La sed de Paula Bonet, análisis
La sed de Paula Bonet, análisis

La sed de Paula Bonet, análisis

Año de publicación: 2016
Número de páginas: 336
Editorial: Lunwerg Editores
9

La sed de Paula Bonet es un libro intimista y oscuro en el que la reconocida pintora aborda el proceso de superación tras una ruptura emociona o un duelo de toda índole. Las heridas que tardan en sanar, la desconexión con el mundo, así como la necesidad de regresar a los lugares importantes del pasado forman parte de esta recuperación que vivimos a través de las obras de la artista.
Paula Bonet vuelve a sus orígenes estilísticos con unos aguafuertes y óleos desgarradores que nos muestran una nueva etapa en la carrera de la pintora valenciana.

Hoy os traemos el análisis del último libro que ha llegado a nuestras manos. Se trata, ni más ni menos, que de La sed de Paula Bonet, toda una obra de arte se mire como se mire. Este título de la conocidísima pintora valenciana se publicó en octubre de 2016 bajo el sello editorial de Lunwerg Editores y fue uno de los libros de arte e ilustración más relevantes de todo el año.

Argumento de La sed de Paula Bonet

Paula Bonet llega con un estilo renovado, más oscuro y adulto que el que pudimos ver en sus primeras obras.  En este título la artista evoluciona su pintura hacia una estética más minimalista y con una paleta de colores más sombría y limitada. La sed es un libro seco, duro, directo, desgarrador y honesto que aborda las etapas de recuperación tras una ruptura emocional.

Dos mujeres, Lupe y Monique, luchan para salir adelante después de haber terminado sus relaciones de pareja. La historia de amor entre Lupe y Martín se apaga después de unos meses de enfriamiento y distancia entre los dos. Monique, por su parte, vive la crónica de una muerte anunciada que fue su relación con Bru, después de más de diez años de amor clandestino. Pero La sed no es un libro de amor o desamor, es mucho más que eso. En La sed la artista trata temas como el suicidio, la necesidad de volver a las raíces, la soledad, la culpa, las recaídas inherentes a la recuperación emocional… Además es un canto a las mujeres y a su independencia y fuerza interior.

Estas dos historias abordan la evolución personal que experimentan estas dos mujeres en soledad. Tanto Monique como Lupe se afanan en recomponer las piezas de su vida y viven un proceso de evolución que las cambia por completo. Las dos terminan convirtiéndose en una mujer completamente distinta a la que han sido hasta la fecha.

La versión renovada y más madura en que se convierten las dos protagonistas es Teresa. Este personaje es el resultado de la lucha de cada una de ellas por salir adelante.

Sobre la artista Paula Bonet

Paula Bonet Herrero es una de las artistas españolas más relevante del momento. Sus ilustraciones han marcado un antes y un después en el panorama artístico actual, convirtiéndose en un potentísimo referente cultural en los últimos años a través de las redes sociales.

La artista estudió Bellas Artes en la Universidad Politécnica de Valencia, licenciándose en el año 2003. Su carrera profesional la ha llevado a países como Estados Unidos y Chile, donde amplió sus conocimientos y continuó sus estudios artísticos.

Las técnicas con las que Bonet dice sentirse más cómoda son el grabado y el óleo. A pesar de esto, la pintora valenciana alcanzó la fama con sus ilustraciones, en las que tiene un peso especial el retrato y las temáticas de corte intimista y personal. A través de las redes sociales, especialmente de su cuenta de Instagram, Paula ha ido sumando más y más fans de su obra.

Puedes saber más sobre ella en su página web oficial. También puedes seguir su trabajo a través de sus cuentas en Facebook, Twitter e Instagram.

Paula Bonet a pesar de todo no se considera una ilustradora profesional, ya que afirma que no trabaja tan bien con este formato en tema de encargos como con los óleos o los grabados. Sin embargo, en proyectos personales y en encargos que siente como suyos, la artista se vuelca en cuerpo y alma y le saca todo el partido a la ilustración con unos trazos frescos y una forma original de aplicar el color y mezclar técnicas.

Análisis temático de La sed de Paula Bonet

La Sed es la unión de texto e ilustración al servicio de una idea muy personal. Paula Bonet quiere abordar gran cantidad de temas en este maravilloso libro. Todos los textos, salvo algunas referencias a novelas o poemas, que se nos indican como tal, son obra de la propia pintora. Bonet afirmó que los textos de La Sed le costaron más de un año de trabajo mientras que los dibujos le consumieron poco más de medio año. La parte más difícil del proceso resultó ser la elaboración de los textos, el elegir las palabras adecuadas y desnudar lo máximo posible el lenguaje, desvistiéndolo de adjetivos excesivos para quedarse con la esencia.

El texto del libro no es poesía, pero sí que se trata de lo que podríamos definir como prosa poética. Las metáforas son una constante en toda la historia, empezando con la simbología de los terremotos y las réplicas con las que Bonet equipara los golpes emocionales y las recaídas.

Además hay a lo largo del libro muchísimas referencias a autores que han influido la obra de escritoras como Anne Sexton, Clarice Linspector o  Sylvia Plath, entre muchas otras. Se podría considerar como un libro “de mujeres” para mujeres. La propia autora declaró que quería poner voz a muchas de las situaciones por las que tiene que pasar una mujer por el simple hecho de serlo, en comparación con el sexo opuesto. Paula Bonet afirmó no haber sido consciente de las diferencias que existen hasta hace relativamente poco, por motivos laborales, y que quería hacer algo al respecto.

Hay muchas referencias en la obra a otras novelas y títulos conocidos. Es especial la mención que se hace a La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera. El fragmento elegido para aparecer en las páginas de La Sed es precisamente el de uno de los sueños más terribles de Teresa, una de las protagonistas de la novela. Teresa es el nombre de la mujer en la que se convierten las protagonistas del libro de Paula Bonet, con lo que estamos ante una referencia clarísima al libro de Kundera.

Quería ser libre y ahora que lo soy esa libertad me quema en las manos. Me enjaula.

También son numerosas las referencias que se hacen a lo largo del libro al concepto levedad/peso, temática también especialmente importante en La insoportable levedad del ser.

No quiero hablar demasiado pero necesito vaciarme. La incontinencia verbal se vuelve en contra cuando la prudencia se impone.

En este libro Paula Bonet apuesta por darle voz a las mujeres que se buscan a sí mismas, las que no necesitan de nada ni de nadie para existir tal y como son, las que pueden con todo. La negación del paradigma de mujer que impone la sociedad, en resumidas cuentas. Bonet se atreve a decir que la soledad es algo natural en un momento en que la aceptación, el éxito y el sentimiento de pertenencia lo son casi todo. La pintora dibuja una imagen de mujer que más bien parece un lobo corriendo en dirección contraria al resto de la sociedad, incapaz de comprender a los que le rodean y con un instinto salvaje de aislamiento y supervivencia.

¿Por qué, cada cierto tiempo, necesito alejarme de la cordura? ¿Qué es eso a lo que tanto temo? ¿Qué significa exactamente ser cuerda?

Bonet hace gala de un estilo directo, desprovisto de adornos o florituras. Palabras afiladas y secas. La propia autora afirmó haberse pasado más de un año para depurar sus textos. Bonet no se considera escritora, dice atreverse a publicar La Sed por ir acompañada de sus dibujos, terreno en el que se siente mucho más cómoda, aunque la literatura es el arte que más consume y disfruta.

Quiero esconderme. Que nadie encuentre este trozo de carne que soy yo y que tanto me molesta.

Lo que se vive con las protagonistas del libro es la evolución pura hacia una mujer más independiente, la introspección como vehículo hacia lograr una versión mejorada de uno mismo. Hay que saber estar solo para poder conocerse y hacer frente a los desengaños del pasado y los cambios del presente sin morir en el intento.

Son muchos los pensamientos negativos e incluso de corte suicida que se pueden leer en el libro. De hecho, el suicidio es uno más de los temas que se trata en la novela. La idea de quitarse la vida aparece como una idea que va cobrando fuerza en las etapas finales de recuperación de las protagonistas. A pesar de parecer la única opción posible para salir de la espiral de negatividad en la que están sumergidos los personajes éstos no optan por esta vía finalmente. Este hecho deja con un buen sabor de boca que da un giro a la temática del libro arrojando un chorro de luz, para cerrar, entre tanta oscuridad.

Ahora soy como la muchacha del traje de baño rojo, la que camina con el orgullo natural de quien tiene un cuerpo, la que no esconde ni alma ni carne.

Análisis estilístico de La sed de Paula Bonet

Todavía se mantienen en La Sed algunos pequeños rasgos  de sus primeros trabajos publicados y que podemos apreciar por ejemplo en Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END. Un ejemplo de ellos son las formas circulares en las mejillas presentes todavía en algunos de los retratos que aparecen en el libro. Pero a pesar de estos guiños mínimos nos encontramos claramente ante un giro radical del estilo y, sobre todo, de las temáticas de Paula.

En La Sed los dibujos son mucho más crudos, directos y descarnados que en los anteriores trabajos de la pintora valenciana. Aquí además la paleta se ve reducida a la mínima expresión, haciendo hincapié en los colores tierra y ocres. La propia artista comentó que desde que descubrió en la Bellas Artes la paleta de Velázquez (muy reducida también y de tonalidades similares a las empleadas en La Sed) se siente muy cómoda trabajando con ella.

Aunque el dibujo sigue teniendo un peso vital en las líneas de los bocetos, en esta obra se emplean técnicas en las que éstas pasan a un segundo plano por detrás del color. Los tonos neutros, del espectro de colores cálidos y desaturados son los que dominan todas las imágenes del libro. Es precisamente la paleta de colores empleada la que aporta un extra de oscuridad al libro que ayuda a dar forma a la atmósfera de La Sed.

Los textos, escritos a mano como si se tratara de un diario al fin y al cabo, empatan a la perfección con los dibujos. Los trazos son vitales en las ilustraciones de la obra, muchos de ellos no poseen color y su fuerza radica exclusivamente en las líneas a lápiz. Las dos técnicas que predominan en La Sed son, como ya hemos comentado, el óleo y el grabado. El grabado aporta un halo de nostalgia, como si las imágenes salieran de un recuerdo de la propia narradora de la historia.

Muchos de los dibujos parecen realizados con prisa, como si se hicieran con urgencia o en un impulso. Algunos de los retratos juegan con el hecho de parecer a medio terminar, lo que precisamente le aporta frescura al conjunto.

A pesar de estos cambios de forma, la mano de Paula Bonet sigue siendo reconocible tras los dibujos de este libro. Su gusto por el retrato se mantiene intacto como en sus anteriores trabajos. Es una apuesta más que acertada para un trabajo intimista y del corte que tiene La Sed.

Nuestra opinión de La sed de Paula Bonet

Éste es uno de los libros que más nos ha impresionado y especiales de los que hemos leído en lo que va de año. Ya su clasificación es difícil. No se trata de una novela gráfica en sí aunque hay una historia que conecta el contenido de las páginas de principio a fin, pero es tan intimista y tan innovador en su forma que no se puede encuadrar en este género. Tampoco es un cómic, no sigue la estructura clásica de las historietas ni limita los elementos gráficos de las imágenes a unas viñetas ni nos encontramos bocadillos de texto. Ni es sólo un libro de ilustraciones, en La sed las pinturas se dan la mano con el texto para expresar muchas ideas a la vez a través de dos historias concretas.

Ya conocíamos el trabajo de Paula Bonet gracias a las redes sociales. Especialmente conocíamos las ilustraciones de su Qué hacer cuando en la pantalla aparece THE END y fue ahí cuando enamoramos de su trabajo. Desde la primera toma de contacto con sus ilustraciones, y más tarde con sus óleos, somos unas seguidoras incansables de su trabajo.

Precisamente por esto, porque nos impresionó su arte y su estilo, fue que nos decidimos a leer el libro. La sed nos ha encantado de principio a fin. No es una obra fácil, es muy intimista y toca muchos temas que quizás no son para todos los públicos o para todos los días. Nosotros lo hemos releído para captar mejor su significado, es una obra muy personal y plagada de metáforas que completan las temáticas que componen el libro.

Desde luego, es uno de los libros destacados de nuestra biblioteca. Uno de sus puntos fuertes es, precisamente, su edición. Es un trabajo de arte y diseño en todos los sentidos, la portada de tapa dura en la que destaca una de las ilustraciones descartadas del libro es una de las más llamativas que se pueden encontrar en las librerías.

Por todo ello, consideramos que es especialmente recomendable para:

  • Todos aquellos amantes del arte en estado puro. Todas las personas que disfrutan del arte como expresión, especialmente de las técnicas de óleo y aguafuerte.
  • Los apasionados de la poesía. Todo el texto de la obra contiene una enorme carga emotiva con un texto crudo sin revestimientos ni florituras innecesarias.
  • Las historias intimistas y oscuras. Todos aquellos a los que les encanten las historias realistas que nos presentan a personajes principales en plena fase de superación en un momento difícil de sus vidas.
  • Todos los lectores que valoran una buena edición. Este libro de tapa dura con papel grueso y acabado impecable es de lo mejor que hemos incorporado a nuestra biblioteca en mucho tiempo. Además, el olor del papel parece tener cierto toque a trementina (pero quizás es cosa de nuestra mente porque le teníamos muchas ganas al libro ;D)

La sed de Paula Bonet puede comprarse directamente desde la página oficial de Luwerg Editores o a través de Amazon, entre otras plataformas online.

Like Love Haha Wow Sad Angry
Like

Netflix anuncia futuro estreno de la serie The Witcher

29 Mayo, 2017

Aguja de diamante 🎙️😍 de Ramón Jiménez Santiago, presentación el 1 de junio

29 Mayo, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *