Cargando...
Reseña

Tanabata, reseña del cuento ilustrado de Monreal y Babylon

Análisis de La Insomne 0 Comentarios
Imágen destacada - Tanabata, reseña del cuento ilustrado de Monreal y Babylon

Tanabata es uno de los cuentos de Ediciones Babylon que ilustran historias propias del folklore japonés, insuflándole vida y una magia particulares gracias al apoyo de grandes ilustradores. Esta edición, como la de El leñador y la reina de los zorros, es bilingüe y nos llega en una preciosa edición apaisada y completamente ilustrada de 40 páginas a todo color.

Sobre Tanabata: breve resumen del cuento

El cuento de Tanabata nos pone en la piel de un campesino humilde pero realmente tozudo que pasa sus días, entre grandes esfuerzos, realizando las tareas del campo. El campesino sueña con ricos ropajes y grandes lujos que nunca tendrá. Un día, como salido de la nada, se encuentra con un vestido hecho de la más pura seda y plumas en el lecho de un lago. Sin pensarlo ni un segundo, las coge y las guarda en su hatillo.

Sin embargo, cuando cree que su acto de maldad ha quedado impune, una mujer preciosa emerge de las aguas y le pregunta si ha visto sus ropajes, pues sin ellos no podrá ascender al cielo. El campesino, mintiendo con temor, le contesta que él no había visto prenda alguna y le ofrece sus propios ropajes y la protección de su hogar.  

La hija de los dioses acepta la proposición del campesino y se marcha agradecida con él a su hogar sin saber que, en realidad, él es el causante de su desgracia.

La historia de Monreal no es exactamente la misma de la tradición clásica

Tanabata es un festival heredado de China y celebrado el 7 de julio en el que los japoneses cuelgan sus deseos de un árbol. La fiesta original, denominada Qi xi, era un festival en el que se elevaba una súplica a los dioses para adquirir mejores habilidades. En él las mujeres pedían ser mejores en costura y artesanía y los hombres deseaban tener mejor caligrafía escribiendo sus deseos en una hoja de papel.

Qi Xi llegó a Japón y se fusionó con la celebración de la purificación de shinto, resultando en el Tanabata que hoy en día todos conocemos. El mito que rodea a la historia de Tanabata está inspirado en el cuento chino de La princesa y el pastor. En este cuento, el Emperador de Jade tenía una hija / costurera llamada Zhinu que bajaba cada día a la tierra gracias a su túnica mágica para bañarse. Un humilde pastor conocido como Niulang vio cómo esta se bañaba en el río y decidió robarle la túnica y llevarla a su casa.

El emperador, enfurecido, quiso recuperar a su hija, pero esta ya se había enamorado del pastor. Un día, Zhinu, sintiendo nostalgia, quiso volver a ver a su padre así que recuperó la túnica mágica del lugar en el que Hiulang la había escondido y volvió al cielo.  El emperador, para que esta no pudiera abandonar nunca su vera, trazó un río en medio del firmamento (la Vía Láctea). Solo un día al año, el séptimo día del séptimo mes, el Emperador se apiadará y permitirá que los amantes se reencuentren.

Tal y como explica la wikipedia, este día del año se da un fenómeno por el cual la Vía Láctea aparece mucho más tenue, representando un puente que une dos estrellas. Se dice que, cuando llueve, es porque Orihime llora al reencontrarse con su esposo.

La historia original no cuenta con las tres pruebas que el Emperador le pone al humilde campesino ni la magia de sembrar 100 sandalias de madera. Además, en la versión de Monreal ni el campesino ni la diosa usan sus nombres chinos o incluso la designación de Orihime típica de los japoneses y el joven, más que un pastor, es un humilde (y un poco torpe) campesino.

Tanabata, una historia ilustrada por Jorge Monreal

Jorge Monreal, aclamado ilustrador de Ediciones Babylon, pone su técnica al servicio de este tradicional cuento japonés escrito tanto en castellano como en inglés. Sus enormes ilustraciones a doble página destacan por su estilo en acrílico, sin contornos y donde podemos ver una potente gama de colores fríos contrastar bajo el texto.  

Las ilustraciones de Monreal son realmente el centro de atención del cuento, poniendo especial hincapié en los primeros planos o planos medios de la diosa de cabellos blanquiazules sobre fondos desenfocados;resaltando en ciertas ocasiones elementos como el anillo de matrimonio o las plumas que se superponen y a los que les atribuye una luz destacada. Sus fondos suelen realizarse en forma de brochazos abstractos que rellenan el espacio y que centran la atención sobre los primeros planos.  

De esta forma, conforme avanzamos a lo largo de la historia, cada una de las escenas que leemos nos acompaña en forma de imagen. La diosa está diseñada y dibujada siguiendo un estilo hiperrealista al cual la ausencia de contornos contribuye a otorgarle un aire místico a toda la obra, como si estuviera sumergida en el fondo de las aguas de un pantano.

El amor de la diosa está por encima de cualquier falta

La historia de Tanabata puede resultar chocante para cualquiera que la lea desde un punto de vista externo ya que trata acerca de la cantidad de veces que un campesino humilde destroza la posibilidad de estar con la diosa debido a su irresponsabilidad y su tozudez. No importa cuántas veces le den una nueva oportunidad, él siempre acaba echándolo a perder, frustrando al lector.

Sin embargo, visto desde otra perspectiva, es la historia de cómo los dioses perdonan siempre a los humanos por sus faltas. No importa la cantidad de veces que metamos la pata, su amor siempre estará ahí para nosotros.

Al igual que el campesino, en nuestro día a día, los humanos tendemos a dejarnos llevar, a no realizar las tareas hasta el final, a procrastinar ofendiendo de esa forma a los dioses que tanto han sacrificado por nosotros. Sin embargo, al final del día, su amor siempre volverá a nosotros, susurrándonos en el oído las pistas necesarias para volver a encontrar el camino a su lado.

Al final del cuento se nos explica que los japoneses cada 7 de julio cuelgan sus deseos de árboles o ramas de bambú con la intención de hacerse escuchar frente a los dioses, ya que según la tradición y las leyendas es ese día en el que el dios del cielo se vuelve más permisivo y permite a los amantes volver a verse.

Nuestra opinión sobre Tanabata

Tanabata es un cuento precioso. Esto es así. Es uno de esos libros que compras porque su edición en apaisado es simplemente maravillosa, porque el papel es grueso y mate y porque cada detalle dentro de sus 40 páginas está cuidado al detalle. Todo en la redacción del texto, incluso en el hecho de que estuviera en ambos idiomas, es delicado y mágico, retorciendo las expresiones para darle un sentido místico y mágico al cuento.

Sí que hay un pequeño salto entre la escena en la que el campesino guarda la ropa de la diosa en su hatillo, imaginándose que puede pertenecer a alguien que está nadando, y la siguiente página a la que no le habría venido mal una pequeña aclaración para mostrarnos a la diosa en el agua.

Las ilustraciones de Monreal son simplemente maravillosas. Su estilo mezcla de una forma diferente el hiperrealismo con la ausencia de contornos, provocando que en todo momento tengas la sensación de estar en el interior de un plano onírico o de un sueño espectacular. Desde la misma portada, su elevada técnica a la hora de retratar mujeres (su especialidad), captura rápidamente el ojo y hace que el cuento sea tan especial.

Es cierto que las primeras dos ilustraciones son de las menos impresionantes, de manera que tendremos que esperar a la aparición de la diosa para que todo el talento de Monreal se desate. Sin embargo, en el momento en el que sale del agua, llena toda la ilustración con su simple presencia y carisma.

Monreal tiene un estilo muy personal en el que define al máximo las caras de los personajes pero que compone los fondos con brochazos amplios a los que a veces les faltan pequeños detalles. Además, el cuento está tan lleno de magia y de colores a página doble completa que en la última ilustración de todo, cuando se explica la celebración del Tanabata, el espacio en blanco llama mucho la atención y te hace sentirte ligeramente desorientado.

La revisión que hace Monreal de la historia tiene que convencerte, así como su reinterpretación del campesino como un hombre Occidental. Sin embargo, el cuento y su edición son sin duda interesantes y tenerlo en las manos es un pequeño regalo para todos los que admiren la obra de Montreal y quieran tener varias de sus ilustraciones compiladas en una preciosa historia.

LIBRO

7

Portada libro - Tanabata
Un amor verdadero es aquel que todo lo perdona, y que a pesar de la distancia une los corazones aun cuando no pueden llegar a verse. Descubre un cuento que te hará soñar con una de las festividades japonesas más bonitas, el Tanabata, que conmemora la historia de amor capaz de secar un río una vez al año para lograr el reencuentro entre dos amantes cuyas vidas se vieron forzosamente alejadas. Un...
Amazon
Menú del libro

Análisis de

Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *