Análisis de Anatomía artística de Michel Lauricella, ayuda ideal para dibujantes
Análisis de Anatomía artística de Michel Lauricella, ayuda ideal para dibujantes

Análisis de Anatomía artística de Michel Lauricella, ayuda ideal para dibujantes

Año de publicación: 2014
Número de páginas: 320
9

En Momoko no sólo nos apasionan las novelas, los videojuegos, las películas o las series. No. ¡También somos unas enamoradas del arte! Y, como tal, ya era hora de que nos lanzásemos a la aventura de reseñar un libro de ayuda para dibujantes. Anatomía artística de Michel Lauricella es la guía perfecta para comprender el comportamiento de la anatomía humana y ser capaces de representarla sobre papel sin limitaciones.

Hoy en Momoko os traemos un libro especialmente útil para los que os apasiona el dibujo y el arte en general: Anatomía artística de Michel Lauricella. Con este libro los dibujantes y artistas conseguiréis mejorar vuestras nociones sobre anatomía, así como comprender de una forma más profunda la forma en que se comportan los músculos y las articulaciones humanas. ¡Vamos con el análisis!

Sobre de Anatomía artística de Michel Lauricella

Anatomía artística es mucho más que un libro de bocetos anatómicos; es mucho más que un libro de nociones técnicas acerca de tendones, articulaciones, músculos y proporciones. Este libro es una combinación perfecta de consideraciones técnicas desde una perspectiva artística, que nos ayuda a mejorar la calidad de nuestros dibujos exponencialmente.

Para poder representar una idea empleando la figura humana como vía, es necesario tener una base muy amplia de conocimientos en el campo de la morfología y estructura del cuerpo humano. A través de la técnica del écorché, entre muchas otras, Anatomía artística de Michel Lauricella nos brinda las pautas para imprimir un mayor realismo a nuestros dibujos.

El libro cuenta con más de 1000 bocetos, realizados por el propio autor, en los que se exploran las formas humanas desde diferentes posturas y perspectivas. Estas representaciones son de mucha ayuda para comprender los volúmenes del cuerpo humano, y ser capaces de plasmarlo proporcionado y con coherencia en cualquier pose.

Este minucioso estudio de la anatomía humana se divide en varios capítulos: cabeza y cuello, torso, hombros, extremidades superiores, extremidades inferiores y cuerpo entero. Además el libro cuenta con una introducción en la que se proporcionan nociones básicas para la correcta representación del cuerpo humano.

Sobre Michel Lauricella, el autor de Anatomía artística

Michel Lauricella es el autor de esta impresionante guía para artistas. Lauricella es un artista multidisciplinar -escultor, diseñador y dibujante- nacido en el año 1968 que vive actualmente en Francia. Michel Lauricella se formó académicamente en la Escuela Nacional Superior de Bellas Artes de París (École nationale supérieure des beaux-arts de Paris).

En la actualidad sigue impartiendo sus conocimientos en el campo de la morfología, como en los últimos veinte años. Ha trabajado en la Escuela Emile Cohl, en Lyon, entre otros talleres de Bellas Artes, también en la ciudad de París. En la actualidad es profesor del Lisaa de París, además de impartir clase en Fabricca 114, también en la capital gala.

Análisis de Anatomía artística de Michel Lauricella

Como ya hemos comentado, en Momoko nos encanta el arte, y éste no es el primer libro que analizamos de este género. Sin embargo, se trata de la primera obra orientada a la formación artística que os compartimos. Ya os adelantamos que nos ha encantado y que en él encontraréis mucha información valiosa para pulir vuestra técnica de dibujo anatómico.

Lo primero que nos llama la atención al ver el libro es la portada, que es como un anticipo de lo que encontraremos en el interior del mismo. Anatomía artística de Michel Lauricella destaca como uno de los mejores libros para artistas en el campo de la anatomía. A veces es difícil encontrar un libro que cumpla nuestras expectativas en tema de arte: muchos son excesivamente básicos, la calidad de las obras que nos presentan deja mucho que desear o no nos aporta la base técnica necesaria. Ningunos de estos problemas lo encontramos en Anatomía artística, donde la idea está bien estructurada y la información es comprensible y útil.

La opción de Anatomía artística consiste, por lo tanto, en no conservar de la anatomía más que los elementos que determinan las formas (simplificando y aglomerando a voluntad ciertos grupos musculares) y en hacer que los contornos de vuestro dibujo coincidan con el elemento anatómico que predomina bajo la piel.

Llama la atención la calidad de los bocetos del autor del libro, Michel Lauricella. Mediante unos trazos a lápiz algo toscos y apurados -pero cargados de inteligencia- obtenemos una serie de dibujos en poses muy rebuscadas y con una precisión única. La destreza que muestra Lauricella en el libro, consiguiendo un nivel de detalle impresionante a través de trazos rápidos, son una buena muestra de su habilidad como artista.

Nos ha gustado especialmente el hecho de que la información esté estructurada por partes del cuerpo. De esta forma, todo el conjunto del libro es mucho más ordenado y comprensible. Además de esto, la introducción es de muchísima utilidad. No conocíamos el nombre de la técnica écorché, que se analiza al principio del libro y, junto con otras consideraciones básicas, nos aporta una base técnica muy interesante y completa.

Los dibujos de Anatomía artística de Michel Lauricella son muy expresivos. A pesar de que la mayor parte de ellos muestran los músculos y huesos de las figuras humanas, las poses en que se nos presentan le aportan intención a los modelos. Hay cientos de opciones de posturas y perspectivas que pueden resultarnos especialmente útiles para nuestros propios dibujos. Con tanta variación de poses conseguimos comprender cómo funcionan -cómo se doblan, articulan, torsionan, y cuál es el espacio que ocupan en cada momento- las distintas partes del cuerpo humano según su posición.

Nos pareció muy interesante también la inclusión de los apéndices en el interior de las solapas del libro. De esta forma, podemos comprobar cuál es el nombre de cada uno de los huesos y músculos que aparecen en la mayoría de los bocetos. Mediante la numeración de éstos en los propios dibujos, y observando las tablas, podemos saber el nombre de cualquiera de ellos y su función en esa situación específica.

A mayores de la introducción teórica y de los apéndices, se incluyen aclaraciones y explicaciones que acompañan a los propios dibujos de Anatomía artística de Michel Lauricella. Estos textos son la combinación ideal entre la información técnica y las nociones plásticas de la anatomía.

Por otro lado, la edición del libro es buenísima. La tapa blanda permite que doblemos el volumen sin miedo y sin que éste pierda calidad en absoluto. Podemos llevarlo a cualquier parte e incluso probar a reproducir alguno de los bocetos en una hoja de papel aparte, para probar que mejoramos nuestra técnica.

A título personal, nos sirvió de mucha ayuda la parte en la que se explora la morfología de las manos. Éste es uno de los talones de Aquiles de la mayor parte de dibujantes. Con este libro es sencillo observar cómo funcionan las articulaciones de la mano y los volúmenes de los dedos en diferentes posiciones. Es un punto muy positivo, y a tener en cuenta a la hora de comprar un libro. No hay una sola parte del cuerpo que no se analice y todo está perfectamente organizado.

Además, otro tema muy interesante, es el análisis de cómo representar anatómicamente las diferencias dependiendo del sexo. El análisis de la cadera femenina y masculina desde distintos puntos se nos explica mediante los huesos y músculos de los modelos, consiguiendo así asentar mejor los conocimientos para dibujar.

La atención que se dedica a la representación anatómica del cuerpo humano sin piel, pensada en un primer momento como simples estudios, confiere a esta disciplina una existencia propia y hace de ella un tema en sí, un género como lo puedan ser el desnudo o el paisaje.

El libro, aparte, nos anima desde un principio a explorar la técnica de écorché, de la que ya hemos hablado antes y a la que se hace mención en la introducción de Anatomía anatómica de Michel Lauricella. Precisamente, es esta técnica la que emplea el propio autor para la gran mayoría de sus bocetos: define el volumen del modelo y resalta los huesos y músculos del mismo, separando las partes duras de las blandas. Esta técnica es especialmente buena a la hora de analizar el comportamiento del cuerpo humano, y de comprender el volumen que ocupa en el espacio.

Muy bien estructurado y con explicaciones extensas y comprensibles. Observamos que está especialmente orientado, como su título indica, a artistas -es habitual que se tienda más a la pura anatomía y a la medicina-, sobre todo a aquellos que tengan carencias en cuanto al conocimiento del cuerpo humano.

Conclusión de Anatomía artística de Michel Lauricella

Sin duda alguna, y como ya habéis leído a lo largo de todo el análisis, tenemos ante nosotros a uno de los mejores libros de anatomía para artistas que nos hemos encontrado en Momoko.

En el equipo de redacción, somos varios los que dibujamos y sentimos una inclinación especial por el mundo del arte. Por esto mismo, le damos mucha importancia a que los libros orientados a la formación plástica sean realmente de utilidad. Muchas veces hemos acudido a bibliotecas o incluso hemos comprado ejemplares que realmente no suponen una mejora real, no encontramos en ellos un orden o unas pautas claras. Pero en este caso nos ha sorprendido lo bien estructurado que está el libro, así como la cantidad de bocetos que lo componen.

Os resumimos los puntos fuertes por los que creemos que Anatomía artística de Michel Lauricella es un título indispensable para dibujantes:

  • Infinidad de perspectivas y ángulos de representación de la figura humana. Uno de los mayores problemas que existen a la hora de plasmar la anatomía sobre papel es, precisamente, la tendencia a crear figuras estáticas o a limitar las poses a las básicas: frontal y perfil. Esta cantidad de variaciones de los volúmenes nos ayuda a entrenar la visión espacial.
  • Nociones técnicas orientadas al mundo del arte. No sucede en este caso como en muchos otros libros, en los que parece que el público objetivo son más estudiantes de medicina que artistas. En Anatomía artística, a pesar de que se nos dan claves acerca del comportamiento de órganos, tejidos y huesos, todo queda supeditado a la representación gráfica de los mismos.
  • Anexos en las solapas que son de mucha ayuda y que nos amplían la información de bocetos y consideraciones.

En resumidas cuentas, nos ha encantado. Sentimos que es difícil encontrar libros que sean realmente buenos y que sirvan de ayuda a los artistas, y que no superen los 40€ o incluso los 50€. En este caso la edición es magnífica, un formato perfecto para llevar a todas partes y para hacer una consulta rápida en cualquier momento. Además, la relación calidad precio es impresionante, el formato y el contenido son de muchísima calidad, pero el precio no es desorbitado.

Es imposible no quedarse embobado mirando las páginas de Anatomía artística de Michel Lauricella. Esperamos que si os animáis y os hacéis con el libro nos comentéis qué os parece. Y, sobre todo, ¡no os olvidéis de compartir las obras de arte que hagáis con lo aprendido! 😉

Like Love Haha Wow Sad Angry
Like

El monje que vendió su Ferrari, crítica

26 Agosto, 2016

Tres días y una vida, de Pierre Lemaitre, sale a la venta

26 Agosto, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *