Border top left cut image
Border middle left cut image
Border bottom left cut image
Border middle right cut image
Border bottom left cut image
Logotipo de momoko.es

Buscar en Momoko

Te presentamos a:
Charlie Jane Anders

Escritor

Libros de Charlie Jane Anders

Otros libros

Portada libro - Todos los pájaros del cielo
Todos los pájaros del cielo
Volvieron. en aquella ocasión no se cogieron de la mano, como si el chasco de la expedición los hubiera separado. Patricia resbaló y cayó sobre una rodilla; se rasgó la media y se raspó la piel. Laurence se agachó para ayudarla, pero ella negó con la cabeza y se levantó sola.

Era una metáfora de su relación con Laurence, pensó Patricia entonces. La apoyaba y era amigo suyo siempre que algo pareciera una gran aventura, pero en el momento en que se llegaba a un punto muerto o las cosas se hacían más raras de lo esperado, se apartaba. Nunca sabía con qué Laurence se iba a encontrar. No se podía contar con él, se dijo. No se podía, y tenía que asumirlo sin más.

— A mí me gustaría hacerme invisible —dijo Laurence—. O tal vez convertirme en cambiaformas. Ser cambiaformas tiene que molarlo todo. A no ser que se me olvidara el aspecto que se supone que tengo que tener y no pudiera recuperar mi forma original en la vida. Eso sería un asco.

Al fin llegó la pizza, justo cuando Laurence necesitaba algo para distraer a Serafina del hecho de que, pese a todas sus resoluciones, se estaba comportando como un imbécil y había caído en el mansplaining.

Todos los pájaros del cielo, reseña de la ganadora del Locus y Nébula 2017