Cargando...
Logotipo de momoko.es
NOTA: 75

Nuestra opinión de Idiotizadas, un cuento de empoderhadas

La Insomne 0 Comentarios
Avatar del redactor La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo....


COMPARTE:
Imágen destacada - Nuestra opinión de Idiotizadas, un cuento de empoderhadas

Argumento de Idiotizadas, un cuento de empoderhadas

Idiotizadas es una novela gráfica de Moderna de Pueblo donde saca a relucir las inquietudes y el machismo sumergido de la sociedad de hoy en día. A través de una comparación con las princesas de los cuentos, nos previene con mucho humor de que “no piquemos el anzuelo” ante las trampas misóginas que hay hoy en día.

De esta forma, nos presenta los conflictos de diferentes mujeres contemporáneas: una madre divorciada que se muda a la gran ciudad, una joven que deja de lado su trabajo y su vida para ser madre, una chica de la que su novio se avergüenza y cómo no, la maternidad forzosa a la que se ve empujada Moderna de Pueblo si quiere seguir con su chico.

Imágen destacada - Nuestra opinión de Idiotizadas, un cuento de empoderhadas

Análisis de Idiotizadas

Idiotizadas es un libro con contenido completamente exclusivo de la famosa dibujante de internet conocida como Moderna de Pueblo. A través de sus clásicas ilustraciones y su estilo minimalista en el que dominan las referencias al mundo del pop, a los hipsters y a la música, nos da una visión moderna de los cuentos de fantasía con los que crece cada niña.

La novela gráfica comienza con la rosa promesa de la felicidad que nos venden a las mujeres los tradicionales cuentos de hadas bajo la extendidísima mentira de que la felicidad depende de un buen matrimonio. De esta forma, Idiotizadas toca temas tan importantes para nuestra sociedad de hoy en día como son la maternidad impuesta, el matrimonio o el ceder tus opiniones personales y tus objetivos en la vida por amor bajo el mito de que debemos sacrificarlo todo por nuestra pareja. 

De esta forma, Idiotizadas comienza con la narración que nos da la propia Moderna de Pueblo que nos cuenta cómo creció, como la mayor parte de los niños de los 90, rodeada de princesas, unicornios, telas rosas y la muy misógina y terrible revista “Súper Pop”. De esta forma hace un llamamiento al “despertar” de la mujer fuerte e independiente, instándola a prestar batalla frente a las convenciones sociales.

Para esto se sirve de varios personajes prototípicos a los que disfraza, en los primeros capítulos, de princesas las cuales representan clichés machistas en la mente de la sociedad actual con las que todas las mujeres han crecido. 

  • La Zorricienta: una mujer con una vida sexual similar a la de un hombre, no debe ser considerada una “puta” o una “zorra”. Este personaje lucha contra las ideas de que las mujeres no pueden tener una vida sexual plena o cambiar mucho de pareja porque sino se las considera “frescas”, “guarras” o “fáciles”. El cliché de que una llave que abre muchas cerraduras es una llave maestra pero una cerradura que se abre con muchas llaves es una mierda, queda completamente desmitificado por este personaje al que no le importa lo que digan de ella. Vive su vida como quiere.
  • La sirenita pescada: la joven que debe cambiar completamente su estilo de vida y sus objetivos profesionales para perseguir “el luminoso sendero de la felicidad”. El pack incluye boda, casa en las afueras y un pequeñín que se vuelva tan valioso para ti que decidas dejar por completo el trabajo para que él esté bien ocupado. La propia negación de la liberación de la mujer en pos de la persecución de una utopía machista.
  • Gordinieves: una mujer obsesionada con hacer dieta y matarse de hambre para entrar en los cánones estéticos impuestos por la sociedad actual. El tiempo que se le exige a una mujer para cuidar de sí misma es simplemente extenuante.
  • Bella con el reloj biológico durmiente: el mito de que todas las mujeres quieren ser madres y que a todas se les despertará el reloj biológico en algún momento de su vida.

El libro se divide realmente en dos partes claramente diferenciadas. En la primera, Moderna de Pueblo realiza una desmitificación de los cuentos de princesas atacando a los clichés machistas que aparecen en la parte superior. La segunda mitad es una narración como cualquier otra de la vida de Moderna de Pueblo, de su madre y de sus tres amigas.

Moderna de Pueblo se muda a Barcelona sintiéndose sola y absolutamente inexperta. En ese momento conoce a sus amigas, cada una de las cuales ejemplifica (ya sea para luchar contra él o simplemente para manifestarlo) la lucha feminista. Zorrinieves es una joven a la que le importa un bledo el qué dirán, odia las relaciones convencionales y adora salir de fiesta. Es la típica amiga “alfa” de un grupo que impone continuamente su voluntad al resto a costa de enfadarse.

Por otro lado está la Gordinieves, una mujer con carácter y autoestima a la que siempre se representa increíblemente fashion, cómoda con su cuerpo y con las piernas llenas de pelos. Esta joven demuestra que no hay que estar dentro de los cánones estéticos imperantes para quererse a una misma.

La madre recién divorciada ejemplifica la lucha de las mujeres que se han quitado la venda de los ojos y que han descubierto que, después de años de amor incondicional y sacrificios cuidando a los hijos, no obtienes nada en esta vida. Ni siquiera el amor de tu cónyuge.

Sirenita, una chica que encuentra al amor de su vida y por él decide cambiar todos sus propósitos en la vida: mudarse a las afueras o incluso tener un bebé cuando nunca quiso ser madre.

Frente a todas ellas está la propia Moderna de Pueblo, la cual empieza a salir con el chico aparentemente perfecto. Pronto ve cómo acaba tomando decisiones absolutamente contrarias a su forma de pensar motivadas por él: mudarse a las afueras, ver menos a sus amigas, etc. El drama se desatará cuando su novio le dice que quiere construir “un futuro” con ella y tener hijos. Por primera vez, los mundos de él y de ella chocarán hasta un punto irreconciliable en el que parece, cómo no, que siempre ha de ceder la mujer.

El estilo de Idiotizadas sigue completamente la estética habitual de Raquel Córcoles (a.k.a. Moderna de Pueblo) con sus líneas simples y sencillas con un contorno fino y sus posturas siempre estiradas y ligeramente estáticas. Cómo no, podemos encontrarnos con colores planos, muchos chascarrillos modernos y la clásica colocación caótica de textos por todas las páginas que se asemejan más a viñetas online recopiladas en el mismo punto que a una obra secuencial.

La edición de Zenith es simplemente genial, con unas 208 páginas impresas con una tapa blanda pero resistente y papel mate que realmente nos ha convencido en todo momento. Su edición es tan cómoda que permite llevarte a todas partes esta cómoda obra para hojearla en tu tiempo libre, hundiéndote de esta forma, de nuevo, en el mundo de Moderna de pueblo.

Nuestra opinión sobre Idiotizadas

¿Soy la única que cree que no dan las horas del día para cumplir el pack de mujer atractiva, delgada y profesional que pide la sociedad? Ya sin meternos en la rutina de belleza de los 12 cómodos pasos coreanos para tener la piel perfecta, el hecho de tener que plancharte o la imposible tarea de mantenerte siempre perfectamente depilada? El mundo está lleno de idiotas machistas al que se les da voz por las redes sociales.

Ni machista ni feminista, creo en la igualdad.

Gente desinformada que contribuye a esparcir el machismo sumergido e imperante en nuestra época. El problema no reside solamente en los hombres que lo defienden a muerte, sino también en las mujeres que acaban… bueno, idiotizadas por completo. Mujeres que creen que deben matarse de hambre para ser exitosas en la vida, mujeres acostumbradas a hacer mamadas y no recibir un cunnilíngulis a cambio o incluso mujeres que todavía persiguen el mito del bebé como forma de rearfirmar su feminidad.

Y por eso creemos que este tipo de obras son realmente importantes y necesarias. Porque de una forma u otra, sí que contribuyen a sacudir un poco la sábana bajo la que se ocultan todas estas forma de pensar tan limitadas y machistas.

He de confesar que no soy una gran fan de Moderna de Pueblo. Por lo general, sus viñetas me parecían el cliché más manido y masticado de la historia aderezado con un estilo tan simple y sencillo que parecía que no había ni una mínima progresión en su trabajo como dibujante. Sus personajes siempre aparecen estáticos, como palos de escoba, gafas de sol encima y gestos faciales que no varían. Entiendo que tiene su público, yo no formo parte de él. Y a la hora de empezar a analizar Idiotizadas, tenía miedo de encontrarme con 200 páginas de bocetos en tintas planas y estáticos como palos.

Pero no fue así. Está claro que, al menos a nivel de dibujo, es la mejor obra de Raquel Córcoles. Varían las posturas, las viñetas a página completa y los cambios tipográficos tan habituales en su estilo, pero con más gracia y mayor cariño. Ella misma dice que le ha dedicado más tiempo y dedicación de lo normal y eso queda patente a lo largo de sus diferentes páginas.

Es cierto también que al principio, la oposición radical de las jóvenes del piso que montan un drama enorme cuando su compañera se muda a las afueras me pareció exagerado y su actitud intransigente ante lo que quería La Sirenita Pescada me descolocó enormemente. Todas tenemos derecho a cambiar de idea, decir “no quiero hijos” y que de golpe un día te apetezca tenerlos. No por influjo del vil arte de tu novio / marido, sino simplemente porque tus prioridades en la vida cambian. Cuando yo iba a la universidad quería ser la gran ejecutiva de cuentas de una agencia de Madrid, pero ahora con casi treinta años aspiro más bien a una casa aislada del mundo en mitad de un bosque con una biblioteca maravillosa y suelo de parquet. 

Al principio de la obra se condensa un poco más la manifiesta violencia y opinión en contra el “camino tradicional” con el que muchas mujeres pueden estar contentas, pero está claro que en la segunda mitad de la obra esto se corrige al momento. Ni la Zorricienta tiene tanta razón (acaba llorando mientras la propia Moderna de Pueblo la acusa de imponer su santa voluntad a la del resto) ni la Gordicienta está tan segura de sí misma (llega a plantearse si no debería depilarse para conseguir un cunnilinguilis) ni la propia Moderna de Pueblo acaba con una solución para su vida.

Especialmente brillante me pareció la construcción de la Gordicienta. En un primer momento, al verle los pelos en las piernas, me quedé un poco sorprendida y hasta descolocada. ¿Era necesario? Y luego, con una sonrisa comprendí: claro que lo era. Gordicienta representa a prácticamente todas las mujeres del mundo que no tenemos el metabolismo acelerado, que engordan la lista de compradores de XLS Medical y otras píldoras mágicas para adelgazar, que optan por el agua mineral en vez de la copa de vino por miedo a las calorías extra y que tiemblan ante la báscula. Ella se ve preciosa y su seguridad en sí misma es lo que la convierte en un personaje precioso. Es ideal también el enfoque que le ha dado la propia Raquel, que lejos de convertirla en el centro del drama de la gordofobia, le da una trama mucho más trascendental: el tema del sexo oral no correspondido o del ideal de “novia” del inmaduro de turno.

La Gordinieves es sin duda la que menos “idiotizada está de todas”. ¡Es nuestra favorita! ¡Alcemos una pierna peluda en su honor!

Es cierto sin duda que Idiotizadas te arranca muchas carcajadas: con los prototipos de hombres que buscan ligar con el cumplido vs bordería para hacerte sentir insegura o con el madurito sexy con problemas emocionales. Sin embargo, en muchos momentos le falta continuidad a la trama, descolocándote entre saltos con argumentos separados que dan más la impresión de ser una recopilación de viñetas online que una obra con principio y final. Al mismo tiempo, el uso de las princesas de los cuentos de hada era una muy buena idea pero al no emplear en ningún momento su argumento real o referencias al machismo que esconden esas historias (Blancanieves nunca tuvo complejos por mucho que use la analogía con la manzana) se me queda un poco cogida con pinzas la referencia.

Pero Idiotizadas trata temas realmente importantes. ¿Mi favorito? El de la maternidad. El hecho de que parece haber una conspiración en el que todas las mujeres del mundo intentan hacerte creer que en el momento en el que tengas a tu primer hijo, aunque no quieras ser madre antes, todo merecerá la pena. El dolor, la exención laboral, la pérdida de la posibilidad de obtener objetivos en la vida… nada importa en pos de la maternidad. Este argumento ya es suficientemente malo de por sí en boca de una mujer, pero cuando lo suelta un hombre que intenta imponer la maternidad forzosa simplemente me enerva. ¿Acaso van a llevar ellos a la criatura 9 meses dentro? ¿Les cambiará el cuerpo para siempre y sufrirán los dolores del parto? ¿Tendrán que darles ellos de mamar durante meses y ocuparse prácticamente de TODO? No, está claro que no. Como leí en Come, reza, ama: “tener un hijo es como hacerse un tatuaje en la cara. Tienes que estar muy seguro”.

Es una obra muy divertida y cargada de humor que, a pesar de sus pequeños defectos, resulta recomendable. Me voy a tomar la licencia de cita la reseña de Natalia ND de Amazon porque creo que resume perfectamente la intención de la autora:

Idiotizadas no es solo una obra cómica, que también, es, sobre todo, un mensaje potente a todas las mujeres, y también a los hombres, aunque sobre todo a ellas: seamos libres, independientes y querámonos. Luchemos por nosotras, pensemos antes en nosotras mismas y expresemos nuestros deseos

Avatar del redactor La Insomne

La Insomne

Jefa de redacción y fundadora de Momoko.es

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de jefa de proyectos en @pululart y escribo artículos para @mundogamers y @gameit_es. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *

LIBRO

7.5

Portada libro - Idiotizadas
Moderna de PuebloCómics humorZenith
Moderna de pueblo ha crecido escuchando frases como «eso no es propio de una señorita», «esa es una guarra» o «el día de tu boda será el más feliz de tu vida». Pero después de mudarse a la ciudad y conocer a Zorricienta, Gordinieves y la Sirenita Pescada, va despertando de todas esas idiotizaciones y empieza un largo camino para desaprender todo lo que nunca deberían haberle enseñado. Siente que...
Amazon
Imagen Menu libro
Menú de la obra