Border top left cut image
Border middle left cut image
Border bottom left cut image
Border middle right cut image
Border bottom left cut image
Logotipo de momoko.es

Kafka vuelve a la industria de los videojuegos con Metamorphosis

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Do...


COMPARTE:
Imágen destacada - Kafka vuelve a la industria de los videojuegos con Metamorphosis

No es la primera ni mucho menos la última vez que Franz Kafka aparece representado en los videojuegos. Muchas de sus ideas y de sus novelas han conseguido colarse en otras sagas como Resident Evil, pero nunca se había realizado una adaptación tan directa y fragante de una de sus obras como con Metamorphosis.

All In! Games y Ovid Works han decidido adaptar el famoso relato de Franz Kafka a un videojuego. La obra literaria original exploraba la idea de cómo un comerciante llamado Gregor Samsa, a pesar de todos los méritos que hacía cada agotador día para mantener a su familia, era despreciado cuando se despertaba un día convertido en una cucaracha gigante. El estudio de videojuegos ha visto en esta obra de excruciante introspección y dolor que pone de manifiesto los traumas y problemas del propio escritor sobre su apariencia física un posible título de puzzle y plataformas más que aceptable y se ha decidido a realizar unos pequeños toques aquí y allá, añadiendo varios detalles de la obra de Lovecraft para crear un argumento jugable disfrutable. 

Así, a diferencia del relato, el videojuego nos presenta a un Gregor Samsa que se despierta después de una borrachera terrible con un amigo. Conforme se desplaza a la habitación contigua descubre que se encuentra en una casa extraña con fotografías en las que los humanos han sido suplantados por carismáticos insectos. De hecho, ahora que se da cuenta, él mismo es un escarabajo. A partir de diferentes niveles en una clarísima tipología en forma de puzzles, se busca que el jugador consiga volver a ver a su amigo, Josef K. (sí, exactamente igual que en la novela sin terminar de Kafka El proceso). Así, el jugador convertido ahora en un insecto, tendrá que ir navegando a lo largo de diferentes niveles en una deformación completa del relato del autor que sin embargo guarda exactamente la misma esencia: el desprecio por una sociedad incapaz de ver más allá de ciertos símbolos repugnantes, la deshumanización de los procesos legales y la búsqueda de una nueva perspectiva a la forma en la que percibimos la realidad.

A pesar de ello el juego realiza una simplificación de la obra otorgándole una respuesta y un significado a la transformación de los seres humanos en insectos (cuando la despreocupación con la que Kafka trata precisamente el por qué de esta metamorfosis para centrarse en los efectos psicológicos del propio Gregor es sin duda parte de la magia que envuelve el relato). La pequeñez del personaje frente a escenarios distorsionados se volverán simples obstáculos para que el jugador alcance diferentes puntos de avance del escenario en lugar de explotar el sentimiento de pequeñismo del individuo rechazado por los más queridos que tenía la mente de Gregor Samsa, el cual no lo olvidemos, en el relato era una cucaracha gigante. Este desagradable y descomunal tamaño queda supeditado a una jugabilidad en la que se toma lo más básico de la idea de Kafka sin analizar realmente su contexto o lo que la hizo en su momento tan relevante.

El juego está cargado de pequeños detalles, así como de otros personajes no jugables que hacen de insectos y que realizan pequeños guiños no solo a las obras Kafka sino también a las de Shakespeare. Sin embargo, la jugabilidad no va más allá: Metamorphosis incluye por lo general puzzles de percepción espacial, algunos saltos en el espacio y encontrar soluciones sencillas a los obstáculos que Gregor Samsa y Josef K. se encontrarán en su camino. La verdadera gracia de este juego es ver cómo un estudio polaco sin demasiadas pretensiones ha decidido adaptar una obra de la literatura universal a un videojuego y su forma de darle un toque especial. Sin duda este tipo de acercamientos ayudarán a que las nuevas generaciones conozcan la obra de uno de los mayores genios literarios del S. XX. Aunque sea en forma de saltos, puzzles y un escarabajo discutiendo de divorcios con su compañero.

Por cierto, por si tenéis curiosidad, Metamorphosis está disponible desde el 12 de agosto para PlayStation 4, PC, Xbox One y Nintendo Switch.

0 comentarios en este post

Deja un comentario

Kinishinaide! No publicaremos tu email ni te spamearemos sin tu permiso