Análisis de Islamundo Libro I: Midalia, un cómic de Dapz y Jotadé
Análisis de Islamundo Libro I: Midalia, un cómic de Dapz y Jotadé

Análisis de Islamundo Libro I: Midalia, un cómic de Dapz y Jotadé

Año de publicación: 2012
Número de páginas: 206
Editorial: NEUH
6

Los midalios son un pueblo perfectamente estructurado, pacífico (excepto los cazadores y su animadversión hacia los batus) y con una historia y unas costumbres de lo más curiosas. Tradición, rebeldía, amenazas de otras civilizaciones, maternidad, el duelo de lo nuevo contra lo viejo… Todo esto y mucho más se da cita en Islamundo Libro I: Midalia.

Hoy en Momoko analizamos un nuevo cómic que nos ha llegado de la mano de la Editorial NEUH. Se trata de Islamundo Libro I: Midalia, un cómic de fantasía que hará las delicias de los amantes de la ciencia ficción y de las historietas más tradicionales y gamberras.

Sinopsis de Islamundo Libro I: Midalia

Los midalios son un pueblo fantástico que se rigen por una sociedad de estructura completamente rígida, vertebrada sobre tres clases diferentes de ciudadanos: los cazadores, los sacerdotes y el pueblo llano.

El pueblo sobrelleva la rutina entregándose al “rito rito”, la práctica sexual a la que dedican la mayor parte del tiempo y que es su única válvula de escape. Este “rito”, sin embargo, está prohibido para sacerdotes y cazadores, que deben centrarse únicamente en la misión que les ha sido impuesta desde el nacimiento. Luchas internas entre estratos sociales, amenazas de invasión, rebeldía y lucha por los derechos individuales… Hay muchos temas de peso en Islamundo que lo convierten en la historia tan completa que nos hemos encontrado.

Esta es la primera entrega de la saga, que constará de dos libros. Este primer volumen ha llevado un total de 6 años de trabajo hasta ver por fin la luz. Con un final abierto, hay que esperar al segundo libro para conocer todos los entresijos de la trama que han quedado pendientes. Islamundo es más que un cómic, nació como un webcómic, pero gracias a la colaboración de los amantes de la historia puede llegar hoy mismo a tus manos.

Sobre Dapz, autor de Islamundo Libro I: Midalia

islamundoDapz (David Pérez Gutiérrez) es el artista que se esconde detrás de los dibujos de Islamundo. Este artista autodidacta comenzó demostrando su pasión por el mundo del cómic desde bien pequeño. Ya en su juventud se pasó la mayor parte del tiempo, según él mismo comenta, dibujando en los márgenes de los libros. Con el paso del tiempo Dapz pasó a formar parte de algunos de los fanzines de su ciudad natal: Getafe.

A pesar de encauzar su vida profesional al margen del mundo del arte, en su interior el dibujante tenía la espinita clavada de querer explotar su creatividad y dedicarse por completo a su pasión. Una vez que volvió a la carga y se armó con sus lápices de nuevo, no ha habido quien haya podido parar a este entusiasta del mundo del cómic. Desde el año 2012 Dapz se ha dedicado por completo a este mundo que le fascina, mejorando día a día sus dotes como dibujante.

Podéis seguir su actividad en las redes y ver sus trabajos en su cuenta de Instagram y Pinterest.

Sobre Jotadé, autor de Islamundo Libro I: Midalia

islamundoJotadé, o Jesús Daniel Fernández, ha sido el encargado del guión de la historia. Como se nos cuenta en la nota final de Islamundo Libro I: Midalia, fue David el que gestó la idea del cómic en su cabeza, quien se la comentó a Jesús, que fue quien le dio la forma final que es la que ha llegado a nuestras manos.

Los dos amigos publicaron por primera vez Islamundo como webcómic y, ya en 2012, gracias a una campaña de crowdfunding en la plataforma Verkami, al fin pudieron editar en papel esta obra que hoy analizamos en Momoko.

Como en el caso de Dapz, Jotadé es un artista joven y de formación meramente autodidacta en lo que a guión se refiere. El escritor confiesa haber disfrutado del proceso de crear los personajes de la historia y de haberle dado forma al conjunto de la misma. Además, afirma que ha sido una experiencia única el ver cómo sus ideas iban cobrando vida como líneas y sombras sobre el papel. De la misma forma que ocurre con Dapz, Jotadé no tiene mucha experiencia previa en el mundo del cómic y del guión, pero se ha desenvuelto a la perfección.

Análisis de Islamundo Libro I: Midalia

La historia de Islamundo es compleja y muy elaborada. Los propios autores comentan que querían hacer un proyecto mucho más amplio, pero que al final el tiempo se les ha venido encima y el volumen de trabajo ha hecho que gran parte de la trama quede en el tintero. Quizás por este motivo percibimos que la trama del cómic es un poco acelerada, hay mucha información en pocas páginas y tenemos que captar la esencia de una cultura ficticia completamente desconocida para nosotros.

El estilo de dibujo es bastante esquemático, especialmente los rostros de los personajes. Los fondos y las poses están por lo general muy cuidados, pero las expresiones muchas veces con simplificadas, con un estilo similar al del manga japonés. La inclusión de un animal adorable en la trama, las expresiones y los rasgos de los personajes nos recuerdan vagamente a la corriente japonesa de historietas.

El estilo de dibujo es sencillo, el peso de la imagen recae en las líneas, ya que está desprovisto de color y de sombreado. Las formas están definidas por líneas negras y algunas sombras se destacan con el proceso de entintado. Quizás esta elección y el hecho de que no se simula la profundidad con tonos de gris y que no se distingue a los personajes de los fondos con color es uno de los rasgos característicos del dibujo de Islamundo. El punto fuerte de la parte gráfica del cómic es, en nuestra opinión, el dinamismo de las viñetas. La acción está muy bien ilustrada en toda la historia, quedando plenamente reflejada en las escenas. Las poses también son un punto a destacar, ya que es un guión con mucha acción y las imágenes no potencian este ritmo frenético de la trama.

Quizás por algunos momentos nos sentimos desbordados de la cantidad de datos con los que tenemos que jugar para comprender lo que está sucediendo en la historia. Sin embargo, al final el cómic es efectivo, pues deja con ganas de más.

Como ya hemos dicho, este cómic no es de un solo tomo, ya su propio nombre nos da una pista de ello. La historia queda abierta con un final que deja muchos flecos sueltos. Es uno de los rasgos destacables del guión. A pesar de que nos cuesta cogerle el ritmo a la historia y situarnos en este mundo fantástico, el final nos deja con ganas de saber más, con la ilusión de conocer todo lo que se esconde detrás del engranaje de Islamundo.

Se trata de una historia muy amplia y compleja, a nuestra forma de ver. Puede parecer que el mundo que han creado Dapz y Jotadé es ligero o incluso banal en una primer vistazo. Pero nada más lejos de la realidad. Temas como la maternidad, la religión, la lucha de culturas, el debate interno entre el deber y el querer… Estos temas y muchos más son los que forman los cimientos de esta entretenida historia.

Destacamos especialmente, además, el trabajo de creación y diseño de personajes. Estos dos artistas han creado un mundo completo, con sus culturas competidoras, con sus especies diferentes y con su sociedad especial de la nada. Cada uno de los personajes es completamente diferente al resto, pero en conjunto funcionan a la perfección y guardan una coherencia estética que aporta cohesión al producto final.

Nuestra opinión de Islamundo Libro I: Midalia (¡puede contener spoilers!)

Voy a enfocar este punto en primera persona, como opinión puramente personal. Confesaré que me quedado con ganas de conocer los flecos que han quedado sueltos en la historia de Islamundo Libro I: Midalia. Y es que el que considero que es el punto fuerte de la historia es, precisamente el ritmo.

Cuando empecé la lectura me costó entrar en el mundo fantástico que es Midalia. Me encontré de golpe con mucha información que los creadores dan por sentada, lo cual es lícito porque asumimos que a continuación encontraremos la respuesta o una base que nos aporte una pista sobre cómo funciona su sociedad. Tardé en situarme y en recabar información descifrando los diálogos, pero es comprensible hasta cierto punto ya que nos introducimos de vez en un universo muy amplio y complejo, muy distinto a lo que conocemos.

Al empezar a leer, algunas frases como “Mierda de batu”, o incluso el famoso “rito rito” me descolocaron y no sabía muy bien a qué se hacía referencia. Al poco de iniciar la lectura comprendí el significado sexual del “rito”, pero no todavía el hecho de que fuera considerado un rito. Una vez con la idea general de la sociedad estructurada en tres grandes grupos (cazadores, sacerdotes y pueblo de a pie) somos capaces de entender mejor lo que ocurre en las viñetas, con una base acerca de la sociedad midalia.

Siani es, sin duda, el personaje que más me ha gustado de la historia. Una mujer fuerte, decidida y luchadora. Por lo general los personajes femeninos que siguen este patrón serían incompatibles con la idea de maternidad. Sin embargo, a Siani es precisamente el hecho de querer ser madre, de querer seguir adelante con su embarazo lo que la convierte en una rebelde y en una mujer combativa. Nos gusta este juego de intercambio de papeles, contraponiendo esta figura a la prototípica de la mayoría de historias actuales. Priome-Me, por otro lado, es el personaje que nos ha resultado más antipático de todos, como era de esperar. Parece tratarse de un personaje que ha sido creado para ser odiado. Representa todas las características que impiden avanzar a Midalia y que mantienen a sus ciudadanos en una situación que no les permite evolucionar. Priome-Me es la cabeza de la Iglesia midalia, el sumo sacerdote. Observamos que en este mundo fantástico que es Midalia sucede un poco lo mismo que en Europa en la Edad Media, con la religión a la cabeza y con la estructura de una sociedad tan prohibitiva es muy difícil establecer el bienestar en la población.

El estilo del dibujo me ha recordado un poco (salvando las diferencias temporales y apreciables entre uno y otro) a las historietas de Superlópez. Quizás por el dinamismo de los dibujos y su punto fuerte en el movimiento. También las poses y la composición de las viñetas… Todo el conjunto me ha recordado a las historietas del famoso superhéroe español. Sin embargo, se aprecian, como hemos comentado, otros rasgos de dibujo más actuales como son las facciones, que beben en gran parte de los dibujos japoneses.

Leyendo la nota final de los autores somos conscientes de todo el trabajo que se esconde detrás de Islamundo Libro I: Midalia. Se trata de un proyecto de 6 años, en el que los dos artistas se han volcado y que ha podido publicarse gracias a la colaboración de muchos mecenas a través de la plataforma Verkami.

Conclusión de Islamundo Libro I: Midalia

Para cerrar, queremos agradecer enormemente el hecho de haber podido leer el cómic de Islamundo. Se aprecia que los autores, especialmente Dapz con la dedicatoria personalizada con la que nos sorprendió al abrir el volumen, tienen mucho cariño a su obra y se han volcado desde el principio en el proceso.

Aunque nos ha costado introducirnos, en un mundo tan amplio como el que crean en unos segundos los dos artistas, la historia sí que nos ha dejado con la incertidumbre de saber qué pasará en la segunda parte de la historia.

Recomendamos Islamundo Libro I: Midalia a aquellos lectores a los que les gustan las historias de fantasía, a los que disfrutan con mundos completamente ficticios y la intriga. Y también, cómo no, a los que no les molesta un poco de “picante” en la trama. No es que el libro sea muy picante ni nada por el estilo, pero ya sabéis… Son varias las veces que los personajes claman su famoso “rito rito” y su “rito rico”, ¡hedonistas! 😉

Si queréis echarle un ojo al trabajo que han hecho estos dos entusiastas durante seis años, podéis entrar en la página web del cómic. Aquí lo tenéis casi al completo y os podéis hacer una idea de lo que os encontraréis si decidís comprar el ejemplar. ¡No tiene pérdida!

Like Love Haha Wow Sad Angry
Like
1

De lo lúdico y lo serio, análisis

28 julio, 2017

Por siempre jamás, análisis del cómic de Laurielle y Babylon Editorial

28 julio, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *