Cargando...
Logotipo de momoko.es

Sunstone volumen 2, opinión de una segunda parte que enseña los peligros del bondage

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - Sunstone volumen 2, opinión de una segunda parte que enseña los peligros del bondage

Tras leer y deleitarnos con el primer volumen de Sunstone hemos decidido hacernos con el número dos para poder seguir introduciéndonos poco a poco en esta maravilla gráfica que relata los inicios de una relación lésbica entre una escritora y una diseñadora de videojuegos con algo en común: su secreta pasión por el BDSM.

Argumento de Sunstone volumen 2 

Ally y Lisa han conseguido sobrevivir a los primeros obstáculos de cualquier relación. Vale, son más que compatibles en la cama y está claro que Lisa se ha dado cuenta de que siente algo por esa chica que comenzó siendo su amiga por Internet y que es, además, una dominatrix excelente. 

Sin embargo cuando una mañana conoce a los amigos de Ally y estos proponen ir a un bar con funciones de bondage, las cosas empiezan a torcerse entre las dos. ¿Es posible que Ally no confíe en ella lo suficiente como para abrir su corazón y hablar de sus sentimientos? ¿Qué puede haber pasado para que ahora las cosas parezcan haber llegado a un callejón sin salida?

Imágen destacada - Sunstone volumen 2, opinión de una segunda parte que enseña los peligros del bondage

Una relación es más que sexo: las personalidades sumisa y dominante de ambas 

Stjepan Sejic es uno de esos maravillosos autores que combina un increíble dominio artístico con la capacidad y la intención de contar buenas historias. Al fin y al cabo, Sunstone podría haber sido solamente acerca de dos mujeres manteniendo una relación erótica basada en el BDSM. ¡Qué sensual! ¿Verdad? Vendería un montón de copias… Y la gente lo olvidaría pronto como otra obra erótica más incapaz de trascender.

Sin embargo el autor da un paso más allá de esta relación increíblemente en la que saltan chispas: decide ahondar en los sentimientos y las emociones de Lisa y Ally y, sobre todo, trata el tema de las personalidades sumisa o dominante fuera de la cama. 

Uno de los prejuicios más habituales de la gente sobre el BDSM es precisamente el hecho de dónde empieza y a acaba el sometimiento y la dominación. Es decir… ¿es posible que el hecho de compartir con tu pareja que quieres que te ate y te trate como un objeto a su merced trascenderá sobre el resto de aspectos de vuestra relación y perderás la capacidad de decidir? ¿es así como funciona? 

En el segundo volumen de Sunstone, Lisa y Ally te demostrarán que si bien una es dominante en la cama y la otra ha de acatar sus deseos, este tipo de juegos de roles se limita únicamente al ámbito privado. Ally, que se siente culpable por lo que ocurrió en el pasado se verá en la controvertida situación de saber si puede abrir su corazón y mostrarse vulnerable cuando ella es la que se supone que lleva las riendas de su relación sexual; mientras que Lisa luchará para demostrarle a su Ama que es una mujer con una inteligencia emocional desarrollada capaz de separar ambos ámbitos.

De esta forma desmitifica maravillosamente la falsa creencia de que las y los sumisos no son más que gente idiota y complaciente, mientras abre la posibilidad a comprender que la persona encargada del rol dominante (los Amos/Amas con mayúscula), siguen siendo personas con el derecho a tener momentos de dudas e inquietud. 

Normalicemos el bondage: sobre los clubs y la forma abierta de tratar la sexualidad

El propósito de la obra y de este volumen en específico es no solo contar la historia romántica y erótica de una pareja sino también normalizar el propio tema del BDSM. Para ello, introducirá una gran cantidad de escenas en las que personas de tipologías y con backgrounds completamente diferentes, simplemente pasan el rato hablando del tema, tomando café y haciendo planes para disfrutar de este aspecto de su vida como si fuera un hobby más. 

Ally nos contará cómo encontró de forma accidental a Alan y cómo ambos fueron introduciéndose poco a poco en el mundo del bondage. Si practicas bondage o BDSM sabrás que no es un tema de conversación que sacar fácilmente en una conversación normal y corriente: todo lo que tiene que ver con la dominación y el sometimiento voluntario en la cama suele ser tema tabú y los espectros más conservadores de la sociedad lo llegan a ver como una perversión sin justificación posible. 

En el caso de la mujer sometida, el espectro más misógino de la sociedad es capaz de verlo como algo atractivo, cosificando a esa chica a la que le gusta que la aten y le dejen desprovista de la capacidad de actuar o sentir. Sin embargo, la cosa cambia cuando es el hombre el que decide dejarse atar: el machismo que ataca a las mujeres también destroza al pobre inocente que comente en voz alta que es el sumiso de su relación. Algo similar pasa con Alan, del que aprenderemos mucho más en este tomo. Como no cumple con los estándares del macho heteropatriarcal (es delgado, con gestos ligeramente femeninos y habla abiertamente de sus peculiares gustos sexuales), es víctima continua del bullying en la universidad. 

De hecho, Lisa es el ejemplo perfecto de cómo el sexo es una parte importante de cualquier relación y cómo el miedo a poder transmitir qué te gusta de verdad a tu pareja acaba abriendo un abismo insalvable. Al fin y al cabo, una gran parte del sexo y el erotismo depende únicamente de la comunicación. A lo largo de este tomo, Lisa descubrirá que hay ciertos círculos donde se puede hablar del BDSM sin ningún tipo de miedo, repercusión o pudor e incluso acude a un local, basado en muchos otros reales que podéis encontrar en las grandes ciudades, donde hay representaciones y clases sobre el control.

Es inevitable, de cualquier forma, comentar que uno de los chicos con los que hablan en la mesa de la cafetería, Tom, es bastante similar al propio Stjepan Seijic. De hecho, todos los gestos y expresiones que tiene el propio personaje y su mujer, son bastante únicos en comparación con los de Chris, Tanya o Harper. Y ¿qué mejor manera de normalizar el BDSM que hablando de tu propia experiencia con el mismo? 

Seguridad ante todo: confianza, preservativos y una vida siendo esclava de alguien 

El segundo gran tema que trata este segundo volumen es la seguridad y la confianza: si nos fijamos, a pesar de que Sunstone rara vez muestra genitales de forma explícita, en algunas viñetas podemos ver cómo Alan siempre lleva preservativo en sus encuentros sexuales. A pesar de la larga relación que tenía entonces con Ally el mensaje que envían es el de siempre practicar relaciones sexuales de forma segura. 

En el bondage esto es todavía más importante: si no se practican los nudos y los ejercicios de forma completamente segura, el resultado puede llegar a causar la muerte. Ally y Alan se obsesionaron con el tema hasta el punto de investigar a todas horas sobre prácticas, nudos y formas de mantener el control y esto, finalmente, llegaría a ser decisivo en sus vidas. El autor lanza una fuerte advertencia a todos los que se inicien en estas prácticas: existen clases, seminarios e infinidad de tutoriales en Internet que podéis seguir, pero siempre es necesario tener un plan B de huida, usar una palabra de seguridad y conocer tus propios límites. 

Muchas de las personas que se introducen en el mundo del BDSM llegan a obsesionarse con él hasta el punto de mantener la fantasía de ser esclavas de forma permanente: dormir en el suelo, pasar una mañana encadenada a una pared o incluso comer de cuencos de perros son parte del fetichistmo del sector que puedes encontrar en comunidades pornográficas online. Sin embargo, no porque te guste el BDSM te encantaría mantener todo tu tiempo a una esclava / esclavo o serlo tú mismo. Alan y el propio cómic nos demuestra cómo muchas es imposible trasladar todas nuestras fantasías a la vida real sin que haya consecuencias y los peligros de imponer tus preferencias sexuales a tu pareja. 

Mi opinión sobre Sunstone Volumen 2 

Es fácil que este segundo tomo te impacte menos que primer volumen de Sunstone. Al fin y al cabo, la primera vez que ves el erotismo de Allycat y de Lisa, su relación increíblemente magnética y cómo un tema prohibido se desviste frente a tus ojos con tal maestría, es normal que tengas la necesidad de retener el aire dentro de tu pecho. 

Sin embargo, Sunstone 2 no pierde calidad en ninguno de sus puntos. Si bien es cierto que las protagonistas ya no son solo las dos chicas de siempre, el dibujo sigue sorprendiendo por la maestría de las expresiones de Sejic y el color, rojo y apasionado, sigue transmitiendo ese fuego dentro del cuerpo que genera leer el cómic. Eso sí, la sensación general que uno tiene al terminarlo es que se trata de una obra más descafeinada y con menos momentos para recordar, pero creo que era muy necesaria en esta obra que busca la normalización del BDSM que explicaran los peligros que tiene no usar medidas de seguridad. 

La parte final del cómic es simplemente genial. Como siempre, Stjepan guarda un espacio para hablar de sus procesos creativos, de cómo nació Sunstone y de sus principales obstáculos a la hora de ponerse con la serie. Así aprenderemos por ejemplo, que tuvo que plantearse en cierto momento rehacer todas las viñetas para ofrecer una obra acorde a su calidad y cuán comprometido está el autor con el propio proceso creativo detrás de esta maravilla gráfica. 

Ya os hablé en anteriores ocasiones de lo genial que era su arte, su reparto de viñetas y sus magníficos dibujos, pero ahora con más razón no puedo dejar de recomendaros que os hagáis con la obra. Creedme, vais a enamoraros tanto como yo de Allycat y Lisa. 


Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO
Portada libro - Sunstone volumen 2
Stjepan Sejic, Eduardo López LafuenteCómic y novelas gráficasPanini Cómics
Stjepan Sejic continúa con su aclamada obra. Una mirada sexy, divertida y emocionante a la manera alternativa de vivir de dos mujeres fascinantes. Todo es perfecto para Ally y Lisa... pero todo podría cambiar. Una comedia erótica y romántica sobre fetichismo y sexualidad.
Amazon