Loading image for momoko.es
Shojo , Manga
Imágen destacada - Opinión de Chan Prin tomo 01: cuando el shojo de España supera al japonés

9

Título: Chan Prin tomo 01
Autor: Xian Nu Studio
Nº de páginas: 188
Año de publicación: 2016
Año de edición: 2016

Opinión de Chan Prin tomo 01: cuando el shojo de España supera al japonés

Análisis de La Insomne Género Shojo , Manga Editorial Ediciones Babylon

Argumento de Chan Prin tomo 01

Zoe es una granjera paleta pero de muy buenas intenciones que una mañana verá cómo su vida cambia para siemprem cuando el carruaje de una rica pija y superficial choca contra su gallinero. Del interior sale una joven llamada Mady Basilic que… ¡menuda flipada! es exactamente igual a Zoe.

Mady no quiere volver a la Royal House donde le obligan a terminar el último año de instituto, así que decide proponerle un malvado plan a Zoe: si se intercambian durante un año, Zoe nadará en oro con el que poder ayudar a su madre a que no quiebre su granja. Pero pronto esta descubrirá al pisar el instituto, que nada es tan agradable como Mady le prometió.

Análisis de Chan Prin tomo 01

Chan Prin es una obra del famoso y a menudo despreciado género del iberomanga. Sus dos increíbles autoras bajo el pseudónimo de Xiannu Studio, son capaces de trasladarnos a una obra que consigue encandilarnos desde las primeras diez páginas.

Chan Prin funciona porque se apoya en la fórmula ganadora del intercambio de dobles (como en la famosa película de Tú a Boston y yo a California o El hombre de la máscara de hierro) en el que todas las situaciones que se dan se derivan al choque entre lo que los personajes saben de la persona a la que sustituye nuestra protagonista y lo que esta realmente realiza. Por lo general, para que esta fórmula sea efectiva tienen que darse un par de condiciones: que los personajes que se intercambian tengan personalidades radicalmente opuestas y, por supuesto, que tengan una ligerísima diferencia física que permita que uno de los personajes secundarios acabe descubriendo el pastel.

En el caso de Mady y de Zoe sus caracteres son realmente opuestos: donde Mady es una auténtica B.I.T.C.H. cuya única preocupación es ella misma y sus redes sociales, obsesionada por un mundo superficial, Zoe es inocente, optimista y feliz y no teme meterse en la boca del lobo por salvar a sus amigos.

Al mismo tiempo, Mady y Zoe cuentan con una diferencia fundamental que permite que una de las estudiantes descubra el pastel: la marca de nacimiento en forma de melocotón en una nalga, lo cual demuestra que ambas son (aunque todavía no se ha desvelado esto) gemelas.

Al mismo tiempo, Chan Prin juega también con la ilusión de la transformación. Como en otras obras como Princesa por sorpresa, o en mil películas de adolescentes que podamos haber visto, en Chan Prin vemos la transformación de chica corriente de pueblo en potencial reina debido a un golpe de suerte. Psicológicamente, esto muy esperanzador para la persona que lee la obra y que subconscientemente piensa que ella misma puede tener un golpe de suerte parecido o similar, aunque nunca igual.  

Chan Prin explota un mundo shojo medieval con la introducción de las redes sociales, cuyos nombres deforma para no incurrir en un problema de propiedad intelectual (como plogger en vez de blogger o Princebook en vez de Facebook). Si habéis visto el capítulo de Black Mirror 3x01 veréis claramente cómo se sustenta el sistema del instituto al que acude Mady Basilic y, por supuesto, Zoe: allí cada estudiante explota uno de sus rasgos de forma radical buscando obtener puntuación en sus redes sociales que les permita convertirse en el futuro gobernante del reino.

Esto explica cómo una persona tan odiada como Mady tenga sin embargo una puntuación increíblemente alta, haciendo de esta forma una crítica a la disonancia que hay entre las personas que mostramos ser en las redes sociales y aquellas que somos en nuestra vida diaria.  Mady se comporta entonces como una perfecta #communitymanager, convirtiéndose a sí misma en una influencer de éxito dentro de un mundo virtual que en nada tiene que compararse con la vida real.

Este sistema de redes sociales también permite a las autoras de Xiannu Studio presentarnos a los personajes de forma cómoda, mostrándonos sus índices de popularidad y creando personajes enormemente arquetípicos pero que funcionan en todos los sentidos: Channel Four, la típica chica que explota el carácter sexual de su cuerpo para crecer en seguidores y que se presenta como la principal enemiga de Zoe; Volker y su canal de Youtube que lo muestra como el típico samurai de cuento; Dennis y su actitud principesca que recuerda a Tamaki de Ouran Host Club o Drake Nessie y su obsesión con los dragoncitos.

Las autoras se han asegurado de ofrecernos un abanico de personajes masculinos para todos los gustos: Drake es el chico guapo y tímido que no sigue las normas; Dennis es el guapo popular de turno y Volker encarna la figura del luchador japonés cargado de honor y de educación.

Entre todo este mundillo de opulencia y de lujo se mueve Zoe, la cual habla como una de nosotras, come como una de nosotras y es realmente fácil empatizar con ella debido a la forma con la que se toma la vida. Es la antiheroína que irá creciendo poco a poco a lo largo de la obra demostrando su integridad y honestidad en mitad de un mundo superficial y frívolo como es el instituto en el que se encuentra.

No podemos dejar de lado la simbología de los nombres en Chan Prin. Mady, una joven malvada, fría y traicionera pero realmente hermosa, se apellida Basilisc, que podría traducirse por “Basilisco”: un animal mitológico con cuerpo de serpiente capaz de matar con la mirada. Al fin y al cabo, todos los que la odiaban, la amaban al mismo tiempo por su belleza, como Indira ¿no es cierto? Al mismo tiempo, Drake se apellida “Nessie” en una clara referencia al monstruo del lago Ness y que se relaciona con su obsesión por los dragones coleccionables.


No podemos dejar este análisis sin mencionar la preciosa edición de Ediciones Babylon: un manga de un tomo impreso en el sentido oriental (se lee de derecha a izquierda) y con una sobrecubierta que esconde una preciosa ilustración en su interior. El manga, de apenas 7.50€ en su web online cuenta con una edición y un acabado de las páginas simplemente maravillosa, con papel de buena calidad y una impresión preciosa.

El dibujo de Xiannu Studio sorprende, convence y enamora. La portada no hace justicia a los preciosos primeros planos que te encontrarás en su interior, mostrando una enorme variedad de formas y colores para presentar a los personajes femeninos. Aunque si bien es cierto que el principio del cómic es un poco apresurado, pronto te acostumbras a su ritmo y empiezas a desear ver más. Y es que las autoras no temen crear muchedumbres, generar planos donde se vea a muchos personajes en diferentes posturas o simplemente cambiar la perspectiva hasta crear viñetas increiblemente detalladas donde se molestan incluso en dibujar los iconos de las redes sociales que usan los protagonistas.

Una de las partes más evidentes es el increíble uso de las tramas que hacen las autoras, sin entintar demasiado el contenido ni cubrir excesivamente los espacios en negro, sino permitiendo que los espacios en blanco y las tramas ligeras decoren la obra y la complementen sin ser evidentes.

Entre cada capitulo de Chan Prin, las autoras incluyen un Let’s talk donde te permiten conocer un poco más sobre sus inspiraciones y su mundo. Además, al final contamos con contenido único como pequeñas mini historietas de otros autores como Wakana Sakamoto o Nana Bid que emplean a los mismos personajes.

Al final del cómic también se incluyen ilustraciones de otros autores del mundillo sobre sus personajes, como una de Henar Torinos, coautora de Busy Bitches o incluso alguna de Laura Me.

Nuestra opinión de Chan Prin tomo 01

Empecé a leer Chan Prin sin muchas expectativas, la verdad. Y pronto descubrí que estaba deseando largarme de la oficina al coche para poder volver a meterme en la vida de Zoe y Mady Basilic en aquel instituto.

Tal y como comenté en el análisis, Chan Prin no te descubre la rueda: no es un cómic que te provoque un blow mind como Evangelion y no hará que pienses en el sentido de la vida. Pero funciona a un nivel muy superior de lo que me he ido encontrando por ahí: las chicas de Xiannu Studio sin duda dominan a la perfección la técnica manga y lo demuestran en cada una de las viñetas de este tomo tan especial.

La calidad del dibujo queda perfectamente complementada por la enorme cantidad de extras que incluye Chan Prin: desde los talk con las autoras hasta los capítulos extra al final o las ilustraciones de otros profesionales del sector que, simplemente, le aportan un valor añadido a un manga que, en mi opinión, es muy superior a otros shojos nipones.  

Todavía no ha habido demasiado margen para el romance, pero tampoco lo he echado mucho de menos. Chan Prin para mí es como un buen batido de fresas y naranja un caluroso día de verano: una fórmula que ya conoces pero que sigue siendo exquisita.


Análisis de

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *