«Cumbres borrascosas» de Emily Brontë – Reseña
«Cumbres borrascosas» de Emily Brontë – Reseña

«Cumbres borrascosas» de Emily Brontë – Reseña

Año de publicación: 1847
Número de páginas: 397
Editorial: DeBolsillo
8

Un hombre llega a hospedarse en una casa y se encuentra atrapado en una historia de viejos odios y venganzas, de amores y rencores. Una historia dura y fría como el páramo sobre el que está construído la casa. Una historia igual de eterna.

«Cumbres borrascosas» es la única novela de Emily Brontë. Fue publicada en 1847 bajo el pseudónimo de Ellis Bell. A pesar del éxito de la novela, considerado un clásico de la literatura inglesa, tuvo una tibia recepción. Su original estructura hizo pensar a la crítica que se trataba de un trabajo anterior al de su hermano Charlotte. No obstante luego se comprendió que era una novela totalmente innovadora.

El tiempo dio su éxito merecido a «Cumbres borrascosas», realizándose múltiples adaptaciones de la obra. Esto incluye: películas (como la de 1992 de Peter Kosminsky, protagonizada por Ralph Fiennes y Juliette Binoche); dramatizaciones radiofónicas y televisivas, un musical, telenovelas y canciones (como Wuthering Heights de Kate Bush).

«Cumbres borrascosas» trata sobre el amor apasionado y terrible entre Heathcliff y Catherine Earnshaw. Nos relata toda una vida de amores, odios y venganzas en un mundo pequeño y oscuro.

 

La novela comienza con Lockwood, un hombre adinerado que busca la paz y descanso. Renta la «Granja de los Tordos», una casa pacífica y para hablar con su casero, Heathcliff debe dirigirse a un páramo donde se encuentra una casa llamada «Cumbres borrascosas». Durante la noche, Lockwood tiene una visión de una mujer llamada Catherine. Cree que es una pesadilla pero Heathcliff le cree y abre la ventana de la habitación, invitando al espíritu de Catherine a entrar. A la mañana siguiente, cuando Lockwood vuelve a la «Granja de los Tordos» le pregunta a la casera, Nelly Dean por «Cumbres borrascosas». Ella le dice que le contará una historia.

Es el momento en que retrocedemos en el tiempo y nos internamos en una vorágine de pasiones. Nos han presentado un páramo oscuro y confuso, con fantasmas y desolación.

Muchos años atrás, Mr. Earshaw vivía en «Cumbres borrascosas» con su hijo Hindley y su hija Catherine. Un día, al volver de un viaje trajo a un niño huérfano: Heathcliff. Pidió que se lo tratase como a uno más. Por un lado obtuvo rechazo y humillaciones constantes de la mano de Hindley mientras que con Catherine se convirtieron en amigos inseparables. No importaba nada, no podían separarlos… Hasta que Catherine se vio bajo los encantos de los Linton. La amistad con la familia que recidía en la «Granja de los Tordos» convirtió a la niña en “refinada” alejándola de Heathcliff.

La transformación

No podemos olvidar todo el ambiente hostil. Hindley se había casado con una mujer que también rechazaba a nuestro protagonista. Tuvieron un hijo y ella, meses después, falleció lo que ocasionó que Hindley se transformara en un borracho. La oscuridad se cernía sobre el que una vez fue un hogar cálido. Nada de ello le importaba a Heathcliff si podía tener a Catherine, sin embargo ella pronuncia una de las frases más intensas del libro:

[…]y si el condenado de mi hermano no hubiera hecho caer tan bajo a Heathcliff, ni se me hubiera pasado por la cabeza. Pero tal como están ahora las cosas, casarme con Heathcliff me degradaría. Así que nunca sabrá cuanto le amo. Y no por guapo, Nelly, sino porque es más que yo misma. Sea cual fuere la sustancia de que están hechas las almas, la suya y la mía son idénticas, y la de Linton es tan diferente de ellas como puede serlo un rayo de luna de un relámpago o la escarcha del fuego.

Esto desencadena que Heathcliff desaparezca y la boda de Catherine con Linton. Cuando nuestro protagonista vuelve lo hace como un hombre rico y poderoso. Pero no solo eso, también lleno de odio y ansias de venganza.

El reencuentro

No podemos esperar que tras una marcha furiosa su regreso sea pacífico. Podríamos relatar la novela con lujo de detalles e incluso la selección de citas es complicada. No obstante, consideramos que esta frase de Heathcliff se merece su lugar ya que es otra demostración de la diferencia entre la fuerza del amor que siente él y lo que puede sentir Linton por Catherine:

[…]Quiero que tengas la sinceridad suficiente para decirme si Catherine sufriría mucho perdiéndole a él. El temor de que pueda ser así es lo único que me detiene. Y ya ves, ahí tienes la prueba de lo diferentes que son nuestros sentimientos. Si él estuviera en mi lugar y yo en el suyo, aunque le aborrezco hasta el punto de que ha envenenado mi vida con ese odio, jamás levantaría una mano contra él. Puedes mostrarte todo lo incrédula que quieras. Pero yo nunca le habría separado de su compañía, mientras ella siguiera deseando vivir con él. Ahora bien, en el momento en que cesara tal cariño, le arrancaría el corazón y bebería su sangre. Hasta ese momento —y si no me crees es porque no me conoces—, me consumiría antes de tocarle un solo pelo de la ropa.

 

«Cumbres borrascosas» es una novela en la que cada diálogo es una explosión de emociones. El amor es destructivo, para ellos, para todos. Su fuerza es solo comparable a la de la naturaleza. Es una novela de odios generacionales, de venganzas, de rechazos. Llena de oscuridad que queda grabada en la tierra que es tan dura como sus habitantes.

Sin lugar a dudas recomendamos la novela, ¡la disfrutaréis!

Like Love Haha Wow Sad Angry
Like
5
Comprar libro > Amazon

Premio Samaruc a Mejor Libro Infantil 2016

15 Junio, 2016

"La tristeza de los ángeles" y "Final de trayecto" salen a la venta

15 Junio, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *