rebuscados, permitiendo que puedas sumergirte en cualquier momento en los relatos sin demasiados problemas. Nosotros hemos podido leer Siete historias en formato Kindle y es cierto que hemos encontrado un par de problemas con la edición. Este pequeño descuido se percibe por ejemplo en el diseño de las portada, que no le hace justicia al interior de la obra, o en el interior de la edición digital. Por ejemplo, en este fragmento en el que el protagonista del primer relato lee una carta, este fragmento debería ir en cursiva y entre comillas.

Se sentó en la única mesa que había libre, abrió la carta y sacó el papel que tantas y tantas veces había leído.
Si está leyendo esto, considérese formalmente invitado a la reunión que se va a celebrar en Bibury, Gloucestershire, Inglaterra. La Corporación le ha elegido a usted expresamente para que acuda al evento, así que no nos decepcione y, por favor, preséntese allí el próximo ocho de febrero. En esta misma carta encontrará la hora y el lugar exacto donde se producirá el acto.

Nuestra opinión sobre Siete Historias

¿Cómo te sentirías si te encuentras con tu creador y este afirma que todo lo que has vivido es en realidad una terrible mentira?

Esa es la premisa con la que Sergio nos golpea directamente en este libro de relatos en el que la mezcla de estilos y géneros es tan ligera y fresca, que en ningún momento te sientes fuera de la obra.

Todos los libros de escritores indies o noveles tienen el mismo aroma: a ideas frescas, a originalidad y sobre todo, a cariño. Al cariño que estos autores le vuelcan a sus obras pero también a inexperiencia. Al ser novatos, la mayoría fallan en el ritmo de la obra, en los diálogos o en la construcción de los personajes. Y sin embargo con Sergio García este aroma no queda del todo claro.

Muchos de los siete relatos como la historia de Charles White o la del autoestopista cuenta con un ritmo perfecto, provocando que los cambios destapen y expongan nuevos aspectos de la personalidad del protagonista y enganchándonos por completo. Otros, se apresuran en la resolución de la trama provocando que deseemos saber más sobre cómo destruyó Edward su mundo de fantasía o cómo se sintió al recibir el rayo del mago en el pecho.

A pesar de ello hay una verdad innegable en Siete Historias, y es que todas ellas tienen magia. A través de relatos que todos parecemos conocer anteriormente, nos sumerge en una atmósfera única, fresca y especial, bien desarrollada y sobre todo, muy amena y dulce para leer. 

Es realmente fascinante la forma con la que Sergio crea diferentes personalidades, profundas y cargadas de matices, en pocas páginas. Charles parece un tipo duro y peligroso que se desmorona al hablar del hombre del que estaba enamorado; Edward es perfectamente consciente de que el protagonista en su vida y en su propia historia, es su gato, etc.

Las emociones que manejan estos personajes son complejas y al mismo tiempo muy realistas. Al ver que su trabajo peligraba, Claire y Samantha que se siente completamente vulnerables y carentes de poder frente a su jefe, buscan en su compañera Susan una culpable, llegando incluso a tacharla de “puta” y representando perfectamente el machismo que se esconde dentro de muchas mujeres, donde se victimiza a la mujer antes que al núcleo masculino del problema.

Sin embargo, a título personal, no me acabó de convencer el final.

SPOILER ALERT MÁS ABAJO.

Si Gagarin pretendía matarlos más adelante ¿por qué se toma todas esas molestias en hacer que cada uno contase su historia por orden? A pesar de que los relatos me encantaran cada uno por separado, el nexo que lo une todo y su desenlace no acabó de convencerme. Más que convencerme de que Sergei era su creador, las historias que implican muertes me hacían creer que, o bien eran homúnculos, o Sergei podía manipular recuerdos a voluntad.


Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO

7

Portada libro - Siete historias (Saga relatos nº1)
Diez personas llegan a un pequeño pueblo de Inglaterra para acudir a una reunión a la que se les ha invitado mediante una misteriosa carta. Allí, conocerán a Sergei Gagarin, un excéntrico individuo que, a punta de pistola, les obligará a recordar momentos de su pasado.
Amazon