Loading image for momoko.es
Cómic americano
Imágen destacada - Cazafantasmas, el hombre del espejo es lo que todos los fans de la saga desearían

7.8

Título: Cazafantasmas 01. El hombre del espejo
Nº de páginas: 104
Año de edición: 2017

Cazafantasmas, el hombre del espejo es lo que todos los fans de la saga desearían

Análisis de La InsomneGénero Cómic americanoEditorial Fandogamia

Cazafantasmas. El hombre del espejo es exactamente lo que cualquier fan de este cuarteto de cazadores de espíritus hubiera deseado. La saga continúa la historia y capta el espíritu de la película de 1984 en lo que es un homenaje fiel y muy divertido a las clásicas aventuras de los Cazafantasmas.

Argumento de Cazafantasmas, el hombre del espejo

Raymond no deja de tener un terrorífico sueño que teme que sea premonitorio y que les avise de la potencial amenaza y destrucción del mundo. Mientras tanto, Peter y Winston acuden a la casa de un niño que está infestada de fantasmas. Pronto se darán cuenta de que la respuesta a todas sus preguntas está en un viejo orfanato abandonado.

Al mismo tiempo, el bando del mal no descansa y está preparado para acabar con Raymond, que había frustrado sus anteriores intentos de acabar con el mundo, y deciden tenderle una trampa a nuestros queridos Cazafantasmas.

Una más que digna continuación a las películas clásicas

Cazafantasmas. El hombre del espejo es la primera parte de una serie de cuatro tomos que ha publicado con todo el cariño y la nostalgia del mundo, la editorial Fandogamia. A diferencia de las adaptaciones posteriores que recibieron los Cazafantasmas, esta serie de cómics recupera el diseño de los personajes clásicos de Dan Aykroyd, Harold Ramis, Bill Murray y Ernie Hudson. Pero ojo, porque no solo se quedan con la película: el diseño original recuerda también a la serie de televisión de 1975, a la que le hacen incluso un par de guiños dedicado a los más nostálgicos al tema.

La ambientación de la propia obra parece extraída de los 90: la tecnología es bastante analógica e inestable, los coches parecen antiguos y todavía se ven limitados por la carencia de teléfonos móviles (ya no digo smartphones).

Schoening ha optado por un diseño cartoon que recuerda al cómic americano más clásico o a la serie de los 90 de la Warner, con grandes deformaciones faciales para mostrar las emociones, personajes cabezones y mucho, pero que mucho, flow. El formato de sus páginas, en un cómodo A5 con papel grueso y satinado, recuerda inmediatamente a las grapas y las historietas propias de los ochenta y acaba golpeándote directamente en toda la nostalgia.

El color del cómic acaba por rematar una presentación simplemente fantástica en la que cada una de las 104 páginas brilla por sí misma, con una paleta de color ocre y marrón donde el verde lima brillante que indica la presencia de espíritus destaca sobre los fondos trabajados y muy detallados donde Luis Antonio Delgado destaca como colorista. Llaman la atención especialmente su dominio sobre el uso de las luces saturadas que emplea en viñetas muy destacadas como en los momentos de posesión de los espíritus o en los de acción más intrépida, contribuyendo a crear un clímax de acción que se agradece enormemente.

El cómic cuenta además con una gran cantidad de material extra al final del tono, además de un mini-cómic, fichas, bocetos y portadas alternativas que le dan un valor añadido.

Un respetuoso homenaje donde abundan los guiños  

El cómic es apto para cualquier foráneo al mundo de los Cazafantasmas pero lo que está claro es que va dirigido especialmente a los fans de la serie y las películas. Cada personaje cuenta con una personalidad completamente diferenciada que reconoceremos de las películas y hasta hay ciertos guiños, como el de Viscoso, la asquerosa pero adorable mascota del cuarteto, que aparecerá para emocionar a los ochenteros.  

Burnham sabe captar la esencia de cada uno de los personajes, dándole quizás más espacio a Winston para desarrollarse como el buenazo del cuarteto que realiza trabajos pro-bono simplemente por su pura piedad. Su guion cuadra perfectamente con el dibujo de Schoening, el cual no se limita a representar a los Cazafantasmas de forma atractiva para atraer a potenciales foráneos de la saga, sino que se atreve a dibujarles cada incipiente entrada de la potencial calvicie o cara de bobalicones en ciertos momentos.

Personalmente adoré la aparición de Annie Potts, a la que se permiten el lujo de rediseñar ligeramente para adaptarla más a los tiempos modernos y que hace gala de un humor mordaz y poderoso que simplemente adoré

Está claro que hay mucho cariño a la obra original y sobre todo mucho cuidado a la hora de introducir a personajes nuevos en la saga, como Ellen Gold, la dueña del orfanato, con la que Schoening estuvo experimentando para integrarla todo lo posible con el universo de la saga.

Mi opinión sobre Cazafantasmas. El hombre del espejo

Cazafantasmas. El hombre del espejo es sin lugar a dudas un cómic hecho por y para fans de la saga de los emblemáticos personajes de los ochenta. Y recalco este hecho como una virtud más que una contra ya que el argumento de esta primera parte presenta muchas lagunas para la gente que no haya visto las películas o no conozca la serie o la saga.

Desde las primeras escenas del cómic en el que Ray Stanz sueña que está en un plató de televisión y que un miembro de la audiencia le hace una pregunta preguntándole si es un dios, hasta el clímax final de la serie. Si uno no conoce las películas no entenderá que quien le hace la pregunta a Ray es Gozer el Gozeriano, el villano de la primera película que teletransporta a Ray a la cima de un edificio.

Incluso en cierto momento hay un homenaje al actor fallecido John Belushi, el cual llama a Ray “hermano”, haciendo referencia al hecho de que John iba a interpretar a Perter Venkman si no hubiese fallecido de forma premeditada.  

Todos esos detalles se le escaparán a un lector foráneo de la saga, el cual solo verá a un bicho con pinta de marciano hacer una pregunta al aire, cómo Ray acaba teletransportado en otro punto y cómo la acción se va desarrollando de forma paralela entre los malvados apocalípticos que tienen una historia pasada con Ray que no acaba de quedar clara, y el día a día del resto de Cazafantasmas.  

Hay otros guiños y detalles importantes en la obra y es posible que se me hayan escapado muchos. Por ejemplo, el hombre al que posee el fantasma en su baño (y que le da el título a esta obra) es en realidad un empleado de la compañía Stay Puft, el cual intenta demandar a los Cazafantasmas por daños a la imagen de su empresa ya que Ray, cuando tuvo que imaginar el desastre que acabaría con el mundo, solo pudo pensar en la mascota corporativa de esta empresa. En este momento el abogado hace referencia a numerosos encuentros y apariciones del marshmallow (nubecita de azúcar gigante a lo godzilla) mientras que en las películas solo hubo una. ¿Se referirá quizás a la serie The Real Ghostbusters en la que este monstruo aparece varias veces? ¿O están ampliando el universo dando a entender que es más grande (todavía) de lo que creemos?

Sin embargo, este cómic de Cazafantasmas guarda algo realmente mágico y especial para los fans de la serie que soporta varias relecturas con pausa y cariño. De esta forma descubres pequeños homenajes como el hecho de que aparece un paquete de Twinkies en cierto punto o que en los fondos de vez en cuando parece haber fantasmas a los que nadie presta realmente atención.

Sin lugar a dudas es una obra que adorarán los más nostálgicos de los ochenta y que complementa perfecta la línea editorial con la que Fandogamia busca ganarse el corazoncito de los amantes y que ya logró con su anterior crossover de Las Tortugas Ninja con los Cazafantasmas.


Análisis de

Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *