Barba Azul, análisis de la obra de Amélie Nothomb
Barba Azul, análisis de la obra de Amélie Nothomb

Barba Azul, análisis de la obra de Amélie Nothomb

Año de publicación: 2014
Número de páginas: 144
Editorial: Anagrama
7

Barba Azul revisita el cuento de Charles Perrault de una forma moderna y fresca. En él, Saturnine, una joven intelectual que vive en París, aceptará compartir piso con un excéntrico millonario llamado Don Edelmiro del que se dice que ha matado a sus 8 compañeras de piso anteriores. Poco a poco entre ellos surge una dinámica extraña conforme Saturnine descubre las manías y convicciones de este aristócrata español.

Argumento sobre Barba Azul de Amélie Nothomb

Saturnine es una mujer decidida e inteligente que está harta de tener que quedarse en el sofá de su maravillosa amiga Corinne. Sin embargo, cuando descubre un anuncio para compartir piso, en pleno centro de París, con acceso a baño privado y cocina por solo 500€, sabe que no puede dejar pasar esa oportunidad. Sin pararse a buscar la trampa a aquella ganga, se presenta a la entrevista. Será allí cuando descubra que en realidad el hombre que alquila el piso es un aristócrata español rico y extravagante, conocido porque sus anteriores ocho inquilinas desaparecieron sin dejar rastro.

Pero Saturnine no se dejará amedrentar por este potencial psicópata. Sin miedo nada, consigue el puesto indicado y se sienta frente a él la primera noche, solo para descubrir que este moderno Barba Azul no es más que un hombre extravagante, extraño, delirante, anodino y del todo normal con la fascinación por los huevos, la Santa Inquisición Española y, cómo no, el oro. La relación entre ambos irá fluyendo de manera natural hasta que lo inevitable no puede portegarse más: ¿mataría don Elemirio a estas mujeres? Y sobre todo… ¿será capaz Saturnine de mantener su frío pragmatismo ante tal situación?

Sobre Amélie Nothomb

Amélie Nothomb es una consumada artista belga. Sin embargo, nació en Kobe, en Japón en 1967 donde pasó la infancia y la adolescencia. Estos años en Japón la marcaron profundamente, tanto que llegó a escribir varios libros con carácter autobiográfico como Estupor y temblores que la ensalzaron como una de las voces de nuestra generación. Su primera novela, Higiene del asesino, es una de las novelas de lengua francesa más populares y leídas en todo el mundo. Ha ganado varios premios de la Academia Francesa, además de muchos otros galardones literarios.

Amélie tiene una forma única de contar las cosas. Con un tono siempre cargado de pasión y de sentimiento, ameniza sus fuertes críticas sociales ridiculizándose a sí misma o a los personajes más serios que trata. Ha vivido en varios países del mundo, suceso que le marcó profundamente y que influyó poderosamente en sus novelas. Despreciada en el Bruselas que nunca se convirtió en su hogar debido a las tendencias extremo derechistas de su abuelo y al bagaje de su familia, Amélie continúa con una prolífica actividad cultural que cuenta con más de treinta obras publicadas, entre los que se encuentran muchas novelas cortas como de la que hablaremos aquí (Barba Azul) así como cuentos, novelas largas y teatro.

Análisis de Barba Azul de Amélie Nothomb

Amélie Nothomb revisita el cuento clásico de Charles Perrault: Barba Azul, de una forma fresca, retorcida y moderna como acostumbra a hacer su estilo. La obra, demasiado corta para ser llamada novela (sólo tiene 144 páginas), se disfruta mucho más cuando eres española. Don Elemirio recuerda una época en la que España fue gloriosa cuando, parafraseando a Felipe II, en “su imperio nunca se ponía el sol”. Don Elemirio representa por tanto lo más rancio de la aristocracia española venida a menos, que se deleita leyendo las obras de la Inquisición de Torquemada y dedicándose al noble arte de “ser noble”, pero nunca de trabajar, como hacían los hidalgos y los grandes de España en su época.

No podemos olvidar por tanto la enorme casualidad que es el hecho de que Saturnine, al igual que Amélie, sean belgas. Un español de aquella época jamás podría haber confraternizado con los franceses, sus más acérrimos enemigos. Como Amélie no posee en efecto estos orígenes, la relación puede progresar. En este sentido Amélie aligera las desquiciantes manías y locas convicciones de Don Elemiro con conversaciones del todo cultas por parte de Saturnine y cargadas de un tono humorístico que esconde una profunda vertiente crítica como hace en todos sus libros. 

– Los Nibal y Mílcar descienden de los cartagineses y de Cristo. Y eso vale más que una simple batallita francesa.
– Los cartagineses aún. Pero Cristo, ¿está seguro?
– Mucha gente debería saber que Cristo era español.
– ¿No era galileo?
– Se puede nacer en Galilea y ser español. Yo mismo nací en Francia y, sin embargo, no encontrará a nadie más español, aparte de Cristo.
– Su historia resulta algo confusa.
– No. Cristo tiene el comportamiento más español del mundo. Es don Quijote pero en mejor. Y no me negará que el Quijote es el colmo de lo español.

Es realmente fascinante cómo, sin pretenderlo, empiezas riéndote de este personaje caricaturesco, que siempre dice la verdad y que paga a un confesor con oro para que le perdone por sus pecados. La propia Saturnine te explica que ni siquiera es atractivo, sino pretencioso y del todo indefenso en sus convicciones.  Sin embargo, poco a poco, conforme vas conociéndole, su aura de lujo y poder acaban envolviéndote. Descubres que tiene increíbles talentos, como la capacidad de cocinar como los ángeles o de apreciar el arte y los colores. Será la percepción de la propia Saturnine sobre la mezcla del oro con el amarillo apagado lo que mueva las pasiones de este hombre, que a lo largo de las páginas refleja una delicadeza extremas hasta el punto de que de pronto, te sorprendes justificándolo. Justificas sus excentricidades, sus razonamientos absurdos y hasta te planteas que, en el fondo, “no es tan malo”.

Pero lo realmente apasionante de esta “novela” no es solo la ligereza y el excéntrico humor que caracterizan a Nothomb, sino la pregunta que nos plantea don Edelmiro. Este mismo afirma tener una habitación negra donde revela sus fotos. No desea que nadie la abra, so pena de un terrible castigo. Saturnine afirma que, si amas a alguien, no lo pondrás a prueba de esa forma. ¿Por qué no cerrar la puerta que no quieres que nadie abra? ¿Por qué exponerte de esa forma? Pero don Edelmiro lo tiene muy claro: la puerta debe estar ahí, porque de esa forma comprueba que puede confiar en su pareja o cohabitante en cada uno de los momentos del presente. 

Barba Azul presenta una provocativa unión entre una máquina Polaroid, un huevo y la Inquisición española. La obra está cargada de referencias culturales de gran poder el el Catálogo universal de los colores de Amélie Casus Belli que simplemente nos encandila. Y es que la obra, como bien dicen en este análisis de El país juega con una caperucita lista contra un lobo feroz que está convencida de que al final no será devorada.

No podríamos dejar el análisis aquí sin citar el exquisito gusto de Nothomb al ofrecernos sensaciones tanto visuales como del propio gusto o tacto en toda la obra. Cada vez que la propia Saturnine o don Edelmiro hablan de un color, la forma con la que rozan y rodean las emociones que este les causa nos permiten imaginarlo den nuestra cabeza. La efervescencia de las burbujas de champán, el mordisco de una hueva de caviar entre unos dientes bañados con vodka o simplemente el golpe de una cuchara sobre un postre francés nos embriaga. Todo ello está contado con la belleza, la elegancia y al mismo tiempo la desfachatez provocadora que envuelven siempre a la autora. 

–  ¿Para qué ser rico si no es para beber excelentes champanes? Usted que está obsesionado por el oro, ¿no sabe que el champán es la versión líquida del oro?
Destapó la botella y llenó las copas. Le ofreció la suya al español.
– Fíjese – dijo contemplando el brebaje -. ¿Hay algo más hermoso que el placer?
– ¿Por qué brindamos?
– Por el oro, por supuesto.

Por último, queremos hablar de la edición, la cual, aunque no deja de ser correcta en todos los sentidos, sí que comete un par de errores de guiones y puntuación en el interior del texto. La portada de Anagrama no cuenta nada sobre la obra en su interior y carece de ese toque personal y cuidado que deberían tener los libros de la genial Amélie. Somos grandes detractoras de las series de libros en los que no se cuidan las portadas, donde simplemente el nombre del autor es suficiente para vender el contenido sin que por ello haya un trabajo de un departamento de diseño involucrado. Desgraciadamente, Barba Azul es uno de estos ejemplos.

Nuestra opinión sobre Barba Azul de Amélie Nothomb

Veréis… adoramos a Amélie Nothomb. Desde que leímos Estupor y temblores, el simple hecho de tener una de sus obras en las manos nos emociona. Y es que Nothomb cuenta con una forma única de narrar las historias. Puede coger un argumento realmente manido, repetido hasta la saciedad y deformado para volverlo más contemporáneo y seguir encantándonos. Eso es lo que hace precisamente con Barba Azul: una novela que más bien tildaríamos de relato largo (solo tiene 144 páginas) que revisita el cuento de Perrault. Ya sabéis, ese sobre un hombre malvado con la barba de color azul que asesinaba a todas sus mujeres.

Muchos amantes de Nothomb afirman que ya no es como antes, que realmente ha perdido la frescura y la esencia de sus primeros libros. Lejos de opinar eso, nos encontramos con una obra que arranca más de una carcajada de estupor y que, como ya dijimos antes, mejora si eres español y conoces algo acerca de las manías de los españoles “nobles” y los grandes de la época medieval. Aunque sea una novela corta, hay que tomarse su tiempo para leerla, paladear las sensaciones y descubrir la enorme sensibilidad que tiene Nothomb a la hora de hablarnos de los colores, los alimentos que forman un vínculo de unión entre Saturnine y don Edelmiro y los razonamientos que ambos esgrimen.

La obra no deja de ser un enfrentamiento entre la pregunta de: ¿es lícito y necesario poner a prueba a la persona a la que amas? Bajo ese pretexto, don Edelmiro, que es el único personaje que realmente construye aquí Nothomb, suelta una chorrada extremista tras otra haciendo que los lectores nos quedemos incrédulos delante de las hojas. Saturnine contiene la aplastante lógica de la propia Amélie y a menudo da la sensación de que es ella misma la que nos habla.

Sobre el final de Barba Azul de Amélie Nothomb – ¡Contiene spoilers!

¿Somos las únicas que al ver cómo Saturnine encerraba hasta la muerte a don Edelmiro nos sentimos ligeramente traicionadas? Lejos de lo enfermizo que es el propio protagonista, Amélie es capaz de hacer que nos enamoremos poco a poco de sus excentricidades, que pasemos por alto la locura de sus ideas aristocráticas en pos de su amabilidad.  Saturnine, sin embargo, es la voz de lo políticamente correcto: poner pruebas mortales a los amados es malvado y cruel y don Edelmiro debe ser castigado por ello.

Exceptuando el hecho de que no lo castiga por los asesinatos de las 8 mujeres anteriores. En realidad, lo que hace, es vengarse porque no quiere que su fotografía aparezca con el del resto de las mujeres muertas. Ella, que tanto hablaba desde un plano superior al de don Edelmiro del amor, es capaz de condenarle a morir por congelación de una forma realmente similar a la que él hizo con el resto de sus mujeres. Especialmente cruel fue el momento en el que él, resignado a su suerte, le suplica que se quede al otro lado de la puerta para no morir solo, y cómo ella, que decía amarle, se marca con el champán de fiesta a brindar por su amiga.

Así que realmente, Barba Azul, lo que nos está demostrando es que no es mejor persona Saturnine que don Edelmiro. Ambos excéntricos e interesados son capaces de llevar sus convicciones hasta el final, sin que les importen las consecuencias.

Conclusión sobre Barba Azul de Amélie Nothomb

Barba Azul no es una de las mejores obras de Amélie Nothomb, pero tampoco es tan mala como dice la gente. Es una historia entretenida en la que Amélie revisita el cuento de Charles Perrault, Barba azul, enfrentando a una mujer intelectual y feminista con un rancio aristócrata español del que se dice que ha matado a 8 mujeres.

Like Love Haha Wow Sad Angry
Like
Comprar libro > Amazon

5 libros sobre las madres para celebrar el día de la madre.

12 mayo, 2017

Fondo de la bañera

12 mayo, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *