Cargando...
Logotipo de momoko.es

Pepino, héroe de leyenda, reseña del cómic kawai que se burla de los videojuegos

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - Pepino, héroe de leyenda, reseña del cómic kawai que se burla de los videojuegos

Pepino, héroe de leyenda, es un precioso y divertido cómic de estética cartoon publicado por Ediciones La Cúpula que satiriza, de una forma extremadamente kawaii, los arquetipos y argumentos clásicos de los RPG. De esta forma, con una cuidadísima encuadernación de tapa blanda y un interior completamente a color, Pepino, héroe de leyenda nos invita a acompañar a dos jóvenes en una misión que les permitirá salvar su mundo mágico y fantástico.

Argumento de Pepino, héroe de leyenda 

Pepino está emocionadísimo: ¡por fin va a poder marcharse de casa y asistir a la prestigiosa Academia Puffington para jóvenes con dotes mágicas (o con una cantidad repugnante de dinero!). Sin embargo, las cosas se complican para él cuando un mensajero trae una carta urgente de su padre: consejero real. 

Al parecer la Reina Cordelia y sus secuaces han tomado posesión del Reino de la Rosquilla y pretenden conseguir todas las piedras catastróficas para poder dominar el mundo. Lo que nadie tiene en cuenta es que ni a Pepino le apetece ser el héroe de ninguna historia ni nadie quiere escuchar a Almendra, su competente hermana. En un mundo de adultos incompetentes, soldados absurdos y hadas madrinas inútiles, Pepino será forzado a ser un héroe por imposición.


Imágen destacada - Pepino, héroe de leyenda, reseña del cómic kawai que se burla de los videojuegos

Pepino, héroe de leyenda o cómo burlarse brillantemente de los videojuegos. 

Pepino, héroe de leyenda te introduce de esta forma en un mundo maravilloso compuesto por siete reinos: el Reino de la Rosquilla, donde transcurre la acción del primer volumen, habitado por conejitos; el reino de las Olas; el Reino de la Melodía; el de los Cielos, donde se encuentra la academia de los jóvenes magos, el del Espacio, el de las Flores y el del Cristal. 

¿Nunca te ha parecido raro que Ash Ketchum se marchase con diez años y sin supervisión paternal a recorrer el mundo Pokémon? ¿O que los protagonistas de la mayor parte de los RPG japoneses estén siempre protagonizados por adolescentes increíblemente maduros y competentes con responsabilidades capaces de poner a prueba tu inteligencia emocional. 

Eso es precisamente de lo que se burla Pepino, héroe de leyenda. La historia se construye sobre los arquetipos del camino del héroe y sobre las estructuras de guion en los videojuegos que hemos visto repetirse una y otra vez a la extenuación. Solo que, en lugar de hacer cómplices de a los protagonistas de este sin sentido, les otorga de toda la lucidez lógica del mundo, convirtiendo al propio Pepino y Almendra en espejos que reflejan la mente del lector. 

Esta construcción, muchas otras veces empleadas en la historia de la literatura, aquí cobra sentido al acompañarla y revestirla de un ambiente y un escenario extraído de cualquier RPG cuco japonés. Todo esto, sumado a otros personajes adorables como Tartaleta y Baguette, harán que la lectura de Pepino, héroe de leyenda resulte deliciosa desde la primera página. 

La originalidad no es lo esencial en este cómic, que recoge paradigmas y escenarios comunes y conocidos por todos para burlarse de los mismos. De esta manera, Pepino y Almendra, a pesar de parecer niños, tienen en realidad orejas de conejo; sus padres, tal y como imaginamos a los progenitores de estas historias, son personas egoístas y ampliamente incompetentes y hasta contaremos con una versión del Team Rocket en el trío BLT. La villana, realmente similar a Maléfica de La bella durmiente, busca, cómo no, dominar el mundo sin ninguna otra explicación o propósito oculto (como ocurre con los malos de las historias clásicas que son malos simplemente porque les han encajonado en el papel). También contamos, cómo no, con la presencia de las 7 esferas malvadas (como las 7 bolas de dragón de Dragon Ball) y de la Espada de los Sueños que debes obtener antes de enfrentarte a la villana (la cual aparece en tantos RPG y leyendas artúricas que es absurdo ponerse a citar todas).

De esta forma, Pepino, héroe de leyenda se va burlando punto por punto de todos los pasos y procesos que tiene que realizar el héroe de un videojuego o manga clásico para hacerle frente a una amenaza por lo general desproporcionada para su edad. Conflicto tras conflicto, va levantando asperezas en los lugares menos lógicos de estas historias rancias. Como el hecho de que el niño menos preparado y más incompetente del pueblo tenga que enfrentarse a la amenaza simplemente por ser un varón, cómo se ignora sistemáticamente a su hermana (la cual está más preparada para el trabajo) por ser una chica o, y no por ello menos importante, la ridícula figura del maestro todopoderoso que no realiza el trabajo. Al igual que ocurre en historias clásicas como Harry Potter, en Pepino, Héroe de Leyenda nos mostrarán al típico guía con una enorme experiencia y un vasto conocimiento sobre el conflicto en cuestión que se negará a hacer nada porque no es “su lugar”, a pesar de estar cien veces más cualificado para hacer frente a la amenaza que el propio héroe. 

Color y arte en un cómic que imita el manga más kawaii

Pepino, héroe de leyenda, recuerda a las fiestas del té y los sandwichitos de los cumples infantles. Impreso en un precioso papel de 120 gramos, todas las viñetas cuentan con colores brillantes y saturados sobre dibujos de líneas sencillas que, aunque no replican la estética del manga, sí que beben directamente de la corriente kawaii. Existe una intencionalidad clara detrás de los colores, haciendo que los fondos acompañen a la acción y que se vayan modificando en función de la carga dramática presente en cada viñeta (por ejemplo, cuando un personaje menciona son “tiempos oscuros”, el fondo cambia en consonancia a tonos azules marinos). 

Al mismo tiempo, todos los personajes van vestidos con colores que representan los alimentos en los que se basan sus nombres, como por ejemplo Pepino que a pesar de ser pelirrojo lleva un jersey y unos pantalones verdes; o Almendra que va vestida por completo del color tostado de estos frutos secos. 

Además, el cómic trae varias páginas extra en forma de ficha de personaje donde aparecen reflejados todos los personajes (tanto los principales como los secundarios), así como sus estadísticas de ataque, defensa y, cómo no, magia. 

Crítica al machismo y a los estándares de género de estos juegos  

De la misma forma, Pepino, héroe de leyenda realiza una continua crítica al machismo propio de estos juegos. Desde la primera página, en la que ignoran las peticiones de Almendra para ir a luchar contra los villanos en lugar de su hermano simplemente por su condición como mujer; hasta por el significado oculto tras la imagen de la princesa del cuento encerrada que debe esperar que le salve un hombre. 

Las imposiciones de género se ponen de manifiesto también en esta obra precisamente a través de Sir Zanahorio: un joven caballero del cual se exige que se comporte según los cánones de masculinidad para salvar a la princesa y que se lamenta de no ser lo suficientemente fuerte como para poder hacerle frente a su supuesto cometido por herencia de título. 

Al mismo tiempo, los niños, los únicos que aportan coherencia y lógica a la obra, sirven también para poner de manifiesto las afirmaciones misóginas y absurdas con las que los adultos limitan el desarrollo de sus hijos y que en realidad, no hacen más que sacar a la superficie los problemas que tienen las sociedades heteropatriarcales. Frases como la del padre de Pepino, que afirma que este “debe matar a la bruja para hacerse un hombre”, como si el hecho de ser un hombre fuese un premio que se gana tras realizar algún tipo de hazaña masculina;  y cómo otros personajes afirman que Almendra no podrá conseguir la espada de los sueños porque “las mujeres no son héroes de leyenda”. 

Mi opinión de Pepino, héroe de leyenda 

Pepino, héroe de leyenda es el clásico cómic divertido y kawaii que yo recomendaría o le regalaría a alguien que adora los RPGS o que se haya criado con ellos. Está claro que el estilo de Gigi D.G. toca las fibras sensibles de los millenials gamers que nos hemos criado ignorando paradojas y disonancias en grandes historias que nos acompañaron en la infancia, como Pokémon, Digimon o incluso The Legend of Zelda.

Un cómic muy divertido, ligeramente kawaii y que sin duda disfrutarán tanto los más peques de la casa como tu niño interior.


Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO

8

Portada libro - Pepino heroe de leyenda 1: El Reino de la Rosquilla

Los siete Reinos de o ni rol and i a necesitan un héroe de leyenda. Sin embargo, tienen que con formar se con pepino, un aprendiz de mago empollón que lo único que quiere ir a la escuela, y que, por azares del destino, debe partir junto a almendra, su bastante más heroica hermana pequeña, en busca de la espada de los sueños, la única arma lo suficiente mente poderosa como para derrotar al Señor de ...

Amazon