Romance , Juvenil

Imágen destacada - En camas separadas de Laura Maqueda es una romántica historia entre amigos

6.5

Título: En camas separadas
Título original:
Autor: Laura Maqueda
Nº de páginas: 288
Año de publicación: 2018
Año de edición: 2018

En camas separadas de Laura Maqueda es una romántica historia entre amigos

Análisis de La Insomne Género Romance , Juvenil

Te gustará si: eres un adolescente que buscas una historia de amor entre amigos sin demasiadas referencias eróticas.

Sobre Laura Maqueda, la autora de En camas separas

Laura Maqueda, autora de Érase otra vez en Londres, es una mujer nacida en Sevilla donde sigue viviendo actualmente, diplomada en Magisterio y especializada en la rama de Educación Infantil. Ya desde muy joven demostró tener una gran pasión por la escritura creando pequeñas historias en diferentes foros literarios.

Fue gracias a la insistencia de su mejor amiga que decidió ponerse en contacto con el mundo editorial. Aunque admite que su pasión es la novela de romance histórico, actualmente la temática de sus obras se centra en la novela contemporánea.

Es en el año 2016 cuando publica su primera novela: Érase una vez en Londres a través del sello editorial Phoebe Romántica, resultando un gran éxito tanto en ventas como en críticas.

Sobre el argumento de En camas separadas

Primera regla de la amistad: no enamorarte jamás de tu mejor amigo.

Mia y Héctor siempre han estado juntos, llegando a no tener ni un solo momento en el que no recuerden estar uno al lado del otro. Pero como todo en esta vida, nada es eterno y las cosas suelen cambiar. Cuando Héctor decide marcharse a Japón para tratar de labrarse un futuro, Mia se ve por primera vez completamente sola sin ese gran apoyo que era su mejor amigo a su lado y lo que es aún peor, con la posibilidad de no volver a verle en el futuro.

Para superar lo que Mia considera la falta de su otra mitad decide centrarse en su trabajo y en deleitarse la vista con su guapo y joven jefe, con el que fantasea a todas horas.

Sin embargo, la vida le sorprende con la llegada inesperada de Héctor, ¿Por qué ha vuelto su amigo sin avisarla?¿¡A quien le importa!? ¡Héctor está aquí de nuevo!

Pero esta vez algo ha cambiado, con su falta Mia siente hacia Héctor algo más que amistad, ¿sentirá él lo mismo?, ¿debería hacer caso a esos sentimientos o sería mejor conservar la amistad aunque eso signifique renunciar a lo que le haría feliz?

Además pondrá su rutina patas arriba al irse a convivir con Mia al pequeño apartamento de esta, lo que no será cosa fácil, porque… los amigos duermen en camas separadas…, ¿verdad?

Nuestro análisis de En camas separadas:

Tal y como dijimos en anteriores análisis de Laura Maqueda la historia es muy fácil de leer y avanzas las páginas casi sin darte cuenta. Los personajes son muy casuales lo cual facilita llegar a identificarte con ellos. A diferencia de otras novelas del género romántico, no nos encontraremos con protagonistas superiores e increíblemente perfectos tanto en su físico como en sus habilidades ya que Laura es capaz de crear personajes realistas, cargados de fallos que conseguirán hacer que te encariñes con ellos e incluso que te llegues a desquiciar con sus acciones.

Su lenguaje es directo, simple y sencillo, introduciendo una gran cantidad de referencias contemporáneas que hacen que los diálogos sean frescos y muy juveniles. En muchas ocasiones, las menciones a citas de películas y a sus canciones hacen que el lector se sienta parte de la trama, empatizando inmediatamente con la situación.

Al mismo tiempo, los personajes que la autora crea están cargados de matices por encima del clásico estereotipo romántico: Héctor se define a sí mismo como "friki" y nos da una enorme cantidad de referencias a series y películas que sin lugar a dudas llamarán la atención del lector cinéfilo o que simplemente apela a la cultura audiovisual general.

Brillante nos parece de cualquier forma la presentación de Sergio, el jefe de Mia, que en todo momento se nos muestra como una tentación y un reflejo al rancio abuso de poder en una empresa a la que muchas mujeres están sometidas. Sergio demuestra en varios momentos que para él Mia no es más que un peldaño para su ascenso profesional, objetivizándola y representando de esta forma a un problema laboral con el que un gran colectivo femenino se sentirán identificadas.

El sidekick de esta novela es, cómo no, Tony, el amigo homosexual de Mia responsable de ponerle una nota de humor a la novela y que en ciertos momentos parece simplificado de más.

La novela se centra en un corte juvenil en todo momento: es perfecta si tienes menos de diecisiete años precisamente por los personajes con los que te puedes encontrar y las referencias cinematográficas, pero si vas buscando drama de verdad entonces quizás En camas separadas se te quede un poco descafeinado.

Nuestra opinión sobre En camas separadas (puede contener spoilers):

En camas separadas tiene un comienzo poco común: los primeros capítulos nos muestran el paso de los primeros años de Héctor y Mia como amigos. Sin lugar a dudas nos ha parecido una muy buena forma de poner al lector en situación y de que poco a poco se vaya encariñando con esa relación de amistad que comenzó a una edad muy temprana.

Sin embargo, en cuanto conoces a la protagonista femenina empiezan los sentimientos contradictorios. Mia en muchas ocasiones genera dramas absurdos donde no los hay. Estos dramas que podría tener perfectamente una adolescente de 16 años no se comprenden dentro de una una mujer cercana a los treinta la cual debería superarlos con una mayor facilidad. Suponemos que esto es debido a su personalidad aniñada y a una ausencia de madurez en su vida, pero al no tener una justificación directa en el argumento nos frustra ligeramente su comportamiento.

A lo largo de la historia nos encontraremos en muchas ocasiones con ganas de entrar en el libro y zarandear a Mia mientras le gritamos ¿¡qué demonios te pasa!?

Podemos llegar a entender a la perfección que no ceda a sus sentimientos por miedo a perder su amistad o a que él no sienta lo mismo. Pero una vez ya has dado el paso, ya has caído en esa tentación que tanto intentabas evitar y esa otra persona ya ha desmentido tus miedos, no entendemos por qué prefiere complicarlo todo de forma innecesario y conseguir por su propia mano alejar a la persona más importante de su mundo.

Otro personaje que nos sacó de quicio, aunque estaba muy bien logrado fue el jefe de Mia, Sergio, un hombre apuesto, con poder y con mucha ambición pero que trata a Mia como si fuese su criada. A pesar de ello, Mia intenta por todos los medios convertirse en su mujer florero antes que aceptar sus verdaderos sentimientos. Porque ¿quién podría resistirse a un hombre que te conquista con frases como...?:

Pues mañana será mejor que no vengas a la oficina. Prefiero que te quedes en casa descansando. No te preocupes por el trabajo, encontraré a alguien que pueda sustituirte.
Mia sonrió agradecida
Es un gesto muy amable por tu parte. Gracias.
No me las des. – Sergio rio al otro lado - ¿Te imaginas que me contagias? ¡No puedo permitirme algo así!

En ningún momento al lector se le presenta la duda sobre a quien debería escoger ella o a quien escogería el lector en sí. Héctor es un hombre dulce y cariñoso, que no para de halagar a Mia y que está a su lado cuando lo necesita. Es un gran punto de apoyo y desde muy joven no duda en salir en su defensa, aunque ello le cueste llevarse algún que otro golpe. Esto hace que el conflicto emocional en la trama se nos quedara corto, deseando encontrar a un Sergio más ambiguo o al menos a un Héctor que tuviese algún defecto.

En la novela en general se nota la falta de drama. Estos son o conflictos muy nimios o se solucionan en menos de un capítulo. Un ligero contra para un ávido lector podría ser la predictibilidad de la evolución de la historia, ya que en casi todo momento puedes intuir cuáles serán las decisiones o errores que cometerán ambos protagonistas.

Sin embargo, como una novela de ámbito juvenil es de lo más disfrutable. La historia de amor a pesar de tardar en fraguar hace que te emociones como si estuvieras dentro de ella, deseando en todo momento que ese chico se materialice a tu lado y podáis vivir el maravilloso final de cuento Disney juntos.

Conclusión sobre En camas separadas:

Es un libro muy recomendable si acabas de salir de esa etapa de adolescencia en la que ya necesitas algo más que besos robados y miradas furtivas en el instituto, pero sin llegar a ser un aluvión de sexo desenfrenado que conforman muchas de las novelas de romance actuales.

Es un libro único por lo que no tendréis que andar esperando a que salgan los siguientes números para saber cómo prosigue la historia. Lo único que lamentaréis es haberlo terminado demasiado pronto.

Por último, si consideráis que Laura Maqueda os ha conquistado no dudéis en echarle un vistazo a nuestra otra reseña de la autora y lanzaros de cabeza a leer más de sus estupendos libros como es por ejemplo: Otra vez en Londres. Si os encanta este estilo, también os recomendamos la obra de Romina Naranjo: Un matrimonio de anuncio

Bueno momoko adictos esperamos que hayáis disfrutado con otra más de nuestras reseñas. ¡Estamos deseando conocer vuestras opiniones!


Sobre el autor

La Insomne

Escritora consumada, concept artist en ciernes y adicta al trabajo. Doy clase de diseño, subo vídeos a Youtube, trabajo de marketing strategist y escribo artículos para @mundogamers. Momoko es mi pequeño proyecto y lo quiero con todo mi corazón. Creo que Rachmaninov es deprimente y que Dostoyevski es simplemente magnífico, así que los combino con un buen vino en las noches de lluvia.


0 comentarios en este post


¿Te gustaría compartir lo que piensas?

No te preocupes, no publicaremos tu correo electrónico *