Homo Ludens, análisis de la obra de Johan Huizinga
Homo Ludens, análisis de la obra de Johan Huizinga

Homo Ludens, análisis de la obra de Johan Huizinga

Año de publicación: 2012
Número de páginas: 344
Editorial: Alianza
9

Homo Ludens es uno de los libros clave para comprender el origen de la cultura tal como la entendemos a día de hoy, ¿tiene esta el origen en los primitivos juegos de los niños? Es más, ¿tiene todo origen en el propio juego? Alianza editorial reedita en el 2012 uno de los libros más citados en los gamestudies y en otras investigaciones académicas que buscan la esencia de sus campos de estudio.

Sobre Johan Huizinga, autor de Homo Ludens

Johan Huizinga es un autor y filósofo cuyo nacimiento data de 1872.  Además de por Homo Ludens y el Otoño de la Edad Media, sus dos obras claves, se le conoce también por el brinllante De lo lúdico y lo serio. Huizinga ha sido investigador, profesor de historia y también miembro de la Academia de las Ciencias de Holanda.

Análisis de Homo Ludens de Johan Huizinga

Homo Ludens es uno de esos  libros fundamentales que uno tiene que leer si quiere dedicarse a los gamestudies o al estudio de los fenómenos culturales del hombre. Johan Huizinga plantea, en 1938, definiciones que aún siguen vigentes a día de hoy de lo que es un juego, de la relevancia del mismo en la construcción de las civilizaciones. Homo Ludens habla de los límites de lo lúdico y de cuánto de serio hay en ellos, de cómo transportan a los jugadores, las reglas de los juegos en los que participan, a un mundo mágico aparte que solo se rompe cuando estas se violan, preguntándose luego si todo lo que conocemos, todo, parte realmente del juego. ¿Es el juego la masilla con la que se han moldeado todas las demás interacciones humanas?

Homo Ludens se presenta como un pequeño volumen muy cómodo para ser transportado y leído. Sus tapas tienen un gramaje y un tacto perfecto para ser recogido por las manos y disfrutado en cualquier sitio. Lo mismo puede decirse de su tamaño. Homo Ludens es un práctico tomo de bolsillo bien diseñado tanto por altura como por grosor. Su letra es clara y su división temática facilita la comprensión de su texto.

analisis de homo ludens

“El hombre es el juguete de los dioses”

El volumen, pese a su alto contenido y valor didáctico, es de lectura agradable. Esto hay que agradecérselo a la manera que tiene Huizinga de escribir y de expresarse. Cuando uno se enfrenta a un libro escrito en 1938 se espera un conjunto de letras que parecen ordenadas con el fin de causar un derrame cerebral, pero Homo Ludens no es así. Huizinga sabe guiar al lector desde el planteamiento de su hipótesis hasta sus conclusiones, incluso en tramos en los que el autor decide iniciar divagaciones que parece que no llevan a ningún sitio, sabe recoger al lector para llevarlo a renglones más amenos y fértiles.

Huizinga estructura su libro de manera que primero se pregunta si, realmente, el juego precede a toda manifestación de la cultura. ¿Es el juego el origen mismo de la civilización? Si la respuesta es que sí eso querría decir que todo procede del juego: las guerras, el teatro, el arte, la cultura, el trabajo, el amor… Tras formularse esa pregunta, pasa a analizar distintas manifestaciones del ser humano que lo identifican como tal, desde la música hasta la vida laboral pasando por el significado que cada civilización le ha dado a la palabra ‘juego’, analizando cuánto de lúdico hay en todo ello.

Pese a que en todo momento las conclusiones que obtiene de cada reflexión son interesantes, sí que es cierto que para llegar a la respuesta final de su pregunta podría haberse ahorrado varios capítulos. En ocasiones, parece que unicamente transita por hitos de la historia del hombre con el único fin de recogerlos en sus reflexiones, pero que poco afectan a su decisión final de afirmar que sí, que todo es juego.

homo ludens analisis

“Todo es juego”

Es en estos episodios en los que habríamos agradecido que en esta reedición de Homo Ludens se hubieran incluido algunos gráficos o imágenes para aligerar la carga visual, explicar determinados conceptos o recoger todo lo hablado previamente para ayudarnos a seguir avanzando en la lectura. De todos modos, comprendemos que el autor necesite preguntarse la existencia del juego como origen de la ley o la publicidad, por ejemplo, porque es por hacerlo por lo que Huizinga y su obra son tan citadas en tantos trabajos académicos que se preguntan por el papel del hombre en sus campos de estudio.

Recomendamos, antes de sumergirse en la lectura de Homo Ludens, disfrutar primero de ‘De lo lúdico y lo serio’. Este primer ensayo puede entenderse como una versión resumida de lo que luego nos encontraremos en este libro, así os acostumbraréis al tono de Huizinga, a lo que persigue en sus reflexiones y a su manera de enfocarlas.

Nuestra opinión – ¿Por qué tienes que leer este libro si te interesan los videojuegos?

Lo apasionante de este libro si te gustan los videojuegos no es tanto lo que Huizinga se pregunta acerca de la relación entre juego y cultura, sino en su definición del propio juego. Homo Ludens ha sabido poner la primera piedra de la definición del propio videojuego, pues en su explicación de lo que es juego tiene mucho en cuenta las reglas del mismo, los participantes y cómo estos son transportados a otra realidad distinta a la cotidiana mientras participan en él.

Conceptos como el de mundo mágico, esa ensoñación en la que nos sumergimos al disfrutar de nuestros títulos favoritos, lo necesario que es disfrutar de la coherencia en una producción lúdica para que nos creamos parte de ella, la importancia de la incertidumbre para que siempre estemos interesados en el juego que sea, las reglas que aceptamos para disfrutar del juego o el estudio de las propias mecánicas que se desarrollan en una competición empiezan aquí.

La gracia es que el libro se escribió en 1938, por lo que resulta tremendamente interesante ver cómo alguien fue capaz de cimentar las bases del estudio en videojuegos cuando ni siquiera existían. Eso es lo divertido de Homo Ludens, que haya sido capaz de cimentar la esencia del estudio del videojuego, porque si el juego precede a la cultura y el juego lo es todo, también el juego es un videojuego. ¿Eso quiere decir que el videojuego precede a la cultura de la información tecnológica, son los juegos con los que cimentará la sociedad del futuro? ¿Son los videojuegos el futuro de nuestra sociedad?

Nuestra conclusión de Homo Ludens de Johan Huizinga

Homo Ludens cuenta con una buena edición y con una lectura ágil solo frenada por ciertas divagaciones que estropean el ritmo del ensayo en contadas ocasiones. Tantos si te estas iniciando en los gamestudies, en otros estudios sobre la manifestación de la sociedad y la cultura, o si simplemente quieres leer algo que te dé un enfoque distinto de cómo se construyó nuestra civilización, Homo Ludens es para ti.

Like Love Haha Wow Sad Angry
Like
Comprar libro > Amazon

Análisis de Tarta de almendras con amor, #UnaNovelaDe #ÁngelaVallvey

5 agosto, 2017

Top 5 libros para comenzar a leer en inglés

5 agosto, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *