Comer en la oficina, análisis de un libro de comida para llevar al trabajo
Comer en la oficina, análisis de un libro de comida para llevar al trabajo

Comer en la oficina, análisis de un libro de comida para llevar al trabajo

Año de publicación: 2005
Número de páginas: 208 páginas
7

Comer en la oficina es un libro lleno de recetas de comida para llevar al trabajo realmente práctico. La autora, Mercedes Cucurny suaviza

Comer en la oficina es un libro lleno de recetas de comida para llevar al trabajo realmente práctico. La autora, Mercedes Cucurny suaviza el hecho de que no es un libro de cocina al uso común y de que carece de fotografías de los platos para apoyarse en las increíbles ilustraciones de Serena Palazzi. Y es que “Comer en la oficina” no es un libro de cocina como otro cualquiera: con tapa dura y edición de Círculo de Lectores, es uno de estos libros que tienen su propio peso y olor y que cuentan con una personalidad e identidad propias que los definen. La precisa del recetario es darte muchísimas ideas saludables de comida para llevar al trabajo de manera que tengas dónde escoger, y cómo salir airosa del tedio de los tuppers de siempre.

Este libro está especialmente indicado a todos los hombres y mujeres ocupados que están hartos de dejarse un dineral en menús del día por la calle y que tienen que comer en la oficina lo que traigan de casa.

Comer en la oficina: un poco sobre el libro de comida para llevar al trabajo

En realidad lo que me ha traído hasta aquí no es tanto la cocina en sí como la preocupación por mantener una dieta sana en cualquier situación”.

Así es como presenta Mercedes Curcumy su libro. Confiesa que odia cocinar, nunca tiene tiempo para hacer nada elaborado y está cansada de comer continuamente preparados y otros sándwiches cutres de supermercado. Pero los tiempos cambian y los ritmos de vida también y a menudo muchos trabajadores se encuentran con que no tienen casi tiempo para dedicarle a la cocina, que deben comer en 10 minutos delante de sus ordenadores y que su salud empeora día tras día debido a esta situación. Precisamente por eso Mercedes nos propone este libro basado en las reglas básicas de una nutrición sana, donde los hidratos de carbono representan un 55 o 60% del total, las grasas no superen el 30% y evitar el exceso de azúcares.

El libro comienza con una serie de recomendaciones básicas sobre lo que todos sabemos pero decidimos ignorar acerca de nuestra alimentación: desde que el desayuno es extremadamente importante hasta otros datos nutricionales que soportan sus teorías sobre las comidas. Nos propone una organización de un día a la semana, planificando tus menús con antelación y preparándolo todo un sólo día para abastecerte los cinco laborales. Además, ella misma incluye menús de ejemplo ya preparados con recetas en el libro que te permitirán hacerte una idea rápida de qué comer en cada momento.

Por si esto no fuera poco, antes de empezar con las recetas en sí,  incluye también consejos y trucos según el tipo de oficina que tengas: si tiene o no microondas y nevera, qué material deberías llevarte, cómo mantener los alimentos en tuppers y muchos otros consejos que sin duda serán de gran interés para las personas acostumbradas a comer en la oficina

En el índice antes de las recetas incluye un breve glosario de símbolos que clasifica las recetas entre si se pueden congelar, si necesitan microondas, si hay que consumirlas calientes, frías, si son bajas en calorías o por último si se trata de una receta rápida. 

Después directamente Mercedes divide el libro en 5 capítulos muy ilustrativos: primeros platos (que incluye ensaladas, legumbres y verduras, sopas y cremas y entrantes), segundos platos (carnes y aves y pescados), salsas, postres y “El día del bocadillo”. Cada uno de estos apartados está dividido de forma convencional con recetas que incluyen los ingredientes y la forma de preparación. Todos los ingredientes que plantea este libro son extremadamente sencillos de encontrar en cualquier supermercado convencional y son extremadamente rápidas de hacer. Además, añade una variante para la mayor parte de las recetas (como sustituir un ingrediente por otro o incluir un añadido).

La facilidad y rapidez de las recetas que propone hace que el libro sea una auténtica delicia, aunque no lleva fotografías de los platos, algo que subsana con ilustraciones de calidad.

Nuestra opinión sobre “Comer en la oficina”: un libro de comida para llevar al trabajo

Comer en la oficina es un libro extremadamente cómodo de recetas sencillas de cocina para todos aquellos que necesiten llevarse la comida en un tupper. Sus propuestas son convencionales, rápidas y fáciles de preparar, aunque carecen del toque “chic” de la mayor parte de los libros de cocina y no tienen fotografías propias. La edición en tapa dura con papel reciclado es realmente cómoda, del tamaño perfecto, e invita a ojearlo durante horas. De cualquier forma este libro se dirige principalmente a personas que quieran mejorar su alimentación en la oficina pero que no les guste especialmente cocinar. Las recetas carecen de ingenio, no las vende demasiado bien y los tonos marrones y grises de las ilustraciones no abren demasiado el apetito. ¡Hay que aproximarse al libro con la mente fría y tomarlo como una simple guía o manual!

 

 

(Visited 15 times, 1 visits today)
Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
Comprar libro > Amazon

La Decadencia de un Mundo

13 Febrero, 2017

Este jueves se presenta el libro del autor zaragozano Raúl Escolano "Yo, Europa"

13 Febrero, 2017

One Thought on Ari, cazador de dragones, análisis de un cómic europeo de primer nivel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *