Análisis de La dama del lago, el último libro de la saga de The Witcher
Análisis de La dama del lago, el último libro de la saga de The Witcher

Análisis de La dama del lago, el último libro de la saga de The Witcher

Año de publicación: 2011
Número de páginas: 464
9

La dama del lago es el último libro de la Saga del Brujo antes de la precuela Estación de Tormentas. En este volumen volvemos a Toussaint con Geralt de Rivia y sabremos qué le ocurre a Ciri, secuestrada por los Aed Seithe. Una novela de muchísima potencia que guarda un par de sorpresas para el final.

La dama del lago nos devuelve es la última parte de la Saga de Geralt de Rivia: una saga de libros de fantasía realmente recomendables del autor polaco Andrzej Sapkowski. La dama del lago soluciona los conflictos que había abierto su anterior entrega La torre de la golondrina acerca de los personajes. En ella, recuperaremos las aventuras del brujo Geralt de Rivia y le seguiremos la pista a la escurridiza Cirilla de Cintra.

La dama del lago se compone de dos volúmenes. Siguiendo la edición de Alamut Editorial, nosotros nos hemos leído los dos.

Argumento de La dama del lago

La dama del lago nos sitúa en un primer momento en un tiempo futuro. Allí, Cordwiramurs, una joven capaz de revisitar la historia a través de sus sueños, es elegida para ir a asistir a la famosa Nimue en su torre. El viaje no es cómodo, el pescador que la lleva es lento y huraño y Cordwiramurs no deja de plantearse si realmente merece la pena esa beca. Pero al llegar, descubre que Nimue está intentando descubrir la verdadera historia detrás del mito de Cirilla de Cintra y de Geralt de Rivia a través de cuadros, papeles, informes, libretas y otra serie de ítems que ha conseguido ir recopilando.

A través de sus ojos asistiremos a la vida de Geralt de Rivia en Toussaint, donde espera a que Milva se recupere de sus heridas. Milva, también conocida como María, había sido herida en el anterior libro, La Torre de la Golondrina. Al mismo tiempo, mientras Geralt vuelve a trabajar como brujo, Jaskier se une a Annarieta, la aristócrata del lugar, y ambos se enamoran el uno del otro. Pero Cahir, Regis, Milva y hasta Angolume, la comitiva que acompaña a Geralt, están deseando marcharse de la ciudad y miran de malas formas a la hechicera con la que Geralt ha empezado una relación amorosa: Fringilla Vigo.

Mientras tanto Ciri, convertida en la señora del tiempo y del espacio, ha llegado a otro mundo conquistado por los Aed Seithe, una raza de elfos que se creen superiores. Ellos tienen un plan para Ciri, y no van a permitir que esta se marche antes de conocer a su gobernante y entregarles su primogénito varón.

Una trama que pivota sobre la guerra del norte contra Nilfgaard, la lucha de Cirilla por encontrar la libertad y la de Geralt por cumplir su destino.

Análisis de la dama del lago.

En este último volumen Sapkowski se consolida como uno de los padres de la fantasía contemporánea. La dama del lago nos sitúa de nuevo en un contexto desolado por la guerra, arrasado por el egoísmo del norte, las facciones divididas entre elfos y humanos y, cómo no, la destrucción imparable que representa Nilfgaard. En este contexto, Geralt por fin se recupera de sus heridas y de sus lamentos y empuña de nuevo la espada contra los monstruos, recuperando de esta forma parte del orgullo perdido y que llevaba arrastrando desde Bautismo de fuego. 

Sapkowski de nuevo nos agasaja con personajes secundarios con un carisma realmente arrollador y recupera a otros que habían probado ser aterradores en los anteriores volúmenes: Bonhart, sin ir más lejos, es la personificación del terror de Ciri y su capacidad con la espada hace que lleguemos a temer por la vida de los protagonistas cada vez que se aproxima un conflicto. Otra vez Sapkowski demuestra ser capaz de desarrollar y describir espacios y escenarios de enorme calidad. Mientras Ciri salta de un universo a otro, Andrzej nos muestra con un par de líneas de descripción qué clase de mundo es el que ha recibido a Ciri sin necesidad de subterfugios.

Su capacidad para crear cliffhangers y momentos de gran tensión que pongan en vilo a los autores es otra de las partes que más hemos disfrutado del libro. Sin dar spoilers, La dama del lago hace que temas por la vida de los protagonistas sin demasiada dificultad. Los enfrentamientos y los combates, como siempre, se describen de forma dinámica, fuerte y poderosa, manteniendo un ritmo inigualable que te permite recrear toda la escena en tu cabeza y dar pequeños saltos en el sofá.

No podemos dejar el análisis sin comentar tampoco lo maravillosamente bien que queda reflejada la guerra en La dama del lago. En Bautismo de Fuego pudimos ver la destrucción en los civiles y los campesinos que causaba la guerra; en La torre de la Golondrina comprendimos la trascendencia política que tenían las decisiones de las hechiceras de la logia y de los reyes y cómo afectaban estas a las fronteras, pero es en La dama del lago cuando vemos la verdadera cara de una cruenta batalla desde el punto de vista de los médicos y curanderos, que se afanan a amputarle la pierna a un soldado de 22 años que prefiere la muerte a quedarse cojo. Es en esta obra en la que vemos cómo la ansiada paz no trae más que muerte, pobreza y destrucción a muchos inocentes: desde los campesinos que, movidos por las ofertas del imperio, habían empezado a repoblar los territorios quemados hasta los scoiattel que entregan a la muerte como “ofrenda para la paz” por crímenes de guerra a pesar de que luchaban bajo las órdenes del emperador Emhyr.

Y en medio de esta turbulencia política nos encontramos las figuras de Ciri, Yennefer y Geralt que se han visto envueltos en una trama política de índole descomunal que jamás habían pedido y que contemplan, agotados y rendidos, cómo el caos domina cada aspecto de sus vidas.

A pesar de la riqueza de La Dama del lago y de su extensión, el final (sin entrar en detalles) es muy acelerado y deja abiertas las puertas de la trama del Apocalipsis, la Persecución Salvaje y el hijo prometido de Ciri que Sapkowski lleva anticipando desde Bautismo de FuegoAdemás, varios detalles argumentales del último capítulo se contradicen terriblemente, pero no podemos hablar de ello sin entrar en spoilers… Así que bajo tu propia cuenta y riesgo, sigue leyendo.

Nuestra opinión y todo lo que no funciona del final de La Dama del Lago

Lamentablemente, el libro, aunque es una obra maravillosa de fantasía, comete terribles errores al final que dejan un mal sabor de boca frente a la saga. Yennefer y Ciri se marchan a ver a la Logia la cual permite a duras penas que Ciri vaya a despedirse de Geralt. Mientras tanto, Geralt en Rivia ve cómo los humanos empiezan un pogromo o revuelta y se lanzan al ataque y asesinato de los elfos y los enanos, incluyendo en su odio a los brujos y las hechiceras. Es en ese momento en el que un campesino asesina a Geralt clavándole una horquilla en el estómago. Yennefer y Ciri llegan demasiado tarde. Yennefer se suicida empleando toda su energía vital en intentar salvar a Geralt. Ciri, empleando el poder Iharraquax decide llevar a Geralt y a Yenenfer a una isla que no es más que la isla de la vida propia de la mitología griega.

Sin embargo, toda la trama de los libros que lleva predeciéndose desde Bautismo de Fuego y exactamente la razón por la que la Logia, los Aed Seithe y todos los políticos quieren a Ciri queda sin resolver: desde la Persecución Salvaje al terrible apocalipsis que solo el hijo de Ciri puede detener y que simple y llanamente, Sapkowski pasa por encima al final de su obra. ¿Significa eso que ha condenado al mundo de Geralt y Yennefer a la muerte en una terrible era glacial tal y como estaba profetizado? ¿O es que Ciri en algún momento de su vida conseguirá volver a su mundo y tendrá allí al hijo de la sangre antigua de los elfos tantas veces profetizado?

Por otro lado tenemos el hecho de los poderes de las hechiceras: ¿por qué Yennefer y Ciri no se teletransportan desde el centro de la Logia a Rivia y sin embargo deciden ir a caballo? Y además, si Ciri es la señora del tiempo y del espacio ¿por qué no vuelve atrás y consigue salvar a Geralt? Independientemente del hecho de que ella insista en que ha abandonado sus poderes en el desierto, es cierto que sigue pudiendo viajar en el tiempo y en el espacio.

Por último, resulta increíble que a Geralt pueda vencerlo un simple campesino empleando una horquilla. Le hemos visto luchar contra enemigos imposibles, ser derrotado por Vilgefortz, ser atravesado por unas garras inmensas que le destrozan el pecho, y aún así un simple campesino es capaz de vencerle. Dejando de lado el hecho de que la capacidad regeneradora de Geralt debería haberle mantenido con vida, resulta increíble que ni Triss Merigold ni Yennefer fueran capaces de cerrar esas heridas. Si lo hubieran decapitado, entonces, sería otra cosa…

Independientemente del final: nuestra opinión de La Dama del lago

La dama del lago es simplemente maravilloso. Tiene un principio complicado que se le hace a cualquiera cuesta arriba: buscando seguir con las aventuras de Geralt y de Ciri nos encontramos de pronto con la trama de Cordwiramurs y Nimue en un intento de relacionar diferentes tiempos y espacios con la trama principal tal y como suele hacer Sapkowski. Sin embargo, no cuenta con los caóticos saltos que aquejaban La torre de la golondrina.

El contexto de la guerra, tal y como os hemos dicho anteriormente, está perfectamente descrito. Nos impactó sobre todo cómo consigue que nos sintamos indignados por la justicia del emperador al entregar a los s’coiattel a los norteños para que los juzguen a pesar de que luchaban con el bando ganador. La guerra se muestra cruentamente descrita, caótica, sucia y sin sentido, de una forma tan impactante y reveladora que la sientes en tus propios brazos.

Muchos tildan esta novela de una suma decepción, pero no estamos de acuerdo. La dama del lago es muy completa, un final quizás poco ortodoxo pero sublime de la saga. Toca la cúspide de las virtudes del autor describiéndonos las batallas, haciéndonos saltar en el sitio y reservándose un par de sorpresas para el final que nos harán saltar de la silla. 

Personalmente nos despedimos de esta increíble saga con lágrimas en los ojos. Ha sido un viaje magnífico a vuestro lado, maese Sapkowski y hemos disfrutado mucho con lo que teníais que contarnos. Así que como dirían los Aed Seithe, Va Fail, Andzrej… Va fail.

Conclusiones sobre La Dama del Lago

La dama del lago completa la saga del brujo antes de la precuela Estación de tormentas. En este volumen Sapkowski se alza como uno de los maestros de la fantasía épica, reservándose un par de sorpresas para el final y cerrando de una vez por todas la trama de los personajes. Su final es poco ortodoxo y falla en ciertos puntos… pero a estas alturas, y con todo lo que nos ha entregado el libro, merece igualmente la pena.

Podéis ver si lo preferís nuestro análisis en vídeo 

Like Love Haha Wow Sad Angry
Like
Comprar libro > Amazon

Yo, Shepard. El universo de Mass Effect, análisis

22 agosto, 2017

Sayonara Sorcier, la historia de los hermanos Van Gogh

22 agosto, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *