Cargando...
Logotipo de momoko.es
NOTA: 60

Efecto Polybius, opinión de la novela de Manuel J. Rico y Héroes de Papel Stories

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - Efecto Polybius, opinión de la novela de Manuel J. Rico y Héroes de Papel Stories

Efecto Polybius es la novela de Manuel J. Rico que nos introduce en un futuro distópico dominado por una potente red social llamada Rooftop. La novela, de apenas 300 páginas, profundiza continuamente en temas como la posverdad, el control de las masas a través de la información y la esclavitud tecnológica. 

Argumento de Efecto Polybius 

Ángela ha pasado ya lo mejor de su vida cuando decide tumbarse en su cama, en una vieja casita apartada de Dinamarca, a esperar su muerte. Mientras esta llega, recuerda su pasado y cómo su padre, Martín, ayudó a cambiar el mundo a un lugar mejor. 

Martín era solo un niño cuando su mejor amigo, Gabriel, un genio de la programación, desapareció sin dejar rastro. Ahora, años después, sufre ataques de pánico y de ansiedad por la calle y se está planteando que quizás tenga un verdadero problema de adicción. Su mujer y su hija no saben que, para poder pasar el día a día, como tantos otros infelices, Martín necesita conectarse con sus gafas de realidad virtual aumentada a la red social Rooftop. 

Rooftop parece la solución del mundo globalizado para comunicarse, chatear, vender y gestionar todos tus asuntos de la forma más eficiente del mundo. Pero ¿y si no fuera así? ¿Y si hubiera una conspiración a gran escala de la que formas parte, sin saberlo? 

Bienvenidos, al Efecto Polybius 

Imágen destacada - Efecto Polybius, opinión de la novela de Manuel J. Rico y Héroes de Papel Stories

Una distopía sobre el mundo que se nos viene encima 

Si 1984 intentaba prevenirnos del futuro de una sociedad dominada por el control de la información y Un mundo feliz sobre el control del entretenimiento y la felicidad, Efecto Polybius quiere hacer lo mismo sobre las redes sociales.  

A través de un argumento sólido y férreo que no permite ningún tipo de respuesta y apoyado por el continuo monólogo de Gabriel y Martín, los protagonistas de la obra, Manuel J. Rico quiere advertirnos de lo que ocurrirá si dejamos que las redes sociales y la información acaben dominando el 100% de nuestro día a día. 

Para ello establece y crea Rooftop, una empresa con unos algoritmos de seguridad enormes a la que accedes a través de un sistema de realidad virtual que recuerda en mucho al de Ready Player One, novela de la que bebe muchas de sus estructuras. A través de un mapeo de expresiones faciales y de un sistema de gestos intuitivo, cualquier persona puede introducirse en su propio espacio personal e ir saltando de una sala a otra para reunirse con amigos y chatear. De esta forma, en lugar del enorme universo a lo mundo abierto en un MMORPG de Ready Player One, Rooftop se presenta como una clara combinación entre Habbo Hotel (mi espacio, mis colegas) y Facebook: siempre en busca del dinero a cambio de anuncios molestos.  El conocimiento de Manuel J. Rico en el mercado actual de videojuegos le permite incluso introducir el concepto de micropagos dentro de su universo, haciendo que en Rooftop puedas evitar anuncios pornográficos simplemente a cambio de un pequeño pago. 

A lo largo del libro, como os decíamos, Gabriel explica cómo el proceso de la decadencia del ser humano y de la sociedad empezó con los smartphones y las redes sociales. Cómo todo el mundo empezó a estar más pendiente de las notificaciones que recibía que del mundo que lo rodeaba. Con la aparición de un sistema de realidad virtual más completo, Rooftop se convirtió en una alternativa perfecta para aquellos que buscan evadirse de la realidad. Personas que, incapaces de cumplir con las expectativas que tiene la sociedad actual de cada uno, llevan a engañar a su cerebro para que este crea que lo que están viendo a través de la pantalla es la más pura realidad. 

Toda esta gente, extraída del mundo para el que nació vivir, acabarán teniendo problemas de socialización, una total incapacidad de adaptación al mundo real y problemas psicológicos como los que presenta Gabriel desde el primer momento en la obra. 

Sin embargo, a pesar de las quejas, Efecto Polybius no condena toda la tecnología como si fuera la perdición de la humanidad. Su enfoque es mucho más sencillo y se adapta muy bien a la filosofía griega que rezaba que “todo en exceso es perjudicial”.  A través del personaje de Ángela muestra cómo una vida completamente apartada de los ordenadores y la tecnología puede llegar a hacerte tan feliz como ser un programador de éxito. La clave es saber emplear el flujo de información solamente para el bien. 

Efecto Polybius es un homenaje a los amantes del retro 

Si algo es Efecto Polybius es una novela de aventuras escrita por y para los amantes de los videojuegos retro. Tanto Gabriel como Martín, ambos protagonistas indiscutibles del libro, son auténticos apasionados de los juegos que la juventud de hoy en día vería simples o limitados y que para ellos esconden en sus sprites más pasión que cualquier obra hiperralista. La pasión del propio autor por las obras clásicas empapa cada una de las reacciones de los personajes que se reúnen en un foro privado solamente para discutir viejos misterios y secretos de juegos arcade tanto tiempo perdidos ya. 

Sin embargo, imaginamos que por problemas de licencias, el libro nutre el universo que ha creado de títulos ficticios como Jet Speed Wilson, Stygia, el Speccy (como referencia al Spectrum) o al propio Matt Statham para poder dotar de credibilidad a la pasión con la que los personajes hablan de estos títulos. Sin embargo, también nos encontraremos con nombres reales de la cultura pop actual como Top Gun o IronMan entre el texto, así como homenajes a otros autores de la editorial Héroes de Papel como Spidey y Pedja (las mentes detrás de Génesis) y otros especialistas del mundo del videojuego. 

La sensación generalizada que tienes dentro del foro de Rooftop donde todos comentan juegos clásicos es la de que todos esos personajes están inspirados en personas reales del ámbito del propio autor. Incluso Red Mouse, el troll, está descrito con tal índice de detalle que uno no puede evitar sospechar que el autor esté describiendo a alguien de su entorno real.

No es la única referencia al mundo real que encontraremos en Efecto Polybius: todo lo que rodea a la idea del propio juego y que con tanto detenimiento describe el autor está basado en hechos reales. Efectivamente, existe la leyenda urbana dentro del mundo de los videojuegos de una máquina de arcade capaz de generar ataques de epilepsia en los que la jugaban y a la que rodea un halo de misterio. También es posible que, tal y como cita el propio libro, la máquina no llegase a existir nunca y fuese una nueva forma de manipulación por parte de los medios de comunicación, decididos a desprestigiar sea como sea el mercado de los videojuegos. 

Mi opinión sobre Efecto Polybius 

Efecto Polybius es una novela de aventuras ambientada en una distopía en el futuro. Sin más. Si pasas por alto las referencias a Ready Player One y los paralelismos entre Halliday y Gabriel y si te gustan las novelas de hackers y distopías, entonces sin lugar a dudas Efecto Polybius te entretendrá. 

Existen, sin embargo, ciertos hándicaps con la lectura: los capítulos no están del todo bien conectados los unos con los otros de forma que cuando saltas del pasado de Gabriel al presente de Ángela y luego de nuevo al pasado de Martín, llega a resultar algo confuso y descoloca los primeros momentos.

Manuel J. Rico intenta introducirnos en el mundo virtual adictivo creado por Rooftop de forma natural con los pensamientos depresivos del propio Martín, pero personalmente creo que falla un poco a la hora de colorear este sistema tan similar al de Summer Wars o Ready Player One. 

Al mismo tiempo, sumada a esta confusión nos encontramos con las referencias cruzadas entre Martín y Gabriel. Es imposible olvidar a Gabriel: el joven del primer episodio en el pasado que tenía un Speccy al cual él adoraba y que pasaba los días leyendo código impreso en su casa. Sin embargo, cuando realizamos un salto al 2020, nos encontramos con que Martín, su amigo (que tenía un ordenador mucho más potente que el primero), tiene ahora un Speccy y recuerda cómo se pasaba las tardes leyendo código impreso. Al tener esas referencias enlazadas con Gabriel, este tipo de comentarios hace que el lector piense “Un momento ¿me estoy confundiendo y este era Gabriel?” y vuelva hacia atrás solo para darse cuenta de que no hay error por su parte. 

Las partes de acción del final de la novela son geniales. Dignas de una película muy emocionante que puedas ver mientras devoras palomitas. Es posible que toda la trama relacionada con Cognitio (inspirada en los Illuminati) dé la sensación de que estás en una novela que ya conocías, pero eso no le resta en absoluto la impresión que genera. Lo que sí ralentiza la obra son los larguísimos monólogos de Gabriel y Martín sobre el pésimo mundo que heredaremos de las redes sociales y que a veces se prolonga páginas y más páginas que no son tan esclarecedoras como deberían. 

Sobre el final (spoilers incluidos) 

Abro este último apartado porque no quería dejar la reseña sin comentar el final. Desde el comienzo de la obra, Ángela habla de su padre como si este fuera una persona decisiva para el mundo tolerante y bueno en el que ella vive ahora, pero el final es extremadamente abierto para que llegues a creértelo. Te pasas todo el tiempo esperando ese gran momento ético en el que Martín descubra que ha de manipular la información como hacía Cognitio para poder volver la tierra un lugar mejor, especialmente teniendo en cuenta que dan como verdad que el ser humano es malo por naturaleza por lo que debe ser redireccionado a hacer el bien, para luego encontrarte con un vacío tan enorme. 

Personalmente, me dio la sensación de que Gabriel era un personaje demasiado complaciente con los deseos del propio autor. Listo, bueno, doble agente y cuando ha de morir, descubres que en realidad está vivo y está en Christiania. Quizás, para mi gusto, la novela habría ganado mucho con la muerte de este. O incluso con su anexión a Cognitio. Al fin y al cabo, no todos los niños pobres del comienzo de las novelas tienen por qué ser magníficas personas de adultos.  

Aunque, eso sí, a mí Efecto Polybius me ha dado ganas de desempolvar algunos juegos retro pasados. Eso es cierto 


Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO

6

Portada libro - Efecto Polybius
<p>Angela tenía más de noventa años. Una voz la despertó al alba en su casa de christiania (copenhague), susurrándole al oído que no volvería a contemplar otro amanecer. Lejos de angustiarse, los recuerdos de una vida plena, feliz, ocuparon sus últimas horas. Ella recibió el amor de sus seres queridos, disfrutó, sufrió, amó y fue testigo de un cambio radical en el mundo. Cuando era niña el...
Amazon