Border top left cut image
Border middle left cut image
Border bottom left cut image
Border middle right cut image
Border bottom left cut image
Logotipo de momoko.es
Book cover

Si yo tuviera una escoba

Editorial: Timunmas
2
Si yo tuviera una escoba es una recopilación de anécdotas y datos curiosos del universo de Harry Potter escritas por Los Todopoderosos. A lo largo de sus páginas, los famosos creadores de uno de los podcast más escuchados de España desvelan rarezas que muchos de sus fans podrían no conocer de la saga.

Lo más leído del libro

Si yo tuviera una escoba: reseña del libro de los Todopoderosos
Si yo tuviera una escoba: reseña del libro de los Todopoderosos
La adolescencia es muy mala. una técnica digital de eliminación de puntos se aplicó la postproducción para deshacerse de algunas de las marcas de acné de los actores principales, ya que con el maquillaje no bastaba para los primeros planos.

Durante la filmación de las escenas bajo el agua, Daniel radcliffe, algunos miembros del reparto y todo el equipo técnico de buzos posaron para una fotografía y luego la enviaron como felicitación navideña, añadiendo narices rojas a todos los rostros. Esta curiosidad es una mierda, pero a la gente le gusta saber estas cosas.

El mercado de Leadenhall es uno de nuestros lugares favoritos. Es un mercado cubierto de la época victoriana en donde se rodaron escenas del callejón Diagón en la primera película. De hecho, si vais a puerta azul de la óptica que hay en Bulls head passage, os darán ganas de atravesarla para llegar al caldero chorreante.

Escribir un prólogo no es moco de pavo, antes creía que sí, que era moco de pavo. cuando me pidieron que prologar este libro acepte sin contemplaciones, dices sí y requete sí. porque, insisto, creía que era moco de pavo.

Se dice Pocha... Harry Pocha.

En cuanto llegan a Hogwarts en el tren conocen a Draco Malfoy, un niño malote con el pelo del color de un minion y que será uno de los principales enemigos de Harry, aunque no tanto como el profesor de Pociones, Severus Snape, un señor que se peina como el príncipe de Beukelaer sin champú antigrasa y que hace todo lo posible por fastidiar al pobre gafotas.

Flagrantia es «ardor» en latín. Hace que quien lo conjura pueda dibujar líneas de fuego con su varita. Hay una versión en los chinos que se llama bengala.

Piernas de gelatina: hace que las piernas de la víctima se sacudan sin control. Si lo mejoras y consigues que la persona encantada diga «jarl, no puedor» y «pecador», ya lo bordas.

Juan Gómez-Jurado

Arturo González-Campos