Somos uno de Sylvia Day, reseña de la última entrega de la saga Crossfire
Somos uno de Sylvia Day, reseña de la última entrega de la saga Crossfire

Somos uno de Sylvia Day, reseña de la última entrega de la saga Crossfire

Año de publicación: 2016
Número de páginas: 496
Editorial: Espasa
4

Al fin llega el ansiado final de una saga increible, ¿cumplirá nuestras espectativas?
Gideon y Eva vuelven a nuestras vidas una vez más luchando contra un mundo que no deja de poner obstaculos a su tan ansiado final feliz. ¿Podrá su amor finalmente prevalecer ante todo o tal y como les advirtieron su relación caerá en la autodestrucción?

Somos Uno es la última entrega de la saga Crossfire. Tras años esperando llega el final. ¿Conseguirán Gideon y Eva el final que se merecen?

Sobre la autora de No te escondo nada:

Sylvia Day, autora de No te escondo nada, es una escritora americana con origen japonés nacida el 11 de marzo de 1973 en Los Ángeles. Creció en el condado de Orange (California). En la actualidad sigue viviendo en California con su esposo y sus dos hijos.

Debido a su trabajo, Sylvia Day, autora de No te escondo nada, ha recorrido un gran número de países como Japón, Alemania, Jamaica, Holanda y Brasil, entre otros.

Sylvia Day escribe novelas de diversos géneros como son el romance, la ficción paranormal, la ficción histórica… todas ellas teniendo en común una gran carga de erotismo. La autora también ha publicado bajo los pseudónimos de Livia Dare y S.J.Day.

Entre sus obras más vendidas destacan No te Escondo nada, Reflejada en ti y Atada a ti, todos estos títulos son novelas pertenecientes a la misma saga, la Saga Crossfire. Otro dato a destacar es que su libro Aftershock consiguió llegar al número 1 en la lista de los más vendidos en la primera semana de ventas.

En nuestro blog podréis encontrar otras referencias de la autora como la reseña de su libro No te escondo nada (http://momoko.es/no-te-escondo-nada-analisis/) y un artículo sobre sagas eróticas (http://momoko.es/cuatro-sagas-eroticas-recomendadas-leer/)

 

Sobre el argumento de No te escondo nada:

La relación entre Eva y Gideon ha ido evolucionando de una forma rápida, aunque en ocasiones difícil. Primero se enamoraron sin remedio. Después llegó la ansiada boda.

Estar casada con Gideon es una lucha diaria, el amor que ambos se procesan puede llegar a ser un refugio donde guarecerse o la más violenta de las tormentas. Ambos han mostrado y compartido sus secretos más profundos, reflejando el uno en el otro todas sus imperfecciones, pero también toda la belleza que no saben ver de sí mismos.

En por eso que en estos momentos Eva considera que está preparada para ser el refugio de su amado, su punto de apoyo, la persona a la que puede acudir de así necesitarlo. Juntos enfrentarán a aquellas personas que desean su caída.

 

Nuestro análisis de No te escondo nada:

Somos Uno es el quinto y último libro de la famosa y aclamada saga erótica Crossfire. Con este libro la autora, Sylvia Day, pone fin a una saga que ha generado mucho interés en el mundo de la lectura.

Como en libros anteriores la autora nos deleita con una buena narrativa y consecución en los acontecimientos de sus personajes.

En Somos Uno la autora se centra más en la relación amorosa de Gideon y Eva desde una perspectiva menos sexual, es decir, en la forma de colaborar, en esa relación de confianza y cooperación que todas parejas poseen para enfrentarse a su manera al mundo exterior.

En Somos Uno viviremos dramas y momentos de tensión, aparecerán nuevos enemigos, pero sobre todo nos mantendrá en velo con antiguos personajes que esta vez deciden volver a la carga con todas las armas y estrategias sobre la mesa.

 

Nuestra opinión sobre No te escondo nada (puede contener spoilers):

Tras una espera en la que nuestras mentes no dejaban de volar imaginando situaciones, dramas o emociones que sufrirían nuestros queridos protagonistas nos duele en el alma decir que este último libro: Somos Uno, de una saga en la que la maravillosa Sylvia Day nos ha ido conquistando a lo largo del tiempo no ha hecho otra cosa que decepcionarnos y dejarnos un sabor amargo de boca con lo que podría haber sido un cierre de historia apoteósico.

Con esto no nos estamos refiriendo a que el libro Somos Uno esté mal escrito o que carezca de argumento. Todo lo contrario, En ocasiones el argumento se volvía, como decirlo, un poco repetitivo.

En Somos Uno la autora se centra más en lo que llamaremos: “politiqueo”, es decir, en como Gideon y Eva unen fuerzas para enfrentarse a todas aquellas personas que intentan a través de cualquier artimaña separarlos. Hasta aquí seguramente todos estáis pensando que nuestra opinión no tiene mucho sentido, porque, ¿a quien no lo gusta este tipo de salseo?

Bueno pues ahora trataremos de explicaros el porqué de nuestras duras palabras. Está bien que haya este tipo de dramas en una historia, le dan emoción, y tal vez incluso en los libros que pertenecen al estilo literario erótico incluso los lectores podemos considerarlo una buena forma de leer algo diferente a solo escenas sexuales. Pero es que en este libro ocurre casi precisamente lo contrario. Los protagonistas se pasan todo el tiempo resolviendo cualquier mínimo drama de una forma muy poco adecuada y que como no solo consigue empeorar la situación, pero lo que nos dejó sorprendid@s fue que incluso se llegan a cortar escenas en las que los protas van a tener sexo. Vale, vale, nos vais a llamar pervertid@s, pero admitámoslo si una persona compra un libro de genero erótico no es para leer sobre los problemas filosóficos de la sociedad…

“-Vamos a dejar los tacones puestos – susurró enderezándose del todo. Sus ojos eran de un azul tan brillante que me recordaban el agua en la que nos bañamos desnudos cuando nos casamos.

Le pasé los brazos por el cuello, me levantó y me llevó al dormitorio.

 .

 .

-Y algunos de esos pequeños panecillos redondos de queso – pedí, y Gideon transmitió el pedido, en portugués, al servicio de habitaciones.”

No sé vosotros, pero en nuestro caso estuvimos a punto de tirar el libro contra una pared, pero por suerte amamos demasiado la lectura como para hacer semejante sacrilegio.

Otra de las cosas que nos sacan de quicio, como creo que nos pasa a la mayoría de lectores de este género es la pasividad de las protagonistas femeninas, no por el hecho de que carezcan de personalidad, porque a su manera todas poseen una, sino por el hecho de que suelen perdonar a los protagonistas masculinos todos sus fallos, celos y salidas de tono, puede que en un primer momento se enfaden sí, pero a nada que él le pida perdón o le haga cualquier tipo de monería ella cederá bajo la excusa de que le ama y que una relación consiste en dar oportunidades. Muy cierto sí, pero no a un nivel tan extremo.

Bueno pues en Somos Uno este tema llega a otro nivel. Atención aquí porque esto es un gran spoiler, así que en caso de que no os hayáis dado cuenta que lo pone en el título del apartado os lo recordamos ahora, sino queréis saber sin leer, ¡STOP NOW!

Casi al final del libro se produce un tiroteo cuando Gideon, Eva, Mónica (madre de Eva) y Stanton (marido de Mónica) salen de una gala benéfica. Gideon con sus increíbles reflejos tira a Eva al suelo y la protege con su cuerpo, aunque ella se acaba desmayando debido a la dificultad al respirar debido al peso que tiene encima. El problema es que Mónica, su madre, no tiene tanta suerte y es alcanzada por una de las balas, que más tarde los detectives que llevan el caso les aclaran que iban dirigidas a Gideon. Como consecuencia de este desafortunado suceso Mónica muere.

Bueno hasta aquí es una escena dramática normal y que se han dado en otros muchos libros, películas e incluso series. Pero lo que nos sacó de quicio fue que cuando Eva volvió en sí y preguntó qué había pasado, Gideon mirándola a los ojos le dijo que nada, que no había habido disparos y que solo fue el ruido del tubo de escape de un coche que pasaba por allí.

“-Gideon – Se aferró a mi chaqueta – ¿Qué ha pasado? He oído disparos…

-Falsa alarma – dije ásperamente, agarrándola con demasiada fuerza – Era el petardeo de un coche.”

Esta mentira la mantuvo durante toda la noche, con la excusa de que debía proteger a Eva que en caso de enterarse de la muerte de su madre querría salir de la seguridad de su apartamento para ir a donde se hallase su cuerpo, llegando a desconectar o esconder todos los teléfonos de la casa. Pero esto no es lo peor, cuando al fin se lo confesó, puesto que todos sus amigos y conocidos le recriminaban su mala decisión, Eva en ningún momento se enfadó con él. Vale podemos decir que en un primer momento ella estuvo en shock y que por eso no reaccionó con normalidad, pero llega un punto en que superas ese estado y ves las cosas con claridad. No se vosotros, pero en nuestro caso creemos que ese tipo de comportamiento no es muy perdonable, por mucho que él se empeñara en que era para protegerla.

Todo esto viene en consecuencia a que en entregas anteriores la protagonista, Eva, le echaba mucho en cara a Gideon el hecho de que no fuese sincero con ella o que intentase inmiscuirse en su vida demasiado, llegando incluso a decidir darse un tiempo para que él se percatase de dichos fallos. Y ahora de repente le pasa todo esto por alto como si fuese lo más normal del mundo o de alguna forma haya decidido que esa es la manera correcta de comportarse. No sé a vosotros, pero en nuestro caso esto no tiene entendimiento alguno.

 

Conclusión sobre No te escondo nada:

A pesar de nuestra negativa crítica sobre este último libro de la saga os animamos a que os leáis Somos Uno, puesto que las anteriores novelas nos gustaron bastante y puede que tan solo tuviéramos unas expectativas muy altas ante esta última entrega.

Esperamos con ansias vuestros comentarios, ya sean positivos o negativos, por favor no dudéis en darnos vuestras opiniones sobre la novela en cuestión.

Como siempre recordaros que en nuestro canal de YouTube tenemos interesantes videos de reseñas que os pueden gustar y al que os podéis subscribir: https://www.youtube.com/channel/UCJxqau4eHsx-pzYDdylD2PA

Like Love Haha Wow Sad Angry
Like

Un matrimonio de anuncio ? ? es lo último de Romina Naranjo

28 junio, 2017

Análisis de Náufragos de Laura Pérez y Pablo Monforte, una novela gráfica sobre la nostalgia

28 junio, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *