Oscuralia, análisis del libro de Pedro Escudero
Oscuralia, análisis del libro de Pedro Escudero

Oscuralia, análisis del libro de Pedro Escudero

Año de publicación: 2014
Número de páginas: 144
8

En Momoko tenemos la suerte de presentar unas narraciones de terror editado por Kelonia Ficción que te harán sentir pavor, valentía y asombro. Todos los protagonistas de Oscuralia están solos y tienen que lidiar con unos monstruos dignos de Ulises. Nosotros, los lectores, escucharemos sus secretos.

Oscuralia es un libro para soñar mundos, y cada mundo es un cuento. No es un libro con litros de sangre repugnante, aunque la tiene. Pedro Escudero nos presenta varios relatos de género fantástico y de terror.

Sinopsis de Oscuralia

El viejo y el mar. Y el estraño. Y el Kraken: No hace falta leer a Lovecraft para leer un buen relato de seres acuáticos primigenios. La atmósfera del relato nos atrapa en un mar que cobra su sueldo en vidas. Un mar que alberga un ser al que no se puede vencer, con el que sólo se pueden hacer tratos. Una niña que hace preguntas, un viejo que lo sabe todo y una persona que no sabe perder.

¿Te has asomado alguna vez por el borde del acantilado? No le mientas a tu abuelo; sé que lo has hecho, todos lo hacemos, aunque no se deba, hacemos muchas cosas por curiosidad aunque no sean buenas; demasiadas.

Todo es empezar: Sacarte unas oposiciones será solo el principio. El protagonista se enfrenta a momentos sobrenaturales cotidianos, tabaco negro y una sonrisa socarrona que esconde secretos. No será un primer día de trabajo cualquiera. ¿Lo marcará para el resto de su vida? ¿Podrá aguantar las pruebas a la que le somete su nuevo compañero?

Se le quedó la mirada perdida y no dijo nada más en un rato, como si tuviera la cabeza en otro lado. De vez en cuando, entre calada y calada, me miraba de reojo, pero sin decir ni pío. El muy cabrón estaba haciéndome su propia oposición, y no tenía claro si yo valdría para aquel trabajo o no.

La soga: Un pueblo, un saludo circunstancial. Esto hará que la vida de Genaro se rompa. Una sucesión de extrañas muertes que desembocarán en desastres aún mayores.

Cuando le preguntaban, él se encogía de hombros y cambiaba de tema. Se sentía incómodo. No había pedido ser el último en verle con vida. Habría cotilleos durante años.

El secreto: Pablo llega por una serie de circunstancias a ser el alcalde de un pueblo pequeño, pero no sabía que las responsabilidades de dicho cargo son mayores de lo que él creía. Un cura que es un experto en guardar secretos, con mucha prisa para llegar a la primera misa de la mañana, y un farmacéutico muy implicado en el bienestar de sus congéneres. Ellos obligarán al nuevo alcalde a que cumpla con sus obligaciones. Se internarán en el bosque y cumplirán un antiguo trato que remonta a los tiempos de los romanos.

Al final de la escalera: Un narrador omnisciente nos va contando cómo una mujer despierta en un lugar oscuro y húmedo. No sabe donde está, la única alternativa es seguir adelante. No está sola, hay personas a las que les ha pasado lo mismo. ¿Cómo podrá salir de esta situación? ¿Puede fiarse de las figuras que se encuentra? ¿El final de la escalera será la salida? Una auténtica obra maestra con una linterna, unas tijeras y unas escaleras.

-Esto es un juego, pero yo no he puesto las normas. Solo soy la mensajera, ¿vale? No sé todo lo que pasa ni por qué, solo sé que aquí hay aire para que respiren cuatro personas durante tres horas. Cuando pase ese tiempo la salida se abrirá y quienes sigan con vida podrán salir.

Apoteosis: ¿Qué tienen en común Platón, Sócrates, Jenofonte, un padre primerizo en paro, un adolescente y un carnicero con su clientela? Pues relatos que mezclan la dura realidad del día a día con unos semidioses que hablan sobre las múltiples realidades que nos rodean y de las que no somos conscientes. Explosión de cabeza asegurada gracias a un francotirador con toques socráticos de por medio.

¿No opináis, queridos amigos, que en la vida nuestro fin último debe de ser conocer la verdad, pues la verdad nos permite discernir la realidad de la ilusión?

Severo en lo alto: Sólo os contaremos que hay un hombre en lo alto de la torre del pueblo que intenta ayudar a los supervivientes de una plaga zombie. Él se define como testarudo, e intenta por todos los medios ganar en un batalla épica entre la sed y el tiempo. Walking dead, después de leer este cuento, parece de lo más cursi.

Severo tañe la campana. Su sonido, grave y metálico, le ensordece. Una bandada de gorriones huye del tejado de la torre. Los muertos detienen su avance y giran las cabezas en dirección al campanario. Gruñen. Allá arriba un vivo se les resiste.

La marca del norte: Luis Monforte nos explica la verdadera historia de la línea de defensa entre los infectados y los sanos. Este personaje lleva en sus hombros una responsabilidad tan grande que necesita descargarla con los lectores. Relato con grandes dosis de acción -tipo guerra de Irak- nos irá desgranando poco a poco que pasa entre esa línea imaginaria que existe entre la vida y la muerte. ¿Los infectados han evolucionado?

Sobre Pedro Escudero, autor de Oscuralia

Pedro Escudero es un escritor español nacido en 1976 en Vallalodid.

Fue miembro de Nocte Asociación Española de Escritores de Terror, sus relatos han sido publicados en todo tipo de formatos, tanto en revistas, fanzine y antologías colectivas. Ha ganado en dos ocasiones el premio del público del Certamen de Relatos de Terror de aullidos.com, el Certamen de los Otori en Ociojoven y ha sido finalista en el Tierra de Leyenda VI. En 2014, fue el segundo clasificado en el Certamen de Relatos la Ciudad Soñada, en 2011 segundo clasificado en el Certamen Hisibris de Relato Histórico con el relato “Los pájaros cantando”. En 2010 resultó finalista en el Certamen Hisibris de Relato Histórico con “Las últimas voluntades de la cámara Soledad” y ganador del premio 20Blogs de Cultura por su página.

No podemos olvidar sus colaboraciones en libros como “En la feria tenebrosa”,”Pergaminos del concilio: Mundofábrica” e “Infección. Tampoco de sus narraciones en solitario como “Esa bella melodía” o “Zombie Kindergaten”.

Análisis del libro Oscuralia (¡contiene spoilers!)

Oscuralia es un libro para soñar mundos, y cada mundo es un cuento. No es un libro con litros de sangre repugnante, aunque la tiene. Toca un miedo más oscuro, más profundo: la soledad, el fracaso, el tiempo… Temores que siguen vigentes a lo largo de nuestra vida.

Con la primera narración te pescará , es un auténtico anzuelo con una gran carnaza, y ya no podrás parar de leer hasta el final. Cuando sacrifican a la vaca es horrible, pues sabe utilizar todas las herramientas para que tu imaginación haga el resto. Tal vez la meseta más alta que lidiar es una narración llamada Apoteosis, ya que el escritor enhebra micro cuentos, uno detrás de otro para contar un conjunto.

Hay partes que son incómodas de leer, la parte de Paco adolescente es muy dura y muy real , un experimento para los lectores más juguetones y experimentados en estas lides. Todos los personajes huelen a tabaco, animales listos por experiencia o por supervivencia, con más años o más desgracias.

Pedro Escudero domina la palabra escrita, te envuelve y sabe crear buenas atmósferas, un ejemplo perfecto es al final de la escalera, agobiante y terrorífica que no te dejará indiferente. Te sacará una sonrisa en Todo es empezar, El secreto, en La Marca del Norte y Severo en lo alto. Sabrás cómo huelen los cadáveres en putrefacción. En estas narraciones no hay finales cerrados, hay un umbral al cual traspasas y encuentras un horizonte en la lejanía.

Creo que es perfecto para profesores de literatura, ejercicios perfectos para escritores noveles que quieran seguir los cuentos, pues es perfecto para continuarlos, expandirlos y crear nuevos finales alternativos.

Nuestra opinión personal de Oscuralia

Soy coleccionista de cuentos cortos de fantasía y de terror. Hay algo en ellos que denota que el menos es más. Sé que es una frase hecha, pero en este caso quería más. Me pasa con el segundo cuento, Todo es empezar. Tiene un planteamiento muy divertido y me hubiera gustado que me explicara cosas sobre ese trabajo y qué le pasó al antiguo trabajador con la fosa común, tema que el autor deja ahí colgando. Creo que incluso daría para un libro.

En la narración Apoteosis, no he logrado captar la ironía del relato. No entiendo la narración de la carnicería dónde quería llegar. Me ha faltado comprensión y una línea clara de dónde quería llegar mostrando esa secuencia en la vida de Paco. Luego pasa al francotirador, para luego pasar a la traumática experiencia de un adolescente. No he logrado entender lo que quería decir el escritor.

Hace un uso excesivo de un tipo de carácter de personaje, ese viejo que lo sabe todo y que calla perdonando la vida, que se repite en algunos relatos. Aún así, me deja con ganas de hablar con Álex de la Iglesia para que haga una película de alguno de sus relatos, y con ganas de que haga un segundo tomo con la continuación de las historias.

Oscuralia es un libro que se lee muy bien, las atmósferas están conseguidas y te mete de lleno en la narración. Te succiona desde el primer momento como una cuchara caliente en un helado. Los cuentos como El Kraken, Todo es empezarAl final de la escalera, y La marca del norte son mis favoritos porque revuelven entre la comedia, el absurdo y el terror. He saboreado cada uno de ellos y quiero más.

Creo que este escritor, con el tiempo, será conocido por más gente. Tiene algo especial, un toque personal que lo distingue del resto. No sé qué hace falta para que a la gente con talento se les den más oportunidades. Tal vez estar en el sitio correcto, en el momento adecuado y no desfallecer ante las adversidades de nuestro tiempo. Espero que siga escribiendo, pues he disfrutado de su lectura, y me gustaría leer lo siguiente. Lo he anotado en mi agenda para que no se me olvide el nombre de este escritor.

Si queréis la edición de papel, en la página de Kelonia podéis adquirirlo. El papel tiene algo especial, eso es indudable. Una mención especial a la portada una ilustración de Barb Hernández, que acompaña a los relatos y su atmósfera. También para Juan Ángel Laguna Edrosa y Fernando Martínez Gimero, los hacedores del prólogo, que han sido capaces de escribir sin aburrir. En cuanto un prólogo se alarga y empiezan a dar las gracias yo lo dejo de leer, pero en este caso la forma de escribir y su diálogo lo hace entretenido y especial, y eso es de agradecer. El libro me ha sorprendido y espero que le deis una oportunidad. Si os gusta, susurrar a los vuestros el descubrimiento, sólo a los allegados, porque recordad, es un secreto.

Conclusión sobre Oscuralia

Oscuralia es un libro perfecto para regalar a un amante del género de terror, los zombies y los monstruos en general. Lectores a los que les gusta que el sudor les recorra la espalda, acurrucados en el sofá mirando a los lados con temor. No es con vísceras y sangre, es otra clase de terror más profundo.

No os vais a equivocar en vuestra elección. Amantes de Neil Gaiman y Clive Barker, os presento a Pedro Escudero, escritor. No es una comparación, es algo que con el tiempo pasará, y todos sabemos lo que te sube el ego pensar, “Si a ese escritor lo leí yo cuando nadie lo conocía”. No os voy a contar más, descubridlo por vosotros mismos, sed piratas en la isla y encontrad el tesoro.

Like Love Haha Wow Sad Angry
Like
3351

Atlantis presenta "El último sueño", de Mariola Ortiz

5 julio, 2016

De Jerusalén a Manhattan, presentación del libro

5 julio, 2016