5 Novelas Distópicas que vale la pena leer

Cientos de veranos han pasado desde que en 1605 Joseph Hall con su distopía satírica “Mundus alter et ídem” se mofase de los mundos utópicos, desde entonces (y quizás antes también) han surgido una infinidad de obras que profundizan más o menos en los ambiguos conceptos de la distopía. Controversiales y siempre presentes a través de las épocas por el contenido en sus páginas: política, libertades, derechos, economía. Y por su llamado a la reflexión, a meditar sobre quiénes somos y qué es lo que en realidad nos rodea.

Como he dicho, muchos autores lo han tomado desde distintos puntos de vista, incluso en los últimos tiempo ha surgido una nueva rama casi opuesta a la idea clásica. Pero no hablaré sobre estoy hoy, ni tampoco sobre las tres más grandes e indiscutibles obras del género, sino sobre sus hermanos menores (y en algunos casos mayores), esos libros huérfanos que esperan a que alguien los coja entre sus manos, todos con un enfoque único y mensaje claro que perdurará en las mentes de unos pocos, pero lo hará.

 

Nosotros – Yevgueni Zamiatin

Autor: Yevgueni Zamiatin
Año de publicación: 1920
Mucho antes de que lo hicieran Huxley y Orwell, Yevgueni Zamiatin logró componer en 1920 esta obra de arte, juntando una extraña poesía de precisión matemática, que cargada de ironía, sigue advirtiéndonos, hoy más que nunca, de que nunca estaremos a salvo de la vocación totalitaria.
Surgió de sus propias vivencias en la Rusia de la Revolución, donde el mismo autor como muchos otros intelectuales rusos del siglo XIX, fue encarcelado primero por el régimen zarista y después por los bolcheviques. Y pese a todo marcó el inicio y puso precedentes para todo un género y una época.
“En la ciudad de cristal y acero del Estado Único, separada por un muro del mundo salvaje, la vida transcurre sometida a la inflexible autoridad del Bienhechor: los hombres-número trabajan con horarios fijos, siempre a la vista de todos, sin vida privada: el «yo» ha dejado lugar al «nosotros». El narrador de este diario íntimo, D-503, es el constructor de una nave interestelar que deberá llevar al universo «el bienaventurado yugo de la razón». Pero se enamora: el amor equivale a la rebelión, y el instinto sexual al deseo de libertad. Aunque, tras extirparle a D-503 el «ganglio craniano de la fantasía», el Estado sedentario, entrópico, salga victorioso de la conspiración, allende sus muros siguen los hombres nómadas, llenos de energía, que generarán nuevos insurrectos: no existe, ni jamás existirá, la última revolución.”

snow crash

Snow Crash – Neal Stephenson

Año de publicación: 1992
La novela de cyberpunk más vendida de los años noventa y un referente de la ciencia ficción para las décadas posteriores. Aunque en apariencia la historia sea sencilla, se complica lo suficiente para que ningún productor cinematográfico se haya atrevido a hacer alguna superproducción.
“En el mundo real, Hiro Protagonista trabaja de repartidor para Pizzas Cosa Nostra Inc., pero en el Metaverso es un príncipe guerrero. Y en el Metaverso se enfrenta con algo aún más terrible que la posibilidad de llegar tarde a una entrega: el enigma de un virus que amenaza con provocar el infocalipsis.”
Aunque los conceptos que en su día resultaron novedosos ahora ya han sido más que explotados hasta el cansancio la novela no deja de ser infinitamente divertida y trepidante con el ritmo dividido entre el real y el del Metaverso. Plagada elementos referenciales y paródicos a su género, llena humor, acción, y filosofía, así como conceptos matemáticos y científicos, es sin duda alguna una obra más que completa que se mantiene fuerte y sin fisuras 20 años después.

 

La Carretera – Cormac McCarthy

Año de publicación: 2007

“La carretera, novela galardonada con el premio Pulitzer 2007 y best seller literario del año en Estados Unidos, transcurre en la inmensidad del territorio norteamericano, un paisaje literalmente quemado por lo que parece haber sido un reciente holocausto nuclear. Un padre trata de salvar a su hijo emprendiendo un viaje con él. Rodeados de un paisaje baldío, amenazados por bandas de caníbales, empujando un carrito de la compra donde guardan sus escasas pertenencias, recorren los lugares donde el padre pasó una infancia recordada a veces en forma de breves bocetos del paraíso perdido, y avanzan hacia el sur, hacia el mar, huyendo de un frío “capaz de romper las rocas”.”
Posiblemente la “Magnum opus” de McCarthy. Única, gris. Llena de dolor y muerte, de soledad y desesperación. El mundo se ha convertido en cementerio lleno de polvo y cenizas. El cielo ha sucumbido a la oscuridad y ha dejado de aliarse con el sol. Ahora sólo queda frio, un frio penetrante hasta los tuétanos, y una carretera, símbolo de esperanza.

Dura, escueta y profundamente desgarradora, una obra en la que un padre intenta sobrevivir con su hijo, porque sólo eso pueden hacer. Sobrevivir al mundo y a ellos mismos, al cansancio, a la suciedad y al miedo. Sin duda es un libro que llega a lo más profundo del alma y nos vislumbra sin tapujos ni concesiones lo que podría ser nuestro futuro más oscuro y próximo.

 

 

 

La larga Marcha – Richard Bachman/Stephen King

Año de publicación: 1979

Bajo el seudónimo de Richard Bachman, Stephen King publicó allá por 1979 la que fue la primera novela que escribió, ocho años antes de Carrie fuera publicada, notable entre todas sus demás obras por no contar con elementos paranormales (al igual que El fugitivo, con quien comparte temática), cargada de tensión, filosofía e ironía, es según muchos una de las mejores obras del escritor de terror.
“Una inquietante novela futurista donde la realidad supera a la fantasía más terrorífica. El escenario: una sociedad ultraconservadora que ha llevado al paroxismo sus rasgos más perversos, dominada por un estado policial. El acontecimiento: la más extraordinaria competición deportiva, una agotadora marcha a pie donde un resbalón puede ser el último. Los competidores: cien adolescentes elegidos por sorteo y decididos a pasar sobre los cadáveres de sus compañeros para llegar a la meta. El premio: fama y fortuna para el ganador, es decir, para el único superviviente… Solo uno será el triunfador. Los 99 restantes morirán.”

 

 

 

leyes de mercadoLeyes de Mercado – Richard Morgan

Año de publicación: 2004

Una novela ágil y sin concesiones que nos presenta un mundo quizás demasiado parecido al nuestro, en donde el capitalismo ha invadido cada rincón visible. Y en medio de todo Richard Morgan nos presenta a un personaje que está convencido de que sólo se puede atacar el sistema desde dentro, aferrándose con furia y desesperación a lo que queda de sus principios cuando se enfrenta a los mecanismos de perpetuación del poder, cuando el mundo parece ser sólo una sucesión de atrocidades, cada una peor que la anterior.

Sin caer en clichés o predica en pro o en contra del “imperialismo”. Y con una alta dosis de violencia explícita, palabras altisonantes y sexo casi pornográfico, Morgan nos muestra un mundo salvaje dominado por el dinero. Con una clara, severa y hasta en algunos casos graciosas critica a la sociedad de consumo, a la forma de pensar basada en resultados sin importar el método y a la racionalización de la segregación basada en el estatus social.

“Chris Faulkner es un joven y prometedor ejecutivo que se ha labrado la reputación trabajando en Mercados Emergentes y ha llamado la atención de los cazatalentos de Shorn Associates, que lo contratan en su división estrella: Inversión en Conflictos. Y en el nuevo puesto, las directrices son inequívocas: “En todo el mundo, hombres y mujeres siguen encontrando causas por las que matar y morir. ¿Quiénes somos nosotros para discutírselo? Decidir si es correcto o incorrecto no es nuestro cometido. En Inversión en Conflictos de Shorn Associates sólo nos hacemos dos preguntas: ¿Ganarán? Y en tal caso, ¿pagarán? No juzgamos; no moralizamos; no malgastamos. Nosotros calculamos, invertimos. Y prosperamos. En un futuro no muy lejano, sólo los que son capaces de llegar al trabajo con sangre en las ruedas tienen opciones de formar parte de la nueva clase dirigente, y para los nuevos ejecutivos no hay límites: los vencedores redefinen las reglas a su paso.”

 

Gracias a Christopher Chirinos por esta increíble colaboración del blog 🙂

Like Love Haha Wow Sad Angry
Like

Análisis de El arte de encontrarse por casualidad, de Marina Díaz Carmona

4 septiembre, 2017

El peso específico del amor, reseña de una novela que no es lo que tú crees

4 septiembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *