Cargando...
Reseña

Voces en la oscuridad Vol. 2: análisis y reseña del segundo tomo de relatos de terror de Junji Ito

Análisis de Ander Lafont 0 Comentarios
Imágen destacada - Voces en la oscuridad Vol. 2: análisis y reseña del segundo tomo de relatos de terror de Junji Ito

Sobre el autor de Voces en la oscuridad 2

La semana pasada ya hablamos de Junji Ito, uno de los estandartes del manga de terror. Este autor se caracteriza por sacar a pasear lo peor del ser humano a través de su obra, mediante una narrativa que utiliza mucho el humor negro y de unos personajes bien construidos y creíbles, que ayudan al lector a entrar en sus historias.

En la anterior entrega no os comenté otra colaboración célebre del autor, en este caso con la archiconocida saga de juegos de Nintendo “Pokémon”, con dos ilustraciones en las que pueden verse los Pokémon de tipo fantasma Gengar y Banette.

El segundo tomo de Voces en la oscuridad cierra esta breve serie del autor japonés, serie que sirve de genial introducción a su obra. Si os interesa leer más de Junji Ito, podéis echar un vistazo a alguna de sus series, entre las que destacan Gyo, Tomie y Uzumaki.


Argumento de Voces en la oscuridad 2

Cómo en el anterior tomo, aglutina varias historias cortas y autoconclusivas, aunque en este tomo hace hincapié en la figura de Sôichi, que ya pudo verse en el anterior tomo. Sôichi es el protagonista de las dos primeras historias del tomo, en el que también encontraremos otro elemento recurrente en la obra del autor: los pueblos malditos o condenados al desastre (como en el caso de su serie Uzumaki).

Análisis de Voces en la oscuridad 2

La portada está ilustrada con una imagen del sexto relato del tomo, “La melodía de la oscuridad”. Respeta el estilo y lectura del anterior tomo, pues está en blanco y negro y su lectura es oriental.

Cómo habéis leído más arriba, si tuviese que destacar una figura en este tomo, sería la de Sôichi, un personaje que podemos observar en sus dos versiones, la adulta y la juvenil. En ambas versiones pueden verse los característicos clavos que porta en su boca, que en ocasiones usa como arma. Cómo curiosidad, el segundo relato, “La mascota de Sôichi” es el preámbulo a una celebrada serie del autor, El diario gatuno de Junji Ito, una de sus pocas obras en las que deja de lado el terror para hacer gala de su particular sentido del humor.

Además de la figura de Söichi, el segundo eje central de este tomo son los fantasmas y espíritus, con algunos relatos como “El valle de los espejos enfrentados”, “¡No quiero convertirme en fantasma!” y “Espectros en la biblioteca”, en los que el autor sale de los clásicos tropos del género para ofrecernos historias realmente originales.

En el anterior tomo, el autor apostaba por las experiencias terroríficas o desagradables, mientras en esta entrega se pueden leer historias que hacen alarde de un particular humor negro o en las que puede verse como sus protagonistas degeneran rápidamente a causa de elementos que no pueden controlar.

Si en el anterior tomo existían algunas historias más “flojas” que el resto, en este nos encontramos con un nivel más equilibrado, excepto el relato “Espectros en la biblioteca”, que está unos escalones por debajo del resto en cuanto a la transmisión de inquietud.

La mayor pega de todo el tomo es que nos encontramos con una historia casi calcada a El misterio de la Casa Encantada, relato que presentaba a Sôichi en el tomo anterior. En este caso, lo único que varía es el personaje principal y un par de cambios menores, pero su guión es dolorosamente parecido. Se habría agradecido cambiar esta historia por otra.

Al final del tomo, el autor nos cuenta que “ha perdido caballos de potencia en su dibujo respecto a su juventud”, y comenta que aún le queda mucho por aprender. Esta es una característica inherente a la obra de Junji Ito: su constante evolución, y la búsqueda de nuevos métodos y herramientas para sorprender y aterrorizar al lector.

Nuestra opinión de Voces en la oscuridad 2

Cómo declarado fan de la obra del autor japonés, vuelvo a recalcar la oportunidad perdida con la inclusión de “El frente Sôichi” dentro de este tomo. Junji Ito cuenta con otras historias mucho más potentes dentro de su obra, cómo es el caso de “El enigma de la falla de Amigara”, relato que si aún no habéis leído recomiendo encarecidamente.

Mis dos relatos favoritos de este tomo son “La mascota de Sôichi” y “Terror aplastante”. El primero es un ejemplo claro del retorcido humor del autor: a través de elementos visualmente desagradables y absurdos, degenera un elemento de la historia hasta que desemboca en lo que he querido denominar como “anticlímax cómico”, que deja con un buen sabor de boca al lector.

En cuanto a “Terror aplastante”, es otro ejemplo de relato de Junji Ito: un elemento desconocido, ridículamente injusto que siega vidas sin ton ni son para que, al final del relato, nos presenten dicho elemento y lo glorifique aún más dentro de su desproporción.

Esta segunda entrega de Voces en la oscuridad es más potente, a mi parecer, que su primera entrega, si bien es recomendable empezar leyendo el primer tomo, para conocer el estilo del autor de antemano.

Conclusión de Voces en la oscuridad 2

Cómo tomo individual es mejor que la primera entrega, si bien las dos casan perfectamente, convirtiéndose en una perfecta introducción a la obra de Junji Ito, referente del manga de terror japonés. 214 páginas que harán que te enamores de las terroríficas historias de un autor en constante evolución.

LIBRO

8.5

Portada libro - Voces en la oscuridad Vol. 2
Junji ItoMangaTomodomo
La segunda entrega de Voces en la oscuridad remata una serie breve de dos tomos que muestra las principales bondades de Junji Ito, uno de los maestros del terror japonés. Con su estilo de dibujo único y su característica narrativa, el nipón nos volverá a asustar con algunos de sus mejores relatos cortos.
Amazon

Análisis de

Avatar del redactor Ander Lafont

Ander Lafont

Redactor en momoko.es

Comunicador audiovisual y redactor de contenido web reconvirtiéndose a diseñador de videojuegos. Leo manga y literatura desde que tengo uso de razón, mi género favorito en todos los ámbitos es el terror. Ph'nglui mglw'nafh Cthulhu R'lyeh wgah'nagl fhtagn. ¡Fhtagn!


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *