Análisis de Tiempo de lobos, de Elena Garquin
Análisis de Tiempo de lobos, de Elena Garquin

Análisis de Tiempo de lobos, de Elena Garquin

Año de publicación: 2017
Número de páginas: 351
8

Tiempo de odio se sitúa en España, en el siglo X. Munia es una joven que ha permanecido encerrada en un monasterio a la espera de ser desposada por el hombre que más odio y temor le inspira de la Tierra: Hernán, conocido como el Lobo Gris. Desde el primer momento, a pesar de que la lógica impulsa a Munia a alejarse de Hernán, el asesino de su hermanastro, la atracción entre ambos es tan fuerte que no tardará en cuestionarse sus emociones.

Phoebe Romántica nos trae un nuevo título que seguro encantará a los amantes del género erótico. Tiempo de lobos es la última novela de romance de la conocida escritora Elena Garquin. Seguramente, muchos ya la conoceréis por alguno de sus numerosos títulos anteriores. En esta ocasión, la escritora nos sorprende con una historia ambientada en la Edad Media, en la que teje una trama de amor que mezcla pasión y odio a partes iguales. ¡La emoción está servida!

Sinopsis de Tiempo de lobos

Siglo X, España. Munia es una joven que ha vivido durante años recluida en un monasterio, alejada de la vista de otros hombres y prácticamente incomunicada. La muchacha vive entre los muros del convento con la única compañía de los religiosos de la orden, de su doncella Inés y de su madre Urrica. La fría relación que Munia mantiene con su madre no hace más que empeorar debido a la insistencia de ésta en perpetuar el matrimonio de Munia con Hernán, el asesino de su hermanastro, Odón. La muchacha no comprende las motivaciones que llevan a su madre a ofrecer su mano como un trofeo al hombre que más odio y miedo le inspiran.

A pesar de la fama de agresivo y de guerrero despiadado que precede a Hernán, conocido como el Lobo Gris, Munia no puede evitar sentirse intimidada en su presencia y secretamente atraída por él. A pesar de que guarda en su memoria la imagen de Hernán cubierto con la sangre de su hermanastro y reclamándola como un botín, la joven no es capaz de controlar las emociones que la sóla presencia de Hernán le provoca.

Una vez que Munia llega al castillo del Lobo Gris, el encuentro entre ambos no se asemeja en absoluto a lo que la muchacha podía esperar. El terrible Hernán resulta ser más considerado de lo que había imaginado, alejándose de la imagen de salvaje que ella tenía en mente. La tensión entre ambos crece a pasos agigantados y la atracción se hace más y más fuerte a cada minutos que los dos pasan cerca el uno del otro. ¿Podrá Munia dejar a un lado el rencor y el odio que siente hacia Hernán? ¿Se dejará llevar finalmente la doncella por la pasión o seguirá negando la evidencia?

Sobre Elena Garquin, autora de Tiempo de lobos

Elena Garquin es la escritora que ha dado vida a Hernán y a Munia en Tiempo de lobos. La escritora nació en la ciudad zamorana de Benavente. Desde bien pequeña, Elena ha sentido una pasión irrefrenable por la lectura, y fue en la adolescencia cuando comenzó a escribir sus propias historias. Esta afición, que nació a una edad muy temprana, quedó relegada a un segundo plano durante bastantes años. En este tiempo, la escritora se licenció en Derecho en la Universidad de Salamanca, se casó y ha tenido dos hijos.

En la actualidad, la autora da rienda suelta a su imaginación a través del sello editorial Phoebe (Editorial Pàmies, especializada en novelas románticas). Tiempo de lobos no es, ni micho menos, el primer título que publica esta escritora. Elena ya ha disfrutado de las mieles del éxito con muchas de sus anteriores publicaciones, entre las que destacan novelas como BoomerangTiempo de promesasCasualmente Valentina, entre otras. La primera de sus novelas en ver la luz fue La heredera, con la que se convirtió en la primera escritora española que publicó con esta editorial.

Análisis de Tiempo de lobos

Informándonos un poco, descubrimos que Tiempo de lobos es la segunda entrega de Tiempo de promesas. No hemos leído este primer volumen, la lectura no se hace dificultosa ni se pierde especialmente el hilo de la historia.

Vinculado a Tiempo de promesas, novela anterior de la autora en la que aparece el personaje de Odón, que en esta novela ya no aparece, sólo se le recuerda después de haber sido asesinado por Hernán. El propio Lobo Gris que da nombre a esta novela, Hernán, aparece en el libro anterior como hermano mayor de Jimena, protagonista de la historia romántica de Tiempo de promesas. También los propios Martín y Jimena hacen su presencia en esta novela. Sentimos que podríamos apreciar más detalles de la historia de haber leído Tiempo de promesas previamente. A pesar de que puede que alguno de estos guiños al libro anterior se nos escapen, eso no hace que disfrutemos menos de la historia.

Como aquel día, se sentía hechizada por la presencia de Hernán de Medina, aun en contra de su voluntad. Como aquel día, esperaba el momento en el que los ojos claros, sedientos de sangre y de codicia, se posaran en ella, feroces como los de una bestia reclamando su presa.

Por otra parte, la ambientación histórica es la misma en ambas novelas, las dos se sitúan en los años de soberanía del rey Ordoño II de León. Son varias las referencias que se hacen en el libro al norte de España, tanto en las localizaciones como en las denominaciones de los personajes (Hernán emplea el apelativo vascona para referirse a Munia).

El aspecto histórico de la novela tiene una base sólida y se nota el trabajo que ha realizado Elena Garquin para documentarse. Hay una trama a mayores de la historia de amor de los protagonistas que refuerza la historia y le aporta sentido. Además, los detalles históricos, como las menciones al rey Ordoño y su familia, al obispo Gundesindo de Iria-Santiago, son indicativo de un extenso trabajo de documentación previo por parte de la autora.

Las retrospectivas, que identificamos por el empleo de itálica, aportan información extra del pasado a la historia y dotan de profundidad a los personajes. Nos ayudan a comprender el pasado de Hernán, y saber así por qué se comporta como lo hace una vez se ha convertido en un hombre. También sabemos de esta forma cómo era de estrecha la relación entre Odón y Munia antes de que éste fuera asesinado a manos de Hernán.

En las escenas de sexo del libro encontramos sutileza y gusto, sin llegar a incomodar en ningún momento al lector. Estos fragmentos, los de la pareja protagonista, son sugerentes y cuentan con bastantes detalles. También se reflejan otras escenas eróticas de sometimiento en las tramas de otros personajes. A pesar de que se trata de escenas tensas, no resulta difícil leer estas escenas.

Hernán abrió y cerró la boca varias veces, intentando decir algo sin concretar el qué. Desnudo como estaba frente a ella, se encontró abrumado, insignificante. Para paliarlo, solo se le ocurrió estrecharla contra su pecho. Depositar un beso en el suave cabello negro y apretarla hasta que los latidos de su corazón traspasaron la piel para fundirse con los de ella.

El vocabulario de los personajes está también muy cuidado y se ajusta a la época a la perfección. Además, nos ha gustado la inclusión de muletillas en los protagonistas que les aportan personalidad. Los personajes están muy bien construidos. Nos ha encantado especialmente Munia y sus recuerdos reprimidos de Odón, su hermanastro, con el que mantenía una relación que dista de lo fraternal. Por otro lado, hemos odiado -como era de esperar- a Fradique. Este personaje es el perfecto antagonista de la historia y nos ha resultado imposible reprimir una mueca de desagrado cada momento que aparecía en la trama.

Nuestra opinión sobre Tierra de lobos (¡contiene spoilers!)

Tiempo de lobos es una historia de amor con bastantes dosis de erotismo y sexo. La historia de amor entre Hernán y Munia, los protagonistas del libro, no dista mucho de la estructura típica de los libros de este género, aunque es innegable que funciona. En esta novela el protagonista masculino tiene un pasado tormentoso. Además, las diferencias entre los personajes principales quedan a un lado gracias a la enorme atracción física que sienten el uno por el otro. Hernán es el arquetipo de personaje masculino de novela erótica: en apariencia frío y agresivo, pero considerado y romántico en el fondo, ha sufrido una infancia traumática y es poderoso.

Munia es un personaje más complejo de lo que parece. La situación en la que se encuentra al ser entregada al asesino de su hermanastro es especialmente violenta. Comprendemos el odio que Munia siente hacia Hernán, pero pronto este rechazo que sentimos en un principio queda atrás. Los recuerdos que Munia tiene de su hermano, que nos descubren una relación enfermiza, y los motivos de Hernán para acabar con la vida de Odón, hacen que podamos empatizar con él y entendamos que ella, poco a poco, termine cediendo.

La idea que tenemos de Hernán en un principio es la de un bárbaro guerrero sediento de sangre, violento por naturaleza. Sin embargo, con lo que nos encontramos en el momento en que Munia llega a su territorio para ser desposada, es un hombre atento y delicado en cierto modo, que se preocupa por el bienestar de su futura mujer. En su comportamiento se perciben ciertos detalles que denotan lo importante que es para el Lobo Gris la opinión que Munia tenga de él.

Quizás encontramos a Hernán demasiado bueno. Nos sorprende encontrarnos con un hombre enamorado desde bien pronto, respetuoso y complaciente. Es un guerrero de la Edad Media, poderoso, que ha luchado en múltiples batallas y al que incluso sus hombres le tienen algo de miedo. No es de extrañar que entonces nos sorprenda que sea tan benevolente con los arranques de tozudez de Munia, que se muestre especialmente preocupado por la opinión que ella pueda tener de él. Entendemos esta inseguridad una vez conocemos su pasado, pero precisamente este incidente podría haber propiciado en él un carácter más agresivo y poco paciente.

Tiempo de lobos nos ha parecido una novela entretenida, de una lectura ligera y fácil, ideal para los amantes del género erótico y romántico. Aunque no se trata de un libro innovador en cuanto a estructura, nos ha gustado especialmente la ambientación de la historia y la documentación que ha realizado la escritora. La trama está salpicada de referencias a personajes históricos reales, algo que nos pareció muy interesante y que confesamos que nos ha impulsado a realizar unas cuantas búsquedas en internet (a raíz de las cuales hemos elaborado teorías sobre los personajes, con lo que es algo que hemos disfrutado especialmente).

En la novela hay muchas escenas sexuales y referencias eróticas. Sin embargo, están tratadas con bastante sensibilidad y no se emplea ni lenguaje obsceno ni situaciones que puedan hacer sentir incómodo al lector. Precisamente, Hernán respeta en todo momento a Munia, tratándola con respeto y esperando a que ella se enamore de él para profundizar en la relación. Para aquellos que no estén acostumbrados a leer novelas eróticas, ésto no es impedimento para disfrutar de la historia de Tierra de lobos gracias a su vocabulario ligero y a la historia de base, que engancha.

El ritmo del libro hace que la historia te enganche. Destacamos el prólogo del libro, especialmente intenso. El punto de partida de la novela es especialmente potente, y se nos presenta la historia de una forma impactante: se nos narra la muerte de Hernán y se nos desvela su amor por Munia. Al seguir leyendo, vamos conociendo mejor a los personajes, pero no somos capaces de olvidarnos dela información previa, nos pasamos los capítulos dándole vueltas a qué puede llevar a los personajes al punto de partida de la historia.

Conclusión de Tierra de lobos

Una historia entretenida, con una trama que es difícil que no enganche a los amantes de los géneros romántico y erótico. Si eres un apasionado de la literatura de este género, te recomendamos Tiempo de lobos sin dudar. Aunque, como ya hemos comentado, la historia no es en exceso innovadora en cuanto a la trama, sí que hemos encontrado un plus en la ambientación de la misma. El hecho de que la historia de amor se desarrolle en la España de la Edad Media nos ha parecido algo interesante y a destacar. Además, cuenta con una serie de datos históricos reales y con una trama de lucha por el poder de fondo.

Tiempo de lobos sólo se encuentra disponible en formato digital. Es la segunda parte de Tiempo de promesas, pero ésto no condiciona en absoluto la lectura. Se puede captar toda la información de la historia sin haber leído, como es nuestro caso, el volumen anterior.

Lo que es indiscutible es que si buscas una historia que te atrape, en Tiempo de lobos la encontrarás. Si buscas una historia de amor, cargada de pasión, éste también es tu libro. Una lectura ágil, una novela bien construida con una trama entretenida y muchas escenas de sexo.

Like Love Haha Wow Sad Angry
Like
1

Pesadillas de José Manuel Muriel se presentará el 7 de febrero

6 febrero, 2017

Abierto el plazo de reservas para "Yo, Shepard. El universo de Mass Effect"

6 febrero, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *