Border top left cut image
Border middle left cut image
Border bottom left cut image
Border middle right cut image
Border bottom left cut image
Logotipo de momoko.es
Imágen destacada - Primera jornada certamen de novela historica de Úbeda 2021

Primera jornada certamen de novela historica de Úbeda 2021

La Insomne 0 Comentarios

El certamen de novela histórica de Úbeda abre sus puertas alrededor de un grupo de autores sonrientes, emocionados y simplemente agradecidos por el titánico esfuerzo que ha realizado un año más la organización por traerles a esta exaltación de su talento literario y artístico. El evento, que transcurre del 09 al 21 de noviembre, condensa la mayor parte de los eventos intensivos durante las tres jornadas del 12, 13 y 14 de noviembre: tres jornadas cargadas de presentaciones que describiremos con todo el detalle que lo permite un setup montado sobre una silla.

Presentación de Olga Romay Pereira de sus obras: Cuando fuimos dioses y Bajo el cielo de Alejandría.

Sobre unas botas de tacón marrones, Olga Romay sonríe al ver la sala a rebosar de asistentes. Preparada, lleva un dossier impreso en papel para los medios, una presentación cargada en un USB sobre sus obras literarias y tarjetas impresas a todo color para que los blogs le planteen sus dudas. Sin embargo, al final su magnífica presencia y su voz cargada de la seguridad de la que se ha pasado años documentándose, roban la atención de la sala.

La introduce el carismático Javier Velasco y nos abre las puertas a la autora detrás del libro. Olga es profesora de instituto, tan minuciosa a usar fuentes documentales exactas que realizó un máster en Historia Antigua antes de embarcarse en el proceso de la escritura de novelas históricas. Ha publicado cinco novelas, pero al certamen trae las dos últimas; Cuando fuimos dioses, la cual salió a la venta estas navidades y Bajo el cielo de Alejandría. Ambas son novelas que transcurren en Egipto y que nos introducen en la vida de los últimos faraones: aquellos ocultos bajo el destello de las historias de los grandes gobernantes clásicos y de los que poco se ha escrito. Ambas novelas autoconclusivas se pueden leer de forma independiente ya que la última parte cuenta con una introducción en forma de contexto, pero comparten protagonista.

Olga Romay se estira y le brillan los ojos ante las preguntas de los asistentes a la presentación. Para ella lo más preocupante es el enorme desconocimiento que hay sobre la historia de aquel momento. Respecto a esto, declara:

"

Me sorprende el desconocimiento que hay sobre la época. Por ejemplo de esta época, el antagonista de Ptolomeo, Demetrio, montó en el Partenón un burdel y cuando Ptolomeo lo volvió a conquistar lo tuvo que volver a convertir en un templo”. 

Bajo el cielo de Alejandría está ambientada en múltiples atmósferas y escenarios como son Babilonia, Egipto (tanto la ciudad de Memphis como Alejandría) y otras ciudades como Macedonia, Siracusa, Éfeso, etc. Además hay varios sacerdotes de Carnac, donde fue coronado Ptolomeo. La reconstrucción de estos escenarios fue un gran reto, pero sin duda, para la autora, el más complicado de todos ha sido Alejandría, el cual recrea desde un punto de vista literario ya que nadie sabe dónde está o cómo era la tumba de Alejandría y la de Cleopatra.

"

Es un recorrido por el mundo helenístico en aquel momento. Es una novela viajera ya que muchos de los protagonistas no viven en Egipto”. 

Las novelas se inspiraron en un viaje que hizo Olga Romay a Egipto hace 20 años. Entonces, la joven autora buscaba un un personaje histórico que se ajustara a la personalidad que a ella le resulta atractiva como son los antihéroes y aquellos protagonistas desconocidos de la historia que no se han explotado mil veces.

"

Podría haber escrito sobre Alejandro Magno pero hay miles de historias sobe Alejandro Magno y me interesa más lo que pasa justo después”. 

Se le iluminan los ojos y sonríe al hablar del protagonista. Para ella, lo que más le gusta de Ptolomeo es lo pícaro y astuto que es en cada momento. Una de las anécdotas más interesantes de Ptolomeo es cómo robó el cadáver de Alejandro Magno, el cual se lo llevó con gran astucia al reino que a él le había tocado gobernar que no es otro que Egipto. Esto es porque hay una regla no escrita en la historia que reza que “quien entierra a un rey se convierte automáticamente en rey”. El cuerpo de Alejandro Magno fue embalsamado en miel y en hierbas y para la autora, el cuerpo del gran general es un protagonista en sí mismo, al que desviste de su imagen de héroe y lo muestra como alguien egoísta, cruel y que impone siempre su voluntad.

La autora, sonriente y pletórica, muestra sus libros ante la horda de fans que la rodean para sacarse fotografías con ella antes de dar paso a la siguiente presentación, a manos de Álvaro Lozano.

Presentación de Irene de Atenas de Álvaro Lozano

David Yagüe, célebre autor de la sección de novela histórica del 20 minutos introduce a Álvaro Lozano, un autor tímido que sonríe a su público con modestia. En sus manos descansa su nueva novela: impresa en tapa dura, con portada diseñada por Calderón Estudios y extrañamente breve: algo poco habitual dentro del género de novela histórica. Álvaro es cardiólogo y escribe sobre una emperatriz bizantina de la que afirma que le robó el corazón durante el proceso de escritura. El autor, emocionado, explica cómo retomó su periplo en el mundo de la escritura tras dejarlo debido a las exigencias de su profesión, Después, leyendo ensayo, cayó con la historia de Irene de Atenas y le extrañó enormemente que su historia no hubiera sido contada antes. 

"

Soy un obsesionado de las causas perdidas y siempre me han dicho que el tema bizantino no interesaba en España”. 

Para Álvaro Lozano el mercado editorial en España siempre había estado centrado en Roma, pero uno siempre se pregunta qué habría pasado si el imperio romano hubiera continuado, y te das cuenta de que que en realidad durante aproximadamente mil años Bizancio fue la herencia de Roma y hemos heredado mucho más de lo que creemos de Bizancio. Si Europa no fue invadida por el este fue porque Constantinopla resistió y sin ir más lejos el derecho romano nos ha llegao gracias al códice de Justiniano. 

La novela Irene de Atenas está planteada desde un punto de vista intimista. Álvaro Lozano declara que lo más complicado en el proceso de escritura de la obra, planteada en primera persona, fue ponerse en la piel de una mujer que fue madre. Una historia que la historia no recuerda debido al gran crimen que cometió Irene de Atenas (el asesinato de su hijo) el cual todavía no se ha llegado a perdonar (en este punto el autor señala la contradicción presente ante hombres como Constantino que matan a sus hijos y no solo son recordados sino también santificados). 

El autor declara asimismo que para él es esencial construir al personaje y escribir sobre él desde un punto de vista empático para que luego los lectores puedan realmente llegar a encariñarse con él. Con cierta nostalgia en la voz, termina la presentación declarando que es importante comprender que no hay demasiada documentación sobre la época y que a veces nos basamos en pura especulación, pero que Irene era una mujer muy inteligente y muy valiente que ve cómo las circunstancias acaban llevándole a una situación que explota. Y confiesa que durante la escritura de la novela, acabó ligeramente enamorado de ella. 

La pintora de Fernando García Pañeda. 

La presentación de Álvaro Lozano da paso a la de Fernando García Pañeda: un hombre vasco de Getxo enternecedor por su mirada de emoción y por la forma con la que sujeta el libro del que viene a hablarnos: una novela que retrata una mujer absolutamente ninguneada por parte de los estudiosos españoles y que cambió para siempre la pintura europea. Lo presenta Yolanda Rocha, de Que el sueño de alcance leyendo, la cual se pone a un lado en la presentación. 

El libro acompaña a Élizabeth-Louise Vigée durante el reinado de Luis XVI y se basa única y exclusivamente en hechos reales. En esta obra el autor reconstruye la vida de uno de los mayores talentos artísticos que ha vivido Europa y cuyo nombre ha caído por completo en el olvido.

"

Seguro que todo el mundo que haya visto o recuerde un retrato de María Antonieta habrá visto un retrato hecho por ella”. 

En cuanto Fernando García Pañeda leyó sus memorias, vio que faltaba algo, lo cual le dio pie a empezar a escribir la obra. Poco a poco Fernando comprendió que se encontraba ante la vida de una mujer excepcional ya que todo lo que hizo era absolutamente destacable: desde ser una niña prodigio y el hecho de empeñarse en ser la número uno en la pintura en su país hasta ser reconocida como autora. Le costó mucho entrar en la academia francesa pero luego las academias de diferentes países: (Palma, Roma, San Petersburgo...) la buscan y suplican que forme parte de su academia. 

De esta forma el autor reconstruye un estilo de escritura ambientado en el S. XIX. Para Fernando García Pañeda un autor tiene que trasladar la forma de pensar, de expresarse y de hablar de las personas de la época y evitar caer en el presentismo de forma que la obra transmita genuinamente el espíritu del momento. Asimismo, declara que prefiere escribir sobre mujeres históricas porque estan dan mucho más juego que los hombres debido a su enorme cantidad de vivencias. 

Finaliza la presentación enamorado y emocionado con el libro en las manos: 

"

“Es una mujer tan excepcional que ni siquiera podría compararse o enlazarse con otras autoras o autores contemporáneos” – declara sonriendo - “En su época la precedía Angélica Kafman pero ni siquiera ella podría comparársele”. 

Presentación y mesa redonda de La novela histórica en Uruguay, con Marcia Collazo y su obra La Heroica y Valentín Trujillo y su obra Cómanse la ropa. 

Por primera vez en la historia del Certamen la gestión de Sebastián Lozano ha permitido que cuatro autores de América latina hayan podido acudir a presentar sus obras. En esta presentación una fiera e impecable Marcia Collazo acompaña a un emocionado y tierno Valentín Trujillo. 

Marcia es doctora en Derecho y Ciencias Sociales así como profesora de Historia de las ideas y narradora multifunción que ha escrito tanto novelas como cuentos y poesía. Se dice de Marcia que vive con tanta intensidad que cuando terminó de escribir su obra Heroica se encerró en el baño a llorar. Su novela trata de un acto de crueldad impúdica: la historia de una resistencia entre dos bandos durante la guerra civil, con el enfrentamiento entre Blanco y Colorado. Los dos partidos eran increíblemente similares pero la violencia ejercida entre unos y otros arrasaron las ciudades y a sus habitantes. La imagen de los lugares hogareños y comunes desolados persigue todavía a un pueblo Uruguayo dolido y despedazado. 


Marcia reivindica el uso del término “latinoamericanos” por llevar en su palabra la raíz latina. Para la autora contamos con muchas similitudes en todos los países latinos y precisamente este concepto sirve para forjar lazos de hermandad contra una América anglosajona. Su novela se ambienta 1864, cuando su país tenía solamente 34 años de independencia y estaba sujeto a muchas envidias y ambiciones no solo de Argentina, sino también de Brasil. Su obra narra la resistencia de Paysandú, donde muchas mujeres lucharon y defendieron la ciudad.

Valentín Trujillo es también un escritor todo-terreno, director de la biblioteca nacional de Uruguay empieza escribiendo una revista llamada “Manifiesto de la Torta Frita”: una declaración dadaísta. Su obra es una novela llamada Cómanse la ropa donde habla del exterminio inútil de la humanidad, del hambre y el dolor de los ejércitos abandonados en Peru. El libro cuenta la historia de un coronel francés que llega a Sudamérica como un náufrago y que va sufriendo una serie de actos de despojo que lo van reduciendo a la mínima condición humana. Valentín tiende en este encuentro unas manos a la comprensión y la convivencia, explicando cómo viajó a Chile y a Perú para poder informarse y documentarse apropiadamente de la novela y cómo la historia de los españoles está inevitablemente entrelazada con la de los latinoamericanos, tan ricos en matices y en distintas trazas no solo de Europa sino también de África. 

Ambos autores dan paso al evento del día, la entrega del premio los Cerros de Úbeda a la mejor novela histórica publicada en el 2021. 

Premio de los Cerros de Úbeda 

Jesús Maeso y Javier Velasco se apostan a los lados para entregarle el premio Cerros de Úbeda a El nombre de Dios, la mejor novela histórica ya publicada este 2021 a un José Zoilo sonriente y extasiado. En sus manos, el diploma ya enmarcado emite destellos a la luz de los focos y los flashes de la prensa. 

Me emociona recibir un premio de mi casa, porque yo considero Úbeda como mi casa ya que fue el primer Certamen histórico al que vine”. 

El premio Cerros de Úbeda galardona la obra mejor escrita y más redonda dentro del género de las últimas publicadas ese año. Este 2021 el jurado se ha reunido para determinar el fallo de la entrega y a pesar de las acaloradas discusiones todos coincidieron en que El nombre de Dios de José Zoilo era simplemente la mejor. Jesús Maeso, sonriente, entrega un diploma explicando que es esencial que la sociedad española clarifique su propia historia, especialmente a través de la novela histórica. 

La novela de Zoilo tiene dos partes completamente diferenciadas: la primera parte trata la llegada de los musulmanes y una segunda parte versa sobre el viaje a Roma. Es una novela increíblemente visual, atractiva y que plasma perfectamente el espíritu que había en hispania en aquel momento. 

La novela histórica en sí misma es un sintagma antítetico: la novela pertenece a la imaginación, y la historia pertenece en la ciencia”. 

Tras la entrega de los premios se da paso a la presentación de la nueva obra de José Zoilo: Lordemano. Emma Lira y David Yagüe se apostan a los lados del premiado autor para introducir una novela de vikingos en España. 

Lordemano es el nombre con el que se conocían a los vikingos en la Península Ibérica. José Zoilo logra que empaticemos con el personaje principal y que deseemos acompañarle no solo a través de su viaje físico sino también a través del emocional. Este viaje nos permitirá conocer la España del momento: los pueblos del norte con las grandes ciudades que a los vikingos impresionan y los del sur, dominados por los musulmanes. La obra de esta forma es un fresco que nos resulta sorprendente debido precisamente a la forma con la que retrata perfectamente ese ambiente. 

Para Zoilo escribir personajes femeninos es un auténtico placer en todos los casos. Uno de sus favoritos es Áurea: una pamplonesa entregada como rehén a una corte y que se encontrará con el reto de regresar a su casa después de tantos años en destierro. Su forma de escribir novela histórica incluye muchísimo movimiento, aventura, batallas y acciones. Precisamente por eso Lordemano es una novela tan apta para él ya que la civilización vikinga son los aventureros por excelencia ya que se embarcaban dos veces al año para saquear tierras extranjeras. 

Tras la presentación de la obra y las fotografías pertinentes, José Zoilo, agradecido dos veces, da paso al final de la primera jornada del fin de semana intensivo del Certamen. Y señor, si esta es la primera jornada, no puedo ni imaginarme cómo será el resto. 

1 comentarios en este post

F
Fernando García Pañeda15 Noviembre 2021Responde
Enternecedor... enamorado y emocionado con el libro en las manos... Parezco un retrato de mi pintora :)) ¡Muchísimas gracias!

Deja un comentario

Kinishinaide! No publicaremos tu email ni te spamearemos sin tu permiso