Cargando...
Logotipo de momoko.es
NOTA: 65

Opinión de Croqueta y Empanadilla 1: cuando un cómic no puede ser más mono

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - Opinión de Croqueta y Empanadilla 1: cuando un cómic no puede ser más mono

Sobre Croqueta y Empanadilla

Croqueta y empanadilla es un cómic del género slice of life que nos narra las tiernas aventuras de una Croqueta y una Empanadilla que se mudan juntas. Croqueta es pragmático, serio y alérgico a los gatos; Empanadilla es pequeñita, optimista y muy ordenada. Los dos se quieren con locura y vivirán situaciones cotidianas en su pequeño pisito con las que cualquiera podría sentirse identificado.

Imágen destacada - Opinión de Croqueta y Empanadilla 1: cuando un cómic no puede ser más mono

Análisis de Croqueta y Empanadilla

Croqueta y empanadilla es sin duda el libro más cuqui del mundo. Un acierto asegurado, se lo regales a quien se lo regales. Ana Oncina ha conseguido crear a dos personajes basados en las comidas favoritas de todos los españoles y darles ese toque mágico que los convierte en personajillos realmente preciosos y adorables a los que adorna con gorritos, camisetas y expresiones típicas de los diseños chibi japoneses que enamoran.

Su primer volumen, que a fecha de este artículo va por su 14ª edición, narra los comienzos de una relación como otra cualquiera. El universo que ha creado Ana Oncina, como en las series de nuestra infancia, está poblada por seres humanos normales y corrientes menos nuestros protagonistas, que son una croqueta (el chico) y una empanadilla (la chica). Ahí empieza la magia, ya que ellos son completamente diferentes del mundo que les rodea y son, por tanto, perfectos el uno para el otro.

Los comienzos del cómic, al igual que en otras obras similares como Soppy de La Cúpula Ediciones, nos muestra el principio de una idílica relación, sin broncas ni discusiones, de esta pareja inspirada en hechos reales. Ella es pequeñita, infantil, optimista y frágil; él es pragmático, sincero y honesto: rasgos con los que cualquiera puede llegar a identificarse y a reconocerse en las páginas de este cómic.

De hecho, parte de su éxito, además de su componente “mono”, está precisamente en que, al no haber humanizado a los personajes, cualquiera es capaz de leer las diferentes viñetas y decir: ¡esta soy yo! y conectar inmediatamente con lo que están leyendo. Las escenas que narra Croqueta y empanadilla son realmente universales: la membresía del gimnasio al que te suscribes pero nunca vas, el hecho de que uno siempre desplace al otro en la cama o el momento en el que ambos deciden adoptar una mascota.

Escenas que todo el mundo conoce, que probablemente ha vivido y que son fácilmente extrapolables a cualquiera que conozcas. Esto, sumado al componente adorable de una empanadilla preciosa con pequeños bracitos y a una croqueta pragmática, provocan el éxito asegurado.


Las historias y situaciones que relata Croqueta y empanadilla no tienen una duración regular: algunas de ellas se componen solamente de una página mientras que otras continúan durante cinco o seis más, creando una continuidad a menudo interrumpida.

Ana Oncina se ha formado en ilustración y eso queda completamente patente en su obra. A pesar de que el dibujo de una croqueta no debería ser realmente complejo, el hecho de conseguir moldearlo hasta que llegue a las máximas cotas de adorabilidad es complejo. El dibujo de los escenarios es minimalista, pero la autora juega perfectamente con el ritmo narrativo, la orientación clásica de las viñetas y la perspectiva para no aburrirte en ningún momento.

El interior del cómic está completamente ilustrado de un negro mate en escala de grises y color salmón. Algunas de las viñetas cuentan con un simple fondo en monocolor para generar más impacto en la trama, mientras que otras cuentan con espacios diseñados, quizás pecando en ciertos puntos de desproporciones debido al tamaño de los protagonistas. 

La edición de La Cúpula, de nuevo destaca por su calidad: tapa blanda con solapas y papel de altísima calidad en su interior con un grosor que recuerda al papel acuarelable. Detalles que contribuyen en generar una sensación de que tienes en tus manos un producto artístico, de calidad y enormemente mono.

Nuestra opinión sobre Croqueta y Empanadilla

Qué monos son Croqueta y empanadilla. Eso es innegable. Este cómic funciona al mismo nivel que un cachorrito en una tienda de animales o que los adorables peluches de TY Fantasía: son tan monos que no puedes dejarlos en la tienda, por mucho que estés a final de mes y tengas la casa llena de cómics sobre relaciones.

Es también un cómic que funciona maravillosamente con la misma línea que las historias de Mr. Wonderful: todo es positivo, bueno, adorable, optimista y maravilloso. Por eso, Croqueta y empanadilla se convierte en el mejor cómic para regalarle a cualquier pareja y para pasarte un buen rato, acurrucadita en un cojín, releyendo sus historias.

Sin embargo, cuando terminé de leer Croqueta y empanadilla, sentí que realmente todas esas viñetas monosas no me habían contado nada nuevo o ingenioso. La mayor parte de los chistes (el pesado en una fiesta que habla demasiado, el hecho de que una pareja no puede mantener una habitación ordenada o el pedo durmiendo), ya me sonaban de otros autores como Agustina Guerrero, Sarah C. Andersen o incluso Soppy. Son momentos cotidianos con los que es cierto que pueda contar, pero que carecían de ese toque que hiciera única a Croqueta y Empanadilla no solo por la calidad de sus dibujos y por lo monos que son, sino también por sus ideas.

Una de las partes que sí que me pareció brillante es cuando Croqueta y Empanadilla se plantean adoptar una mascota. Empanadilla quiere un gatito y Croqueta un perro. Cuando Empanadilla va a escoger un gato, todos son realmente monos y preciosos excepto uno, que tiene cara de viejo amargado. Evidentemente, para desgracia de Croqueta, ese es el que prefiere Empanadilla. 

También me encantó el momento en el que ponen al perro y al gato uno al lado del otro para decidir con cual de los dos se quedan y ambos tienen una expresión realmente triste. En esas dos historias sí que vi a una Croqueta y empanadilla auténticas, originales y únicas que me hicieron estallar en carcajadas y que releí sin parar varias veces.

También eché un poco en falta que la autora explotase más el hecho de ser una croqueta o una empanadilla con chistes o frases como: “¡soy una común empanadilla de atún cuando hay otras más sanas y bonitas, rellenas de quinoa!” o que él se tueste al ponerse al sol. El único momento en el que se ve realmente el hecho de que están hechos de comida es cuando Empanadilla muerde el culo de croqueta o cuando su pareja le dice que odia comer croquetas.

Quizás se trata porque es el primer volumen que leo sobre esta historia y me falta continuar con el resto de cómics, que sin duda compraré como este. La cúpula no me ha decepcionado en ninguna ocasión con sus obras editadas, su precio es muy justo para la calidad de la obra que recibes y, siendo honesta… ¿quién se va a resistir a una Empanadilla tan mona?


Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO

6.5

Portada libro - Croqueta y empanadilla 1
Cuando uno es una croqueta, está inexorablemente predestinado a enamorarse con locura de una empanadilla. Y como cualquier pareja de bien, deciden irse a vivir juntos, aunque nadie ha dicho que la convivencia fuera fácil! Croqueta y Empanadilla es tierno, divertido, y transmite un increíble buen rollo. Para comérselos! PREMIO POPULAR DEL SALÓN DEL CÓMIC DE BARCELONA A LA MEJOR OBRA PUBLICADA EN 2014
Amazon