Loading image for momoko.es
La historia real de La vida de Pi
Imagen Destacada - La historia real de La vida de Pi

La historia real de La vida de Pi

Muchos no lo saben, pero La vida de Pi es una novela que está basada en hechos reales, más o menos, ya que el autor del libro se inspiró en las vivencias de un hombre para hacerlas suyas en una historia que poco o nada terminaría teniendo que ver con la historia real, más allá de la estancia durante mucho tiempo en un bote a la deriva en mitad del océano. No, por desgracia tampoco hay un tigre en la historia real, aunque no por ello deja de ser una vivencia impactante.

Yann Martel es el autor de la novela La vida de Pi, que cuenta la historia de Piscine Molitor Patel, un hombre de la India que dentro del propio libro conoce al autor, y le narra desde su propia perspectiva la aventura más increíble de su vida. En ella, este hombre consigue sobrevivir durante 227 días en un bote salvavidas perdido en la inmensidad del mar con un compañero de viaje muy especial: un tigre de bengala. Este hecho se produce como consecuencia del naufragio de un barco en el Océano Pacífico. En el propio libro Martel intenta hacer entender que es una historia real, que asalta al autor del propio libro cuando este intenta escribir sobre otro asunto bien diferente. 

¿De dónde sacó la inspiración Yann Martel para esa historia? En lugar de a la India tenemos que viajar hasta Estados Unidos, donde el protagonista de una vivencia increíble catapultó la idea de La vida de Pi al autor de la novela. Se trata de Steve Callahan, un hombre que pasó 76 días a la deriva en el mar, logrando sobrevivir de una manera similar a lo acontecido en el libro. Como veis, ni pasó tanto tiempo a la deriva como en la historia ficticia ni tampoco había un tigre de bengala a bordo de su bote (por fortuna, suponemos), pero eso no quita ni un ápice de mérito a su supervivencia.

El propio Steve Callahan escribió un libro donde narra esta historia, la vivencia más importante de toda su vida. En Adrift, nombre de su novela, cuenta como en 1982 decide cumplir el sueño de su vida tras finalizar su matrimonio de seis años y encontrarse solo en el mundo: cruzar el océano en su pequeña barca. Es decir, en el caso real no se trata de un naufragio sino de algo voluntario; es el propio Callahan quien quiere demostrar al mundo que es capaz de vivir de una forma totalmente minimalista a nivel material, y qué mejor forma de hacerlo que construyendo un pequeño bote y lanzándose a la inmensidad del océano. 

Aunque parezca una locura, lo cierto es que Callahan cumplió su objetivo inicial y consiguió llegar a Inglaterra desde Estados Unidos en su pequeña embarcación. Pero llegados a ese punto decidió que no era suficiente, y que desde allí iba a dirigirse hasta el Caribe para intentar conseguir un trabajo en un astillero. Ese es el viaje donde sí que desencadenaron los problemas. Cuando llevaba una semana de viaje un fuerte viento le sorprendió y produjo una inundación en su barco. Sabía que estaba perdido a no ser que tomara una decisión, y optó por tomar uno de los pequeños botes salvavidas que acompañaban a su embarcación para tratar de sobrevivir. 

A partir de ese momento es donde Callahan debe sobrevivir como puede en unas circunstancias totalmente desfavorables, ya que el pequeño bote no estaba ni de lejos preparado para el viaje que le quedaba por delante. En medio del oceáno Atlántico solo tenía una opción: seguir adelante como fuera. Más de dos meses estuvo tratando de sobrevivir en este impresionante periplo, donde tenía que asegurar la comida cazando peces desde el propio bote. Consiguió sobrevivir, a duras penas, y cuando por fin localizó tierra firme había perdido un tercio de su peso y su cuerpo estaba cubierto de úlceras producidas por el agua salada. Sobrevivió de milagro. 

Evidentemente, esta vivencia captó la atención de Yann Martel, que se inspiró en la vivencia de este estadounidense para escribir La vida de Pi, que como veis tampoco tiene mucho que ver en esencia con lo vivido por Steve Callahan. Lo curioso de esta historia es que este marinero tuvo un contacto directo con La vida de Pi, pero no en la novela sino en la película: Ang Lee, director de la adaptación cinematográfica de la novela, decidió contar con él como asesor para las etapas de rodaje en el naufragio del chico y el tigre, a lo que aceptó muy gustosamente. 



Redactor del artículo

Avatar del redactor Alex Pareja

Alex Pareja

Redactor de Momoko

Un señor pixelado y con bigote me dijo que me metiera en una tubería. Acabé en Shadow Moses, pero me mudé a Outer Heaven por las humedades. En ocasiones escribo palabras y en otras les doy voz.


Otros posts que te gustarán :)

0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *