Cargando...
Logotipo de momoko.es

Murderville 2: reseña de la vuelta de Vicente Cifuentes al pueblo encantado

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - Murderville 2: reseña de la vuelta de Vicente Cifuentes al pueblo encantado

Argumento de Murderville 2

Sara está desesperada por encontrar a su marido y a su hija, los cuales han desaparecido en un pueblo maldito llamado Murderville.  Todo el mundo cree que está completamente loca. Sin embargo, un escritor bloqueado y su hija pequeña aceptan acompañarle al lugar, dando pie a una serie de sucesos terroríficos en los que estarán involucradas maldiciones, siluetas en el espejo y un encapuchado decidido a terminar lo que empezó en el volumen 1.

Imágen destacada - Murderville 2: reseña de la vuelta de Vicente Cifuentes al pueblo encantado

Análisis de Murderville 2

Murderville 2 no es otro cómic de terror, y eso te queda perfectamente claro en cuanto coges con tus dos manos la preciosa cubierta cartoné y abres las tapas. Esta preciosa segunda parte financiada por Verkami nos devuelve a un pueblo fantasma donde ocurren terribles desapariciones.

Es complicado comprender exactamente el argumento si nunca te has introducido en el universo de Murderville. Las primeras páginas nos muestran a un hombre que busca desesperadamente a su mujer Sara y a su hija Valentina, pero varias páginas más adelante nos encontraremos con que la propia Sara está en un programa de televisión pidiendo ayuda para encontrar ella misma a su marido y a su hija, de nuevo llamada Valentina.

En ese punto, es normal que un lector desde fuera se dé cuenta de que claramente el autor ha empezado ya a jugar con su mente: el nombre de la niña desaparecida y de la hija del escritor (Valeria y Valentina) son muy similares, lo cual contribuye a crear tensión en la mente de Sara. Además, continuamente asistiremos a saltos temporales que nos permiten conocer uno de los orígenes de la maldición de Murderville de forma alterna junto a dos historias ambientadas en el presente: la de un grupo de universitarios que van a grabar un documental para clase y la de un escritor que decide ayudar a la mujer de la televisión a encontrar a su marido.

Vicente Cifuentes no decepciona en cuanto al dibujo: cada plano y cada página son pequeñas ilustraciones profusamente detalladas y con gran cuidado y detalle. El autor no se centra únicamente en crear personajes realistas y convincentes con un gran espectro facial, sino que su gran talento queda patente en sus escenarios, capaces de transmitirnos perfectamente el terror y el estrés fantasioso y esotérico que impregna toda la obra y que, sobre todo, contiene un toque de elegancia victoriano del que carecen muchos otros dibujantes e ilustradores.

El argumento va fluyendo sin demasiados saltos ni contratiempos, anticipándonos en las primeras diez páginas la tensión y el terror del resto del cómic y creando un precioso puente con la primera parte de Murderville. A través de las viñetas, que mantienen un orden y una estructura convencionales, nos irá atrapando con una puesta en escena que no busca romper con los tópicos del terror y de la fantasía, pero que adquieren peso y mucho sentido solamente por la calidad del dibujo, la colorimetría y el acabado de la edición en sí.

De esta forma, Vicente nos permite navegar entre el presente y el pasado a través de cambios de paleta de color, que alternan entre un sepia para mostrarnos que estamos viviendo un suceso realmente anterior al contemporáneo y azules y ocres lavados que transmiten temor y que te centran continuamente en el epicentro de la obra.

Además, Murderville 2 cuenta con varias páginas extras al final del cómic que incluye el boceto de una página entera y la reinterpretación de otros artistas como Víctor Santos, Ruizge y Jaime Calderón.

Nuestra opinión sobre Murderville 2 (incluye spoilers)

Si he de ser completamente sincera, quizás no fue tan buena idea leer Murderville 2 sin haberme leído la primera parte. Aunque en algunas descripciones de otras tiendas y en reseñas de otros blogs había visto que no era necesario conocer la historia anterior para entender completamente la obra, lo cierto es que una breve introducción siempre es de agradecer antes de zambullirte en el mundo de Murderville. Sin embargo, eso no ha alterado mi veredicto: ahora necesito leer Murderville 1.

Al principio de la obra, José Antonio Fideu ya te anticipa que cuando el universo de Murderville te atrapa, es complicado salir de él. Y vaya que es cierto. Uno no se da cuenta, al terminar Murderville, de lo hondo que han calado esas ilustraciones sacadas de la típica película de terror que podrías ver por la tarde en casa. Entonces, te toca ir a abrirle la puerta al perro de madrugada, bajas las escaleras a oscuras y empiezas a recordar, viñeta a viñeta, todo lo que acabas de leer.  

Y ahí es donde realmente se encuentra la magia: no solo en su magnífico uso del color con significado narrativo ni en sus ilustraciones de altísima calidad, sino en la atmósfera capaz de hacer que respires el polvo del caserón, que escuches las pisadas detrás de ti y que oigas los gemidos de las almas en pena.

Vicente Cifuentes se destaca de esta forma como un consumadísimo autor e ilustrador, capaz de alternar planos y perspectivas y de ofrecernos una aterradora pero apasionante experiencia por completo. La calidad artística de la obra subsana el hecho de que quizás no se trate de una historia realmente profunda o capaz de sorprenderte: la trama de los jóvenes que han ido a grabar un documental en una casa encantada parece un poco innecesaria, nunca llegas a temer por la vida de los chicos y hasta decepciona un poco encontrártelos vivos al final del cómic.  

Quizás es por no tener la introducción de Murderville 1, pero fui incapaz de entender por qué el escritor llevaría a su hija pequeña, con la que está claro que no es capaz de congeniar, a una casa encantada donde muy probablemente se encuentren con un par de cadáveres. Las primeras páginas, con la pataleta de la niña caprichosa y los desesperados intentos del padre de conseguir comprar su amor, me parecen de lo más brillante de la obra. Sin embargo, no pude evitar que el final con Sara usando la pulsera de Úrsula para reinvidicar el amor a la hora de enfrentarse al fantasma de la bruja me recordase a algún deus ex machina de un manga como Soul Eater. Quizás es porque esperaba algo más de horror esotérico. Quizás es porque me hubiera encantado ver cómo Vicente Cifuentes y su increíble talento como dibujante iban algo más allá y era capaz de enseñarnos perturbadoras imágenes que permaneciesen durante días en nuestra retina. Quizás es que no esperaba un final tan feliz para Murderville 2 ¿soy la única?


Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO

6.8

Portada libro - Murderville 2
Sara vuelve a Murderville dispuesta a recuperar todo lo que perdió en su última visita. Su determinación volverá a ponerse a prueba ya que la maldición parece ahora más poderosa que nunca y sigue dispuesta a nutrirse de la inocencia y de la cordura de todos los que pongan un pie en el pueblo maldito. Vuelve la obra más personal de Vicente Cifuentes (Aquaman, Earth 2 Society, Superman) en la que...
Amazon