Ari, cazador de dragones, análisis de un cómic europeo de primer nivel
Ari, cazador de dragones, análisis de un cómic europeo de primer nivel

Ari, cazador de dragones, análisis de un cómic europeo de primer nivel

Año de publicación: 2016
Número de páginas: 56
Editorial: Sallybooks
9

En el reino de Nilak, Ari es un joven e intrépido cazador especializado en asesinar dragones. Después, intercambia los cuerpos de sus presas por comida y camas. Sin embargo, cuando un encuentro con una jinete le hace perder la mano derecha, Ari acabará con una única misión en mente: vengarse de aquella persona que le destrozó la vida.

Ari, cazador de dragones ha sido una sorpresa deliciosa para los amantes de los cómics bien hechos. Con una cubierta en tapa dura y un papel satinado interior que realza el talento de sus autores, el primer tomo de Sello de dragón es una explosión de creatividad para cualquiera que ame verdaderamente el cómic europeo.

Ari, cazador de dragones: el argumento

El reino Nilak se muere. Los seres humanos se agrupan en pequeñas comunidades dentro de cuevas en las que luchan por sobrevivir como pueden, pero los Skayr han conquistado sus tierras, y ya nadie está a salvo. Al otro lado de las cuevas donde escasean los cazadores, los jinetes de dragones apresan a cualquier ciudadano y lo esclavizan para gloria de su reino. En este contexto, Ari es un joven al que ningún dragón se le resiste. Vaga por el mundo coleccionando cabezas de estos lagartos voladores e intercambiando su cuerpo y sus escamas por víveres y camas.

Ari se siente confiado, poderoso incluso. Pero las cosas se complicarán para él cuando en uno de sus encuentros combate contra una joven jinete y su dragón blanco. Y sin pretenderlo, la vida de Ari cambia para siempre cuando de un hachazo, pierde la mano.

Ahora el joven cazador tendrá que asociarse con un grupo de revolucionarios que pretenden vencer a los Skayr y recuperar el reino. Sin embargo, lo que ellos no saben es que en realidad Ari va en busca de la venganza, y no parará hasta conseguir derrotar de una vez por todas a la mujer que se llevó su mano derecha.

Sobre los autores: Manuel Gutiérrez y Xulia Vicente

Como en el caso de Bakuman o Death Note, el talento en la escritura se suma al de una dibujante de primera categoría.

Manuel Gutiérrez, encargo de la historia que hay detrás de Ari, es licenciado en Bellas Artes por la universidad de Granada.  No solo es un avezado escritor que colabora con la web “Relatos ilustrados”, sino que también ha ganado varios premios y menciones como el 1er premio Trazos Cómic  y el 1er premio MálagaCrea Cómic.

Actualmente se dedica profesionalmente a la ilustración y es autor de obras como Las andanzas de Lara (La Calle, 2014), Carabarco (La Calle, 2015) y Noah y los dioses del paisaje (Sallybooks, 2014).  Podéis ver su increíble trabajo como ilustrador en su portafolio online.

 

Xulia Vicente es la encargada de las ilustraciones de Ari, cazador de dragones. ¡Y qué ilustraciones! Natural de A Coruña, estudió Bellas Artes en Valencia. Actualmente trabaja como ilustradora y ha publicado una varias obras entre las que se encuentran Anna Dédalus: El misterio de la mansión quemada o Duerme Pueblo. Es la cofundadora del fanzine Sacoponcho y coordinó el club del cómic de BBAA. Podéis ver un ejemplo de su increíble trabajo en su portafolio online.

Análisis de Ari, Cazador de Dragones

Ari, Cazador de Dragones es la primera parte de la saga Sello de dragón publicada por la editorial independiente Sallybooks. Sallybooks se especializa en darle voz y cobertura a los grandes autores noveles que todavía no tienen suficiente representación o peso en el mercado. Y solo por eso, os queremos, chicos.

Ari, Cazador de Dragones está englobado dentro de cómic juvenil, específicamente para mayores de 13 años aunque ciertas escenas y el trasfondo de la obra hacen que funcione perfectamente para el público adulto. No nos introducen en absoluto en el universo de Nilak, sino que directamente saltamos a la acción en una tundra nevada y con un joven especialmente hábil con la espada. En poquísimas páginas entendemos que Ari no es en absoluto común y corriente, sino que se trata de un cazador especialmente avezado y fuerte.

En ese sentido, Manuel lanza de lleno al lector en mitad de su universo, generando una gran cantidad de preguntas que se van desarrollando ante nuestros ojos y con las que cada respuesta abre nuevas incógnitas.

El ritmo de Ari, cazador de dragones es por momentos extremadamente rápido. La acción se desarrolla frente a nuestros ojos en fuertes golpes de vista que por momentos recuerdan a un storyboard de altísima calidad.

En ese sentido echamos de menos un par de viñetas en las que podamos conocer y empatizar con los personajes secundarios o incluso con el propio Ari por momentos. Tras cortarle la mano, con la escasez de medicamentos y alimentos que existe en Nilak, podrían haber incluido una página en la que se muestre el dolor y los problemas de adaptación de Ari a esta nueva situación tan difícil para él.

Quizás estemos buscándole los tres pies al gato, pero Nilak parece una metáfora de lo que ocurre cuando una potencia tecnológicamente más desarrollada domina a otro reino. El mundo se divide en dos: los que montan dragones, y los que son devorados por los dragones. En ese sentido Ari, cazador de dragones presenta un mensaje filosófico y una lucha que el propio Ari define como “una misión de suicidas”, pero que deja abierta la puerta de la esperanza para un mundo mejor. La estructura que un primer momento parecía simplista en cuanto a la clásica trama medieval heroica en la que el héroe y el villano están muy claros, empieza a enredarse frente a nuestros ojos dejándonos, al final del primer tomo, todavía más confundidos que antes. 

Para los amantes de la saga, podéis ver contenido adicional increíble y cosas sobre el lore en su tumblr oficial 

Sobre el arte de Ari, cazador de dragones

Cada escena y cada personaje están construidos y diferenciados a la perfección. Xulia mantiene continuamente una paleta de color muy coherente a lo largo de las páginas de forma que todo el cómic se nos presenta como un conjunto armonioso y no nos da la sensación de estar saltando entre diferentes estilos. Las expresiones faciales están sublimemente conseguidas, pero es en las viñetas de acción y combate donde realmente se ve todo el potencial de Xulia como diseñadora.

Su estilo es sucio con ambientes y fondos muy conseguidos. Los detalles de la ropa, que dan la impresión de haber sido usada y de que los personajes no se han lavado el pelo en semanas están increíblemente bien conseguidos en un estilo sumamente europeo con un trazo sencillo y directo. Además, la claridad de cada una de las escenas es abrumadora y eso es muy difícil de conseguir en los cómics habituales.

La edición de Ari, Cazador de Dragones, como ya os anticipábamos, es una verdadera maravilla. Tapa dura, papel con brillo, gordito, que resulta una verdadera gozada de tocar. Conforme lo vas leyendo te das cuenta de la obra de arte que tienes entre las manos y que acaba convirtiendo el cómic de una simple historia narrada a un libro artístico de gran calidad que guardar y coleccionar.

Conclusiones sobre Ari, Cazador de Dragones

Ari, Cazador de Dragones es un cómic de altísima calidad y con un dibujo realmente arrebatador. Cuenta la historia de la lucha entre los clanes de los Skayr, jinetes de dragones, y los Mirkyr, encerrados en cuevas por su propia supervivencia. Xulia y Manuel suman un conjunto maravilloso en la creación de esta obra de altísima calidad que verdaderamente merece la pena a la que le echéis un vistazo, con un argumento sorprendente y giros en la trama que sorprenderán a más de uno.

La única crítica que podemos hacerle es al ritmo de la historia, a la cual le faltan varias páginas y viñetas para que podamos digerir los acontecimientos.

 

 

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
Comprar libro > Amazon

10 marcapáginas originales

26 Enero, 2016

La chica del tren, crítica

26 Enero, 2016

One Thought on Bodas de sangre de Federico García Lorca: análisis de la obra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *