Loading image for momoko.es
Fantasía , Ficción
Imágen destacada - Reseña del libro Mientras brille una estrella, una novela ambientada en Chistau

7

Título: Mientras brille una estrella
Nº de páginas: 346
Año de publicación: 2017
Año de edición: 2017

Reseña del libro Mientras brille una estrella, una novela ambientada en Chistau

Análisis de La InsomneGénero Fantasía, FicciónEditorial Éride Ediciones

Te gustará este libro si... : Eres de Aragón o del Valle del Chistau o si te gustan las historias Artúricas y medievales.

Argumento de Mientras brille una estrella

Chuán pasa los días en el valle de Chistau matando el tiempo entre su trabajo, sus amigos y las fiestas ocasionales con su novia Nuria. Sin embargo, todo cambiará el día en que una desconocida llamada Brisa le pide un favor.

Brisa es una joven a la que no le gusta vivir con ataduras. Su propio aspecto físico es un aviso para la gente del valle sobre su carácter librepensador: rastas, pantalones anchos y un total descuido por su apariencia física. Un día entró por casualidad en la presentación de un libro que relata la historia de cinco caballeros del valle en el S. XII y su sagrada misión. Ahora, solo necesita encontrar a alguien que se lo lea.

Análisis de Mientras brille una estrella.

Mientras brille una estrella alterna su narración en dos espacios de tiempo muy diferenciados. Por un lado nos cuenta las andanzas de un grupo de caballeros que, encomendados por Alfonso I el Batallador, comienzan una peligrosa misión por la protección de un paje y del Santo Grial. Por el otro nos introduce en la vida de Chuán y Brisa, dos jóvenes completamente opuestos que ven cómo sus destinos se entrelazan por culpa de una novela.

A lo largo de sus páginas, Antonio Vila nos hace recorrer el valle de Chistau y otros enclaves mágicos del antiguo reino de Aragón con una familiaridad y un detallismo realmente sorprendentes. Y es que está claro que Antonio Vila ama profundamente su hogar. A lo largo de las diferentes páginas nos hará acompañar a los caballeros por parajes realmente conmovedores y preciosos que solo comprenderán aquellos que hayan recorrido las montañas y senderos de Huesca. En ese sentido, cobra verdadera importancia el precioso e inteligente mapa que han introducido desde Éride Ediciones: una hoja doblada sobre sí misma para no entorpecer la lectura y que permite al mismo tiempo tenerlo desplegado mientras leemos los diferentes caminos y recorridos que hacen los protagonistas.

El autor ha realizado una pormenorizadísima labor de documentación e investigación sobre la historia de su propio valle, escondiendo la ficción bajo nombres y lugares tan creíbles que por un momento nos parece estar asistiendo a un seminario real sobre la localización del Cáliz Sagrado. Esto queda enormemente patente no solo en su forma de presentarnos las costumbres de los caballeros, la localización de los enclaves o en dar detalles sobre cómo vivían las gentes pobres del lugar que compartían salón con los animales de cuadra, sino también a la hora de elegir los nombres de los hombres de armas o incluso al mostrarnos las diferentes estrategias de lucha medieval a las que se ven arrastrados los héroes chistabinos.

También me han prohibido revelar mi identidad, salvo que fuera estrictamente necesario. Te baste con saber que soy alguien al servicio del rey y del reino, como tú.

Es en estos retazos de la novela donde Antonio Vila, apodado como Toño por sus amigos, realmente deslumbra y salta a la acción. Su capacidad para narrar escenarios bélicos, estrategias, cambios de rumbo y sobre todo para mantenerse realista en un novela en la que sería tan fácil perder el contacto con la tierra al tratarse de la persecución de un objeto sagrado por parte de una panda de traidores, simplemente engancha y apasiona.

Por unos segundos, sobre el Puente Nuevo reinó el silencio. Este se rompió bruscamente con un potente trueno que hizo estremecer a algunos de los allí presentes.La lluvia arreció y la menguada tropa se fue retirando pausadamente, dejando el puente cubierto de cadáveres.

Para los aragoneses sin duda esta lectura les cautive debido a la gran cantidad de referencias a escenarios reales, conventos y enclaves mágicos que narra. Sin embargo, también cuenta con un par de alusiones a otros personajes ficticios por todos conocidos, otorgándonos una sensación de familiaridad y emoción realmente mágicos para esta novela.

El otro hombre a quien no hubiera querido tener ante sí - confesó - era Rodrigo Díaz, el de Vivar, el gran Cid Campeador, temido por moros y cristianos.
Recuerdo perfectamente aquella mañana en Bairén - miró a Guillén, que entornó los ojos dispuesto a escuchar -. Rodeados de moros que no dejaban de hostigar nuestro campamento, mientras sus arqueros y ballesteros llegados por mar no daban tregua, asaetándonos sin descanso.

a novela a la hora de hacer saltos del pasado al presente, acopla la narración y el vocabulario de los diferentes personajes al tiempo, contexto o edad en el que se supone que están suscritos, haciendo a los caballeros hablar de forma culta y cargada de emociones y a Brisa y a Chuán de manera dejada y divertida. Los personajes principales están muy bien construidos, especialmente los jóvenes contemporáneos que cuentan cada uno con sus propios defectos y opiniones sobre cómo deben vivir sus vidas los otros.

Sin embargo echamos de menos una mayor personalización en cuanto a los personajes involucrados en la trama. Nos formamos una idea de Pedro por sus travesuras con las mujeres y de Diego por el estereotipo de arquero divertido y delgado al que se suscribe, pero hay otros personajes que pasan de largo y que no llegan a tener el derecho de expresarse ni una sola vez. Este es el caso del primer escudero falso que les acompaña o incluso de Nuria, la novia de Chuán, de la que sabemos bien poco y de la que nos hubiera encantado saber un poco más.

Mientras brille una estrella cuenta al mismo tiempo con un carácter recursivo que refuerza por completo el carácter místico que luego revelará Anna al final de la novela: desde las acciones y decisiones que toman Antón y Fabián, haciendo que el hijo repita los errores de su padre; hasta las propia toma de decisiones de Brisa y Martina, que deciden tomar su libertad cueste lo que cueste.

Pero sin embargo lo que más llama la atención de Mientras brille una estrella es su carácter de humildad: sin emplear un lenguaje artificioso ni usar enormes metáforas, Toño consigue sorprendernos una y otra vez, tanto en el presente como en el pasado, sacrificando a personajes que creíamos inamovibles, salvando a otros que estaban completamente condenados o simplemente haciendo los protagonistas cambien una y otra vez de opinión.

Su forma de escritura, que no se para en analizar en demasía los sentimientos y las emociones de los personajes involucrados, más que hacerle un flaco favor contribuyen a crear expectación e inseguridad por parte de los lectores que temen que cualquier caballero o cualquier dama acaben muertos o en manos de los infieles.

Por último, no podemos terminar este análisis sin hablar del papel de la Iglesia y el mensaje de amor que Toño nos regala con Mientras brille una estrella. Hacía mucho que no nos encontrábamos con una novela que no aprovechase la aparición de la Iglesia Católica para hacer una denuncia sobre lo corrupto de su núcleo o los diferentes escándalos a los que se les pueda relacionar. No importa si Antonio es creyente o no, porque en esta novela se trata el tema de la religión con gran cariño y respeto sin necesidad de entrar en cuestiones más elevadas.

Ellos también llaman infieles a los de nuestra religión y decidme: ¿quién tiene razón? ¿De verdad creéis que nuestro Dios o el suyo nos incitan a matarnos los unos a los otros? Matamos en su nombre y asó creemos cubrirnos las espaldas y ganarnos su favor, pero eso no fue lo que Cristo trató de enseñarnos. Adoramos la cruz en la que murió y hacemos exactamente lo contrario a sus enseñanzas. Actuamos como auténticos hipócritas. ¿Qué creéis que pensaría él si pudiera vernos?

Nuestra opinión sobre Mientras brille una estrella

Mientras brille una estrella tiene una cualidad extraña dentro de los libros que han caído en nuestras manos. Cuando empiezas a leerla te das cuenta de que se trata de una novela de un autor novel y por tanto bajas la guardia, convencida de que no te sorprenderá.

Y entonces, llegan las escenas de los combates medievales. Y creednos cuando decimos que es complicadísimo relatar escenas de batallas, persecuciones y estrategia medieval de la misma forma con que lo hace Antonio Vila Bielsa. Te sorprende continuamente con sus quiebros y vueltas, ensalzando hasta el punto de ser héroes a los caballeros y devolviéndonos de un sopetón su realidad como hombres.

Y de golpe, ante la imposibilidad de predecir el futuro, de saber qué ocurrirá con los caballeros y con Martina, te descubres a ti misma pensando continuamente en ese librito de tapas blandas que esconde más de lo que te habrías imaginado en un primer momento.

Una de nuestras escenas favoritas es sin duda el momento en el que Chuán y Brisa, ambos empapados, vuelven a su casa y hacen el amor. El contraste entre el frío y el calor, la chimenea encendida y la lluvia torrencial fuera nos transportó numerosos olores: el olor a ceniza y a madera quemada, a piedra y a antigüedad, a té y marihuana, a cojines llenos de viejas manchas y pelo de perro. Un olor rústico que desprende todo tipo de sensaciones de hogar y que no habíamos encontrado en muchos otros libros.

Además, Antonio Vila cuenta con una característica pícara y graciosa que nos mantiene en vila y que hace que nos rechinen los dientes y que juremos mandarle un par de tweets airados si no permitía que Martina, siempre interrumpida, concluyese su promesa de amor al pobre Antón.

Mucho más allá, Antón. Yo te amaré siempre - su mirada se desvió hacia el ventanuco abierto hacia el oeste, dejando ver las últimas estrellas, rendidas casi a la incipiente claridad que se aproximaba por oriente . Yo te amaré mientras en el cielo…
- ¡Ya está bien de palabrería! - Pedro irrumpió como una exhalación en la estancia.

Si tuviéramos que encontrarle una pega a la novela sería precisamente el hecho de la edición no incluye en ningún momento ningún espacio entre párrafos. Esto provocó que en ciertos momentos nos tocasen dos páginas seguidas que eran continuos bloques de texto sin interrupciones visuales que ralentiza un poco el ritmo de lectura.

Al final de la novela Antonio dice que «espera haber contribuido a hacernos pasar unos agradables momentos», sin embargo es mucho más lo que hemos experimentado. “Agradable” se quedaria corto para definir una novela cargada de emociones y de aventuras, donde el tema de la reencarnación que en un primer momento nos escamaba tanto, contribuyen a crear un magnífico final de novela capaz de hacer que se nos escapen un par de lágrimas al leer la palabra “Fin”.

Eso sí, personalmente como lectoras nos costó encontrar similitudes entre la dulce y siempre entregada al amor de Martina y la independiente Brisa, o entre el huraño Chuán y el apasionado y romántico



Análisis de

Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *